Cómo empezar de forma no convencional el análisis de un juego de película. Podría grabarme en video haciendo el mono saltarín por toda mi casa. Desde luego sería original, pero no vendría al cuento. Después de mucho dilucidarlo creo que voy a empezar la casa por el tejado y voy a deciros que la nota del juego es un 7’5. Ala. Por que sí.

Y con esto digo bastantes cosas a favor del juego. Digo que me ha molado, digo que es entretenido, que tiene un buen balance de dificultad, gráficos y demás y digo que sorprende gratamente. Y quizás sea esa la palabra que buscaba. No, gratamente no, la otra. Sorprende. Tintín es un juego que nos sorprende a propios y extraños. Quizás porque uno no espera demasiado de él, o quizás porque realmente es un buen juego que deja en bragas a sus compañeros de estilo (juegos de películas).

La cuestión es que, sea por A o por B, Tintín mola. Y aquí podría dejar el análisis, pero no haría honor a sus creadores, que, sinceramente, se lo han currao. Píxeles de todos los tamaños y colores, con todos vosotros: TINTÍN, el secreto del Unicornio.


El juego sorprende ya desde el principio, sobre todo si habéis visto la película (por cierto, es asesino es el mayordomo xD). Ya de buena mañana los argumentos se distancian un poco entre ellos y nos muestran cosas que en la película no salen. Cierto es que argumentalmente más o menos van a la par, pero muchas situaciones, eventos y personajes  son totalmente novedosas.

Situaciones en el barco en altamar, en el avión en el desierto, o en las alcantarillas de un gran palacete del Maharahá. Incluso cuando piensas que todo ha terminado, estás equivocado. Aún hay más. Y la verdad es que está todo hecho con gracia. Los diálogos, las conversaciones entre los personajes mientras viajan, los enlaces entre las situaciones… ¡hasta el movimiento a través del mapa! Está muy bien cuidado todo y esto, desde luego, es de agradecer.

Ademas el hecho de poder disfrutar de una misma historia con nuevas sorpresas anima a seguir adelante, aunque hayas visto la peli en el cine previamente. Brrrravo xD

Bueno, de acuerdo, no he tenido imaginación para el título de la sección del análisis, pero es que no cabe mucho más, y me explico. La dinámica del juego es de plataformas, pero  con tintes de puzzles bastante interesantes. La acción ocurre casi siempre en 2D y las escenas de 3D son básicamente de conexión de fases o de eventos especiales, como pueden ser las fases de conducción, pero de esas hablaremos luego.

En nuestro recorrido en 2D nos encontraremos a lo largo de una pantalla con sus típicos obstáculos y enemigos a los que tendremos que quitarnos de enmedio, bien por las bravas o bien con sigilo. Cualquiera de los dos métodos vale. Eso sí, como nos pille un guardia, los demás nos pillarán también porque darán la alarma. Os animo a que, cuando lo juguéis, seáis capaces de decirme con la mano en el pecho y el corazón compungido que no le veis similitudes al Prince of Persia (y le estoy tirando un buen piropo ¿eh?).

La parte interesante viene a la hora de acceder a determinadas zonas para las que necesitaremos llaves u objetos especiales. Aquí es cuando aparecen los «puzzles». Pero no se trata de puzzles convencionales, sino de puzzles de acción. Nos encontraremos en una situación de varios pisos vistos en 2D entre los que tendremos que movernos a través de puertas, ascensores o compuertas. ¿Para qué? Pues para cargarnos a esos tipejos que tienen la llave pero que a la vez se mueven, nos persiguen y nos buscan.

Habrá que usar el coco en algunas de ellas (sobre todo en las avanzadas) para poder derrotarlos a todos, ya que habrá algunos con armadura, otros muy rápidos a los que habrá que tender trampas y otros que sólo caerán con objetos determinados. Eso sí, la dificultad está perfectamente distribuida a lo largo de todos los niveles, dejándonos aprender poco a poco para plantarnos luego de frente el puzzle chungo.

Las fases en 3D se centran más bien en persecuciones o conducciones o escenarios muy cerrados. No se caracterizan por su abundancia, pero precisamente esto permite que sean interesantes. Conducir por el desierto, volar a través de una tormenta en medio del mar o huír de un coche que nos quiere atropellar son algunos de los ejemplos donde usarmos este 3D.

Inclusive, en el sistema de XBox 360 podremos hacer uso de Kinect, y en PlayStation 3, el de Move que, aunque no deja de ser anecdótico, no es el mejor método de jugar. Poremos hacer minijuegos con él también. Por ejemplo, las escenas de lucha de piratas, que irán sobre railes, o las antes citadas de vehículos. Es diferente, pero no soportaría un juego entero así.

Podremos controlar a varios personajes, aunque de primeras solo podremos con Tintón, Milú (que podría hacerle frente a Spiderman … lo que no haga este perro no lo hace nadie) o el propio capitán Hadock. Los demás tendrán que ser desbloqueados.


Tenemos un reto difícil de conseguir y es que la película a la que precede este videojuego es una película de gráficos sublimes, con texturas y escenarios impecables, capaces de ser confundidos plenamente con escenarios reales. Su contrapartida de consola tiene, por lo tanto, que ser igual de destacable o, al menos, intentarlo.

Tintín y el misterio del Unicornio no es un juego que se deje ver, sino que cumple y bastante bien este cometido. Evidentemente no llega al nivel de la película, pero sí es cierto que está bastante mimado (aunque personalmente Tintín me da miedo con esos ojos de husky siberiano). Además han sido muy listos al no meter escenas de la propia película que dejen en evidencia los fallos y diferencias entre una y otro.

Los escenarios y los entornos están bien cuidados y la música acompaña pero no destaca en ningún sentido, ni para bien, ni para mal y los modos extra (como el cooperativo o las fases de reto) son un añadido que alarga el juego y te permite maltratar a tu supuesto compañero al más puro estilo World of Illusion, de Mega Drive (eso sí, aquí puedes quitar monedas jejeje).

Además, hay cambios muy bruscos durante el juego en el que, de pronto, nos veremos envueltos casi sin quererlo en situaciones estresantes y de rápida ejecución, de la que tendremos que salir airosos sea como sea… y el juego nos arrastra con su estrés y rapidez en esos momentos, deándonos posteriormente algún momento de humor y relax como los que se encuentran salpicados a lo largo de toda la historia.

Hablamos pues de un juego entretenido, divertido y que destaca entre todos los de su categoría (de películas). Un juego recomendado que, aunque no pasará a los anales de la historia (otra de las frases que siempre quise escribir xD… algún día haré un concurso para buscar las frases que siempre quise decir y dije) es un buen punto de referencia para aquellos venideros que pretendan coneguir algo mínimamente interesante.

Pros:

  • Juego divertido muy plataformero
  • Muchos gags de humor y buena ambientación

Contra

  • No termina de destacar en nada
  • Muy simple y facilón a veces

Facebooktwitter

Una respuesta a «Análisis Las Aventuras de Tintin: El Secreto del Unicornio»

  1. Pingback: NotaMedia.es

Deja un comentario