La magia del fútbol

El buque insignia de EA Sports vuelve a hacer acto de presencia otro año más, FIFA 12 se planta este año con todo, prometiendo ser el juego definitivo. La auténtica revolución que supuso FIFA esta generación comiéndole totalmente el terreno a su eterno rival lo ha desmarcado como el juego deportivo más jugado en todas y cada una de las entregas.

A cada paso se ha ido renovando algo, para ir perfeccionando totalmente la experiencia jugable. Ya parecía que poco quedaría para sorprender debido al leve estancamiento por el que pasaba, pero un solo cambio le da otro aire ganador al juego.

Vive la experiencia de fútbol más realista.

Triplete

El nuevo FIFA 12 mantiene el mismo nivel de sus últimas entregas en cuanto a opciones de juego, disponiendo de casi todas las competiciones existentes en el mundo del fútbol. En ese nivel no tiene rival, poseyendo la gran mayoría de licencias de equipos de distintos países.

Las ligas son el escenario perfecto para poner a prueba a tu equipo favorito, ya disputes partidos de primera o segunda división  la tensión siempre será máxima en el terreno de juego.

La modalidad estrella sigue intacta, con todas las variedades que ofrecía la entrega anterior. La posibilidad de ser manager, jugador o jugador-manager da muchísimo juego, y sin duda la combinación que mejor lo hace es la de ir escalando posiciones poco a poco, comenzando como futbolista, hasta lograr tomar las decisiones de banquillo de tu club. Todo esto viene con un plus extra, el estado en el que se encuentran los jugadores, tanto anímica como físicamente, que afectan verdaderamente al rendimiento dentro del terreno de juego, nunca se sabe si un futbolista es feliz o no dentro de su vida personal y esto viene plasmado en el juego.

El merecimiento a mención especial en este caso es sin lugar a dudas el territorio on-line, que si ya de por si era bueno en las anteriores numeraciones, en esta lo es muchísimo más, jugando un papel importantísimo dentro del propio juego. El modo en línea que todos conocíamos anteriormente estaba muy bien plasmado, habiendo evolucionado mucho en el apartado de clubes, regalando jugosas variedades a cada entrega.

En esta ocasión la evolución se observa claramente en el apartado cara a cara, donde te podrás medir contra otra persona ya sea en una liga regular, donde vas ascendiendo o descendiendo de categoría, o jugándote el todo o nada dentro de una copa con rondas eliminatorias. Las copas en este caso tiene fecha de inicio y de finalización, por lo cual y ahora más que nunca, perder un partido de forma inmerecida será el billete de vuelta a casa y por consecuencia los distintos gritos que provoca la impotencia.

No solo queda aquí el apartado de “novedades on-line”, ahora también dispondremos de marcadores individuales con amigos, que traducido significa que en los cara a cara con nuestros amigos vía on-line jugaremos nuestra propia liga, consiguiendo 3 puntos por victoria y un punto por empate, hasta lograr alzar el trofeo de la liga.

A modo de sorpresa agradable, comentar que en esta ocasión, la elección de equipo, equipación, formación y plantilla se hace todo con tranquilidad antes de comenzar la búsqueda del rival, algo muy de agradecer si estas acostumbrado a realizar muchos cambios en la formación y con los escasos 30 segundos que te daban anteriormente te sonaban a risa. Eso sí, existe un punto negativo, la elección de equipación al ser antes de saber a qué rival te enfrentarás puede provocar que luego no os distingáis en el terreno de juego al llevar el mismo color.

Motor de impactos

Todos los años FIFA trae una novedad que promociona muchísimo para que sea de la que se hable principalmente, en esta ocasión le ha tocado al nuevo motor de impactos y colisiones que estrena FIFA 12, que sin lugar a dudas ha dado muy buen resultado, eso sí, con algunas lagunas.

El nuevo motor mencionado anteriormente provoca situaciones de auténtico realismo durante el partido, entradas muy duras que hacen volar literalmente a los contrarios, tal y como vemos en los partidos de la tele. Sin duda ha sido uno de los aciertos de EA Sports este año para dar un lavado de cara a la saga que ya estaba quedando obsoleta.

Siguiendo en el tema del nuevo motor de colisiones, la mejora no solo queda en lo meramente visual, si no que afecta verdaderamente a la jugabilidad, provocando situaciones verdaderamente rocambolescas, donde un contrario puede tirar a otro al suelo por el mero hecho de caerse el previamente.

No todo es positivo dentro de este nuevo sistema de impactos, a pesar de estar muy bien implementado y conseguido, en ocasiones se observan ciertos fallos y ciertas físicas imposibles que montan verdaderos circos, como es el caso de la caída de un futbolista, y que la reacción al acercarse los demás para recuperar balón vayan cayendo como auténticos bolos, algo que pasa muy de vez en cuando, pero pasa y da cierto toque cómico al juego.

Defensa profesional

A parte de la mencionadísima mejora de impactos que afectan directamente a la jugabilidad, EA también ha trabajado otros campos para que el resultado final sea bastante bueno.

Partiendo de la buena base del año pasado se han añadido ciertas mejoras que darán otra velocidad y ritmo al juego, haciéndolo aún más real si cabe.

El control 360 ya implementado se ha mejorado con el control del balón pegadito a la bota, un movimiento muy efectivo a la par que estético que nos permitirá llevarnos algún contrario. La mejora considerable de los porteros en el mano a mano es otra de las cosas positivas, ahora el portero tirará más de recursos de portero de futbol sala, como atacar con los pies el balón cuando se les acerca un tiro raso, o también una mejor percepción de la portería, que hace que el portero se haga más grande bajo palos.

Como mejora especial, tenemos que nombrar el gran trabajo que se ha realizado con el nuevo sistema de defensa, haciendo de este un verdadero desafío sobre todo para los nuevos adeptos.

La nueva defensa consta de movimientos individuales que deberemos realizar en el momento y sitio adecuados para por ejemplo no realizar un penalti. Ahora tendremos “libertad” para defender, ya que en los anteriores juegos la defensa consistía en presionar un botón para presionar al jugador y que posteriormente se le robaba el balón de forma automática, o no, digamos que era un sistema más aleatorio, ahora lo que se ha hecho es que haya mil combinaciones posibles para robar un balón, como pueda ser la simple forma de pulsar el botón de presionar al contrario que lleva el balón y calcular cual es el momento adecuado para pulsar el botón de robo; o por ejemplo realizar una presión con un jugador en segundo plano, teniendo por delante a un compañero que está haciendo presión al contrario que lleva el balón.

En definitiva, el nuevo sistema de defensa nos parece todo un acierto, ya que siempre son recibidas las buenas propuestas, y en este caso esta lo es con creces, más realismo, más emoción al partido. Comentar también que si no estamos jugando on-line, tendremos la posibilidad de volver al sistema de defensa tradicional, por si a alguien le resulta demasiado engorroso el nuevo.

Focos nuevos, buena música por megafonía

Una de las cosas por la que daba sensación de estancamiento la saga era por el reciclamiento continuo del motor gráfico, siendo el mismo una y otra vez desde el FIFA 09, pero con diversas pinceladas. En esta ocasión vuelve a suceder lo mismo.

El juego consta del mismo motor gráfico y mismos efectos de sonido que los años anteriores, con ciertos matices. La iluminación parece haber dado un saltito, para colocarse un poquito más alto con respecto a la anterior entrega. La representación de las caras de los futbolistas vuelven a ser las mismas que en años anteriores, donde los mejores jugadores son auténticamente idénticos, pero los más modestos no corren la misma suerte.

Los efectos de sonido y comentarios repiten guión, siendo exactamente lo mismo año tras año, encontrándonos a Manolo Lama y Paco González repitiendo cosas que se escuchaban por el año 97, que con esto no decimos que sea malo, pero algo repetitivo si se hace.

Sin embargo una cosa en la que siempre ha despuntado FIFA es en la elección de banda sonora. Este año no iba a ser menos y vuelve a tener un plantel de canciones bastante interesante que hacen más amenas las esperas entre los partidos. Gracias a FIFA puedes descubrir alguna que otra canción que posteriormente querrás llevar en tu reproductor de música.

Rueda de prensa

Como conclusión final, nombrar a este FIFA como la mejor entrega de esta generación, y sin duda alguna es la mejor opción dentro del ámbito futbolístico en el mercado.

Las novedades implementadas como el motor de impactos o el nuevo sistema de defensa dan mucho valor al juego, y hacen que los posibles fallos queden un poco atrás. La diversión está asegurada dentro del terreno de juego.

Pros

  • Nuevo motor de colisiones realistas
  • Lesiones reales
  • Lavado de cara al on-line
  • Mejora en la iluminación
  • Novedoso sistema de defensa

Contras

  • Contados fallos con el motor de colisiones
  • Comentaristas muy repetidos
  • La elección de equipaciones antes de empezar los partidos on-line, da lugar a confusiones en ciertas ocasiones.

Facebooktwitter

Una respuesta a «Análisis: FIFA 12»

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario