Análisis: NBA 2K11


Vuelve la leyenda…

Vuelve la NBA, vuelven los piques entre los dos clubes más grandes de la liga más famosa del baloncesto mundial, y con todo ello vuelve el más grande de todos los tiempos, el que un día hizo vibrar a las canchas de toda USA, vuelve Air Jordan.

Y es que el nuevo título de la franquicia Nba2K se presenta como un gran homenaje al más grande, dándole todo el protagonismo y basando todas las novedades jugables del título en su persona, haciendo las delicias de los más seguidores de Michael, en el cual un servidor se incluye, y cumpliéndose así algo que muchos fans de la saga pedíamos a gritos, el volver a ver a Jordan lucirse en todas las pistas de Estados Unidos.

Sin más dilación y después de esta pequeña introducción pasaremos a desgranar cada uno de los aspectos que el título de 2k nos ofrece.


Jugabilidad

Tras una breve y sencilla introducción al mundo de Jordan, cuando introducimos el disco en nuestras consolas, retrocederemos en el tiempo hasta el año 1992. El 2 de Junio de ese mismo año se jugaba un clásico de todos los tiempos, los Bulls de Air contra los Lakers de Magic y ahora podremos jugarlo nosotros mismos y revivir aquel partido en unos difíciles 4 cuartos de 5 minutos cada uno.

Con esta carta de presentación 2k nos intenta hacer ver lo que el juego nos depara, y no es más que una gran cantidad de desafíos, retos y modos de juegos, algunos novedosos y otros que repiten pero que siguen mejorando cada año para traernos simulación de alta escuela, y que pasaremos a desgranar uno por uno a continuación.

Tras este partido de “iniciación” al mundo de Jordan, damos paso al menú, en el cual ya podemos ver la imagen central del juego y que nos acompañará durante todo nuestro viaje, la imagen del más grande. En el encontraremos todos los accesos a los modos de juego de una manera muy intuitiva, pudiéndolo esconder o desplegar con un toque al stick derecho de nuestro pad.

Una vez familiarizados con el menú damos paso al modo principal y más novedoso de este juego, el modo Michael Jordan.

Cuando accedemos a este modo se nos abre un nuevo nivel del menú donde se encuentran todas las opciones más novedosas del juego con respecto a los anteriores de la franquicia.

En primer lugar tenemos el que para mi gusto es el más trabajado de todos, el Desafío Jordan. En él podremos revivir gran parte de las hazañas que Jordan realizó en los años dorados de la NBA, y por supuesto, y aunque Jordan sea en todo momento un jugador excepcional en el juego, con un alto porcentaje de acierto en el poste bajo, no será para nada una tarea fácil sino que mas bien será una empresa ardua.

Los diferentes desafíos se concentrarán, la gran mayoría, en los partidos más importantes que Jordan jugó y destacó por encima del resto, como pueden ser las finales del 91 contra los Lakers donde tendremos que emular a Dios con un promedio de 31 puntos o más, un promedio de 55% o más de tiros de campo, un promedio de 11 asistencias o más y por supuesto, lo que ocurrió ese año, ganar la serie. Por lo tanto ahora podréis comprenderme cuando digo que estos desafíos no serán un juego de niños.

De todas formas no se tienen que hacer todas las marcas de cada desafío en un mismo partido, pudiendo así jugarlos cuantas veces quieras hasta completar toda la hazaña al 100%, y dando así un mayor dinamismo al modo de juego, y no cayendo en la desesperación por no poder completarla.

Siguiendo con el modo Michael Jordan, tenemos la opción: Equipos clásicos de los Bulls donde podremos jugar partidos con los mejores equipos que junto a Jordan formaron los Bulls. Estos equipos por supuesto incluirán a todas las estrellas que esos años militaban en el club, pero además, y esto es un punto a favor para 2k los equipos contras los que jugaremos, también tendrán sus formaciones legendarias, pudiendo así jugar contra leyendas del basket como Magic Johnson o el gran Scotty Pippen. Sin lugar a dudas una opción a tener en cuenta y que nos dará muchas horas de juego, solos o contra un amigo.

Como detalle importante, decir que por cada desafío que completemos en el juego ya sea en el modo Michael Jordan o en los demás modos de juegos, desbloquearemos una gama de zapatillas patrocinadas por Jordan con la famosa marca Nike Air. Estas zapatillas podremos verla, dentro del modo Michael Jordan en la opción Mis Jordan, donde podremos observarlas de cerca, es más, podremos incluírselas a nuestro Rookie creado para los modos de juego Mi jugador, ya que estas zapatillas les dará un plus de habilidad dependiendo de la que usemos, como puede ser un +2 en velocidad,  equilibrio, etcétera.

Para terminar con el modo Michael Jordan, viene el que posiblemente más os impacte a nivel jugable, el modo MJ: La creación de una leyenda. Este modo básicamente viene a ser lo mismo que el modo Mi Jugador, solo que aquí el Rookie no será un jugador creado por nosotros sino que será el mismísimo Jordan. Teniendo nuevamente el desafío de llevar a la estrella de los Bulls desde sus inicios a los más alto del panorama mundial. Destacar que este modo de juego solo es accesible una vez los desbloqueamos completando todos los desafíos de Jordan, premiando así al jugador más avezado.

[flagallery gid=129 name=»NBA 2k11 Analisis 1″]

En referencia a los demás modos de juego, cabe destacar el modo NBA Blacktop, donde podremos elegir entre concurso de mates, partidos urbanos, concurso de triples y jugar a la famosa bombilla o para los más puristas el 21, en el que elegimos a tres jugadores, uno de los cuales manejarás tú, y se trata de ir encestando, si los otros dos rivales te lo permiten, hasta llegar el primero a 21 puntos, sin duda un modo muy especial y que puede divertirnos entre tanta opción.

Por último y antes de entrar en la jugabilidad a pie de pista, comentar que repiten los modos Mi jugador anteriormente comentado, el modo Asociación donde se nos permite ser el manager de el club que queramos, pudiendo gestionar al mismo tiempo hasta 30 equipos, y llevando a cabo gestión de plantillas, seguimiento de las jóvenes promesas y hasta gestión del draft.

En el modo online repiten, las partidas igualadas, los partidos de equipo donde podremos jugar hasta 10 jugadores en una misma partida, las ligas en línea donde podremos apuntarnos o crear ligas online. Hasta podremos crear pandillas, que viene a ser un equipo entre amigos del Live o del Network y organizar encuentros onlines con ellos (un estilo al modo clubs de Fifa).

Terminado con los modos de juegos, pasamos a lo que seguramente más os interese píxeles, la jugabilidad a pié de pista. En este apartado tenemos que felicitar a 2k y quitarnos el sombrero, porque se nota que cada año miman más y más su franquicia y la mejora hasta cotas insospechadas.

Este año olvídate de dar pases a lo loco y decir ya la cogerá, porque ahora las defensas son mucho mas inquebrantables, sobre todo en niveles altos de dificultad, y ahora un pase largo es casi al 75% robado por el contrario. Este año tendremos que elaborar más las jugadas, ya no vale hacer fintas imposibles y colarnos como perico por su casa en el poste bajo del contrario, ahora tenemos que hacer uso de la estrategia para poder ganar los partidos, y es que este año amigos píxeles, tenemos mas simulación que nunca.

Cabe destacar que se ha implementado a la perfección distintas habilidades a los jugadores estrellas, y ahora es perfectamente reconocible a pié de pista jugadores en movimiento como el magnifico Kobe e incluso el amigo y paisano Pau Gasol. Gracias a este nivel de perfeccionismo podemos tener la sensación de que cada partido es diferente y que cada contrincante tiene unas características únicas y tendremos que abordarlos con tácticas diferentes para poder aventajarlos.

Como punto negativo decir que se ha querido dar a los partidos tanto realismo, que en muchas ocasiones se cortara el juego para dar paso a secuencias de animación, como cuando nos pitan una falta, piden tiempo muerto nuestros Místeres ó incluso fallamos un tiro, perdiendo algo de dinamismo en los partidos pero que ante el gran trabajo desarrollado por 2k esto es posiblemente pecata minuta.

Apartado técnico

Mención aparte merece el apartado técnico del título, y es que a nivel gráfico roza la excelencia. El juego hace gala de unos jugadores detalladísimos, donde las grandes estrellas son perfectamente reconocibles, ver a Kobe ó Allen en acción te da la sensación de estar viendo un partido en directo, sin duda alguna uno de los mejores apartados del juego a nivel gráfico. Si nos fijamos, cuando el partido está más avanzado en el tiempo, quedaremos embobados con el efecto sudor que se le da a los jugadores, realmente llegas a cansarte hasta tú solo de verlo.

Espectacular el efecto de las camisetas y pantalones ondeando al movimiento, sencillamente brutal, pero más espectacular si cabe es el nivel de detalle de los estadios. Una auténtica pasada ver como se han detallado, y que, de verdad, te meten en el ambiente cuando ves a la gente moverse con tanta naturalidad, un poco repetitivos sí, pero con mucha naturalidad. Además se ha conseguido recrear los estadios con un nivel de perfeccionismo muy alto, siendo perfectamente reconocibles canchas como el Staple Center de los Ángeles Lakers.

Ver en movimiento a los jugadores es una auténtica gozada más ahora que se ha implementado un sistema de fintas y movimientos especiales llamados IsoMotion y que da un plus de realismo a este fantástico simulador. En esta ocasión todos los movimientos serán más fluidos y por consiguiente más dinámicos.

Entre tanto punto positivo, y al no existir la perfección, tengo que destacar algo que a mí no me ha gustado nada y es sobre las cinemáticas durante el partido. En ellas se aprecian unos jugadores muy detallados pero que por alguna razón petardean con casi toda seguridad el 99% de las ocasiones. Realizan unos movimientos bruscos y desfasados para la calidad del título que a muchos les dejará un tanto frío. Es muy normal ver giros de cabezas ralentizados, movimientos que no vienen al caso como anotar un punto y quedarse un buen rato mirando la canasta para después bruscamente verlo correr hacia atrás.

También tengo que destacar el poco detalle que se ha implantado tanto a los árbitros como a los entrenadores a nivel de texturas, siendo muy visible la inferioridad que representan frente a los jugadores de campo. La fluidez en los banquillos también es un punto negativo cuando los vemos en cinemáticas, porque durante el partido podremos ver a los jugadores vivir el encuentro con un nivel de detalle muy superior, pero en las cinemáticas siguen presente estos fallos comentados anteriormente. De todas formas, tenemos que confiar en el gran trabajo que realiza 2k con su franquicia ya que a mi parecer esto lo arreglarán pronto con un parche.

El apartado sonoro no se queda atrás, y es que estamos ante uno de los mejores apartados del título o para algunos incluso el mejor. La ambientación que crean la música y los efectos sonoros están al nivel del apartado gráfico. Es espectacular escuchar a tu grada o a la grada contraria gritar algún mate o triple anotado por tu equipo o el contrario, y una vez se acerca el final del partido, si este está muy igualado, el ambiente que se crea si es en el caso de jugar en casa, consigue imprimírtelo a ti y ponerte hasta nervioso. Sencillamente espectacular.

Respecto a la banda sonora que decir que no sepáis ya de esta franquicia, como siempre tenemos un elenco de canciones que van desde Rock, Pop, Hip Hop o Funky y en el que se recoge a cantantes conocidos y por conocer. Como punto fuerte de esta entrega destacar que se pueden crear listas de reproducción dentro del título con las canciones incluidas en el mismo o con canciones que tengamos nosotros almacenados en el disco duro, sin duda alguna un apartado a tener muy en cuenta.

Destacar también que aunque podamos actualizar la plantillas vía online, el disco viene con un nivel de actualización muy alto y podremos ver a las últimas incorporaciones en sus nuevos clubes con total seguridad. Además si eres poseedor de una PS3 y del nuevo controlador por movimiento MOVE, podrás hacer uso de él para ciertas jugadas. Incluso nos llega la noticia de que para enero Nba2K11 será compatible con las 3D.

Conclusión

Son muchos años los que lleva esta franquicia en el mercado, un mercado que cada vez se ha ido volviendo más comercial y donde las compañías apuestan por continuar sagas en vez de producir nuevas IP´s que den variedad y originalidad a la industria. Pero lejos de estancarse, 2K sigue mejorándose a sí misma y proporcionando el mimo que merecen sagas que en su día la hicieron famosa, y lejos de encasillarse en las críticas, han conseguido mejorar más si cabe y llevar la simulación a otro escalón de calidad con Nba 2K11. Por lo tanto no cabe más que quitarse el sombrero ante 2K y esperar a futuras continuaciones de la franquicia por que créanme, con gente así que se toma tan en serio su trabajo solo cabe esperar lo mejor en el futuro. Si te gusta la NBA ¿A qué esperas para comprar el título?

Pros

– Jugar a ser Dios (Jordan) una auténtica delicia para los fans de Air.

– El control IsoMotion que da una fluidez y dinamismo a los movimientos nunca antes vista.

– El apartado técnico global que roza la perfección, tanto a nivel gráfico como jugable.

Contras

– La dificultad de los desafíos, capaz de sacar de quicio a los más torpes.

– El nivel de detalle de las cinemáticas a pié de pista, muy inferiores al juego en sí.

– Ser fan de NBA y no comprarte el juego.

“Disponible en: Ps3, Xbox 360 y PC” “Analizada la versión: Xbox 360”

Facebooktwitter
3 comments to “Análisis: NBA 2K11”
  1. frakoni¡¡¡ Genial el análisis¡¡¡ HAs dado cantidad de detalles y puntos que no conocia sobre el juego… uno de los grandes análisis que se han visto en Generación Pixel… sigue así¡¡¡

  2. Grandioso el analisis, la verdad es que cuando lo probamos en la gamefest se veía que el juego iba a ser grandisimo.

    Enhorabuena por el analisis que te lo has currao cabron.

Deja un comentario