EL CRUENTO SABOR DE LA BATALLA…

Con este simple título y no por ello menos cierto damos paso a analizar uno de esos juegos que entran en el grupo de los más ruidosos a nivel mediático pero que luego no consiguen llegar al público como se esperaba de ellos. ¡Ojo! No estoy diciendo con esto que el juego sea un mal título, ni mucho menos, ya que como podréis comprobar en el análisis que nos ocupa, el modo multijugador hace que su campaña, que no es tan espectacular como se esperaba, pase a un segundo plano y consiga que la vida útil del juego se alargue bestialmente, y esto es muy de agradecer teniendo en cuanta que el modo historia del juego se puede terminar en cuestión de 5 horas. Sin más dilación pasemos a comentar lo que desde nuestra humilde opinión creemos más importante para dar a nuestros pixeles una idea de lo que se encontraran con el título de THQ, Homefront.

 

FICCIÓN O FUTURA REALIDAD (ARGUMENTO)

Cuando en 2012 muere Kim Jong-il, su hijo Kim Jong-un pasa a ser el líder de Corea del norte, consiguiendo más adelante unificar las dos Coreas que hasta entonces habían convivido en división. Con el paso de los años una serie de factores unidos a dicha unión, producen un descenso en picado de la economía estadounidense, factores que a algunos podrá sonaros de nuestra vida real, como por ejemplo: Un conflicto en Oriente Próximo que produce una subida desorbitada del precio del petróleo, una epidemia que acaba con la vida de 6 millones de estadounidenses y una derivación por todo ello en la extinción total del dólar que provoca un éxodo masivo hacia nuevas fronteras como son México y demás países de Sudamérica.

Sin animo de ofender, aquí entra el oportunismo con el que hacen gala los asiáticos, ya que debido a este desplome total de una de las primeras potencias mundiales, los Coreanos verán un filón para invadir el país sin ninguna dificultad y de la manera más limpia posible, lanzando un supuesto nuevo satélite de comunicaciones, que no se trata más que de un arma militar, y que mediante un pulso electromagnético deje sin energía eléctrica a todo el país enemigo, pudiendo así invadir y hacerse con el control territorial de Norteamérica.

Bajo este contexto entra en escena nuestro protagonista, Robert Jacobs un expiloto militar retirado, que vive en una choza de lo más inmunda, lejos del ruido, y que verá como una mañana de lo más tranquila aparentemente, asaltan su casa un grupo de militares norcoreanos con el fin de reclutarlo para su causa. Mientras eres llevado hasta la base principal, algo sucede en el transporte y sin dar mucha información al respecto para evitar posibles spoilers, un grupo de rebeldes te “rescatan”. A partir de este punto todo se convertirá en una lucha por la liberación de los Estados Unidos de América, cooperando con el grupo de rebeldes antes mencionados.

JUGABILIDAD Y MODOS DE JUEGO

Haciendo referencia a la jugabilidad, no hay nada que no sepamos ya. Básicamente nos encontramos con un shooter de los de toda la vida, con un enfoque de lo más lineal y guiado por el argumento del título. En su modo historia, que en unas 5 horas podremos tenerla finiquitada, tendremos que ir básicamente de un punto A, a un punto B para cubrir diferentes submisiones dentro de la misión principal que será atravesar el “Muro” para llegar al Golden Gate con una serie de camiones con suministros y combustible previamente robados. A partir de esta premisa, nuestro papel real será disparar y disparar hasta llegar a nuestros objetivos, algo que ya conocemos muy bien de otras sagas, apoyado todo, por momentos muy scriptados, algo que también es muy conocido hoy día.

Cabe destacar que no solo son disparos a pie, y como podremos ver tendremos momentos realmente chulos, que endulzan un poco la simplicidad de la campaña. Realmente estamos convencidos de que flipareis cuando tengáis que manejar a Goliath, una especie de Mako teledirigido donde nuestra labor será centrar donde tiene que atacar este precioso bicharraco. Después hay otro vehículo que también manejaremos pero este prefiero mantenerlo en secreto porque es realmente satisfactorio descubrirlo por si mismo, yo personalmente no me lo esperaba después de cómo iba siendo el desarrollo de la campaña.

Para terminar, tenemos que hablar del modo de juego que hace que Homefront merezca la pena, y ese no es más que su modo multijugador.

El modo multijugador está realmente bien conseguido, con un buen equilibrio entre lo que actualmente gusta y lo más novedoso. Para que me entendáis, para este modo los desarrolladores han tomado lo mejor de cada juego actualmente en el mercado, pero lo ha potenciado con algo que realmente a la redacción nos ha gustado bastante, y no es más que el sistema de puntuación canjeable durante las partidas.

Este sistema de puntuación, es algo parecido a las rachas de Call of Duty pero sin ser rachas, me explico, este sistema se basa en ir consiguiendo puntuaciones dependiendo de la cantidad de muertes que hagamos o de objetivos conseguidos en cada ronda sin que nos maten. Dependiendo de la muerte o de la importancia del objetivo se nos otorgará más o menos puntuación, y una vez nos maten, para la siguiente ronda, antes de regenerarnos podremos comprar con la puntuación acumulada diferentes ventajas en combate, como por ejemplo un vehículo de tierra con ametralladora, un Hammer, un dron de búsqueda con el que poder marcar a un enemigo y tenerlo visible durante toda la ronda etc… Por tanto esto es algo que a la redacción nos ha parecido cuanto menos divertido.

Por lo demás estamos ante características clásicas como el sistema de rango, que conforme juguemos iremos ganando experiencia y por consiguiente los ascensos que se traducirán en desbloqueos de ventajas y armas, y el sistema de desafíos que nos otorgarán nuevos objetos y mejoras para nuestras armas. Es decir, toman lo bueno de otros títulos pero le añaden un sistema de puntos en partida que no esta nada mal.

En referencia a modos de juegos tenemos los típicos, como son el duelo a muerte por euipos, el controlador de tierras, que no es más que el típico defiende la posición marcada por el mapa.

Para el disfrute de este grandísimo multijugador, tenemos unos mapas hechos para la ocasión y que cumplen con creces, siendo de lo más variados y amplios, esto último nos parece un gran acierto, ya que cada partida podrá albergar hasta 32 jugadores, y la verdad que el echo de que los mapas sean tan amplios se agradece. Todo ello funcionando a un gran nivel gracias al soporte que da gamespy, y sus servidores dedicados. ¡Un goze vamos!.

Por conclusión podemos afirmar que en contrapartida a la campaña tenemos un modo en red que merece, al menos para los amantes del juego online, ser probado, puesto que creemos, este juego trae aire fresco en este sentido.

 

APARTADO TÉCNICO

Para el apartado técnico vamos a separar el apartado sonoro y el apartado gráfico, puesto que son dos conceptos que en este título se diferencian en gran medida, siendo claro vencedor el apartado sonoro.

Empezando por el apartado gráfico, cabe destacar, ante todo la primera impresión que nos dará el título cuando empiece a rodar en los lectores de nuestras consolas, en nuestro caso la versión PS3, esa impresión se podría definir en una palabra, “sorprendente”, pero en el sentido negativo de la palabra, puesto que a día de hoy y a la altura que nos encontramos de generación nos parece “sorprendente” que todavía haya compañías que no expriman al máximo o por lo menos el 70% del potencial de nuestras máquinas.

Puedo parecer demasiado tajante al afirmar lo anterior, pero creedme que el desfase gráfico que posee el título comparado incluso con shooters de hace 2 años es abismal. Entrando un poco en materia y para poder justificar lo que os he propuesto anteriormente, destacaremos los puntos clave que hacen que el motor gráfico del que se sustenta el título que nos ocupa sea cuanto menos mediocre.

Por una parte tenemos las texturas tanto de los personajes como los escenarios, con poquísima definición dando como producto un efecto dentado demasiado visible para los tiempos que corren, y desde la redacción creemos que las consolas de sobremesa tienen la suficiente potencia como para aguantar una aplicación de filtros al respecto, que produzcan texturas un poco más fieles a la generación de la alta definición.

Pero lo que realmente llama la atención y hace justicia a la palabra que expuse antes (sorprendente), es sin lugar a dudas la sangre, y es que posiblemente estemos hablando de una de las peores recreaciones que se han hecho de la misma en esta generación, con un estilo un poco de comic por así decirlo, que no viene a cuento en el juego que nos están ofreciendo, y con poco dinamismo llegando a ser estática la imagen, puesto que siempre veremos el mismo efecto cuando disparamos a alguien.

Por otra parte y no menos importante tenemos las constantes caídas de frames, que aunque todo quede dicho, no hace injugable el título, si se nos verá mermada la experiencia de juego, sobre todo en determinados momentos en los que la carga gráfica es muy alta.

Otro de los puntos negativos de este aspecto es sin dudarlo la poca fidelidad a la hora de recrear elementos de batalla como son las explosiones, el humo volumétrico, el polvo, y todo lo que conlleva una carga más de dificultad a la hora de programar el motor gráfico. En este sentido pensamos que los desarrolladores no se esforzaron lo suficiente y queremos pensar que en gran parte todo el esfuerzo lo han llevado a cabo a la hora de producir un modo multijugador a la altura.

Pero no todo son puntos negativos, y como contrapartida a lo comentado anteriormente tenemos el aspecto sonoro que después de poder disfrutarlo, es cuando realmente nos damos cuenta de que podrían haber conseguido algo más con el apartado gráfico.

En la redacción pixeliana hemos quedado realmente satisfecho con el aspecto sonoro,  debido en gran parte a lo realista que resulta oír los diferentes disparos de las distintas armas (¡Y no son pocas!) que usamos en el juego, junto con la banda sonora que nos acompañará en los momentos mas tensos cumpliendo con creces. Todo ello sin desmerecer en ningún momento el trabajo de doblaje, que sin ser espectacular nos deja un muy buen sabor de boca, ya que en momentos de verdadera tensión consiguen meterte en el papel y a veces incluso consiguen hacerte olvidar por un momento que estas jugando a un título que vistosamente no es nada de lo que se esperaba. También hay que destacar el sonido de las explosiones, muy bien conseguidas.

En conclusión dos apartados muy diferenciados uno de otro en cuanto a calidad se refiere y que como comentaba antes nos hace pensar que podrían haber conseguido un producto más pulido. Quizás y desde mi humilde opinión, si hubieran utilizado menos recursos para promoción y más para desarrollo aunque con ello conllevase un aumento del tiempo y por consiguiente un retraso, estaríamos hablando de un título sobresaliente gracias a su comentado modo multijugador.

[flagallery gid=301 name=»Analisis Homefront 2″]

CONCLUSIÓN

En una generación saturada de shooters y más shooters parece complicado que un juego que no llega al nivel técnico de otros muchos pueda llegar a triunfar, pero bajo nuestro punto de vista, un juego no es solo gráficos, un juego es un compendio de una serie de características que hacen de él un título a tener en cuenta, y esto sin más es Homefront. Un título que si careciera de su espectacular modo multijugador muy probablemente se hubiera llevado un suspenso, pero como no es así podemos proponerte a ti, pixel, que si eres un amante del shooter multijugador vayas sin pensar a probar este juego, a buen seguro te gustará. De lo contrario abstenerse píxeles, ya que existen alternativas mucho mejores.

Pros

-El apartado sonoro, que sin ser espectacular llegas a introducirte de lleno en el mundo del juego.

-La variedad de armas y vehículos en el modo multijugador.

-Un modo multijugador rico y variado en personalización y modos de juego.

-El sistema de puntos canjeables en batalla, que nos da la oportunidad de mejorar nuestro equipo o manejar vehículos de guerra en siguientes rondas de la partida.

-Goliath, la máquina de guerra más querida por la resistencia y seguramente por los jugadores que disfruten de ella en el modo campaña, una gozada.

Contras

-Apartado gráfico muy desfasado a estas alturas de generación, con unas caídas de frames en su modo historia, a veces considerables.

-Una campaña corta y posiblemente de las menos espectaculares que se recuerden en esta generación.

-Argumento plano, sin muchas subidas durante su desarrollo.

-Dificultad muy floja que a buen seguro no gustará a los jugadores más Hardcores.

-Que no te gusten los shooters y mucho menos el juego online que es donde este juego pega fuerte.



Facebooktwitter

Una respuesta a «Análisis: Homefront»

  1. Ufff empecé a jugar a ese juego y casi me da un  chungo ,  primera hora de juego  aburridisima , unos graficos  pesimos  , lo unico bueno el manejo del  personaje  junto a la hora de  apuntar y disprar es un calco del call of duty  , es lo unico que se saca bueno de ese juego

Deja un comentario