Llegan los Orcos¡¡ Y qué mejor manera existe de disfrutar con una amenaza de tal calibre que divirtiéndose cruelmente de dicha amenaza… vamos haciendo que los pobres y mal olientes orcos caigan en las más crueles y brutales trampas, pasando a ser una masa verde de vísceras y trocitos de orcos por todos lados.

Pues si la idea os gusta, aquí tenéis Orcs Must Die!… que más se puede decir de un titulo que lleva ese nombre. Pues se puede decir que los encargados de lanzarlos al mercado son los creadores Halo Wars o Age of Empire III… es decir Robot Entertainment, así que nos encontramos ante un estudio de garantía, y que en juegos de estrategia está más que puesto.

Pero claro esta vez se van a desmarcar un poco de lo clásico que están acostumbrados a hacer, para pasar a un juego de más acción pero sin faltarles esos  tintes estratégicos como ellos saben bien saben hacer. En definitiva nos traen el nuevo y alocado juego del género estratégico de defensas con torres, que va hacer las delicias de los amantes del género y de las historias alocadas y originales. Así que disfrutad y no dejéis de leer de este Orcs Must Die!

Historia

En lo que respecta a la historia de Orcs Must Die! Nos traslada a una época medieval fantástica, donde a través de unos portales han llegada a entre nosotros, hordas de seres entre los que encontramos orcos, trolls, pequeños dragones, y demás seres fantásticos que nos podamos hacer a la idea.

Y claro… la intención de estos seres no es otra que hacerse con el control del mundo, y con ello dar el poder a una de las más torpes aprendices de mago que ha dado la historia… pero claro… el problema es que a estas hordas le han hecho frente cada uno de los grandes magos, terminando por ceder y con ello muriendo en el intento de defensa. Lo que esto conlleva de que el más torpe y cobarde de todos los magos aprendices, sea el único que quede en pie y con ello tengamos que confiar la continuidad de la civilización, a las manos y armas de tremendo patán.

La historia tiene grandes tintes de humor, y su desenlace aunque predecible, y sin demasiada profundidad consigue su cometido. Haciéndonos soltar alguna sonrisa, y enganchándonos hasta conocer el porqué de todo lo sucedido.

Jugabilidad

Orcs Must Die, nos trae ante nosotros un nuevo título del genero de los juegos de Defensa con Torretas, que como ya hemos explicados en otros juegos del mismo géneros, tendremos como misión impedir que nuestro enemigo llegue de un punto A a un punto B, utilizando para ello toda clases de artimañas y elementos algo dañinos para que esto no suceda. El juego mezcla gran cantidad de momentos estratégicos, con otros más trepidante de acción… pero en general nos encontramos ante un juego de estrategia, ya que este depende más de ella que de nuestro poder individual.

En este caso, nuestra misión es intentar que los malvados orcos no lleguen hasta una brecha de luz, la cual alcanzada por cierto número de orcos se destruirá.

Para impedir dicho logro, nos encontramos ante un juego con una perspectiva vista desde tercera persona respecto a nuestro protagonista, el cual será el encargado de colocar las respectivas trampas en el camino de los dichosos orcos y demás seres.

El camino que estos recorrerán desde la puesta de salida, es marcado por una línea azul semitransparente, cosa que nos facilitará mucho las ideas a la hora de colocar nuestras trampas, pero que para los más experimentados en dichos juegos le quitará esto un poco de dificultad.

Entre las trampas que podremos encontrar, las cuales son casi treinta, podremos elegir a lo largo de la aventura; desde pinchos que salen del suelo, lanzadores de flechas desde las paredes, rodillos trituradores… hasta posicionar arqueros o paladines, los cuales nos echen una mano. En definitiva una gran variedad de objetos, los cuales podrán ser mejorados a lo largo de la partida, y de los cuales nos podremos ir haciendo con ellos, a lo largo que realicemos nivel.

Su colocación se realizará mediante un puntero, y señalando donde queramos colocarla (poniéndose en verde si podemos en ese lugar) o posteriormente vendiéndola por si no nos gusta su posición o nos hace falta el dinero. Que por cierto… eso es otra cosa. A lo largo de cada una de las mazmorras iremos consiguiendo monedas, las cuales nos serán de gran utilidad a la hora de comprar trampas o mejoras.

Hay que decir que tanto algunas mejoras como trampas o armas, no están demasiado bien equilibradas, ya que algunas son demasiado potente respecto a otras que en la mayoría de las partidas desecharemos por su poca utilidad, con lo que terminaremos utilizando siempre las mismas.

En lo que respecta a las mejoras podremos obtenerlas mediante dos tipos; mediante las tejedoras, unos libros de habilidades y mejoras que podremos comprar y mejorar a lo largo de cada mazmorra. O mediante actualizaciones de trampas entre fase y fase.

Eso sí, a diferencia de otros juegos del estilo, hay que decir que en este caso nuestro protagonista forma parte de la batalla, ya que posee la capacidad de utilizar golpes cuerpo a cuerpo, a distancia o mágicos, siendo con ello una ayuda importante a las ya sangrientas trampas.

Nuestro personaje consta de dos barras; una de energía, la cual al gastarse nos hará reaparece en la brecha más cercana. Y la otra de maná, la cual se regenera sola y nos limita la cantidad de hechizos o ataques que podemos realizar.

El control de este es correcto en todo momento, ya que se realizan con facilidad y sin ningún tipo de problema de reacción a nuestras ordenes.

En cuanto a modos de juego el juego se queda algo escaso, ya que solo dispondremos de un modo historia, compuesto por 24 mazmorras, las cuales podremos juagar solo de modo individual, ya que carece de modo online cooperativo o competitivo.

La dificultad del juego no es excesivamente elevada, pudiéndose variar entre tres tipos, siendo incluso en el nivel más alto un reto que los ya experimentados en dichos juegos no les será difícil superar.

A parte del reto de superar el modo historia, hay que decir que posee un ranking de marcadores online, donde podremos ver nuestra puntuación y compararla tanto con amigos como con el resto de poseedores del juego… algo que hará que intentemos superarnos día tras día para estar en lo más alto del ranking.

Pero si por algo hay que destacar este Orcs Must Die, es por su tremenda diversión, ya que su variedad de posibilidades, lo agónico de algunas fases y las posibilidades estratégicas que normalmente este tipo de juego nos dan, hace que nada más comenzado el juego no podamos dejar de pasar fases y fases hasta dar con el final de este, ya que la sensación y ganas de un rato mayor por cada reto que superamos nos lleva a no podernos despegar de él, y que incluso una vez terminado queramos más y más fases donde despedazar orcos y demás seres…

En definitiva, un juego divertidísimo, mezclando estrategia de Defensas de Torres con tintes de acción en tercera persona, que acompañado de una buena cantidad de armas y un fácil manejo, nos dará una buena cantidad de horas de diversión… las cuales hubiesen sido mayores si se le hubiese implementado un multijugador cooperativo o competitivo… de todos modos lo valoramos por lo que es y no por lo que podría haber sido… y Orc Must Die es pura diversión.

Apartado Visual

Nos encontramos ante un titulo árcade con un apartado visual llamativo y colorista, con grandes tintes cómicos y con una apariencia en cuanto al diseño de personaje que se asemeja a lo visto en los juegos de Blizzard, pero como ya os decíamos con un aspecto algo más cómico y simpatico.

En lo que respecta a los escenarios, nos encontramos ante mazmorras, no demasiado amplias, donde las texturas de empedrados lo rodea todo, a las cuales le podemos ver añadido algunas antorchas, lámparas y demás detalles que en una mazmorra videojueguil podamos encontrar. La variedad de diseño de estos, no va mucho más allá de lo enrevesado que pueda ser el escenario.

Si hay que decir que existen algunos objetos dentro de los escenarios, como pueden ser los portales o las brechas, que poseen unos correctos efectos de luz, los cuales en general son bastante correcto a lo largo del juego.

En lo que respecta a efectos visuales, podremos ver explosiones, efectos de fuego en los cuerpos de los enemigos y muy discreto efecto de sangre, pasando en la mayoría algo desapercibidos.

En cuanto a el diseño de los enemigos, nos encontramos con variedad de ellos, pero eso sí, todos nos parecerán sacados de algún otro juego de fantasía épica, ya que lo modelos no son demasiado originales. En lo que respecta a nuestro personaje, quizás sea el más detallado de todo el juego, pero tampoco hay que tirar las campanas al aire con él.

Por último destacar el diseño de trampas, las cuales se integran perfectamente con los escenarios, y su reacción a su paso, y los efectos que causas visualmente en los enemigos están bastante bien logrados.

[flagallery gid=549 name=»Orcs Must Die Imagenes Galeria Analisis»]

En definitiva, un apartado visual que resulta y convence al que vaya buscando en el más la experiencia jugable que lo que es novedades y potencia gráfica en sí, cumpliendo con creces a lo que un juego de este tipo se le pide.

Apartado Sonoro

En lo que respecta al sonido del juego, sobresale especialmente su banda sonora, la cual posee melodías muy pegadizas con grandes tintes aventureros y medievales, eso sí, son muy repetitivas, ya que la lista de canciones que posee el juego no es demasiado extensa.

En cuanto a sus efectos de sonido son contundentes, llenos de explosiones, golpes y rugidos, que hace que nos metamos de lleno en la acción.

Y por último, y no podíamos dejar atrás, es el trabajo que han realizado tanto de traducción a nivel texto, hasta la total traducción al castellano del juego, pudiendo escuchar la narración de la curiosas historia en nuestro idioma, cosa que es muy de agradecer, y más siendo un producto de no tan alto presupuesto como otros que no suelen traer esta característica.

En fin, un apartado sonoro potente, energético y lleno de momentos épicos, al cual se le agradece esa traducción y doblaje al castellano, haciéndonos enterarnos un poco mejor de la historia y de las pequeñas coñas que el protagonista irá haciendo a lo largo de la historia.

En conclusión

Orcs Must Die! Nos presenta una originalísima mezcla de géneros, como es la acción en tercera persona y los juegos de defensa de torres, y consiguiendo que el jugador quede ensimismado y con ganas de jugar más y más. Da igual la calidad grafica y sonora que posee, que por cierto es bastante correcta, y da igual la historia, lo que importa aquí es matar orcos, y terminar cada una de las fases en el menor tiempo posible, consiguiendo una gran satisfacción ya que habremos tenido que comer un poco la cabeza para conseguirlo.

En definitiva un buen juego, que sigue haciendo grande a los juegos de bajo coste presupuestario, que podemos jugar en plataformas como Xbox Live o Steam, y que sinceramente hará las delicias de todo aquel que lo pruebe.

Pros

  • Divertidísimo
  • Gráficamente cumple con creces
  • Original en el concepto de mezcla de géneros

Contras

  • La banda sonora aunque correcta es muy repetitiva
  • Se hace corto
  • No es excesivamente complicado

Facebooktwitter

2 respuestas a «Análisis: Orcs Must Die!»

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Pingback: NotaMedia.es

Deja un comentario