Análisis: Alan Wake «La señal»

Mucho hemos esperado los usuarios de esta obra de Remedy. Una espera larga y llena de lagunas que los que disfrutamos el juego estabamos deseosos de resolver con este capítulo llamado «La señal». Un capítulo gratuito para todos los que adquirieron el juego de forma original, incluyendo dentro del mismo un codigo de descarga, para los que no lo hicieron de ese modo, el capítulo cuesta 560 Microsoft Points en el Bazar de Xbox Live.

Una vez más nos disponemos a entrar de lleno en ese pueblecito que   tan mal nos lo hizo pasar una vez, pero esta vez algo cambiado. Si, es extraño, pero Bright Falls vuelve mas dura y tenebrosa que nunca. El capítulo nos lleva justo despues de terminar la historia principal, la cuál nos dejó con un sabor de boca un tanto extraño. Ya nada más comenzar el capítulo nos damos cuenta de lo «cambiada» que está Bright Falls. Es un pueblo adaptado a la «mentalidad» del escritor, algo que es realmente duro debido a que Alan no pasa por un buen momento mental, y la nueva Bright Falls es completamente una odisea.

Alan Wake tendrá que luchar contra sus propias pesadillas, siendo en este capítulo algo realmente complicado, y con muchisimos momentos de tensión. Quizás ese es uno de los puntos negativos de este contenido, que está demasiado «cargado» de poseídos, te sientes constantemente persegido en cualquier zona, cosa que en el juego original tenías algun respiro. El capítulo es una constante lucha contra uno mismo, en el cual nos daremos cuenta a través de unos televisores que están repartidos por el camino, y son imposible perdérselos ya que son parte de la historia, por lo cual no desvelaremos nada en este análisis.

Otra de las cosas que podemos considerar un punto negativo es el abuso de las palabras iluminadas, las cuales se alumbraban con la luz de la linterna y aparecían. En este capítulo todo se basa en ello, iluminar palabras para conseguir cosas o ir con cuidado para no iluminar otras con cierto peligro para nuestra integridad.

Con respecto al apartado técnico, el juego no sufre ningún tipo de cambio, y sigue teniendo la misma cara que el original. La jugabilidad sigue intacta, y el sonido está al mismo nivel que el original, poniendonos de los nervios a cada paso que demos por los densos bosques de Bright Falls.

El Capítulo tiene una duración aproximada de 1 hora, pudiendo cambiar algo dependiendo de distintos factores como sean la habilidad del jugador, el nivel de dificultad seleccionado, el nivel de exploración llevado a cabo… y hablando sobre exploración, decir que se han cambiado los objetos de la búsqueda, ahora las hojas de la novela hacen un papel meramente testimonial, dando paso a unos carteles como el que portaba nuestro amigo Barry en la aventura original, pero esta véz no serán de Alan Wake, representaran a distintos personajes ya conocidos y nos contarán algo sobre su historia.

Sobre el final no vamos a comentar nada como es lógico, pero podemos decir que Remedy sabe como dejar a sus seguidores con ganas de más. Un capítulo a la altura de los acontecidos en la aventura principal.

“Disponible en: Xbox 360 y PC” “Analizada la versión: Xbox 360”

Facebooktwitter
One comment to “Análisis: Alan Wake «La señal»”
  1. Pingback: Alan Wake, "El Escritor"... último capítulo | Generacion Pixel

Comments are closed.