Duke… esto lo dice todo en el mundo de los videojuegos… el hombre duro del sector, el chulo por antonomasia de los videojuegos, ese hombretón que como bien dijeron sus creadores, era una mezcla entre Clint Eastwood, Arnold Schawarzennegger y John Wayne, regresa tras un desarrollo de 14 años, cientos de retrasos, cambios y desapariciones de compañías, tres motores gráficos, pero una esperanza en los seguidores de Duke Nukem, que esa palabra que componía su nuevo nombre (Forever) nunca se volviera forNever, y gracias a 2K Games y Gearbox esto no ha sucedido, y aquí entre nosotros ya lo tenemos.

¿Pero la espera a merecido la pena?… eso lo tendréis que descubrir a lo largo del análisis que desde Generación Pixel os traigo… Seguidores y Fans de Duke Nukem, con todos vosotros nuestras impresiones de Duke Nukem Forever… Hail to the king, baby!

Estos alienígenas me quieren joder

Duke Nukem Forever, nos traslada doce años después de lo que sucedió en Duke Nukem 3D… vamos que pateamos a los alienígenas de la tierra para que no volvieran, pero por desgracia esto no sucedió, ya que como veremos aquí, las naves de estos seres han vuelto a aparecer en los cielos con no se sabe muy bien qué intención.

Y claro… la intención como es normal no será nada buena…

Entonces aquí aparecerá nuestro buen amigo Duke, el cual tras conseguir echarlos por primera vez de la tierra es considerado como un heroe, siendo adorado e idolatrado por toda la humanidad. Pero claro, él que vivía en su lujosa mansión en las Vegas tranquilamente se verá envuelto en un nuevo lio con los alienígenas, los que esta vez vienen con crueles y macabras intenciones que ni el mismo imagina, y eso si le toca las pelotas de acero a Duke… vienen a raptar a todas las tías buenorras de la tierra…

Una historia de lo más bizarras, con tintes de serie B de los años 80 en el cine, lleno de vísceras, tetas, alcohol, tetas, alienígenas… y sobre todo tetas, que nos hará que más de una vez esbocemos algunas sonrisas e incluso carcajada con las frases hechas de Duke. Porque otra cosa no pero el guion está hecho para que no paremos de reír con las borderías, chulerías y demás puntos de Duke.

En cuanto a la duración del juego nos encontramos ante un juego que dura unas 12 horas, siendo y las cuales se pasan de formas amenas y entretenidas.

En definitiva una historia curiosa y muy bizarra, llena de momentos simpáticos y con un guion con mucho sentido del humor… eso si todo para mayores de edad ya que posee mucho picante…

Un juego con pelotas de acero

Todos aquellos que nos pongamos ante un mando y deseemos con ansiedad controlar a nuestro amigo Duke, nos vamos a encontrar antes un juego de acción en primera persona, pero al estilo más clásico que os podáis imaginar.

El control se basa en apuntar, disparar, movernos y como mucho agacharnos, e yendo al frente acabando con todo bicho viviente sin la más mínima complicación de coberturas, recargas y demás situaciones que hoy en día veríamos en cualquier juego de este tipo. Ya que aparte del disparar, correr, tirar granadas y agacharnos, nos quedará poco más teclado que aprender.

Jugando a Duke Nukem nos dará la sensación de estar jugando a algo que ya jugaba hace varios años atrás… pero que aunque sea simple no me deja desengancharme de esa simpleza. Porque eso sí, el control será simple, pero a entretenido y divertido no hay quien le gane. Este juego se le podrá criticar por muchas cosas pero cuando nos encontramos que un juego te hace que no puedas despegarte, que estés deseando ver lo que viene a continuación y que las diferentes situaciones te hagan disfrutar… es que algo grande hay detrás de él.

Duke, es un juego que no nos pasaremos todas las horas que dura sencillamente matando sin sentido a todo ser viviente, en este, tendremos situaciones de sencillos puzles, de plataformas (no demasiado controlables) e incluso de conducción… lo que hará que el entretenimiento sea máximo y en ningún momento se nos haga pesado el juego, todo lo contrario… no dejará de sorprendernos.

En cuanto a la dificultad del juego, no es demasiado elevada excepto casos puntuales el que puede que tengamos que repetir el último punto de control varias veces, y que por cierto serán muy habituales. Además hay que destacar que tendremos una barra de energía en este caso Ego, la cual se recargará automáticamente en cuanto no nos disparen.

Y en este tema de repetir la zona tras una muerte viene uno de los mayores lastres que tiene el juego… si si ya lo que lo hayáis jugado sabréis lo que voy a decir… los jodidos (por no decir algo más duro) tiempos de carga. Estas llegan a desesperar, ya que puede haber momentos en que te maten en 5 segundos porque realices un mal salto o porque te frían a cañonazo… y de pronto veas que comienza una pantalla de carga, que pixeles del mundo, esta dura nada más y nada menos que 40 segundos… horrible y sin sentido, y con una música que le cogerás odio el resto de tu vida. En definitiva unas cargas que no se sabe muy bien porque son tan largas y que los chicos de Gearbox deberían arreglar mediante un parche.

En cuanto a los enemigos del juego hay que decir que están en su justa medida en cuestión de cantidad y de variedad, ya que como era normal en el anterior juego, Duke Nukem no es un juego donde los enemigos salgan a mansalva, sencillamente aparecen en los momentos justo y adecuados. Entre ellos encontraremos a muchos de los clásicos Cerdos, a los OctaCerebros o los Ejecutores, a los que se les unirán unos grandes monstruos de final de fase, los tendrán unas mecánicas predefinidas de movimiento las cuales deberemos de estudiar para acabar con ellos (Hasta para esto es clásico).

Por otro lado el armamento es relativamente variado, el cual pasará desde la clásica pistola, pasando por la recortada hasta llegar a un lanza misiles o un arma de congelación, las cuales podrás cambiar según nos vayamos encontrando tiradas por todas partes, poseyendo cada una, munición estipulada las cuales podremos recuperar tanto en cajas de arsenal o recogiendo armas del mismo tipo. Eso sí, tan solo podremos llevar encima dos de ellas, así que lo tendremos que pensar muy bien.

Aparte de las armas normales, también poseeremos granadas y minas de aproximación, que serán de gran ayuda ante grupos de enemigos, y una serie de utilidades como visión nocturna, botes de anabolizantes o alguna que otra cerveza…

Por último destacar que aunque las opciones rejugables (excepto por coleccionables) son pocas, este posee un divertido modo multijugador para poder echar alguna que otra risa con los amigos, los cuales son los siguientes:

-Dukematch, el clásico todos contra todos de toda la vida

-Team Dukematch, el cual es el mismo que el anterior modo pero esta vez podremos hacerlo en grupos.

-Captura la Babe, o captura la bandera pero en vez de una bandera llevaremos a una muchacha echada al hombro.

-Salvar al Rey, el cual nos pone en el concepto jugable de un clásico Rey de la colina, en el cual ganará el que más tiempo tenga en su poder la zona del enemigo.

Todo esto en unos diez mapas distintos, y en equipos como máximo de cuatro personas. Este tendrá como novedad que los puntos ganados en las diferentes partidas nos servirán para adornar la mansión de Duke.

En conclusión de este apartado, Duke Nukem Forever, nos trae un tipo de juego clásico, sin apenas novedades jugables, pero que entretiene hasta decir basta, engancha muchísimo (incluso con su simpleza) y que eso si, posee como punto muy negro… sus horribles tiempos de carga.

Los años no pasan en balde

Si he de destacar un apartado, pero no por sus cosas buenas, es sin lugar a duda el apartado visual, el cual si viviéramos en el año 2003 no pondríamos demasiadas pegas pero es que en verano de 2011, verdaderamente no se puede admitir un apartado así. Tras varios cambios de motor el cual empezó siendo el ID Tech 2, paso al primer Unreal Engine hasta terminar con el Unreal Engine 3, ha lastrado y ha hecho mucho daño al producto.

El concepto artístico es correcto, pero cuando llegamos a la hora de llevarlo a cabo y ponerlo en movimiento no hay por donde cogerlo… no quiero cebarme demasiado con dicho apartado ya que las imágenes lo dicen todo, y por lo que para todo jugón y para mí en especial, supone la saga Duke Nuken, pero hay que reconocer que incluso dentro de mi posible fanatismo se puede dejar de dar palos a este juego.

Comenzando por el modelado de los personajes el cual es excesivamente poligonal y poco definido, donde se le nota excesivamente los picos de los polígonos y algunos dientes de sierra (en especial en la versión consola). Además sus movimientos son toscos y robotizados, siendo poco realistas, llegando en algunos momentos a ser cómicos.

Respecto a los escenarios hay que decir que aunque amplios y con detalles, tienen graves problemas de carga de texturas, siendo lo curioso de ello, es que no son texturas de alta calidad, así que es más absurdo aún. Y como colofón hay que decir que sufre de algunas caídas de framerate cuando se producen explosiones.

Por otro lado las texturas y sus resoluciones en general en ciertos momentos tampoco es lo esperado, ya que ciertos objetos se verán con unos enormes pixeles que nos dañaran claramente la vista. Respectos a detalles de iluminación quizás sea lo más logrado del juego, en especial una zona donde los que los juguéis sabréis donde digo… bolas luminosas…Por otro lado el sistema partículas, y el fuego y el agua, son muy básicos y aunque cumple correctamente tampoco destacan

En cuanto a la física de los objetos estas no son demasiado realistas, cumpliendo sencillamente su cometido.

Para terminar hay que destacar el apartado artístico del juego, ya que hay que decir que es correcto, todo con una estética bizarra, con decorados bien ambientados y zonas que si no fuera por este apartado parecerían horribles.

En definitiva, Duke Nukem Forever, lastra con un apartado visual muy mediocre, el cual para todo aquel que compre juegos por sus apartados técnicos le hará sangrar los ojos, pero que si eres amante de Duke o no eres de los que nada más que quieren gráficos no le tomareis en cuenta este apartado… eso sí, si sois del otro grupo, huid de él.

[flagallery gid=449 name=»Duke Nuken Analisis Galeria»]

Así suena esta leyenda

Pasando al apartado sonoro, nos encontramos ante una banda sonora en la que podremos escuchar de varias formas distinta la más que mítica banda sonora, que también apareció en Duke Nukem 3D y que tuvo tras de ella al grupo de metal, Megadeth… eso si en este nuevo juego versionada por otro grupo para la ocasión (La verdad pierde en potencia). Pero como os decía esta se repite a lo largo del juego, y el resto de las que forman la banda sonora pasan desapercibidas.

Respecto a sus efectos de sonido, aquí si hay que decir que gozan de potencia en todas las explosiones, disparos, desmembramientos y demás sonido de enemigos.

Por terminar en este apartado, decir que el juego viene totalmente doblado al castellano, con unas voces que no desmerecen a la original… ya sé que Jon St John lo hacía muy bien… y que siempre la tendremos en nuestra mente, pero no nos podemos quejar del doblaje al castellano que posee el juego ya que cuanto menos es correcto, eso sí una pena para los que lo quieran dejar en idioma original ya que no te da la opción de elegirlo.

Duke… See you in hell¡¡

Como conclusión de este análisis, aunque me duela en el alma de jugador, he de decir que el  juego no ha cumplido con lo que se esperaba de él… si, es cierto que es un juego muy divertido, que nos hará reír y que echaremos buenos ratos con él. Pero que posee una calidad técnica desfasadísima y un sistema jugable de hace 10 años, época en la que si llega a salir al mercado hubiese arrasado.

Es una pena que un juego de renombre como este vaya a acabar en el olvido de muchas personas y en la retina llorosa de todos los que hemos esperado 14 años para su salida. Para concluir y que conste que no es un producto malo, sencillamente está desfasado, y que quizás a un precio reducido hubiese tenido muchas éxito… sin lugar a duda los seguidores de Duke llevaremos este Forever en un ladito de nuestro corazón y con la esperanza que en una futura entrega nuestro fornido amigo regrese del modo que se merece un clásico de los videojuegos.

Pros

-Es divertido

-Su guión de lo más bizarro

-La duración del juego

Contras

-Apartado gráfico desfasado

-Los tiempos de carga son horribles

-Jugablemente es muy simple


Facebooktwitter

5 respuestas a «Análisis: Duke Nukem Forever»

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. q amo el Duke ¡¡
    [url=http://eu.playstation.com/psn/profile/BlancoDavid/] [img]http://mypsn.eu.playstation.com/psn/profile/BlancoDavid.png[/img] [/url]
     

Deja un comentario