Análisis: TRACKMANIA

Arranca motores, acelera y no mires atrás, porque lo único que tendrás que mirar es el cronometro. A groso modo esta es la base jugable del juego que nos traemos entre manos, el increíble y adictivo, Trackmania para la consola de sobremesa de Nintendo, Wii.

Trackmania Wii, es el retorno de la franquicia que allá por el año 2004 apareció en Pc, y que hizo las delicias de aquellos que buscaban simplemente divertirse al volante de un coche, sin tener que realizar una frenada perfecta o sin que tengas que echar cuenta a la mecánica de él.

Un juego que basa su estilo de juego en las fases contrarreloj, en la que nuestra única misión es ser el corredor que haga el mejor tiempo en la línea de meta, pero bueno, no os cuento nada más y velozmente paso al análisis, para que leáis las excelencias jugables que posee este nuevo Trackmania.

Jugabilidad

Si hay algo que principalmente caracteriza a Trackmamia nos es otra cosa que su magnífica jugabilidad, y si a parte de ello le unimos una adicción increíble y su gran variedad de opciones y modos de juegos, nos encontramos ante un juego prácticamente redondo respecto a su entretenimiento.

El juego lo podemos dividir en dos modos principales de juego. El de un jugador en solitario o el multijugador.

Comenzaremos hablando  el de un solo jugador. Nada más elegir esta opción observaremos que se nos proponen varios tipos de juego, de los cuales los más importantes son los siguientes:

El modo carrera, este es el modo principal de Trackmania, y el que ha hecho grande este juego después de su anterior edición. Su principal misión es la de realizar en unos pequeños circuitos, el mejor tiempo posible, para así poder conseguir las diferentes medallas (bronce, plata, oro) con las que se premia en este juego.

Se comenzará teniendo desbloqueado los modos más fáciles de los seis tipos de entornos que forman el juego, los cuales a su vez poseen diferentes tipos de vehículos adaptados a su estructura, algunos son más rápidos, otros más técnicos, algunos tienen más curveo, otros más rectas, y un largo etcétera de posibilidades, ya que si por algo destaca Trackmania es por esta ingente cantidad de circuitos. Los entornos principales son los siguientes; Stadium, Island, Desert, Snow, Rally y Coast; los cuales a medida que vamos superándolos se irán desbloqueando más circuitos de los diferentes entornos con una dificultad mayor. En total de más de 200 circuitos… Increible¡¡¡

Verdaderamente este es modo más adictivo que tiene el juego, y sinceramente es un autentico enganche, ya que la obsesión por mejorar aún que sea en una centésima de segundo tu marca anterior, te obceca a repetir y repetir los circuitos… ayyy, es que conseguir la medalla de oro algunas veces se hace un trabajo muy duro.

El siguiente modo de juego, sería el modo puzle, el cual de comienzo viene bloqueado lo que hace que tengamos que irnos a crear un circuito y guardarlo para que este se desbloquee, ya que este es el requisito que nos pide.

En este modo de juego deberemos completar circuitos del mismo modo anterior pero esta vez con unos bloques que con el que deberemos completar un circuito, y siempre todo en el menor tiempo posible.

Y como último modo de juego, pero igual de adictivo que los anteriores, nos encontramos con el modo plataforma, el cual ha de ser desbloqueado al igual que el modo puzle, pero esta vez es necesario correr aunque sea una vez en cada uno de los entornos para que este esté activo. En este modo los circuitos están llenos de plataformas, obstáculos y de trampas en forma de grandes huecos en medio de la carreteras, y ya no solo será importante el tiempo, si no también será importante usar el menor número de intentos para superarlo. Un modo de juego que en algunas ocasiones te puede sacar de tus casillas, sobre todo porque su complejidad, entre la velocidad y los obstáculos se vuelve una autentica locura.

A parte de estos dos grandes modos de juegos, existen un modo carrera rápida en el cual podremos correr los circuitos desbloqueados cuando se nos antoje, y el modo mis circuitos, en el que podremos correr en los circuitos editados tanto por ti como por otros usuarios.

En definitiva una increíble cantidad de modos que te harán pasar horas y horas de diversión, de pique contigo mismo y contra el cronómetro… en esto Trackmania se lleva la palma.

Pero si hay algo en que todos los amantes de esta franquicia adoran, y es por lo que se hizo grande este juego, es su magistral editor de circuitos, una autentica pasada. Cientos de bloques, objetos, etc, con los que podrás hacer todo tipo de virguerías y darle rienda suelta a tu imaginación, para posteriormente ser jugado y compartido con tus amigos y por internet. Un editor muy sencillo y muy intuitivo, y el cual hacen que las horas de juego sean aún más de las muchas que ya son.

Y por último, no se nos puede pasar hablar de su modo multijugador, el cual se puede realizar de modo local en pantalla dividida, o en el modo asiento caliente, donde nos pasaremos el mando entre los jugadores para ver quien resiste más. Y como no en modo online, mediante la conexión wi-fi de Nintendo, la cual hay que reconocer que no va todo lo fina posible, ya que le cuesta trabajo encontrar carreras, esperemos que con el tiempo se subsane este problema.

En cuanto a la dificultad de todos los modos, está perfectamente ajustada, y su línea de aprendizaje está perfectamente adaptada para todo tipo de jugadores, y si a esto le unimos un control exquisito de todos los vehículos nos encontramos que es un juego que cualquier tipo de jugador puede disfrutar con él.

En conclusión, su apartado jugable es el punto fuerte de este juego, cientos de horas de diversión, cientos de circuitos, un editor increíble, una buena cantidad de modos de juegos , un buen multijugador, y un control muy fácil e intuitivo el cual se controla con la sencillez de un cruceta o cogiendo como un volante el Wii-mote. Todo se podría definir así: Trackmania=Jugabilidad

Apartado Técnico

Dentro de sus apartado técnico podemos quizás encontrar el punto más negro del juego, ya que gráficamente aunque es muy colorista y el modelado tanto de los vehículos como de los escenarios son correcto, su baja resolución y uno horribles dientes de sierra en el escenario hace que en ciertos momentos la vista se nos nuble.

Es de entender que la consola de Nintendo no es todo lo potente que pueda ser otras, pero un mejor tratado gráfico del juego no hubiese venido mal ya que en ciertos momentos la baja resolución que posee hace que perdamos de vista hasta al propio circuito, ya que no sabemos hacia dónde dirigirnos.

Su colorido en todo momento es muy intenso, dando un toque caricaturesco al escenario, al igual que pasa con los vehículos, que eso sí se mueven con una suavidad exquisita y sin la más mínima ralentización, lo cual los hace muy manejable.

[flagallery gid=96 name=»trackmania analisis»]

En definitiva, en cuanto a su apartado gráfico hay que dar un pequeño tirón de orejas a los desarrolladores, ya que con un poco más de dedicación podrían haber hecho algo visualmente bueno, ya que de este tipo de juego uno de lo que menos se fija es del apartado gráfico, pero es que este salta a la vista.

Respecto  a su música simplemente hace su labor de acompañar, incluso llega a pasar casi desapercibida, con un estilo muy tecno, solo para amantes de ese tipo de música altamente machacona, pero bueno su función hace y lo hace correctamente.

Respecto a sus efectos de sonido, poca cosa cabe destacar, sencillos e incluso simples en algunos momentos ya que solo se basan en el rugir de los motores, en algunos frenazos o derrapes y poca cosa más. Hacen una labor correcta pero sin nada que destacar de ellos.

En definitiva, un apartado técnico bastante mediocre, que en algunos apartados llega a hacer rechinar los dientes, pero como decía en anteriores líneas, el poderío de este juego no se basa en tu tecnología, pero siempre es interesante que se le muestre más atención.

Una conclusión a toda velocidad

Trackmania para Wii, representa a la perfección el modo arcade de los juegos de conducción, cientos de circuitos y modos jugables, y un editor que quita el hipo, chocan con un apartado técnico muy mejorable. Un juego para aquellos que buscan jugabilidad en estado puro y no le importa para nada el apartado gráfico.

Pros

– Increíble jugabilidad

– Cientos de circuitos, modos de juegos y vehículos.

– Un editor de circuitos que no posee ningún otro juego

Contras

-Un apartado gráfico muy mejorable

-Un sonido algo repetitivo

-Su modo online

“Disponible en: Wii” “Analizada la versión: Wii”

Facebooktwitter
3 comments to “Análisis: TRACKMANIA”
  1. GRacias… me alegro que te haya gustado el análisis. El juego es adicción en estado puro, pero es lo que indico, gráficamente es muy  chungo¡¡¡

Deja un comentario