¿Lo hueles?… es asfalto

El género de la conducción en consolas está de enhorabuena si tiene detrás compañías como Turn 10. El estudio encargado de traer la saga Forza Motorsport en exclusiva para Xbox 360 viene a presentarnos su cuarta gran carrera en un juego que promete dar horas y horas de… realismo.

Para darle el último toque de calidad necesaria, en esta última entrega del simulador de conducción hace acto de presencia el conocido Jeremy Clarkson, presentador del programa automovilístico Top Gear. Con el tendremos un toque de clase inigualable.

Conduce tus sueños.

Compite

Cuando hablábamos en el género de la conducción de juegos de simulación en consola siempre se esperaba que como mínimo se acercase un poco a la temática de PC en cuanto al manejo, conducciones reales para un mundo virtual. La realidad a día de hoy es que los simuladores de consola han evolucionado de una manera brutal, y se consigue muy bien el efecto real de conducción.

Tratar la evolución del mundo de las cuatro ruedas en nuestras pantallas no solo se ciñe al mero acto de coger el mando o volante y observar cómo responde el Ferrari o Aston Martin de turno, también se corresponde en la multitud de opciones que se van implementando poco a poco, y en esto Forza Motorsport puede dar buena prueba de ello, habiendo evolucionado sus modos de juego de una manera ascendente continua.

El modo carrera de Forza Motorsport 4 sigue teniendo el mismo esqueleto que el anterior, pero esta vez con una imagen mucho más mejorada y profesional. Seguimos corriendo pruebas por clases, y eligiéndolas a nuestro antojo dependiendo de la recompensa o coche que queramos utilizar. La diferencia llamativa es la inclusión del mundo Top Gear dentro del juego con el gran Jeremy Clarkson como protagonista. Ahora tendremos distintos eventos Top Gear dentro de nuestro calendario, donde podremos realizar multitud de pruebas tan ridículas a la par que divertidas como tirar conos en un tiempo determinado.

La inclusión de toda esta parafernalia al final queda en un segundo plano cuando hablamos de cantidad, esa cifra que tan criticada ha sido en las anteriores entregas. Nos referimos a la cantidad de corredores en pista, que esta vez ha subido de manera considerable, viéndose aumentada hasta 12 corredores en el modo carrera y hasta 16 en el modo on-line. Toda una bienvenida sorpresa para los amantes de Forza, que esperaban con ansias la ampliación de los corredores en pista.

La presentación de Forza Motorsport 4 en uno de los eventos del e3 de Los Ángeles se produjo siendo en un principio un juego para el dispositivo de control de movimiento Kinect, que provocó opiniones adversas. De buena manera ese proyecto acabo convirtiéndose en la cuarta entrega oficial de la saga, que trae a parte todo ese aprovechamiento disponible con Kinect. Especial mención a uno de los nuevos modos y más vistosos del juego, el modo Autovista.

En el Modo Autovista disponemos de una de los mejores planteles de coches del mercado, tanto actuales como pasados, la mejor manera de sentir que estás dentro de ellos. Este modo se basa principalmente en un recorrido por todos los rincones impolutos del coche que elijamos, todo ello a un nivel visual perfecto. Podremos entrar en el coche y arrancarlo, solo nos faltaría levárnoslo a casa, pero desgraciadamente eso no será posible. Para acompañar este “tour” por las mejores bellezas del mundo del motor tendremos la voz del amable comentarista de más que coches, que nos indicará las curiosidades del vehículo, pero a su vez también nos apuntará determinada información el carismático Jeremy Clarkson, en su perfectísimo Inglés con subtítulos claro está.

La necesidad de humillar a tu rival

Una de las joyas de la corona de Forza Motorsport es el modo on-line, y en la cuarta entrega sigue intacta, pero con novedades.

Como anteriormente comentábamos, la principal novedad de este modo ha sido la ampliación considerable del número de pilotos en pista, pasando de los 8 corredores que competíamos antes a los 16 que corren ahora, el doble de corredores para el doble de emoción.

Agrandar la parrilla de salida no solo tiene consecuencias de capacidad, también tiene consecuencias en su jugabilidad, ahora la carrera tiene más puntos de interés y varias peleas por coger posición.

La novedad principal es la inclusión de un club que podrás crear con tus amigos. Esto nos lleva  competir como club contra otros clubes, realizar comparaciones con el resto de clubs o lo más importante, tener un garaje común al que poder acudir para ver si algún compañero de club ha metido su última adquisición en el garaje y así poderlo disfrutar todos los componentes del selecto grupo.

La casa de subastas sigue tal y como era, todo un gran acierto para los amantes de las gangas, y los artistas del vinilo.

Autovista

Uno de los puntos más esperados del título era ver la capacidad de mejora que tenía el motor gráfico de Turn 10 para la saga, y tenemos que decir que no ha defraudado en absoluto. Si ya la entrega anterior era buena, esta lo ha superado con creces en distintos puntos que pasamos a comentar.

La definición de los vehículos es impactante tanto por fuera como en su interior, habiendo hecho un gran trabajo de recreación con todos y cada uno de los coches. Ahora cuando vamos con la cámara interna en el vehículo, se observan muchos y buenos detalles.

La nueva implementación de las luces, siendo una iluminación muy conseguida tanto en el escenario, como en lo que se observa en los reflejos del coche.

Los 60 FPS constantes como rocas hacen que la experiencia jugable sea lo más realista y placentera posible.

El anteriormente mencionado modo autovista, hace que realmente nos planteemos si estamos viendo una imagen real o de videojuego, engañando divinamente al subconsciente con semejantes modelados perfectos.

El rugido de la bestia

Todo juego de simulación que se precie tiene que tener ciertos puntos que sean parecidos de forma abusiva con la realidad. Es el caso del sonido de Forza Motorsport 4, que todos sabemos ya el gran trabajo que hace Turn 10 dentro de este apartado, grabando todos y cada uno de los sonidos de los coches reales para incluirlos en el juego.  Diciendo esto poco más se puede añadir más que quitarse el sombrero ante tal bestialidad de trabajo.

Dentro de la narración contamos con la conocida voz nacional del programa más que coches, que nos hará de guía por el juego. También lo acompaña Jeremy Clarkson del que hemos estado hablando durante todo el análisis y que definitivamente ha sido una agradable sorpresa para los que de verdad amamos este mundillo.

Llegando a meta

En definitiva, Forza Motorsport 4 es la mejor de las entregas de conducción dentro del catálogo de Xbox 360 y una de las mejores opciones dentro del panorama automovilístico de la generalidad de plataformas.

El trabajo de Turn 10 ha sido enorme, y el esfuerzo por mejorar día tras día la saga ha dado sus frutos, nuestra más sincera y humilde enhorabuena desde aquí.

Pros

  • Mejora visual notoria
  • Modo Autovista
  • Jeremy Clarkson, el espectáculo en persona
  • Ampliación del número de corredores en pista

Contras

  • El modo carrera se puede hacer monótono
  • La extrema necesidad de tener un deportivo tras haber probado el modo autovista

Facebooktwitter

3 respuestas a «Análisis: Forza Motorsport 4»

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Pingback: NotaMedia.es

Deja un comentario