Análisis: Bastion

Supergiant Games, una empresa independiente de las cuales hace los juegos con amor y sin prisa alguna por terminar un proyecto, ha publicado mediante descarga digital, el que puede llegar a ser uno de los grande juegos del año en lo que a la descarga digital y a los productos independientes se refiere… os presentamos Bastión.

Y muchos os preguntareis ¿Qué es Bastión?, pues solo os digo una cosa…No dejéis de leer el siguiente análisis si no conocíais nada de este juego, pero tampoco las dejéis de leer si lo conocéis y estáis indeciso en si adquirirlo, y por supuesto… ni mucho menos dejéis de leerlo si ya lo habéis jugado, porque en las siguientes líneas recordareis algo que quizás nos se os vaya de vuestra retina y vuestros oídos en mucho tiempo… o quizás nunca… con todos ustedes amigos y amigas pixeles… el análisis de Bastión.

Historia

Bastión nos pone en el papel de un joven muchacho, llamado The Kid, el cual despierta en su lecho un día cualquiera dándose cuenta que todo lo que conocía ha dejado de existir y que su amada tierra, llamada Caelondia, ha sido destruida por un terrible cataclismo.

The Kid no sabe muy bien qué es lo que ha pasado, porque se encuentra solo y a donde se debe dirigir… y sumido en esta intriga, sencillamente decide caminar en busca de respuestas.

En el camino no encuentra nada más que destrucción, y ni la más mínima señal de vida humana… hasta el momento que se cruza con un misteriosos y longevo personaje llamado Ruck, el cual nos alentará y animará a reconstruir lo que se conoce como el Bastión… una fortaleza aérea, centro del último rayo de esperanza para este pequeño mundo.

Bastión, nos trae una historia personal y llena de tintes melancólicos, perfectamente narrada y de la cual no podemos perdernos ni un ápice todas las maravillas que rodean a este mundo y dicho cataclismo. La cual nos hará mantener esa sensación de desolación y de estar cerca del fin de todo, de principio a fin de la aventura.

Por supuesto… no podemos dejar de alabar, y parecerá reiterativo, la maravillosa forma de contar la historia, como si de un cuento muy muy triste se tratase, visto desde unos ojos que allí estuvieron y que lo vivieron en primera persona… una autentica obra de arte narrada y contada.

Por historias como estas y sus formas, uno se da cuenta, que muchas veces las historias no han de ser muy complejas para ser buenas historias, mejor es una historia simple y bien contada, que una maravillosa historia pero muy mal contada… y Bastión y su equipo de desarrollo Supergiant Games, han conseguido trasmitir la belleza y tristeza dentro de algo tan simple.

Jugabilidad

Bastion nos presenta el esquema jugable de un clásico juego de rol y acción con una visión isométrica, en la que controlaremos a The Kid.

Como buen juego del género que se plazca deberemos ir realizando una serie de zonas, las cuales deberemos limpiar de enemigo, y en ellas conseguir los objetivos que se nos sean marcados. Cada una de estas zonas estará repleta de enemigos, de tesoros y de mejoras para nuestro personaje.

Antes de empezar cada una de dichas áreas, estaremos situados en nuestro bastión, centro de operaciones y zona donde podremos comprar diferentes mejoras, en cada una de las respectivas tiendas especializadas. Por ejemplo en la forja podremos realizar mejoras de las armas, en la destilería tendremos a elección diferentes pociones que mejoran nuestras facultades o una tienda (aquí la conocen como objetos perdidos) donde podremos comprar los diferentes ítems que podremos utilizar en las demás tiendas para mejorar. Por cierto no os penséis que esto será gratis ya que a lo largo del juego deberemos ir recogiendo unos pedazos, que como cuenta la historia son del viejo mundo, los cuales tendrán la función de dinero.

La verdad que la variedad de armas y mejoras es alta, así que podréis disfrutar con su variedad. Entre las armas encontraremos desde arcos, martillos, carabina, machete u otras más extrañas como un fuelle de fuego (vamos un lanzallamas) o colmillo de repetición (arma en plan ametralla, creada de los huesos de una bestia) … y así hasta un total de once… y si a ello le sumamos las cinco mejoras en caracteres como la velocidad, la potencia, el alcance, etc  nos encontramos ante un apartado bien surtido y variado, pudiendo decir que hasta original, ya que algunas armas necesitarán de una seria habilidad para utilizarlas correctamente. Hay que decir por último que siempre podremos llevar con nosotros dos de estas armas, pudiendo ser elegidas en la armería y un ataque especial que corresponderá a una de las armas que llevemos.

Además de las tiendas, también encontraremos un templo donde ofrecer cosas a los dioses y recibir a cambio otras, en los cuales podremos elegir entre varios de ellos los cuales por ejemplo, y para que lo entendáis mejor, os ofrecen que cada enemigo os de un 10% más de experiencia y un 10% más de pedazos, pero a cambio estos serán más veloces y resistentes… vamos un clásico dios que si no le das algo no recibes nada…

Y por último, una curiosa tienda o casa como lo queráis llamar, que lleva el nombre de punto de homenaje, en el cual podremos realizar una serie de retos los cuales nos darán a cambio una buena cantidad de pedazos para poder gastar a nuestro gusto. Y con los cuales alarga más la vida del juego.

En cuanto a otras características del juego os hemos de hablar tanto de la energía como de los tónicos para ataques especiales, sin dejar de lado a la clásica barra de experiencia de estos tipos de juego.

En lo que respecta a la energía podremos se nos mostrará en la clásica barra, pudiendo ser aumentada en longitud, con lo que conlleva más cantidad de vida, y la cual recuperaremos mediante unos tónicos de salud, que iremos encontrando a lo largo del camino, y que la verdad no nos faltaran, ya que serán habituales… incluso creemos que demasiado habituales.

Por otro lado os tenemos que hablar de los tónicos negros los cuales nos darán la posibilidad de ataques especiales, los cuales como norma general gastaremos uno por cada ataque que realicemos… pero al igual que en los de salud no os preocupéis que los encontremos en grandes cantidades.

Por último os hablaremos de la experiencia, la cual podrá alcanzar hasta nivel diez, y que podremos aumentar a la vez que realizamos misiones o matamos enemigos… siendo quizás uno de los puntos más negros, ya que estas subidas de nivel son muy sencillas, y no conllevan a simple vista nada, sencillamente nos da acceso a más ranuras o posibilidades de objetos y un poco más de barra de vida, pero no hemos apreciado mejoras más palpables en el personaje. Haciéndose con ello un juego no muy profundo si buscáis en él un juego de rol algo más complejo… pero bueno esto es cuestión de gustos, y no a todo el mundo le gusta complicarse la vida con cientos de estadísticas.

Una vez customizado al completo a nuestro buen amigo The Kid, pasaremos a realizar los diferentes mundos en busca de las respectivas misiones que nos sean encomendadas, siendo por norma general no muy complejas, y sin dar demasiado pie a la exploración, cosa que hace que la dificultad del juego no sea demasiado elevada.

Aparte de las misiones principales tendremos algunas misiones especiales como las pruebas con diferentes retos con cada una de las armas, o los sueños en los que podremos introducirnos, y en donde nos encontraremos con un modo oleadas clásicos de otros tipos de juegos, y que la verdad ambos están muy bien llevados y nos varían la tónica clásica del juego.

En los que respecta a los enemigos están en su medida justa, siendo relativamente variados, sin llegar en ningún momento a ser repetitivos, ya que estos también se darán más en ciertos escenarios que en otros. Existen ciertos enemigos especiales que serán menos común ver y que al igual que el resto tendrán una serie de características, poderes y formas más efectivas para acabar con ellos.

En cuanto al control del juego se puede decir que esta implementado a las mil maravillas, teniendo un fácil acceso a todos los menús, y controlando a nuestros personajes fácil y suavemente.

Para concluir este apartado jugable hay que decir que el juego solo consta de un modo historia el cual podremos jugar en un modo de dificultad normal, y que a su término podremos rejugar con nuestros equipos ya adquiridos, y con un nivel superior de complejidad. Eso sí, para ser un juego descargable su duración es bastante considerable, ya que perfectamente le podremos echar entre ocho y diez horas, dependiendo siempre lo que nos queramos distraer con la aventura.

En conclusión, un apartado jugable clásico pero efectivo, ya que a los amantes de los juegos de rol y acción les será de su agrado por su variedad de posibilidades y de mejoras, pudiendo ser criticados por los que busquen en Bastión una profundidad mayor. Su manejo y accesibilidad está perfectamente implementados, incluso su línea de aprendizaje se realiza suave y paulatinamente, sin encontrarnos en ningún momento con situaciones que no sepamos que hacer… eso si, esto le supondrá a alguno que el juego no le resulte complejo… cosa que suple perfectamente con su considerable duración.

Apartado  Visual

La belleza hecha videojuego, una autentica obra de arte dibujada a mano, como si un oleo se moviese y pudiésemos interactuar con él… no nos hemos vuelto locos… es que hay que decir que si Bastion destaca por algo es por su exquisito diseño artístico.

El modelado de los personajes y los enemigos, los maravillosos escenarios y toda la ambientación que nos rodea está perfectamente pensada, diseñada y colocada en el sitio exacto en el momento exacto. El colorido representa perfectamente cada una de las situaciones, tomando colores más térreos cuando la destrucción se acerca, o más vivos y coloridos cuando el ambiente es de tranquilidad y “felicidad”.

En cuanto a su iluminación, es igual de maravillosa que el resto del juego, efectos de luces constantes, luces, sombras, explosiones, partículas… todo tiene ese toque de acuarela que parece increíble que la hayan transformado en videojuego.

Además de todo lo anterior, el juego es muy estable, ya que incluso estando lleno de partículas, enemigos y demás efectos en ningún momento notamos el más mínimo bajón de frame, cosa que suele ser normal en estos tipos de juegos.

Todas las alabanzas son pocas antes este apartado visual que nos trae Bastion, y la verdad es difícil de expresar una belleza tan bien pensada e implementada en un juego como han conseguido los chicos de SuperGiant Games.

[flagallery gid=478 name=»analisis Bastion Galeria»]

Apartado Sonoro

Si en el apartado visual es maravilloso, el apartado sonoro no se queda muy atrás tampoco, ya que la elección de sonidos, melodías y voces, han sido cuidadas también con mucho mimo.

En lo que respecta a su apartado musical, hay que alabar las muy buenas melodías que nos acompañarán perfectamente a lo largo de la acción, y que varían según vaya a darse una situación u otra creando una inmersión verdaderamente genial.

Por otro lado hay que hablar de los efectos de sonidos, los cuales son potentes y bien implementados, además ese sonido del viento, ese medio silencio, ese susurro que no sabes muy bien de donde viene, hace que la sensación de desolación y soledad sea mayor, consiguiendo ambientar perfectamente.

Y por último lo más impresionante de este apartado… las voces… ya que el juego está totalmente narrado desde una tercera persona la cual vivió la historia en primera persona, y la cual el doblador ha conseguido ponerle una voz de melancolía, tristeza y desolación verdaderamente increíble… de las mejorcitas narraciones que hemos podido escuchar en un videojuego.

Eso sí como único punto “negativo” el juego no viene doblado al castellano, así que tendremos que leer unos subtítulos, que la verdad, aparecen a la velocidad de la luz.

En definitiva un muy buen apartado sonoro, que nos mete dentro de esa tristeza y desolación que envuelve ese mundo, con una mención especial al magnífico narrado de los hechos.

La conclusión

Bastión sin lugar a duda se va a convertir en uno de los juegos independientes del año. Tanto por su bien contada historia, por su maravilloso apartado sonoro… y por supuestísimo alucinante aparte artístico, que nos hace estar sentados ante una acuarela en movimiento.

Bastión no aporta sistemas jugables revolucionarios ni ideas fuera de lo normal… Bastión aporta belleza, arte y sensaciones… en un mundo interactivo que os hace esbozar una sonrisa de principio a fin por que estáis viendo y manipulando puro arte interactivo.

Pros

  • Maravillosos apartado artístico
  • La narración y el guión es exquisito
  • Buen apartado sonoro

Contras

  • Su dificultad no es muy elevada
  • Los subtítulos y la acción a la vez puede hacer perder detalles.
  • Algunas veces la profundidad como juego de rol no es excesiva

Facebooktwitter
2 comments to “Análisis: Bastion”
  1. Pingback: Bastion llega en agosto a PC | Generacion Pixel

  2. Pingback: Bastion llega a PC | Generacion Pixel

Deja un comentario