Los estudios franceses Cyanide creadores de Pro Cycling Manager, y bajo la distribución de Focus Interactive y Digital Bros, nos traen a nuestras consolas de sobremesa, Xbox 360 y PlayStation 3, un simulador de ciclismo que toma la licencia de la carrera ciclista por etapas más importante del mundo, os hablo como no del Tour de Francia.

Tras sus grandes éxitos de crítica y público, se introducen de lleno con la simulación deportiva, en un alarde de originalidad, ya que la cantidad de juegos de ciclismo a lo largo de la historia no ha sido muy grande, y ya han pasado muchos años desde aquel maravilloso Perico Delgado en nuestro añejo Amstrad y Spectrum.

Por lo que es de agradecer que intenten innovar en ese campo del deporte en  los videojuegos, ¿pero se puede vivir solo de buenas ideas?… lo veremos a continuación… así que preparaos para sentiros Induráin, Amstrong o Merckx, llega ante todos vosotros Tour de Francia 2011.

Jugabilidad

Verdaderamente nos damos cuenta, de que a la hora de meter en la consola este juego nos estamos encontrando ante la interesantísima idea de crear un juego deportivo basado en ciclismo, que nos permita simular lo que un corredor viviría en primera persona, al igual que los que podemos ver en motos, coches o demás modalidades deportivas. Y hay que aplaudir al estudio francés de haber puesto sobre la mesa tan curiosa idea… pero esta idea sufre un grave problema… que se ha quedado simplemente en eso… una magnífica idea.

Las bases jugables son interesantes, pero no se han conseguido llevar de una forma que haga que la persona que se encuentre ante el juego pueda decir que tiene la sensación de estar divirtiéndose.

Pero bueno comenzaremos por el principio, nada más entrar en el juego nos encontraremos los modos de juego que básicamente son dos; carrera simple, la cual nos permitirá escoger una etapa suelta del Tour, y el modo Tour, el cual como bien dice el nombre nos permitirá correr la ronda gala por completo, para intentar colocarnos en lo más alto del pódium tras 21 duras etapas.

Una vez escogida la opción que queramos jugar, nos pondremos en la difícil elección de escoger nuestro equipo entro todos los participantes en el Tour, que como os imagináis tendrán todas las licencias oficiales de la carrera.

Una vez que decidamos el equipo, llegará el momento más importante de todos, el escoger que corredor entre los líderes del equipo querremos controlar. Cada uno de los ciclistas tendrá una serie de características las cuales influirán directamente en el desarrollo de la carrera, ya que habrá especialistas en sping, montaña, llano, etc… así que decidid bien dependiendo a lo que queráis optar.

Tras esta importante elección veremos el perfil de la etapa, en el cual nos ha sorprendido la forma de llevarlas por parte de los creadores del juego, ya que no correremos al etapa integra, si no que ellos han elegido los tres puntos más importantes de esta, y solo jugaremos estas parte… verdaderamente no lo entendemos porque han hecho esto, ya que rompe el ritmo de juego, y le quita intensidad y realismo, y si a eso le unimos que los tiempos de carga entre una y otra son muy considerables, nos encontramos ante un grave problema.

Y llegó el gran momento… comienza la carrera… En este instante entraremos en el simulador, pero eso sí antes, y os lo recomendamos de corazón no dejéis de echar un amplio vistazo al tutorial porque si no vais a entender poco de la mecánica y controles del juego.

Llegado este momento comenzaremos a manejar a nuestro ciclista, el cual tendrá la movilidad lateral mediante el analógico y el cual avanzará o retrocederá dependiendo de la velocidad que en el implementemos.

En cuanto a la velocidad dependerá directamente del esfuerzo al que sometamos al ciclista y a una serie de pulsaciones que nos harán varíalo, el cual vendrá reflejado junto a las pulsaciones y la energía total en una barra en la parte inferior de la pantalla. Verdaderamente el concepto es difícil de explicar si no se ve y se juega puede que no se entienda… pero es que incluso jugándolo cuesta trabajo entender para los menos puestos en la saga manager de esta misma compañía de donde este coge algunos detalles.

Aparte de las opciones de control, esfuerzo y velocidad, también tendremos las opciones de hacer relevos, esprintar, realizar ataques, etc, los cuales se controlarán con tan solo un botón del mando, y como todo dependerán de nuestras energías.

Por último, hay que destacar que el ciclista tendrá la opción de comunicarse con los compañeros de su equipo y con el coche del equipo, para recibir diferentes informaciones o posibles ayudas.

Y hasta aquí todo el control del juego… en el que mucho estaréis pensando, sobre todo los amantes del ciclismo… que vaya chulada… pues en teoría sí, pero cuando comenzáis a entrar en faena os daréis cuenta que aunque cumple bien, su funcionamiento se hace monótono y poco divertido (puedes llegar a no tocar el mando y la carrera sigue si más)… incluso a algunas persona le puede resultar lioso, cosa que podían haber mejorado mediante un mejor interface y la mejor implementación de los controles.

En cuanto a la inteligencia artificial de los corredores de tu equipo como la de los rivales hay que decir que esta correctamente implementada, y tanto las ayudas, trabajos y demás situaciones de la carrera de tu equipo como los ataques, actuaciones, etc de los demás equipos, se hacen con total coherencia, y dando la sensación de estar estratégicamente todo bien planteado.

En definitiva, una vez terminada cada etapa marcaremos tiempos, veremos nuestra posición en la tabla y nos prepararemos para la siguiente etapa y la estrategia a seguir.

En cuanto a la dificultad del juego viene más dada por el difícil manejo de él que por que las carreras sean difíciles, ya que es un juego más estratégico que salir a lo loco a tirar de un pelotón hasta dejarlos atrás… vamos que hay que jugar con cabeza, y no pensar que estamos en un juego de coches o motos… vamos que el ciclista tiene cualidades y sobre todo que se cansa.

En conclusión hay que decir que la idea es original y goza por lo menos de una buena respuesta de los ciclistas a nivel de inteligencia artificial, pero el resto del nivel jugable como puede ser el control deja que desear, y si a esto le unimos los pocos modos de juego, nos deja una jugabilidad algo mediocre, con poquísima intensidad, que puede que guste a algunos pero que hay que reconocer que no funciona.

Apartado Visual

En lo que respecta al apartado gráfico de Le Tour de France, hay que decir que no alcanza los niveles exigidos actualmente a un juego de esta generación. No es que llegue ser horribles, pero es muy mejorable en cada uno de los apartados que lo forma.

Desglosando cada uno de esos apartados, comenzaríamos con los escenarios del juego, el cual no llevan a vagar por calles, campos y montañas, y que intentan recrear con la mayor precisión posible para ambientar el juego, y verdaderamente no lo consiguen, ya que está lleno de polígonos que saltan a los ojos, las texturas son muy  pobres, y todo son muy repetitivos.

En cuanto a los ciclistas son totalmente clónicos, los cuales son diferenciados simplemente por los diferentes maillot. En cuanto a sus movimientos son muy robotizados y mecánicos, y dan poca sensación de realismo. Respecto al público o demás seres vivos que rodean la carrera por desgracia hay que decir que son incluso menos detallados y robotizados que los propios ciclistas…

Por el resto pocas cosas destacables, algunos efectos de iluminación correctos y mantener la estabilidad de frame incluso cuando hay mucha cantidad de elementos en pantalla, pero la verdad poco más destacables. Y la verdad que es una pena porque con la tecnología actual se podría haber mejorado muchísimo este apartado… una pena que no te entre ni por los ojos.

Aparatado Sonoro

En lo que respecta al sonido del juego, hay que decir que cumple bien su cometido. Por ejemplo la música electrónica que posee el juego, que por cierto es la misma que la de Pro Cycling Manager (La crisis es así) nos acompañará correctamente en los diferentes menús y  ameniza el corto tiempo que vagaremos por ellos

En cuanto a los sonidos ambientes en la carreras, hay que decir que están bien conseguidos, pudiendo escuchar desde el sonido del público, el pedalear de los corredores el sencillo sonido de la naturaleza… eso si… acompañado de la música al estilo de la de los menús, inclusive la de estos.

En definitiva, un apartado sonoro decente que cumple su función de amenizar las carreras y los menús.

Conclusión

Cyanide ha tenido una buena idea intentando plantar las bases de un simulador de ciclismo, pero verdaderamente no lo ha conseguido ya que el juego es muy mediocre en casi cada uno de los apartados que lo forman… es una pena porque a los mucha aficionados al ciclismo que hay en este país le hubiese gustado encontrarse con un producto tan pulido y divertido como puede ser el manager ciclista de esta misma compañía.

De todos modos si eres muy muy fan del ciclismo, y tienes unas ganas locas por simulador a tu ciclista preferido échale un vistazo pero de veras no te podemos prometer mucho más sobre él.

Pros

  • Innova en lo que es el concepto
  • La inteligencia artificial
  • Las diferentes opciones y posibilidades dentro de la carrera

Contras

  • Su apartado gráfico
  • Su control es deficiente
  • Su apartado sonoro solo cumple
  • Pocos modos de juego

Facebooktwitter

Una respuesta a «Análisis: Tour de Francia 2011»

  1. Pingback: NotaMedia.es

Deja un comentario