Los estudios japoneses From Software, regresan a nuestras consolas, tras el exitoso y genial Demon’s Souls, juego de rol y acción con corte occidental que tras sus maravillosas criticas y ventas consiguió salir de tierras niponas, y llegar a Europa un año más tarde, y con ello encumbrarse con el título de uno de los mejores juegos de rol de PlayStation 3, y acarrear con él además, la etiqueta de uno de los juegos más difíciles de esta generación.

Pues tras, cosechar tantas alabanzas, y conseguir con ello una alta cota de mercado, se pusieron manos a la obra con el maravilloso juego que hoy nos lleva a este análisis, y que llega como sucesor espiritual de aquel genial Demon’s Souls, poseyendo por ello el nombre de Dark Souls.

Manteniendo el mismo esquema jugable, esa dificultad elevada y esa mezcla de rol y acción, nos disponemos a destripar, después de que nos hayan destripado a nosotros un millón de veces, este esperado Dark Souls… con todos ustedes el sufrido y moribundo análisis de esta nueva joya de From Software.

Historia

La historia de Dark Souls es verdaderamente confusa, desde unos primeros momentos nos veremos vagando por un mundo donde comenzamos como un no muerto,  en un mundo que ha pasado de la época del fuego donde los dragones gobernaban el lugar, a una época donde la oscuridad se ha hecho dueña de todo y cada uno de los rincones, y donde comenzaremos deambulando por los calabozos de una prisión a la espera del traslado al norte donde seremos encerrado para siempre.

Pero nuestro personaje no se quedará tranquilo a ver pasar los siglos y los siglos encerrado en tan impío cuerpo y lejos de todo vestigio de vida humana corriente, por lo que decide emprender el camino en solitario por salvar su alma y su cuerpo, de este cruel y oscuro destino.

Dark Souls verdaderamente posee una historia casi de modo testimonial, que aunque nos da datos sobre lo que nos rodea, y nos mete de lleno en un mundo tan oscuro, apenas evoluciona a lo largo de la aventura, haciéndose ella una mera escusa para que tengamos una serie de objetivos que cumplir. Y este es un grave problema en ella, ya que nos podemos llevar varias horas sin que haya el más mínimo avance argumental, y aunque tenga momento muy épicos, en la mayoría de los momentos la historia se diluye y tiende a ser apartada a un lado, llevando el peso del juego el apartado jugable en vez de una intensa historia.

Jugabilidad

Dark Souls, al igual que su predecesor nos vuelve a meter de lleno en un juego de acción en tercera persona, con tintes roleros, pero básicamente mucha acción.

La aventura comenzará creándonos a nuestro personaje al que controlaremos durante toda la aventura, y el cual podremos personalizar tanto visualmente como en cuanto a sus características básicas, como puede ser la fuerza, la destreza, la inteligencia, ect, las cuales podremos ir posteriormente subiendo y mejorando, haciendo con ello que nuestro personaje sea más poderoso a lo largo de la aventura.

Una vez dentro de la aventura deberemos explorar el mundo y realizar diferentes misiones, hablar con personajes, luchar contra grandes enemigo y un sinfín de acción que suele ser normal en cualquier juego con temática rolera.

Dark Souls ha sido muy publicitado utilizando de reclamos su alta dificultad, y la verdad que la publicidad no ha sido engañosa, por eso dedicaremos un apartado más adelante especialmente sobre este tema, ya que en este juego se merece que sea un punto conocido por todo el que se quiera hacer con él.

En lo que respecta a la libertad de acción y movimiento por el mapeado, esta es absoluta, ya que nos encontramos ante un juego de mundo abierto, donde podremos ir de un punto a otro cuantas veces queramos, y por el camino que queramos. Además hay que destacar lo amplio y variado de este mapeado, encontrando siempre algún rincón que no hayamos visitado o un sitio secreto donde nos espera una muerte segura o un nuevo arma.

En cuanto al sistema de control del personaje, podemos decir que alcanza unos niveles de implementación casi perfectos para este tipo de juegos medievales, ya que han conseguido mediante los gatillos del mando, crear un sistema de ataque y defensa muy muy bueno, donde todo se vuelve muy intuitivo, y cuyo reacción es instantánea y sin el más mínimo error. Eso si deberemos ser capaces de dominarlo a la perfección ya que un buen manejo tanto de la defensa, como del ataque y de los contraataques, nos serán de una necesidad vital para poder avanzar en el juego.

Por otro lados, los enemigos serán variados, pasando desde los más débiles humanos medio moribundos (pero que varios a la vez no darán problemas), llegando a los recordados por todos los que lo jueguen, esqueletos, hasta llegar a los míticos y grandes jefes especiales los cuales nos harán sudar lagrimas de sangre para superarlos, y los cuales estará colocados estratégicamente siendo parte de la historia principal del juego. Aparte de su variedad hay que destacar su magnífica inteligencia artificial, la cual permitirá que sus reacciones sean muy coherentes y no nos den la posibilidad de ningún error.

A parte de los enemigos, hay que destacar también el armamento tanto cuerpo a cuerpo, como a distancia como mágico, el cual será también bastante variado, y el cual podrá ser mejorado o reparado en un herrero que os realizará esta función… por lo que deberemos estar bastante atento a nuestro equipamiento y sus posibilidades.

En cuanto a los menús, hay que decir que están muy bien diseñados, llegando con fácil acceso a cada uno de los puntos estadísticos del juego, y a nuestros inventarios.

Pasando al tema multijugador, hay que decir que no posee un multijugador igual a lo que estamos acostumbrados, ya que este posee dos partes, por un lado la cooperativa, mediante la cual nos podremos introducir en la partida de otro jugador para echarle una mano a pasar las zonas que tanto se le resisten, y otra parte multijugador donde los demás jugadores podrán dejar mensajes de ayuda, o para fastidiarnos en el suelo escritos, para que los pueda ver el que pase por dicha zona, siendo algo verdaderamente original.

En cuanto a la duración del juego va a depender mucho de lo hábiles que seáis y de la paciencia que tengáis, ya que debido a su dificultad  podréis tardar en completarlo más de cincuenta o sesenta horas, eso sí, si decidís encontrar hasta el último vestigio de vida, el ultimo secreto o acabar con el ultimo enemigo, o sencillamente os gusta sufrir en vuestra vida,  os puede alcanzar unas noventa o cien horas, haciéndose con ello una opción para todos aquellos que queráis un juego que os dure mucho mucho tiempo.

En definitiva un muy buen trabajo hecho desde el punto de vista jugable, un muy buen control, gran cantidad de opciones, variedad de situaciones y un multijugador de lo más original, dentro de una aventura de decenas de horas… y sobre todo decenas de muertes.

¿Difícil?… ¿No es para tanto no?… ¿Seguro que no?

Aunque parezca extraño, que dentro de un análisis se le realice un apartado especial a la dificultad, este Dark Souls se lo merece claramente, ya que si será recordado por algo, a parte de su buen hacer en otros puntos, es sin lugar a duda por lo tremendamente difícil que es el put… el juego. A diferencia de otros juegos que se pueden hacer difícil por su mal control o defectos varios, este Dark Soul’s es difícil porque lo programadores se han cebado con el pobre jugador que se atreva a entrar en este mundo, ya que desde el primer enemigo que encontremos nos podrá patear el trasero, y el más simple error nos llevará a la tumba. Deberemos controlar perfectamente los tempos de ataque, los movimientos del enemigo, y sobre todo saber defendernos, ya que las exigencias en los combates serán máximas.

El problema comienza desde los primero enemigos, pero el problema aumenta progresivamente ya que estos van a ir creciendo en dureza y habilidad a cada paso que damos o cada nuevo camino en el que se nos ocurre por error meternos, lo que hará que nos lo pensemos muchiiisimo andar sin más, que por cierto, hay que destacar una cosa más sobre los combates, ya que si estos se producen contra más de un enemigo a la vez, la cosa subirá de dificultad exponencialmente, teniendo que realizar la táctica de división del enemigo para acabar por separada, ya que huir no nos servirá de nada ya que los enemigos nos perseguirán hasta dar con nosotros… pero esto no queda aquí porque ahora viene lo mejor… el sistema de guardado.

Diréis… ¿Cómo el sistema de guardado?… pues si… eso mismo. Os contamos… el guardado (y más puntos como las subidas de nivel o los cambios a Humano)en Dark Souls se realizan en una hogueras muy estratégicamente colocadas, las cuales tendremos que activas y sentarnos a su alrededor para que el salvado de la partida se realice, pero claro esto tiene un gran pero, ya que cada vez que salvemos la partida todos los enemigos que hayamos matado hasta nuestra llegada a esta aparecerán de nuevo (excepto los enemigos finales)lo que conlleva que en un juego con libertad de movimientos por el mapa tengamos que volver a acabar con todos los enemigo para regresar a un punto anterior y con lo que ello conlleva.  En definitiva que muchas veces nos veremos en la duda de granar o subir de nivel, arriesgándonos en todo momento a que nos maten y perdamos todas las almas o el progreso de una hora y pico de juego… ¿es o no es para matar a los programadores?

Pero ahí no queda todo ya que habrá ciertos momentos que moriremos porque le de la gana al juego, ya que sin venir a que nos caerá una piedra rodando por las escaleras o un sencillo paso mal dado nos lanzará a un abismos… en definitiva mil y una formas de morir, donde los enemigos no serán el único problema.

En conclusión, la dificultad del juego nos hará morir miles de veces, tener miedo a lo que en cada esquina nos podamos encontrar, con un sistema de guardado que hasta este nos dará miedo, pero que a cada paso que vamos avanzando, cada enemigo que acabamos con el y que antes no podíamos, nos será de una satisfacción increíble, porque no sabemos qué tipo de droga le habrán puesto al juego, pero el morir e intentarlo, el volver a morir e intentarlo, es algo que nos enganchará de una forma increíble y que incluso llegando a desesperar nos hará que tengamos ganas de mucho más… es como ser masoca, ya que el sufrimiento que no da el juego nos gusta y nos da placer, y ese prueba y error constante nos hará tener una de las sensaciones mas contradictoria de los últimos años en cuanto a un videojuego.

Apartado visual

Dark Souls, presenta un buen acabado gráfico, en el que destaca principalmente su apartado artístico. Ya que hay que decir que desde que entramos a Dark Souls, gracias a su apartado visual nos vemos metido de lleno en un mundo degradado, triste, desgastado por el mal, lleno de tonalidades grises y marrones, donde los programadores logran que el más mínimo rincón del juego no ponga en tensión y nos de mala espina cruzar por él.

Los escenarios son relativamente amplios, es decir dentro de ellos podremos vagar a nuestras anchas pero en ningún momento serán de una amplitud como pueda ser un bosque o una pradera, siempre nos veremos rodeados de paredes, acantilados, etc, que harán que tengamos ese efecto claustrofóbico que intentan darnos. El diseño de estos escenarios como ya os hemos comentado es maravilloso y son muy variados entre ellos, con una buena cantidad de elementos en pantalla, unos buenos efecto lumínicos y una distancia de dibujado amplia. Eso si hay que reseñar  que algunas texturas podrían ser mejoradas, ya que no están a la altura de lo actualmente visto.

Por otro lado el diseño de personaje ha de ser alabado, ya que tanto nuestro personaje principal, como todos los enemigos tienen un aspecto verdaderamente increíble, con un diseño minucioso de todo su equipamiento, pudiéndoles fallar solamente en la captura de ciertos movimientos que se hacen excesivamente brusca y poco realista. Además destacar algunos enemigos mayores que poseen unos tamaños considerables como pueden ser los dragones, o demás que no os vamos a destripar, para que os asustéis por vosotros mismo…

Por último hay que dar una pequeña queja a From Software, ya que tan buen apartado técnico es manchado por unas caídas de framerate acusadas en ciertos momentos, que aunque no hacen injugable ese instante, la verdad que si dan una mala imagen de él.

En definitiva, un muy buen apartado visual, con algunos errores que podrían corregirse, y que sin lugar a duda hará las delicias de los amantes de las estéticas medievales, las espadas, las mazmorras y los dragones.

Apartado Sonoro

Sin lugar a duda Dark Souls, sonoramente tiene un apartado de muy alta calidad, comenzando con unos espectaculares efectos de sonido y de ambiente, los cuales te meten perfectamente en la ambientación lúgubre que tiene el juego. Destacar cabe, cuando nos encontramos en medio de un combate, ya que en este momento, están logrados excepcionalmente efectos como pueden ser en el chochar de espadas, el rugir de monstruos o las diferentes explosiones, haciéndose una verdadera delicia acústica. para nuestros oídos.

Respecto a su banda sonora, solo se puede hablar bien de ella, ya que también posee unos temas perfectamente elegidos e implementados en cada momento, ya que llegado el momento de una batalla pasará de esos sonidos del viento, de melodías suaves y casi inaudible, a otras mucho más épicas, que darán un tinte de grandeza a las intensas batallas.

Por último hablar del doblaje al ingles el cual es bastante correcto, y el cual no sobresale demasiado ya que las líneas de dialogo no son demasiadas.

En conclusión

Sin lugar a duda Dark Souls es uno de los grandes juegos de rol y acción para las consolas de sobremesa, poseyendo un apartado jugable de estos que hacen que el juego se recuerde por los años de los años… la pena es que especialmente se vaya a recordar por la dificultad, y no por la cantidad de virtudes jugables que posee el juego, ya que desde su control, a su magnífico diseño de escenarios terminando por sus impresionantes enemigos, jugablemente casi todo lo hace perfecto.

Un autentico juegazo, que nos dará horas y horas de diversión, nos supondrá un gran reto, y nos hará que nos enganchemos a él, y no nos podamos despegar, cosa que muy  pocos juegos lo consiguen.

Hay que dar las gracias a From Software, que se atreva a sacar juegos tan maravillosos como este al mercado y que no tienen miedo a que puedan ser criticados por puntos como la dificultad, ya que nos encontramos pese a que poseea algunos defectos a nivel argumental y gráfico, ante uno de los grandes juegos del año, hecho para amantes de los retos y los videojuegos épicos.

Pro

  • Magnifico apartado artístico y de diseño de personajes y escenarios
  • Endiabladamente difícil y a su vez adictivo
  • El apartado sonoro es de lo mejor que hemos escuchado en un juego de estas características en consola
  • Horas y horas de diversión
  • Muy buena implementación de los controles.

Contras

  • La historia no nos termina de gustar
  • Gran cantidad de caídas de framerate y algunos fallos gráficos

Facebooktwitter

4 respuestas a «Análisis: Dark Souls»

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. GRANDIOSO es como yo resumo Demons Souls y Dark Souls (soy un frikazo de Demons… y en poco tendré en mis manos Dark… con l ocual me tocará hacer su correspondiente guía como ya hice con Demons XD).

  3. Grandioso analisis sir ruleño, una pena que no tenga suficiente tiempo para darle una oportunidad, pero no te digo que no lo pruebe en un futuro. Aunque con el Demon Souls dure una hora jaja

  4. Gracias señores¡¡ Juego dificil a más no poder pero satisfactorio a más no poder… si alguna vez en vuestra vida quereis disfrutar de que os maten 7283791387 veces este es vuestro juego, una autentica gozada y un reto solo para tipos muy duros.

Deja un comentario