Análisis: White Knight Chronicles II

Pregunta de la semana: ¿Quién no ha soñado alguna vez en toda su vida, con poder luchar contra el mal, implantar justicia por el mundo haciendo uso de poderes que hasta los mismísimos Power Rangers envidiarían, y además poder combatir contra todo tipo de monstruos: desde los más pequeños esperpentos ataviados con una capucha a lo Ku Klux Klan, a completos mostrencos del tamaño de una montaña? Pues precisamente ahora, Sony nos trae un juego que nos brinda esa oportunidad.

Exactamente un añito despues de que aterrizara por estos lares su predecesor, aparece en Europa esta segunda parte, la cual viene a continuar la aventura de nuestro buen amigo Leonard, exactamente en el mismo punto que la dejó en su anterior entrega, en pos de resolver el misterio que encierran los legados de los Antiguos.

Si os interesa el asunto, venid conmigo, que haremos un repaso a todo lo que nos ofrece este título.

REINICIADO Y CONTINUANDO LA SAGA

Primero de todo, he de empezar diciendo que encuentro un gran acierto lo que ha hecho Level 5, el equipo de programación de ambos White Knight Chronicles, y de muchos otros juegos famosos (Dragon Quest VIII en PlayStation 2, o los Profesor Layton en NDS, por poner algún ejemplo), con este retorno de la franquicia.

Han querido contentar a los más fieles, al incluir la primera parte, el White Knight Chronicles original, dentro de esta secuela; no sin antes haberle hecho un pequeño lavado jugable, que todo aquel que hubiera jugado, notará sin lugar a dudas:
las batallas han ganado dinamismo, se han eliminado técnicas que no tienen continuidad en su sucesor, y se han añadido otras que están disponibles en este, facilitando así el salto de uno a otro. Todo esto, tiene un motivo, y es dotar a WKC, del mismo sistema de lucha que nos presenta este WKC II.

En cuanto a historia, tal y como he mencionado antes, volvemos a meternos en la piel de Leonard, y su lucha por desentrañar el misterio del poder de los Incorruptos, antiguas armas de generaciones pasadas, que se combinan con un usuario, y lo dotan de poderes inimaginables. Leonard, por ejemplo, es el portador del Incorrupto del Caballero Blanco.

Cuando cargamos el juego, nos encontramos con dos opciones diferenciadas:

a) Empezar el juego desde el primer WKC, con nivel 1.

b) Empezar el juego desde este WKC II, desde el nivel 35.

Sinceramente, si esta es la primera vez que jugáis, os recomiendo encarecidamente que empecéis por el principio, ya que al empezar la partida de la segunda parte, retoma todo exactamente donde se queda el final del primer juego.

Para los que ya completaron la aventura hace un año, si todavía guardan la partida en el final; al empezar la partida en este WKCII pueden recuperar dicha partida, obteniendo así todos los objetos y demás parafernalias que tanto trabajo les había costado reunir. Es por este motivo, que en este análisis, tendré en cuenta a ambos juegos, ya que forman parte de un mismo todo.

COMPAÑEROS DE BATALLA

Si optamos por crear una nueva partida, se nos pedirá que creemos un “Avatar”, que será un personaje que siempre estará junto al protagonista, que no hablará ni opinará, pero será uno de los personajes que siempre llevaremos. Además, es el único que podremos manejar en las misiones online, así que hay que procurar no dejarlo descuidado, y fortalecerlo.

Hablando de esto, nuestros personajes se moverán en un grupo de tres que podremos modificar cuando queramos, darles órdenes con los botones del mando, y en última instancia, también podemos pasar a controlar a cualquiera de ellos con solo pulsar el botón SELECT.

El sistema de lucha, desde un principio, me ha recordado ligeramente al Secret of Mana de la SNES, en el que despues de atacar, hay que esperar a que se recargue el tiempo de ataque, antes de volver a hacerlo.

[flagallery gid=456 name=»Gallery»]

Conforme se van subiendo niveles, se van obteniendo puntos de experiencia, puntos que se canjean por habilidades de cada una de las armas que puedan utilizar los personajes. Cada tipo de arma (espada de una mano, espada de dos manos, lanza, hacha, arco o bastón) cuenta con sus propias habilidades a obtener, las cuales son exclusivas de este tipo de arma, y no pueden ser utilizadas por otra. Además, tenemos los campos de Magia Elemental (de ataque), o Magia Espiritual (de curación).

Para atacar, disponemos de 3 barras con huecos, en donde iremos colocando las habilidades que aprendamos, como más nos guste, para poder ir seleccionándolas cuando más nos convenga en cada situación. Cabe mencionar en este apartado, que podemos customizar una cadena de ataques para que se desarrollen de forma secuencial con únicamente presionar el botón en el momento correcto, al único precio de la pérdida de unos cuantos puntos de MP.

A esto se le denomina “Combo”, y podemos crear tantos como queramos; pudiendo modificar el nombre de los mismos a nuestro antojo (así que nombres como “Super-Ultra-Mega-Tajo-de-la-Golondrina-Grulla-Ancestral-de-Todos-los-Santos-Inimaginables” son posibles, siempre y cuando no nos pasemos poniendo caracteres).

 

Otra característica a destacar, es la que tienen Leonard y todo aquel que tenga un Incorrupto, ya que pueden fusionarse usuario y máquina al más puro estilo Megazord de los citados Power Rangers, para convertir las peleas en verdaderas luchas de titanes. La novedad que implanta ahora este WKCII es que también podremos transformarnos en diversas misiones online, rasgo que en su predecesor, no era posible.

El juego es bastante lineal en su desarrollo. Normalmente llegamos a un punto del mapa, entramos, hacemos el objetivo de la misión que nos solicitan, y ya podemos ir al siguiente lugar. A nivel argumental, no vamos a negar que cae en muchos tópicos, pero que al menos se subsana en parte, gracias al cariño que se les puede llegar a coger a los personajes.

CONCLUSIONES

A nivel gráfico, sinceramente, no llega a impresionar dados los tiempos que corren. Las diferencias entre el WKC y el WKCII incluidos dentro del disco, no son muy destacables. Si bien en su segunda parte nos encontramos con algunos aspectos algo más variados, tampoco notaremos una gran diferencia.

Los personajes, sin estar mal hechos, se podrían mejorar, ya que en algunas situaciones se nota como se ha puesto más empeño en estos cuando se convierten en talla XXL (transformados), que cuando son talla XS (humanos).

Los escenarios, más de lo mismo, ya que aunque son bastos en extensión, su nivel de detalle no pasa de “correcto”. Sin embargo, los espectaculares videos, y algunos efectos como la luz del sol, diversos ataques, las transformaciones de los Incorruptos y ciertas iluminaciones, son de agradecer.

A nivel sonoro tampoco destaca especialmente. Las voces (en un perfecto inglés subtitulado en español), no pasan de correctas, al igual que la traducción de algunas canciones. En cuanto a la banda sonora, debo reconocer que no está del todo mal. Pistas con un ligero toque celta, nos acompañarán a lo largo de toda la aventura en ambos juegos, que al menos, son bastante agradables de escuchar, si bien no pasarán a los anales de la historia videojueguil.

A nivel jugable, si somos fans de este tipo de juegos, sí que encontraremos divertido este compendio de WKC y WKCII. La historia, al aunar dos juegos enteros, es bastante larga (unas 20-30 horas del primero, más otras tantas del segundo), dando como resultado una extensión de unas 40-60 horas en el modo offline. Si sumamos el modo online, el tiempo puede exceder perfectamente las 100 horas sin problemas.

En el apartado online, además hay que recordar que ofrece la opción de poder jugar diversas misiones en cooperativo junto con otros 5 amigos, lo que hace subir sustancialmente la jugabilidad del título. Además, se debe recordar que el nuevo sistema de juego, hace que se pueda disfrutar más que en la edición del año pasado.

En resumen, juego recomendado si te va el género de los JRPG o si eres fan de los robots gigantes tipo Power Rangers/Mazinger Z. Si no es así, siempre es bueno darle una oportunidad, ya que no hay muchos juegos de este estilo que permitan jugar un online cooperativo, y que nos brinde tantas horas de entretenimiento. Cuesta un poco sumergirse en su mundo, pero una vez se hace, es entretenido.

 

Pros:

– Poder transformarse en moles gigantes

– Dos juegos en uno

– Gran duración

– Multijugador muy entretenido

 

Contras:

– Al principio, cuesta un poco hacerse con él

– Técnicamente no destaca demasiado

– No tiene doblaje japonés (Verto, no. ¡HENSHIN!)


Facebooktwitter
3 comments to “Análisis: White Knight Chronicles II”
  1. La verdad es que un 7 en el mundo de los videojuegos como resultado para una entrega es bastante flojo, y aunque tenga sus puntos a favor no deja de ser uno poco conocido.
     
    Leyendo el análisis, parece un juego bastante aburrido para los que no le gusta la saga, y más aun para los que no se convencen con este tipo de géneros.
     
    Aunque puede que tenga mucha duración, (revisando el análisis) hay apartados jugables que no llegan a estar a la altura de los tiempos que corren, y su apartado gráfico más de lo mismo. Tal y como está ahora la economía no me puedo arriesgar a pagar por un juego que, principalmente, ni me comvence.
     
    Buen análisis, has destacado los pros’ y los contras de forma clara y sencilla haciendo que uno se pueda dar una idea de como es el juego, gracias a él me he decidido si probarlo o no.

  2. Gracias por tu comentario!

    Lo del 7 es relativo, ya que podría haberle puesto un 7’5 perfectamente, y aún así, no deja de ser un notable.

    Es de esos juegos que si se encuentran a un precio asequible, no está de más el echarle el guante, ya que como he mencionado antes, la duración no es la misma que muchos otros juegos (y además es un 2×1! :p )

  3. Pingback: NotaMedia.es

Deja un comentario