A las armas

Lejos queda el lanzamiento del simulador de la segunda guerra mundial de Tripwire, este año hemos tenido el honor de probar su segunda parte, que ha sufrido un cambio radical en muchos de sus apartados.

A pesar de todo, Red Orchestra 2 sigue manteniendo el espíritu combativo de su primera entrega y lo mejora en muchos puntos, aunque los más puristas tendrán otro punto de vista.

Hora de volver a las trincheras

Saca tu fusil y prepara la bayoneta, debes estar preparado para lo que viene. Lejos, muy lejos quedan juegos en primera persona que hoy día están reventando el mercado. Aquí la guerra se vive desde otro punto de vista, no existen los héroes de carreras incansables hasta base enemiga, aquí un paso en falso significa una muerte segura.

Esa es la clave de la saga Red Orchestra, donde su segunda parte es más y mejor pero con matices. La fiebre de las guerras modernas esta al pie del cañón, eso ha provocado que este título haya optado en su segunda parte por convertirse en algo más ligero de jugar con respecto a su primera entrega, con ligera nos referimos a que se ha reducido su nivel de dificultad, siendo ahora un poco más fácil acabar con el enemigo. Este punto es algo positivo para los nuevos usuario que no hayan probado nunca esta saga, pero los más veteranos discreparán en este aspecto.

Dejando a un lado el tema de la dificultad, las modalidades de juego siguen estando intactas con su modo estrella de captura de territorios al más puro estilo Battlefield, donde un bando luchará por conquistar ciertos puntos del mapa y el otro se dejará la piel por defenderlos. La lucha nada más entrar al mapa y conseguir las clases de soldados favoritos es encarnizada, la clase del rifleman o del sniper son muy caras de conseguir y provocadoras de muchas envidias en el bando aliado.

La inclusión de un modo campaña da un punto de entrada a los nuevos adeptos, permitiéndonos combatir en 10 mapas a modo de conquista de territorios. La partida está repleta de bots, por ello no es más que un preparativo para lo que nos encontraremos en el modo on-line, sin embargo no es algo aburrido jugarla.

Batallón de rendimiento

Una de las espectaculares sorpresas en Red Orchestra 2 ha sido la evolución gráfica apabullante que ha conseguido, ahora la guerra se ve desde otra perspectiva mucho más cruel, donde los desmembramientos se sienten en persona cada vez que vuela una granada hacia nuestra posición.

La evolución del motor ha sido tal, que ahora se necesita un PC algo capaz para poder disfrutar de este juego en una calidad estándar sin ralentizaciones. Mapas enormes que proyectan la calidad del título que traemos entre manos, con una iluminación impecable que se refleja en los cascos de esos pobres soldados con destino incierto.

El juego fluye perfectamente, con un rendimiento impecable en la gran mayoría de situaciones, también debido a la escasez de situaciones en las que se acumulen muchos soldados y puedan flojear los frames. Esas únicas situaciones en las que el juego se pueda ver comprometido son contadas, como por ejemplo ir en un carro de combate cargado y recibir un zambombazo, con la correspondiente micro-bajada de frame rate, por llamarlo de alguna forma ya que se trata de una cosa puntual y casi imperceptible.

Gritos de desesperación

La ambientación de Red Orchestra 2 es sencillamente espectacular, no cabe otro adjetivo para tal puesta en escena. Mapeados enormes y totalmente caracterizados, pertenecientes a una Europa sumida en una guerra sin escapatoria y carente de sentido. Miles de muertes por plazas y callejones emblemáticos para simplemente eso, contar cifras de bajas.

Todo el aspecto visual del juego lo hemos tratado con anterioridad recalcando lo excelente que resulta, pero lo que de verdad involucra a un jugador dentro de una historia o situación es el sonido. Un buen sonido hace bueno a un juego mediocre, un mal sonido estropea un buen juego, de esta forma la mezcla de una ambientación absolutamente increíble con un sonido intachable dan como resultado Red Orchestra 2.

Las trincheras y paredes ahora serán tu mejor aliado ante el aluvión de balas que te disparan desde kilómetros. Esto no se trata de correr como pollos sin cabeza, hay que mantener la cabeza fría, aunque el sonido de los cañonazos de un tanque, o el constante silbido de balas rondando tu cuerpo y cabeza no ayuda demasiado y esto hace aún más grande el efecto conseguido.

[nggallery id=59]

A parte de la mención del efecto sonoro dentro del juego cabe destacar la gran banda sonora de la que el juego hace gala, con una inmersión total en la época y en la situación, nada más entrar a los menús sabrás de lo que se está hablando, sin duda otro de los puntos fuertes del apartado de sonido.

Finalizando el conflicto

En una época en la que la hegemonía del género de los disparos en primera persona domina en absoluto el mercado, existen ciertas alternativas a lo ya tan mas cado y conocido tanto dentro del mundo de las consolas como en el de compatibles.

La aparición de Red Orchestra 2 es una clara opción para los amantes de la simulación de guerras, además cambiando un poco su enfoque hacia el público con respecto a su primera entrega, ahora se busca a un público menos selecto con la aplicación de sistema de rangos a lo Call Of Duty, que a pesar de todo le da un lavado de cara agradable y algo mucho más entretenido a la hora de subir niveles.

La aplicación de un motor tan manido como es Unreal Engine no es aplicable en este caso, ya que el motor de EPIC demuestra día a día que puede seguir sorprendiendo pasito a pasito con compañías de este estilo, con ganas de trabajar y de presentar cosas verdaderamente buenas a sus posibles compradores.

Algo que quizás pueda no gustar demasiado a los seguidores desde Red Orchestra es la pequeña bajada de dificultad, ya que con ciertas armas que antes era casi imposible matar desde distancias lejanas, o el disparo estando de pie se iba directamente al limbo, ahora es algo más fácil realizar esas acciones, aunque realmente creemos que si es algo positivo para la atracción de nuevos jugadores.

Quizás como puntos débiles por remarcar algo, la necesidad de un PC decente para poder mover todo con fluidez, ya que incluso así costará moverlo a la perfección debido al mapeado gigante que se gasta el jueguecito. A parte de esto la totalidad del juego en Inglés, aunque es un problema menor tratándose de compatibles.

En definitiva, si eres amante del género y te gusta la simulación, Red Orchestra 2 es tu juego, aunque pase un poco desapercibido debido a que no está en una plataforma como la consola que atrae a más público no quita en absoluto que la calidad del título sea impresionante, sabiendo a lo que nos referimos en el análisis nada más entrar a tu primera partida.

Pros

  • La crueldad de la Guerra en directo
  • Mejora sustancial del apartado gráfico
  • Sonido a la altura

Contras

  • Necesidad de un PC decente para que rinda muy bien
  • Bajada de dificultad

Facebooktwitter

Una respuesta a «Análisis: Red Orchestra 2 Heroes of Stalingrad»

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario