Análisis: Castlevania: Lords of Shadow

Hace muchos que hemos estado esperando un Castlevania de sobremesa como los de antes, como cuando jugábamos al de Súper Nintendo y luego jugamos al de PlayStation. Se hicieron algunos intentos pero no llegaron a cuajar. No eran capaces de transmitir ese espíritu de los Castlevania, que quedaron relegados a las portátiles, donde consiguieron mantener la esencia.

Sin embargo, los chicos de MercurySteam y Kojima Productions nos han traido de nuevo a las sobremesas un juego que no sólo contenta a los seguidores de la saga sino que además nos introduce en el mundo de Castlevania y nos lo enseña desde una perspectiva como nunca antes nos lo habían enseñado. Pero, ¿han sido realmente capaces de transmitir la esencia de la saga en el 3D? Píxeles, con todos vosotros, un juego desarrollado por españoles: Castlevania Lord of Shadow.

HISTORIA

En un mundo sumido en las tinieblas, los hombres intentan explicarse por qué les ha abandonado dios. Algunos piensan que es un pago por los pecados cometidos. Otros que el cielo se ha separado de la tierra y ahora están condenados. Pero nadie sabe en verdad qué es lo que ocurre.

Tras la muerte de su querida esposa Marie, Gabriel Belmont se ve envuelto en una cruzada en la que ni él mismo sabe por qué se encuentra. Siguiendo una tímida profecía y con la esperanza y la confianza que depositó Marie en él como guía, nuestro umbrío protagonista (para los de la LOGSE, algo así como “soso”) recorrerá todo lo que haya que recorrer hasta dar con la reliquia que le permita salvar al mundo… y algo más.

Con la cruz de la hermandad en la mano y su fuerza de voluntad y sentido de la justicia, tendremos que llevar a Gabriel a través de duras pruebas que harán que temblemos al conocerlas. Deberemos derrotar hordas de enemigos cada cual más terrible y, por supuesto, a los Señores Oscuros y la verdad que ellos esconden.

Una historia sin duda increíble para un juego del tipo Castlevania que se nos irá mostrando a través de cinemáticas preciosas y cuidadas. Nos impactará al principio y nos sorprenderá pero durante gran parte del juego está completamente ausente y desde luego Gabriel no es que ayude mucho porque suele ser un personaje más bien callado y cabizbajo. Supongo que viviendo en el tiempo en el que vive, es normal. Yo también lo sería.

La trama argumental del juego se va hilando a través de unos pequeños textos que nos describen el camino y pensamientos de Gabriel cada vez que empecemos un acto de una de las 12 fases que se compone el juego pero muchas veces se olvida y deja de lado para seguir hacia adelante.

Sin embargo hay una buena historia, hay giros argumentales y hay muchísimas cosas que no nos esperaremos. Además, seremos capaces de descubrir el por qué de muchas cosas de Castlevania conforme vamos jugando. Qué, porqué y de dónde, serán respuestas que conoceremos al final del juego que es, sin duda alguna, uno de los más impactantes de todos los Castlevania y estaría dispuesto a asegurar que aunque el juego fuese malo (que no lo es) merecería la pena jugarlo sólo por el final.

JUGABILIDAD

No hablamos de un título nuevo de una saga o algo distinto a lo visto. Este juego lleva el título de Castlevania y por ello debe de cumplir una serie de requisitos (sino, para qué llamarlo así). Uno de ellos es el de las armas, por supuesto. Hemos visto muchos tipos de armas en Castlevania, pero, desde luego, la más característica de todas es el látigo.

En este sentido, cumplimos bien. Gabriel lleva una cruz como arma cuya punta se suelta y actúa como látigo. Aunque no será la única función que le demos, por supuesto, ya que iremos mejorando el arma conforme vayamos avanzando en la historia, como tiene que ser, además de permitirnos bloquear los ataques de los enemigos.

Pero también dispondremos de una serie de armas secundarias entre las que no puede faltar la daga arrojadiza y otras más que son muy características de otros Castlevania, antiguos y nuevos, aunque sí hay que decir que han innovado ofreciéndonos alguna que otra bastante interesante de ver y de usar, desde luego.

Y para completar el lote,  también dispondremos de magias. En este caso hablaremos de dos tipos de magia. La magia luminosa y la magia oscura. La primera nos hará recuperar vida cada vez que golpeemos a un enemigo y la segunda nos permitirá hacer mucho más daño cuando la tengamos activada. Podremos recargar la magia absorbiendo los orbes que sueltan los enemigos cuando mueren (desde luego no accidentalmente) o realizando la “concentración” que es nada más ni nada menos que conseguir golpear a los enemigos sin que ellos nos golpeen a nosotros hasta que se llene la barra de concentración. Cuando alcancemos ese estado, los orbes de magia aparecerán con cada golpe que demos. Eso sí, en el momento en el que no esquivemos o bloqueemos un golpe, se romperá el estado.

Todo esto, mediante una serie de combos y mejoras que iremos aprendiendo a base de experiencia. Cuando eliminemos a un enemigo, ganaremos puntos de experiencia que luego podremos gastar en comprar dichas habilidades que luego se irán mezclando entre ellas para dar nuevas habilidades. Así, podremos usar nuestras dagas arrojadizas con magia oscura y convertirlas en dagas de fuego. Pero hay muchas más combinaciones y os puedo asegurar que no se va a tratar de machacar machacar y machacar botones, ya que las batallas son algunas realmente difíciles y no sólo serán de pegar y esquivar puesto que no serán pocos los enemigos con los que habrá que acabar con golpes de gracia sumamente originales, espectaculares y difíciles de realizar.

Además, no se trata de combos estáticos e inamovibles, sino todo lo contrario. Podremos romper el combo para defender, empezar otro, cambiar la dirección o bloquear en cualquier momento haciendolo siempre con una secuencia de movimientos lógica y real, sin movimientos imposibles ni saltos en la imagen. Gabriel hará todo lo que digamos en el momento en que digamos con movimientos creibles.

El camino que tendremos que recorrer no es solamente eliminar enemigos. Tendremos también que abrirnos pasos por abismos, edificios, catacumbas, montañas, riscos e incluso hacernos hueco entre seres de tamaño colosal. Para ello tendremos que fiarnos de la habilidad de Gabriel para aferrarse a salideros, trepar usando su látigo, saltar a través de ciénagas venenosas y correr y esquivar trampas verdaderamente mortales.

Es sin duda un sistema de plataformas bastante bien conseguido ya que casi siempre contaremos con la ayuda del primer paso (a veces realmente escondido) pero no esperéis ninguna más. No habrá bordes iluminados ni salientes resaltados. No busquéis flechas ni ayudas ya que será nuestra vista y nuestra intuición las que nos guiarán a través de las realmente elaboradas partes de plataformas.

Sí es verdad que en los casos en los que sea imposible realizar el movimiento, por ejemplo, saltar para aferrarse a otro salidero, el propio juego no nos dejará ejecutarlo, pero eso no lo simplifica, ya que muchas veces la salida no está al final, sino en medio.

Los objetos con los que podemos interactuar se iluminarán aunque no siempre. Dispondremos de un escenario con una serie de elementos y tendremos que quebrarnos la cabeza para descubrir cómo utilizarlo para eliminar a los enemigos que nos atacan o para seguir nuestro camino adelante.

Eso sí, algunas veces, no demasiadas, pero sí algunas, la cámara hará de las suyas ya que se trata de pantallas con enfoque automático. Nosotros no guiámos la cámara, sino que ella es la que se coloca donde “cree” que está bien. No serán muchas, pero sí algunas, las veces que nos gustaría enseñarle al cámara algún capítulo de Barrio Sésamo para que aprenda.

Y algo bastante interesante y que se repite más de una vez dentro del juego (y más de dos y de tres y de cuatro) son los puzles. Muy currados, muy interesantes y bastante ingeniosos a veces. Tendremos puzles de magia, puzles de descifrar textos, puzles de piezas, incluso puzles donde podremos mover el sol y la luna. Pero para no hacerlos demasiado tediosos, si nos quedamos bloqueados en alguno no tendremos que hacerlo. El mismo juego nos ofrece la posibilidad de saltárnoslos, eso sí, perderemos toda la experiencia (que no es poca) que obtendremos al completar el puzle sin ayuda.

Además, al terminar cada acto se desbloqueará un reto por cada uno de ellos que tendrá diferentes requisitos para cumplirlos y conseguir así los logros del juego. En resumen, muy conseguido el nivel de dificultad que, unido al de las batallas hace que el juego no sea avanzar y pulsar un botón. Incluso si nos parece fácil, sólo tendremos que ajustar la dificultad y seguir haciéndolo. ¿Quién dijo que este juego era de pasárselo sólo una vez? Yo, desde luego, lo desmiento.

APARTADO TÉCNICO

Desde luego, ha sido un juego mimado por los desarrolladores en muchos aspectos. Jugabilidad, historia, personajes, detalles… y en sonido no ha sido menos. Óscar Araujo ha sido el encargado de la composición de esta banda sonora cuya gracia o curiosidad más llamativa ha sido la de que el compositor no había escuchado nunca nada de Castlevania, por lo que algunos pensarán que deben echarse las manos a la cabeza por lo que acaban de oír, pero para nada más lejos.

La banda sonora no puede pecar de épica y envolvente. Nos meterá de lleno en las escenas y hará que se nos pongan los pelos de punta y la piel de gallina al pelear contra los enemigos a los que nos tendremos que enfrentar. Sus cambios están realmente bien hechos ya que pasaremos de música de batalla a la de fondo sin apenas darnos cuenta, lo cual es también un punto negativo ya que hace que ninguna destaque por encima de las demás.

Y, aunque sea a título personal, a veces nos dará la sensación de que llevamos a Aragorn más que a Gabriel y que más que enfrentarnos a los Señores Oscuros vamos a meternos en Mordor a matar orcos. Pero eso no le resta calidad a la banda sonora. Eso sí, las versiones de las melodías más típicas harán las delicias de nuestros oídos, sino, tiempo al tiempo.

Gráficamente hablando no nos queda más que decir que nos encontramos ante una belleza metida en un cd. Los escenarios, la fotografía, los personajes y sus expresiones (aunque Gabriel realmente se asemeja más a Orlando Bloom porque siempre tiene la misma cara) rebosan de un detalle y una delicadeza impresionantes.

Los efectos de la luz y de la sombra, importantes en determinados momentos del juego, efectos de lluvia, viento u hojas cayendo, en los escenarios más normales y los efectos de distorsión en los más estrambóticos hacen que a veces nos paremos simplemente a contemplarlos y detalles tan simple como que en el borde de la cámara aparezca un pájaro mientras nosotros corremos por el escenario o que se moje la lente de la cámara nos sacarán una sonrisa de aprobación.

Incluso seremos capaces de apreciar las distintas reacciones de los enemigos a nuestros combos, movimientos o defensas, que las realizan de una forma tan sutil y sin cambios bruscos que hace que veamos una secuenciación clara y real, sin saltos ni movimientos imposibles.

NOVEDADES VERSIÓN PC

Si Castlevania Lords of Shadow era bueno, su Ultimate Edition mejora todos los aspectos del juego no solo dándole un renovado y muy mejorado aspecto visual, si no ademas dotándole de una posibilidad jugable en el ordenador que no desentona en absoluto con sus mecánicas. Los encargados de llevarla a cabo son los estudios Climax, que hacen que el trabajo inicial de Mercury Steam destaque todavía mas.

Sobre su argumento no voy a deciros mas de lo que ya os contó mi compañero por mucho que me gusten los spoilers. Lo que si os puedo contar es que esta Ultimate Edition trae consigo los dos contenidos extra que sacaron en su momento para el juego. En concreto Reverie y Resurrection. Expansiones que completarán las historias y resolverán las dudas que se nos creasen en la primera parte. Es este aspecto es una edición completísima.

Hablando ya de jugabilidad y control al uso, la principal novedad es la configuración especial y expresa para el teclado con la misma disposición que en los mandos de consola, con la cual podemos jugar de manera solvente y X. Evidentemente nos permite jugar con un periférico, pero no encontramos tara ninguna en nuestro juego con el teclado.
El sistema y las mecánicas jugables son las mismas, respetadas al detalle, y que permitirán disfrutar como en consola de mas de 20 horas de juego sin despeinarse, con mas fluidez si cabe gracias a las virtudes del pc. Cuanto mas avanza el juego mas se disfruta.

Volver a los paisajes y escenarios creados con la potencia gráfica que ofrece un PC es una autentica maravilla. Totalmente estable y con una estabilidad a prueba de bombas a 60 frames por segundo sin exigir a nuestro Pc grandes esfuerzos. Recuerdo ese tiempo de escepticismo ante el HD, este juego demuestra que los 1080p son una realidad extenuante si representan algo tan virtuoso. Todos los aspectos gráficos en los que se resentía el juego de consolas, en compatibles son solucionados.
Las cinemáticas dejan sin aliento, y más si tenemos en cuenta la historia. Las texturas de los escenarios y sobre todo de los personajes lucen muchísimo mas. Los efectos lumínicos llegan a nuevas cotas que no os imaginabais que podían alcanzar en este juego, creando un ambientación sin igual.

Y es que todo son virtudes en este juego. Su apartado sonoro es apabullante. La banda sonora de Oscar Araujo es épica desde el minuto uno, con una belleza pocas veces apreciada en otras producciones. Sigue sin venir doblado, pero la verdad, que ni falta que hace, porque las interpretaciones de los actores originales son espectaculares, desde el narrador a los protagonistas. Aunque tranquilos, viene todo traducido y con subtítulos.

Sin duda la mejor edición posible de este grandioso juego. Completa, reluciente, y mejorada. No podéis perderos esta historia, y mas teniendo en cuenta que la segunda parte esta a la vuelta de la esquina como quien dice.

NUESTRA OPINION FINAL

¿Pero es realmente un Castlevania? Más que nunca y completamente seguro: sí. Es cierto que tarda en arrancar y tarda un poco en verse llegar, pero cuando coge ritmo (a partir del capítulo 3 sobre todo) y empiezas a desbloquear los combos y reconocer escenarios (la torre del reloj, campanario, etc.) no te cabe la menor duda que estás ante uno de los grandes Castlevanias de todos los tiempos y que, aunque no tenga nada que ver con el aclamado SotN no tiene absolutamente nada que envidiarle.

Podremos recorrer los actos cada vez que queramos, completarlos, buscar sus secretos y llevarlos al 110%, haciendo necesarias toda y cada una de las habilidades de las reliquias que obtendremos y que deberemos de mezclar para poder desbloquearlo todo.

En definitiva, estamos ante lo que fue el “Ocarina of Time” para la saga de Zelda. Castlevania: Lord of Shadow se convertirá en un referente de los Castlevania ya que nos ofrece lo que nunca antes se nos había ofrecido, el espíritu y la esencia de la saga, pero en 3 dimensiones.

LE MEJOR:

– Grandisima calidad sonora y gráfica

– Esencia de Castlevania mantenida a la perfección

– Dificultad nivelada

LO PEOR:

– Algunas veces la cámara

– El comienzo


“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittermail
3 Comments
  1. Que poca verguenza, has puesto una foto de una tía enseñando carne, y no se te cae la cara de verguenza… xD

    Como siempre, un gran análisis, tanto en contenido como en presentación. Esperemos que España siga creciendo y que esto no sea un mero espejismo, sin duda un gran trabajazo por parte de Mercury Steam, que no merece esas notas por debajo de 8 que se ha llevado.

  2. Pingback: Tweets that mention Análisis Castlevania: Lord of Shadow | Generacion Pixel -- Topsy.com

  3. Tengo muchas ganas de jugarlo… y el análisis me ha dejado con muchas maás ganas. Muy buen análisis Kari¡¡¡

Deja un comentario