Análisis: Marvel vs Capcom 3

Despues de más de una década de ruegos y peticiones varias, parece ser que por fin, se harán realidad. Once son los años que hemos estado esperándolo como agua de mayo. Alabado sea pues; con dos lustros de diferencia respecto a su antecesor, este Marvel Vs Capcom 3: Fate of Two Worlds apaciguará las ansias y anhelos de muchos, en pos de satisfacerlos con los combates más apasionantes y desenfrenados que caracterizan a esta saga de lucha. Personajes pertenecientes a mundos tan dispares como el universo Marvel de los cómics, y el universo Capcom de los videojuegos, vuelven a encontrarse para librar una nueva batalla que sacuda los cimientos de ambos mundos.

Pero ¿habrán conseguido hacer que las luchas sean más frenéticas, espectaculares y rápidas que en los títulos anteriores? A nivel jugable, ¿será tan divertido como los de antaño? ¿Transmitirá la misma emoción? ¿Y a nivel gráfico? ¿Será capaz de estar a la altura de los títulos de hoy en día?

Echémosle pues, un buen vistazo caballeros… Al fín, Marvel Vs Capcom 3 está entre nosotros, y les aseguro que no ha venido sin hacer los deberes…

UN POCO DE HISTORIA…

Muchos jugadores noveles pensarán: ¿Marvel Vs Capcom 3? Pero, ¿qué hay de los dos anteriores? ¿Cuando surgió el primero? Si queremos hablar de ellos, antes debemos recordar otros títulos que fueron los que de verdad comenzaron todo el cotarro, así que haremos un rápido repaso a la historia de la saga:

Para hablar de las piedras angulares que han derivado en los “Versus”, de hoy en día, debemos remontarnos allá por los años 90; más concretamente a 1994, momento en el que Capcom lanzó la primera recreativa de lucha 1 Vs 1 basada en el mundo Marvel: el “X-Men: Children of the Atom”. Debido al éxito, este experimento se repitió en 1995, ampliando el mundo de los X-Men para alcanzar todo el universo Marvel, lanzando así el “Marvel Super Heroes” también en versión arcade, simplificando muchas de las mecánicas del primero. Sobra decir que estos dos juegos, fueron un éxito, y entre 1996, y 1998, se lanzaron sus conversiones para los sistemas domésticos de la época: la Saturn de SEGA, y la PSX de Sony; dado que la SNES que triunfaba cuando se creó el primero, no era lo suficientemente potente para poder ofrecer la misma experiencia que la recreativa de la cual provenía.

Visto lo bien que funcionó la idea, se pensó en crear un juego que mezclara a estos personajes, junto con la franquicia de lucha más famosa del momento (sí, hablo de Street Fighter), naciendo así en 1996 la recrativa “X-Men Versus Street Fighter”, que también contaría con sendas versiones para la Saturn y la PSX. Además, con este juego se creó lo que se conoce como el primer “crossover” (término oficial, dado al juego obtenido al cruzar dos o más juegos en uno solo). Dicho juego batió records a todos los niveles.

Ya que el primer crossover funcionó tan bien, lo siguió en 1997 la conversión del segundo juego Marvel conocido hasta la fecha, juntándolo de nuevo con Ryu y compañía. Así, nació el “Marvel Super Heroes Vs Street Fighter” en 1997, primero en arcades, y más tarde en las consolas domésticas Saturn (1998) y PSX (1999).

La saga “Versus” no hacía más que cobrar popularidad, así que se pensó, ¿y si en vez de limitar el enfrentamiento de todo el universo Marvel contra los personajes de Street Fighter, hiciéramos algo más grande? Así fué como se gestó el primer “Marvel Vs Capcom: Clash of Superheroes” allá por 1998, en arcade. Evidentemente, tuvo sus correspondientes conversiones domésticas, esta vez en la Dreamcast de SEGA, debido a la desaparición de la Saturn, y la PSX.

Tuvieron que pasar dos años para que volviéramos a tener una nueva entrega: el conocido “Marvel Vs Capcom 2: New Age of Heroes”. Salió en el año 2000 en recrativa, poco despues en Dreamcast, en PlayStation 2 durante el 2002, y en XBox en el 2003. En el 2009 hemos vuelto a verlo de mano del Xbox Live, y la PSN Network. Y hay que decir que este juego marcó un antes y un despues respecto a sus antecesores. Fué el primero en proponer luchas 3 Vs 3, y en disponer de un plantel de luchadores extenso como pocos títulos de la época.

Entre 1999 y 2006 debería hacer un inciso para nombrar a una “subsaga” que creó Capcom junto a SNK. Lanzaron varios juegos bajo el estandarte “SNK Vs Capcom”, y viceversa; de los cuales, bastantes consolas recibieron alguna versión (demasiadas para nombrar ahora).

El penúltimo juego perteneciente a los “Versus”, es el “Tatsunoko Vs Capcom”, que salió en arcade durante el 2008, y que fué versionado para la Wii de Nintendo al año siguiente. En este incluyeron a las estrellas de los animes de la productora japonesa Tatsunoko.

Como curiosidad a añadir, diré que los juegos que se versionaron para la Sega Saturn que se han citado en este breve recordatorio, tenían una importante ventaja respecto a sus homónimos en PSX, y es que, junto al CD del juego, adjuntaban un cartucho de memoria RAM (de 4 MB) que se insertaba en la consola, y hacían que los tiempos de carga fueran casi inexistentes; lo que dotaba de más rapidez al conjunto, y uno tenía la sensación de estar jugando a la recreativa. Así pues, estas versiones siempre estuvieron mejor consideradas que sus réplicas de PSX.

Y despues de este breve repaso, ¿estamos mejor situados? Bien, porque ahora, en pleno 2011, la historia continúa…

PRIMERAS IMPRESIONES Y MODOS

Lo primero a lo que uno asiste nada más poner el juego, es a una espectacular escena de presentación en la que se irán presentando la gran mayoría de los jugadores disponibles. Personajes conocidos y caras nuevas irán desfilando mientras nos imaginamos cómo harán gala de sus habilidades mientras jugamos.

Una vez pulsemos el botón Start, lo primero que nos sorprenderá de este juego es su escaso número de modos, el cual se nos antoja ligeramente pobre teniendo en cuenta la gran cantidad de modos que se pueden incluir en un juego de lucha. Cuatro serán las opciones principales que se nos ofrecerán: Modo sin Conexión (en cuyo interior encontraremos el modo Arcade de toda la vida, el modo Versus para poder jugar contra un segundo jugador, el modo Entrenamiento, y el modo Misión, donde trataremos de superar desafíos impuestos por la máquina con cada uno de los luchadores), Xbox Live o PSNetwork (según la plataforma) para los enfrentamientos online, Galería (donde podremos volver a disfrutar del contenido multimedia del juego), y las Opciones. Aquí debo decir, que la falta de un modo historia que nos sumergiera en la trama que se podría haber hilado a partir de dos universos tan ricos en elementos, personajes y situaciones, es algo que defrauda ligeramente.

En el modo principal, el modo Arcade, nos iremos enfrentando a diversos equipos de luchadores seleccionados al azar por el juego. El único nexo común que existe en este modo en cualquier partida que hagamos, es el enemigo final. El séptimo combate siempre será contra Galactus (conocido personaje Marvel, sobretodo para los fans de Los 4 Fantásticos), al que despues de superar la lucha contra dos clones-heraldos (seleccionados de los luchadores malvados del elenco principal de luchadores), pasaremos a enfrentar.

En la Galería, cada vez que nos pasemos el juego con un personaje, se desbloqueará su biografía, su final, el arte vinculado a él (escenas del citado final) y el modelo 3D. Además, según el porcentaje de juego que vayamos desbloqueando, se nos irá obsequiando con diversos videos de presentaciones alternativas del juego, hasta un total de 4.

Una vez hayamos escogido un modo, pasaremos a la pantalla de selección de luchadores, y aquí si que nos llevaremos una buena alegría, al encontrarnos con semejante plantel. Desde viejos conocidos como el Capitán América o Ryu, a nuevas incorporaciones como Phoenix de los X-Men, o Dante del Devil May Cry estarán presentes desde el principio, ofreciendo una lista de 32 personajes, que se ampliará a 36 tras pasarnos el juego unas cuantas veces. Después, con contenido descargable de pago, se podrá aumentar la cifra hasta 38.

[flagallery gid=216 name=»Gallery»]

¿CÓMO SE JUEGA?

Antes de escoger nuestro equipo de luchadores, y tal y como se vió en el anterior “Tatsunoko Vs Capcom”, deberemos seleccionar el tipo de control que deseamos para pelear, pudiendo escoger entre dos opciones: el modo Simple y el modo Normal.

Entenderemos como modo Normal, el modo de toda la vida a la hora de realizar técnicas y superataques. El modo Simple se diferencia del anterior en que el modo de ejecución de estos se simplifica hasta la mera pulsación de dos botones para obtener lo que, de otro modo, nos obligaría a toda una serie de pulsaciones y meneos en el mando. Esto sobretodo encantará a los que no están familiarizados con los controles de este tipo de juegos.

Ahora, para jugar, tres luchadores son los que tendremos que escoger para formar a nuestro equipo, además de su indumentaria (a elegir entre 4 colores/modelos diferentes, que están asignados a su vez a otros cuatro botones fijos). Cada vez que seleccionemos a un jugador, deberemos decantarnos por una de sus habilidades especiales (marcadas con las letras griegas alfa, beta y sigma para diferenciarlas), que serán las que realizarán cuando pidamos su ayuda en los combates.

Además, el juego nos permite la opción de guardar nuestros 3 equipos favoritos de forma predeterminada para poder seleccionarlos de forma rápida y directa cada vez que queramos llevar a los personajes que más nos gusten.

Antes de explicar el sistema de batalla, hay que hacer un pequeño inciso para hablar del sistema de control, el cambio más significativo respecto al Marvel Vs Capcom 2, que es su distribución de botones en el mando. Hemos pasado de los dos botones de puñetazo, y dos de patada, a 3 botones de ataque (Flojo, Medio y Fuerte), y un botón Especial, que nos sirve para hacer lanzamientos aéreos, o en el caso de algún personaje, desarrollar ciertas técnicas.

En los extremos superiores de la pantalla de batalla, se encuentran las barras de energía de los contendientes (tres barras por cada bando), y nuestro objetivo es acabar con todas las barras del adversario. Cada personaje tiene su barra de energía individual, que cuando se agote debido a los ataques enemigos, dejará incapacitado al luchador, pasando a entrar un compañero de este en sustitución del caído. Si no hubiera más en pie, la batalla se da por acabada.

[flagallery gid=273 name=»Gallery»]

Mientras luchamos, podemos pedir ayuda a nuestros compañeros para que vengan a echarnos una mano cuando veamos que la cosa se pone peliaguda, o bien para encadenar más golpes de forma consecutiva. Además, cuando pensemos que el nivel de daño que hayamos recibido con un personaje sea suficiente, podemos cambiar cuando queramos a cualquiera de los otros integrantes del equipo para que lo releve con tan solo pulsar un botón.

Si ahora nos fijamos en la barra del personaje que ha abandonado momentaneamente la lucha, podremos diferenciar dos barras diferentes: una amarilla, y una roja. La amarilla nos indica la cantidad de energía que nos queda antes de quedar incapacitados, y la roja la cantidad de energía que podremos recuperar (pasando de ser de color rojo, a ser de color amarillo) mientras nuestro personaje esté “descansando” (es decir, que no esté peleando en ese momento) el tiempo suficiente para que cambie.

Si nos fijamos en los extremos inferiores de la pantalla, nos encontraremos con las barras especiales. Con los intercambios de golpes, estas barras se van rellenando (pudiendo acumular hasta 5 como máximo), y gracias a ellas podremos realizar los Superataques de nuestros personajes. Como colofón, podemos llamar a todo nuestro equipo al completo para que ejecute un Superataque combinado que asuste a cualquiera que lo presencie, y achante a cualquiera que esté a punto de recibirlo (verídico).

NIVEL TÉCNICO

Gráficamente hablando, el juego es espectacular. Realizado en 3D, pero con luchas en 2D, ofrece personajes perfectamente modelados, y muy coloridos, que se mueven a las mil maravillas, con todo tipo de animaciones y gestos. El colorido no queda patente únicamente en los personajes, sino que también forma parte de los escenarios; fácilmente reconocibles de los juegos/series de los cuales provienen, y llenos de detalles (buscad a Firebrand, el demonio del “Demon’s Crest” de SNES en el escenario del mundo de los demonios; y como este muchos más!).

El uso del motor MT Framework (usado en juegos como “Lost Planet 2” o “Resident Evil 5”), es más que convincente. Todo tipo de estallidos de luz, explosiones, impactos y golpes están representados de manera notable. Sobretodo hay que destacar la fluidez con la que pasa todo, ya que muchos puede que ni siquiera puedan seguir el juego. Esto es debido al ritmo tan frenético que es capaz de desplegar el mismo si el mando está en manos de un jugador que sepa lo que hace. De ser así, más vale no despegar la vista de la pantalla, e intentar ser más rápidos que nuestro adversario, si no es que queremos morder el polvo antes de lo que pensamos.

A nivel sonoro, el juego sigue rayando a gran altura. Los efectos cumplen sobradamente, y la mayoría de las melodías son fácilmente reconocibles de otros juegos; y si bien hay algunas nuevas incorporaciones, el ritmillo Techno-Dance que se respira por todos los poros de este Marvel Vs Capcom 3, le sienta estupendamente. A remarcar también las remezclas que han hecho de canciones conocidas de juegos anteriores, como sería el caso de la pegadiza “I Wanna Take You for a Ride”, por ejemplo, la cual nos seguirá acompañando durante la selección de personajes.

Como detalle a destacar, hay que mencionar que Capcom ha incluido la posibilidad de escoger las voces de los personajes en cuatro modalidades: inglés (todos hablan en inglés), japonés (lo mismo pero con este idioma), original (donde cada personaje hablará según su lugar de procedencia), y personalizada (el jugador es el que escoge en qué idioma quiere que se exprese cada luchador).

Y en cuanto a jugabilidad, si eres un fan encarnizado de los juegos de lucha, prepárate, porque aquí sí que da el do de pecho. Jugabilidad más que sublime sería lo mejor que se podría decir al respecto. Combates rápidos y vertiginosos, con una facilidad de manejo envidiable, de los cuales no te cansas nunca, y siempre te apetece repetir; si bien ya no solo, sí con algún colega, o con desconocidos por internet. Llegar a dominarlo completamente requiere su tiempo, pero aun así, siempre que tomemos los mandos nos lo pasaremos en grande. Es uno de esos juegos que por mucho que te pases, siempre apetece volver a jugar.

[flagallery gid=274 name=»Gallery»]

Si bien no es oro todo lo que reluce, también nos encontramos varios aspectos negativos. Entre algún que otro detalle menor, cabría destacar que la moda de los contenidos descargables previo pago no le sienta nada bien a este título. Incluir a dos personajes que ya están disponibles en el disco únicamente de este modo (Jill Valentine y Shuma-Gorath), no es que a los usuarios les vaya a hacer mucha gracia, al tener que pasar nuevamente por caja sabiendo que ya vienen incluidos de fabrica, a falta de activarlos.

Sin embargo, no todo va a ser pagar de más, y es que también hay contenidos gratuitos. En el descargable Modo Sombra, se nos propondrá luchar contra la IA de la máquina que simula la manera de jugar de los creadores del juego. Curioso, y a la par, entretenido.

En definitiva, si unimos lo de las descargas de pago, a lo que decía al principio de la ausencia de un modo historia, en conjunto le hace perder varias décimas. Una verdadera lástima, ya que de ser así el juego pasaría de ser muy bueno, a ser una maravilla.

Aún con todo, Marvel Vs Capcom 3: Fate of Two Worlds es un juego totalmente recomendable, y entretenido como pocos.

Pros

– Peleas muy divertidas

– Genial para jugar con nuestros amigos de forma offline/online

– Rejugabilidad infinita

Contras

– Tendremos que pagar por personajes ya añadidos dentro del disco

– No hay modo historia

– ¿Dónde está mi Capitán Commando?

Facebooktwitter
3 comments to “Análisis: Marvel vs Capcom 3”
  1. Killo Chencho genial el análisis, me ha encantando la parte historica de la saga¡¡¡ Yo lo que he podido jugar me parece un juego mu accesible para todo el mundo, aunque en ciertos momentos se vuelve muy caotico en cuanto a la cantidad de luces y personajes que aparecen en pantalla a toda velocidad.

    Visualmente me ha gustado mucho… y hago mención especial al decorado de Ghost and Goblins… lo flipé¡¡

     

  2. Alquile el juego la semana pasado y lo tuve que dejar. No soporto tanto colorido, no es que se lo este criticando al juego, pero me hubiera gustado un tono mas apagado. Eso si, los demas aspectos son muy buenos 🙂

  3. Pingback: Sorteo 2 Juegos Ediciones Especiales de Marvel Vs Capcom 3 | Generacion Pixel

Deja un comentario