Ya ha pasado un año desde que los chicos de Criterion lanzaron al mercado Need For Speed: Hot Pursuit, abandonando de esa manera Burnout para centrarse en una de las sagas más importantes de Electronic Arts hasta la fecha.

Este año 2011 Electronic Arts nos sorprendía a todos anunciando Need For Speed: The Run. Este nuevo juego de la saga de Need For Speed volvería a las manos de la desarrolladora Black Box, la cual estuvo al cargo de Carbon, Pro Street y Undercover. Muchos nos llevamos las manos a la cabeza, ya que Undercover no es que fuese uno de los favoritos por parte de los jugadores, pero aún así había que darles un voto de confianza para ver con que nos podían sorprender.

Pero bueno… creo que ya va siendo hora que os explique como es The Run, por lo que abrochaos los cinturones e ir arrancando el coche.

HISTORIA

La primera cosa que nos sorprendió de The Run es que iban a profundizar muchísimo más en la historia, dando giros de guión para sorprender al jugador y darle un toque de originalidad a esta saga. Básicamente podríamos resumirla en un parecido a las películas de A Todo Gas.

Encarnaremos a Jack, el cual debe salvar su vida por una deuda que no puede cumplir, por lo que siendo uno de los conductores más experimentados se mete de lleno en una carrera de lo más emocionante en el que tendrá que recorrer de una punta a otra todo el país, exactamente desde San Francisco hasta Nueva York, siendo uno de los primeros de los 200 corredores que participaran en esta alocada carrera. Sin límites de velocidad, sin aliados y sin reglas, Jack tendrá que conseguir los 25.000.000 de dólares del premio para quitarse la deuda de encima, pero para ello tendrá que sufrir en esta carrera infernal, en el que no todo será un camino de rosas.

JUGABILIDAD

Una de las características que diferencian a este Need For Speed de otros, son las situaciones en las que tendremos que salir del coche. Estas situaciones solo pasaran en algunos momentos del juego, pero están llenos de tensión y acción, por lo que no serán completamente aburridos para el jugador.

No voy a revelar spoilers sobre los eventos, pero si os comentare que para salir airosos tendremos que seguir unas pautas tocando los botones que nos marquen en pantalla en los momentos que nos indiquen, siendo así unos Quick Time Events  bastante originales, pero a la vez algo fáciles. No penséis que os darán libertad para ir por la ciudad  como bien os venga en gana, porque no es así, por lo que básicamente son una serie de cinemáticas con QTE implementado.

Si ya hablamos de la conducción ya es otro tema. Muchos estamos acostumbrados a que los Need For Speed tengan una conducción arcade bastante buena y asequible para todo tipo de público, pero EA Black Box ha querido dar un paso hacia adelante y no dar tantas facilidades al jugador. Nos encontraremos con una mezcla entre simulación y arcade, haciendo que notemos el peso del coche y lo que cuesta maniobrar con el, ya que parece ser que no han querido seguir el camino visto en Hot Pursuit con sus controles más enfocados a un Arcade.

Cada coche es un mundo, por lo que cada uno tendrá una forma de conducción totalmente diferente.  A la hora de tomar las curvas esta vez tendremos que adaptarnos al sistema de control, ya que no es tan fácil como parece y a veces tiende a irse el coche o mismamente a reducir velocidad, por lo que si en algún momento estamos apurados tendremos a mano el pequeño óxido nitroso para facilitarnos la aceleración del coche.

Mientras vamos avanzando subiendo niveles de conductor, iremos desbloqueando una serie de características para facilitarnos la conducción, ya sea el óxido nitroso o el apoyo del rebufo de nuestros contrincantes, ya que desde un inicio no tendremos estas dos características.

Antes os he hablado del tema del peso del coche y la verdad es que esta vez lo notareis bastante cuando toméis atajos por tierra, dejando el asfalto atrás, por lo que un coche con suspensión baja sufrirá bastante y reducirá drásticamente la velocidad, aunque si por el contrario tenemos uno con una buena suspensión, no tendremos problemas con la tierra, pero si con la velocidad a la que vamos, ya que tenderemos a perder el control del coche sino maniobras bien con el. La verdad es que eso es un punto a favor por la desarrolladora, ya que no te dan todas las facilidades posibles.

A lo largo del juego iremos cambiando de coche, según lo vaya marcando el guión, pero si por casualidades de la vida o directamente del momento, no estas cómodo con el que llevas, tendrás la oportunidad de cambiar de coche en cualquier gasolinera que encuentres a lo largo de los circuitos. Normalmente tienden a señalizarnos en donde se encuentran, por lo que escuchareis un pequeño sonido y una marca de gasolinera en la parte inferior izquierda de la pantalla, por lo que estaros atentos y en cuanto la veáis en pantalla solo tendréis que desviaros. Pero claro… no todo es tan  perfecto y como puede pasarnos en la vida real, acabaremos perdiendo puestos en carrera por nuestra pequeña pausa en la gasolinera para cambiar de coche, pero solo tendremos que adelantarlos de nuevo una vez salgamos a toda pastilla. Los coches que nos darán a elegir serán los que vayamos consiguiendo a lo largo de la competición o directamente los que consigamos al vencer a un jefe de circuito.

Los pequeños cambios climáticos nos darán algún que otro problema, ya que las carreteras se verán afectadas por ellos, ya sea por pequeñas heladas, nieve, hojas acumuladas en todo el asfalto y el agua acumulada en la lluvia. Por lo que hay que ir con cuidado, ya que eso nos puede provocar salirnos de la carretera o ir directamente a un barranco.

Las carreras que tendremos desde San Francisco hasta Nueva York irán variando para no cansar al jugador. La mayoría serán de adelantar a un número de conductores para ir superando a los 200 que participan en la carrera, pero habrán otras en las que únicamente tendremos que recuperar tiempo, por lo que por cosas que atañan el guión nuestro amigo Jack ira perdiendo el tiempo en algunos momentos y por ello tendremos que recorrernos un pequeño circuito en el mejor tiempo posible para ir recuperando ese tiempo perdido. En este tipo de carreras, tendremos la dificultad en los cambios climáticos y en la acumulación de tráfico, por lo que hay que ir con mucho ojo.

Aparte de las típicas carreras, tendremos algunos momentos en los que competiremos con los Jefes de Zona. Básicamente serán unos conductores con una IA mejorada y unos coches bastante modificados, los cuales conseguiremos si acabamos ganando la carrera. Muchas veces irán acompañados o solos, pero aunque consigáis adelantarlos, no siempre se quedaran atrás, por lo que tenderán a sorprenderos  y os adelantaran a una velocidad punta bastante espectacular, ya luego dependerá de vuestra habilidad adelantarle o no.

MULTIJUGADOR

Aparte del modo historia, también tenemos un modo multijugador para descansar un poco de las aventuras de Jack. En el multijugador nos encontraremos carreras de hasta ocho jugadores en las que iremos cambiando de categorías de coches.

Este modo irá ligado a una pequeña ruleta de la fortuna que se mostrara en cada inicio de categoría, por lo que según lo que salga obtendréis un jugoso premio adicional al finalizar la serie de carreras, ya sea unos puntos de experiencia o coches nuevos.

Autolog volverá por cuarta vez a nuestras vidas, ya que se ha usado en el Hot Pursuit, SHIFT 2 y en Burnout Crash. Como viene siendo habitual, compartiremos nuestros mejores tiempos, fotografías del “Modo Foto” y recomendaremos carreras a nuestros amigos para que intenten superar nuestro record, por lo que da un puntillo más a picarse en mejorar nuestros tiempos.

También se ha añadido un pequeño modo de “Serie de Desafíos” que se irán desbloqueando una vez nos estemos pasando el modo historia. Esta serie de desafíos nos mostraran carreras de todo tipo, en el que tendremos que mejorar nuestros tiempos, competir contra algunos rivales, etc. Por lo que es un añadido más a tener en cuenta en donde se pueden alargar vuestras horas de juego intentando conseguir la medalla de oro en cada una.

Apartado Técnico y Sonoro

EA Black Box quería sorprender con un buen apartado grafico, por lo que se decidieron a usar el motor Frostbite 2.0 de DICE. Gracias a un duro trabajo se pudo adaptar a un juego de conducción y la verdad es que les quedo un producto bastante espectacular pero que a la vez pecaba en algunos puntos.

La optimización no ha sido muy buena, por lo que tiende a tener una tasa de frames bastante torpe y ya de paso ha sido capada a unos 30 FPS. Los elementos mostrados en pantalla son muy buenos, teniendo una iluminación bastante buena, digna de lo visto en Battlefield 3.  Los coches podían haber tenido un mejor acabado, ya que hay algunos que están muy bien diseñados, pero otros que tienen algún pequeño defecto, ya sea mucho colorido, reflejo, etc, pero que por otra, una vez te pones a competir no te fijas en esos pequeños problemas.

Los efectos climáticos están muy bien diseñados, teniendo tormentas eléctricas, desprendimientos de nieve en la montaña, lluvia, etc por lo que ahí hay que darles un punto a favor.

Los personajes están muy bien diseñados, por lo que gracias a la captura de movimientos se le ha dado una mayor naturalidad, pero por ahora las caras es su punto más negativo, aunque se ha  intentado mejorar lo visto en Battlefield 3, aun se tiene que mejorar el diseño y la naturalidad de los rostros.

El apartado sonoro esta muy trabajado, teniendo unos sonidos de motor, frenazos y derrapes muy buenos. La banda sonora se adapta a los momentos del modo historia, por lo que como de costumbre vuelven a acertar con la lista de temas.

El doblaje, aunque mínimo, sigue estando a la altura, por lo que lo encontraremos doblado completamente al castellano.

CONCLUSIONES

Need For Speed The Run es una nueva entrega de la saga que ha intentado darle un pequeño toque de originalidad. El modo carrera es bueno, pero a la vez no muy completo, ya que prácticamente te lo puedes acabar en menos de dos horas y media aproximadamente, por lo que el jugador se sentirá un poco decepcionado por ello.

Los desafíos y el multijugador son un añadido más bastante completo, pero que se va a tener que trabajar más en su próxima entrega, ya que hay que trabajar en nuevos modos de juego para no aburrir al jugador.

Básicamente The Run se queda a medio camino, pero no quita que sea un buen juego de conducción y no hará que os aburráis en ningún momento.  EA Back Box ha intentado mejorar lo visto en anteriores entregas y por ello desde aquí, les animamos a que sigan mejorando en sus próximos proyectos.

Pros

  • Los Entornos
  • Efectos Sonoros de los coches
  • Buen Doblaje
  • Implementación del Autolog

Contras

  • Multijugador algo escaso
  • Modo Campaña corto
  • El control es algo tosco a veces
  • Tasa de frames bastante torpe

Facebooktwitter

3 respuestas a «Análisis Need For Speed: The Run»

  1. El juego no está mal, de hecho, al principio me enganchó bastante… Hasta que llegué a las montañas y el sistema de retroceso me hizo tirar el mando del cabreo y lo mandé a tomar viento. No veo nada normal que en un juego de conducción callejera, cada vez que te sales de un determinado perímetro de la carretera el juego te haga solo el retroceso, limitando maniobras de adelantamiento tales como atajar por el medio en una curva en U o, simplemente, que un piloto te eche un poco fuera y poder retomar la carrera… 

    Para mí que habéis sido muy generosos con la nota en jugabilidad… Yo no le daba más de un 4 

  2. La verdad es que lo de que use el retroceso siempre me tocaba bastante la moral, cuando intentaba adelantar por fuera siempre me saltaba y me cabreaba, es algo que podrian quitar via DLC, pero lo dudo.

  3. Pingback: NotaMedia.es

Deja un comentario