Análisis: Sonic 4

Y llegó el día en el que pudimos probar uno de los juegos más esperados por los fans de Sonic. Tanto nos ha prometido SEGA acerca de este juego y tanto nos han incitado a tenerlo que ahora es la verdadera hora de comprobar si realmente Sonic vuelve para dar la talla o no.

Píxeles de todas las edades y colores, este servidor, fan incondicional de Sonic os presenta el análisis de un juego que lleva esperando mucho mucho tiempo. Sin enrollarme más, con vosotros, Sonic 4: Episodio I

Hace 16 años que Sonic, Tails y Knucles dejaron la Death Egg  completamente destrozada por segunda vez. Los planes del malévodo doctor Robotnick, alias Eggman, se vieron truncados y ahora se encuentra en paradero desconocido. Pero ya sabemos que Sonic no puede estarse quieto así que nuevamente se pone en marcha cuando Eggman se prepara  para vengarse de esta terrible humillación.

Esta es la trama que nos plantea Sonic 4. Así pues dejamos a Knucles con su esmeralda maestra y a Tails con sus inventos y nos centramos en Sonic. Y es que en Sonic 4, tan sólo jugaremos con el erizo azul. No hay rastro ni del zorro de dos colas (ni si quiera cuando Sonic tiene que volar) ni del equidna rosita. ¿Qué ha pasado con ellos?

Sinceramente, no tengo ni idea. Posiblemente esperen para implementarlo en el segundo o tercer episodio, pero es una ausencia que se nota y mucho.

Y es que no se puede negar que el 3D no le ha sentado demasiado bien a la mascota de SEGA. Ha habido buenos juegos, buenas músicas, buenas ideas, pero nunca tan buenas como las de la «vieja escuela» de Mega Drive. Muchos de nosotros nos acordaremos de esas melodías y esas fases de aquel mítico Sonic the Hedgehog o de sus dos más que exitosas continuaciones.

Así pues, visto lo visto, los chicos de SEGA, haciendo caso (por fin) a las voces que aclamábamos un Sonic tradicional, de toda la vida, decidieron hacer una continuación directa de dicha saga con gráficos mejorados pero con una estética similar a la de los de Mega Drive, es decir, en 2D, y con más plataformas.

Hablamos pues de un Sonic sin zonas en 3D ni largos pasillos. Ahora tendremos un escenario lleno de plataformas, enemigos, «pinchos», caminos alternativos, pibotes, loops y un sin fín de detalles. Eso sí, la belleza y el detalle de los escenarios es de alabar puesto que los chicos de SEGA han hecho verdaderamente un trabajo maravilloso en ese tema.

Dispondremos de cuatro zonas con cuatro actos cada una (tres de recorrido y una de jefe) repletas de colorido y detalles que harán que seamos capaces de diferenciar no sólo las zonas entre sí, sino los mismos actos de las que están compuestos. Podremos jugar la zona de Splash Hill tanto de día como al atardecer, jugar en un casino a las tragaperras o a las cartas o viajar por un laberinto con una antorcha o buceando, dependiendo del acto en el que nos encontremos.

[flagallery gid=97 name=»Sonic 4″]

Pero como no todo es tan bonito en esta dura vida, el sonido no acompaña ni de lejos a esa maravillosa puesta en escena visual. Melodías a la antigua usanza pero repetitivas, cortas y faltas de carisma. Cada acto dispondrá de una melodía completamente distinta a la de los demás. Esto es, por una parte positivo, ya que ameniza y diferencia los actos entre sí, pero por otra parte negativo, ya que no consigue hacer que ninguna melodía se nos quede en la cabeza grabada, aparte de lo mencionado. En definitiva, melodías cortas que, desde luego, no recuerdan demasiado a los anteriores.

Sonic regresa con unos movimientos similares a los de las otras entregas. Los botones son simples. Salto y andar para un lado o para otro. Dispondremos, cómo no, del Spin Dash y un nuevo movimiento añadido: el salto dirigido (o homming atack).

Heredado de sus hermanos de 3D, Sonic 4 incluye este movimiento bastante útil y acertado en el juego. Cuando saltemos y estemos cerca de un enemigo, rebotador u objeto con el que podamos interactuar (véase lianas, cañones, o similares) veremos en la pantalla un puntero sobre dicho elemento. Si pulsamos otra vez el botón de salto (no hay más botones) Sonic saldrá disparado hacia él y lo usará o destruirá, dependiendo de qué se trata.

Desaparece pues el escudo instantáneo que teníamos en la tercera entrega que se activaba con el doble salto. Pero esto no es lo único que desaparece, aunque ya lo veremos más adelante.

Por suerte podremos interactuar con varios objetos distribuidos a lo largo y ancho de los 4 mundos que nos plantea el juego. Nos colgaremos de  lianas, correremos sobre vagonetas (importadas del juego de Game Gear, Sonic 2), rodaremos con tuercas y usaremos una antorcha para iluminar el camino y completar algunos puzles en lo que sin duda es lo más llamativo de este juego.

Todo esto con una jugabilidad bastante conseguida pero algo distinta a la de los otros Sonics, puesto que ahora no contaremos con la típica inercia con la que contábamos en las otras entregas. Si nosotros nopulsamos la dirección a la que queremos ir, Sonic se parará, aunque estemos rodando. Al principio es raro pero en cuanto te acostumbras le da un toque bastante más interesante al juego.

Como bien dice el nombre el propio juego, éste no es más que una primera parte de lo que será una saga que no sabemos hasta dónde llegará. Es por eso por lo que nos puede parecer algo corto cuando lo juguemos pese a que las fases son bastante largas en comparación con otros Sonics del estilo y que incluso tenemos 3 actos completos por zona más el acto individual del jefe (siguiendo el estilo que nos dejaron los Sonic Advance).

Sin embargo el juego peca en muchos sentidos de volver la mirada hacia el pasado y no hacia una nueva saga. Muchos se preguntaban si era un remake o un juego nuevo y SEGA se empeñó en afirmar que se trataba de un juego completamente nuevo. Pues bien, esto es cierto hasta determinado punto.

Sí es verdad que las zonas son nuevas en cuanto a recorrido pero su diseño y estilo se asemejan demasiado (y demasiado es quedarse corto a veces) a zonas del Sonic 1 y el Sonic 2 de Mega Drive. No hay más que ver Casino Street que realmente parece un HD del Casino Night del juego Sonic 2, de la misma forma que Lost Labitinth es muy parecido a Labirinth (del Sonic 1)y Mad Gear a la que fuese Metropolis. Sus dinámicas, obstáculos, enemigos, e incluso los jefes serán los mismos o nos recordará a los de las entregas anteriores, lo que lo hace algo tedioso y falto de carisma propia.

No es un mal juego ya que incorpora las plataformas como todos los Sonics. No es correr, correr y correr, sino que tendremos que hacer incluso puzzles para poder seguir hacia adelante (tengo que admitir que hacía mucho tiempo que no me mataban por tiempo), sin embargo, las novedades que siempre trajeron consigo Sonic 2 y Sonic 3 (& Knucles) no se ven reflejadas en este juego.

No hay enlaces entre zonas, como pudimos disfrutar en Sonic 3, lo que le daba una cierta continuidad al juego. No hay si quiera una intro ni una historia reflejada de por qué estamos ahí y no en otro sitio. Desaparecen los escudos especiales de fuego, agua y electro y no hay modo de dos jugadores (aunque sí podremos comparar nuestros tiempos y puntuaciones de forma online) ni la posiblidad de jugar con otro personaje distinto a Sonic (ambos disponibles  en Sonic 2 y 3).

Sí es cierto que se trata de una primera parte, que no es el juego completo, así pues nos quedará la esperanza de que nuestra querida SEGA (peloteo peloteo) nos escuche e incorpore estas señas de identidad que tanto se han echado de menos, pero evaluando individualmente este primer episodio sólo nos queda decir que aún le falta mucho recorrido para estar a la altura de ser llamado la continuación de Sonic 3.

Pros

– geniales gráficos

– grandiosa jugabilidad

– muy buenas plataformas

Contras

– muy poca innovación

– se asemeja más a un refrito/remake que a un nuevo juego

– la BSO es desastrosa (salvo excepciones)

“Disponible en: Ps3, Xbox 360 y Wii” “Analizada la versión: Ps3”

Facebooktwitter
6 comments to “Análisis: Sonic 4”
  1. Kari¡¡¡ Sencillamente precioso y bueno el análisis, pero como ya veo no tanto como el juego… SEGA lo ha vuelto hacer… voto por que dejen una decada trankilo al erizo azul¡¡¡

    Lo del sonido me lo enseñastes en persona y veraderamente es demencial… a mi me gusta lo retro y el midi… pero joder….

  2. Holas ^_^
    Gran juego con algunos peros!
    Si el juego es divertido como dice en el analisis es motivo de compra seguro!.
    Los apartados que no estan a la altura de la jugabilidad y los graficos pueden pasar desapercividos para quien no ha probado nunca un Sonic pero los que conocen a Sonic les fastidiara que las melodias que han sido una gran caracteristica de este juego no transmitan lo de antaño.
    En lo referente a la innovacion creoq ue mantener la esencia de Sonic es lo mas importante para los fans y eso siempre sera un reto para los programadores .
    Felicidades manu por el analisis!
    Un saludo a todos!

Deja un comentario