Análisis: Dustforce

Nunca pensé que jugaría y mucho menos que analizaría un juego en el que el principal objetivo es limpiar la suciedad desperdigada por el escenario, si, barrer, aspirar, etc. Una vez superado el shock inicial, nos damos cuenta que Hitbox Team ha creado el primer gran plataformas del año.

Es lo grande que tiene la industria de los videojuegos, que puede conseguir desde el más insospechado concepto, crear autenticas obras de arte de la industria para nuestro disfrute, por eso hacemos esto desde Generación Pixel.

En forma de descargable para PC, llega a nosotros, una obra que si bien puede parecer sencilla por el objetivo, puede llegar a límites insospechados de dificultad, debido a la coordinación necesaria para conseguir los retos propuestos.

Dustforce es un juego independiente muy adictivo, totalmente arcade, en el que la búsqueda de la perfección será uno de nuestros principales deseos. Aun así diseñado para todos los públicos, tanto noobs en la materia como auténticos yonkis de los plataformas.

En las siguientes líneas eliminaré cualquier atisbo de dudas como si motas de polvo se tratasen.


Como decía unas líneas más arriba, Dustforce no tiene guión ni historia, ni falta que hace aquí lo que se pretende es limpiar y a poder ser lo más rápido y eficientemente posible.

Somos 4 limpiadores, en concreto; una chica morada con dos plumeros, un barrendero azul con su escoba, una barrendera rosa con su arma, digo escoba, y finalmente un señor mayor con una potente aspiradora.

Pero no barren como nosotros, tienen unas habilidades cual ninja venido del Japón. Todo a una velocidad de vértigo y una coordinación pasmosa.

Estos 4 individuos han de limpiar cada nivel saltando, corriendo y golpeando por doquier, en unos escenarios establecidos, en el menor tiempo posible, pues seremos cronometrados y la mayor cantidad de suciedad posible, que también será contabilizada.


Tenemos dos opciones de juego individual o multijugador local. La principal es la individual pues este juego trata de eso, de superación personal, de conseguir hacerlo más rápido y mejor.

El menú del juego es un escenario del mismo propiamente dicho, y saltando a través de él llegaremos a los distintos niveles y opciones del juego.

Dustforce comienza con un tutorial básico, en el que nos explica rápidamente como jugar, para ello tenemos una serie de comandos muy bien gestionados. Nuestro barrendero ninja mientras barre puede realizar 4 acciones básicas, que son: saltar, dar un sprint o impulso si estamos en el aire, golpear débilmente y otro botón para un golpe mucho más contundente. Una vez aprendidas podremos hacer más acciones como por ejemplo saltar más alto si pulsamos dos veces o si pulsamos a la vez los dos botones de golpe, realizaremos un combo, que nos permitirá eliminar muchísima suciedad, avanzar mucho más rápido o alcanzar sitios mucho más altos. Se nos permitirá realizar el combo según acumulemos suciedad eliminada en una barrita que se encontrara en la esquina izquierda.

En cuanto a direcciones podemos movernos en las cuatro básicas pero si enlazamos saltos podemos andar por el techo breves instantes para acometer el nivel.Tanto las teclas de dirección como los botones de acción son totalmente configurables pulsando Esc, pero el que avisa no es traidor y este es un juego que si disponéis de un gamepad podréis disfrutar mucho más, o mejor dicho, ser capaces de alcanzar la pulcritud antes.

Cada vez que entremos en las puertas de los niveles elegiremos a nuestro barrendero favorito entre los cuatro posibles y empezaremos a jugar.

Una vez claro nuestros objetivos hay que decir, que cualquiera puede ser capaz de completar un nivel, por eso está al alcance de todo tipo de jugadores, pero hay un problema, si queremos seguir avanzando en el juego y abrir más niveles, y no quedarnos atascados en los que están disponibles al principio, necesitamos llaves, y estas solo se consiguen si completamos al máximo cada escenario, si, barrer el 100% y hacerlo en un mínimo de tiempo. Y creedme se requiere muchísima practica, y aunque sea desesperante, una vez conseguido uno encuentra una plenitud de realización total.

Hay que decir que la curva de dificultad en el diseño de los escenarios está muy lograda. Permitiendo que nuestro juego evolucione según los retos que nos propone el titulo. Los niveles son dinámicos y de corta duración para así no caer en el tedio al tener que repetirlos.

Según vamos avanzando en los niveles nos vamos encontrando con obstáculos, que son pequeños animales u objetos a los que la mugre tiene absorbidos, para salvarles tendremos que golpearles con una intensidad u otra, y habrá que hacerlo en el suelo o en el aire , y seguramente con la intención de alcanzar determinada repisa después. Con esto quiero dar un ejemplo de los combos y acciones que tendremos que conseguir, mezclando movimientos y teniendo en cuenta por ejemplo que si golpeamos en el aire con éxito, podemos volver a saltar, y así una y otra vez,  consiguiendo encadenar una gran cantidad de piruetas. Eso sí, fallamos o caemos al vacio, etc, automáticament , según hayamos avanzado en el escenario reapareceremos con nuestras escobas, o en el principio del nivel, o en unos checkpoint que generará automáticamente el juego.

También tenemos que darnos cuenta que para todo nivel no solo hay un camino posible, y esta elección y planificación de nuestros escobazos será la que dé con el resultado más eficiente. No solo acertar cuando saltar, en qué momento golpear,  sino también en el orden adecuado.

Y a base de repeticiones de escenario, mugre barrida aspirada, alcanzaremos la pericia necesaria, y con ello avanzaremos nivel tras nivel, pues aunque leído parezca tedioso, es tan adictivo que uno apenas es consciente de lo bien que se lo está pasando, porque sin darnos cuenta, conseguiremos combinaciones, saltos , piruetas, que en un principio ni se nos pasaban por la cabeza.

Todos estos progresos de cada nivel los podremos comparar con una tabla online en la que veremos los hitos de los demás jugadores, y nos daremos cuenta de lo buenos o mediocres que somos en cada nivel.

El sistema multijugador en cambio es muy limitado, no solo por el sistema de juego, sino también porque sólo podemos acceder de manera local con otros jugadores en nuestras casas.

Básicamente uno jugador será un barrendero que tendrá que limpiar el escenario, y el otro jugador será un supervillano de la mugre, que tendrá que ensuciarlo todo , y ambos dos luchar por la supremacía en el nivel , logrando conseguir zonas, e ir acumulando puntos. Podremos jugar hasta 4 jugadores divididos en dos equipos.

Se puede observar que en un futuro habrá más opciones disponibles, puesto que se prevé un editor de niveles, que podría dar mucha vidilla si se pueden compartir escenarios online.


El diseño artístico del juego es impecable. La fluidez de movimientos de nuestras escobas y aspiradoras, la configuración de los niveles, lo colorista y vivo que han conseguido que se muestre el juego y las animaciones de nuestros personajes, no hacen otra cosa que enamorarnos, y renegar de quien intente separarnos de la pantalla.

Como comenté, al principio del juego, este se presenta de manera muy intuitiva, el menú del juego ha sido creado como si fuese un propio nivel o escenario del mismo, en el cual con nuestro barrendero deberemos ir saltando hasta alcanzar determinadas puertas que dan paso a los niveles. Como veis todo muy accesible y bien diseñado.

Está claro que las limitaciones económicas no son excusa para crear algo bello y dinámico.


En cuanto al sonido y la banda sonora, son melodías que evocan o recuerdan los megahits del género de épocas pasadas. Si bien es cierto que la calidad de las piezas están muy bien enfocadas a un titulo arcade como este y encajan a la perfección con la idea que se pretende, hay que reseñar que la variedad es limitada y es un punto en contra. Aun así no es algo que llegue a ser molesto.

Los efectos de sonido son de una calidad correcta pero tampoco llegan a unas cotas ejemplares. Podremos identificar todos nuestros movimientos.

Evidentemente todo el juego está en inglés, tanto los textos y las pantallas, como las voces, y su manual online.

En su totalidad este apartado nos deja un buen sabor de boca siendo un juego independiente, no puede alcanzar los niveles visuales que son envidiables, pero si un poco más de lo imprescindible para poder disfrutarlo, por lo que el objetivo de conseguir una atmosfera ideal lo consigue.


Dustaforce, es un plataformas que no por su peculiar enfoque debería echarnos atrás, si no dejarnos imbuir por él, y adentrarnos en una dinámica de juego tan adictiva como frenética en algún momento.

Es un descargable tan re-jugable que no deberíais perdéroslo, y muchísimo menos teniendo en cuenta su precio. Os garantiza muchísimas horas de juego, y una vida útil que sólo podrá medirse según lo coordinados que seáis.

Hitbox ha conseguido el primer gran descargable del género de las plataformas de este año. Enfocado para todos, y que lo puede disfrutar todo el mundo, pero que seguro los mejores jugones le sacarán el mayor partido.

Pros

  • Rejugabilidad sin límites.
  • Su dificultad es adictiva.
  • Descubrir que barrer es divertido.

Contras

  • Que sea recomendable en algún momento disponer de Gamepad.
  • El apartado sonoro podía ser más variado.
  • Multijugador reducido a local

facebooktwitter
3 comments to “Análisis: Dustforce”
  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario