Capcom y CyberConnect2, se han unido para traernos uno de los juegos de acción más particulares y controvertidos que quizás veamos en este año, su nombre es Asura’s Wrath, y nos llega con la vitola de una historia intensa, y con una temática muy cercana al anime o al cine japonés, que puede costar trabajo de que sea aceptada por todo el mundo.

Tras haber luchado contra dioses, y haber puesto fin a hordas de enemigos nos disponemos a contaros, si todo lo que sea ha prometido de Asura’s Wrath es cierto, y si nos encontraremos ante una de las sorpresas del año o un producto solo dedicado para un público muy especial.

Asura’s Wrath puede que os enamore, puede que os marque o sencillamente puede que os sea indiferente, pero nadie que lo pruebe podrá negar que es algo diferente y original, así que sin lugar a duda, y al igual que el juego, este análisis no dejará diferente a nadie, habiéndose intentado realizar desde un punto de vista muy objetivo, para que no se puedan asociar gustos personales dentro de este texto y esta valoración… esperemos que lo disfrutéis¡¡

Si se puede destacar algo en este Asura’s Wrath, y el trabajo de CyberConnect2, es su magistral trabajo tanto en la historia, como en la epicidad, belleza y de cómo se trata cada uno de los puntos.

Porque la verdad estamos tratando hoy un juego verdaderamente centrado en su historia y en el mundo que la rodea, donde se da toda la preferencia a los sentimientos que tiene cada personaje, a la sensaciones que procesan cada instante, y a cada cambio argumental, creando con ello, una autentica epopeya de lo más dramática y bien contada que recordamos en los últimos meses.

Eso sí, hay que destacar que la historia puede que no llegue a todo el mundo por igual, teniendo momentos que a muchos pueden resultar absurdos y a otros verdaderamente apoteósicos, ya que es una historia con muchas reminiscencias orientales y del cine de esa zona, siendo algo que no todo el mundo digiere igual de bien, por lo que hay que tratarla con respeto y a sabiendas de donde nos vamos a meter.

La historia nos lleva de lleno a el planeta tierra, el cual nombra en todo momento como Gaia, donde la lucha entre los dioses y el ejercito de Gohma, unas especies de demonios con formas de animales, venidos de lo más profundo de la tierra, donde lo más importante para ambos bandos es la utilización de las almas de los humanos que en la tierra viven.

La historia nos llevará al momento exacto, donde Vlitra, el enorme jefe de los Gohma emerge del centro de la tierra para acabar con los dioses y todo el mundo conocido. Estos dioses se agrupan junto a su ejército en el grupo que será conocido por los ochos Guardianes Generales, los cuales a su vez son dirigidos por el Emperador Strada, y todo con el fin de acabar con Vlitra. Estos desde su base en el espacio, deben intentar rechazar el ataque de este fortísimo enemigo, y como no… lo consiguen… siendo estos los momentos donde se nos presentan a todos los personajes y en especial a Asura.

Tras devolver a las profundidades a Vlitra, se empieza a ver entre los ocho generales unos grandes problemas internos, donde la envidia y el ansia de poder, llevarán a acabar con el Emperador, y además coger con ello a un cabeza de turco, el cual en este caso es Asura, ya que este además de su gran poder contaba con un gran aliado a su lado… su hija Mithra, la cual ayudaba como sacerdotisa a los Guardianes Generales a conseguir energía de las almas de los humanos y con ello aumentar su poder… por lo cual consiguen expulsar a Asura, capturar a Mithra, y no quedando contentos aún, matar a la mujer de Asura para que este sufra aun más.

La sed de venganza de Asura le hace llegar hasta la base central de los Guardianes, donde es atacado por estos, y enviado a lo más profundo de Naraka o inframundo, de donde regresará doce mil años después clamando venganza, y buscando desquiciadamente a su hija, la cual estará siendo utilizada para los planes de Deus, el actual líder de las que se hacen llamar ahora las siete deidades, las cuales tiene como misión acabar definitivamente con Gohma.

La historia es verdaderamente esplendida, bien narrada, con cantidad de flashback, cambios argumentales y de guión, y momentos emotivos, que a su vez se ven señalados por la curiosa forma de llevar la trama.

Porque hay que decir que Asura’s Wrath tiene una forma muy parecida a las serie anime, de contarnos lo que está sucediendo. Esta divide la historia en una serie de episodios, los cuales comenzarán narrándonos lo que sucederá en el siguiente episodio, nos dejará con la intriga al termino de cada uno de ellos, y para acabar, al final estos capítulos, y en forma de texto, se nos realizará una serie de aclaraciones para que entendamos mejor la historia… sencillamente enrevesado pero que verdaderamente gusta como experiencia y como concepto narrativo.

Asura’s Wrath nos presenta un apartado jugable que puede resultar polémico y controvertido, según la persona que lo juegue, ya que el sobre uso de ciertos conceptos jugables puede hacer mella en los que buscan una mayor interacción, de todos modos os vamos a explicar con detalles lo que nos referimos.

Asura’s Wrath en concepto nos presenta un juego de acción y aventura, muy frenético desde el punto de vista de una tercera persona, pero puede que a la hora de meternos de lleno en el, nos encontremos, que aunque esos puntos jugables que lleva consigo sean del gusto de todos, también trae otro que puede no gustar… el uso excesivo de los quick time event o lo que es lo mismo, el tener que pulsar ciertos botones en el momento exacto en que salga indicado en pantalla. Y la verdad que la queja puede ser justificada, ya que nos podemos encontrar antes más que un juego de acción en muchos momentos… con una película interactiva.

Porque si es cierto que al encontrarnos cara a cara con Asura’s Wrath podemos tener la sensación de estar visualizando una serie de capítulos de un anime, y no mucho más allá de la realidad, porque como ya decíamos en el apartado de la historia, este lleva consigo la división episódica de cada una de las fases, con una estructuración muy televisiva.

Es cierto que los momentos en que nos encontremos en batallas son bastante espectaculares, pero las constante interrupciones por escenas cinemáticas interactivas, cortan bastante el ritmo de juego, siendo quizás esto lo que a muchos eche atrás… ya que el que terminemos viendo más horas de cinemática casi que de juego no gusta a todo el mundo.

Pasando a la parte ya jugable en sí, y tras entender que una gran parte del juego la pasaremos pulsando los botones que se nos indican en pantalla, que por cierto… hay que decir de camino, de que el error a la hora de pulsarlos no influirá en la acción, lo que hará que nos centremos en las partes donde nosotros llevaremos la riendas del juego.

En estas partes, controlaremos a nuestro personaje con suma facilidad y sencillez en todos sus movimientos, ya que la variedad de ellos no será muy grande, dividiendo sus ataques en golpes rápidos y “débiles”, con otros más duros, pero que tendremos que esperar a recargar una pequeña barra para realizarlos. Además de estos podremos saltar, saltar y golpear, esquivar y unos ataques a distancia, los cuales la verdad son un poco caóticos a la hora de controlarlos, ya que tendremos un punto de mira el cual podremos fija en un enemigo, pero que no termina de funcionar del todo bien.

Hay que destacar a la hora de las luchas, los contraataques y algunos golpes especiales que se realizarán como ya suele ser habitual en el juego, mediante la pulsación de un botón en un momento adecuado, los cuales por otro lado son bastante espectaculares.

El resto de los movimientos del personaje principal se realizan con facilidad, y como ya hemos dicho a gran velocidad, solo teniendo que destacar negativamente algunos problemas de cámara la cual no termina de estar bien colocada.

Pero las fases de acción no serán tan solo de mamporros a tutiplén, si no que a lo largo de la aventura encontraremos algunas fases de disparos, cual juego de nave se tratase, en las cuales controlaremos a nuestro personaje, y a un punto de mira el cual tendrá dos tipos de disparos, uno veloz pero poco preciso, y uno lento y preciso el cual podremos fijar a los enemigos. Estas fases dan un toque de diferenciación y variedad a el juego, siendo divertidas aunque tremendamente fáciles.

A parte de los movimientos que ya hemos descrito también ha que hablar de la barra superior que encontraremos en la pantalla, la cual nos mostrará nuestra barra de vida, un indicador el cual se irá llenando cada vez que golpeemos y el cual al llenarse nos dará la posibilidad de golpear fuerte durante unos instantes sin gastarse este poder, y por último, la barra más curiosa, una barra la cual nos mostrará la energía que les queda a los enemigos en bloque con lo que estamos luchando, estando más cerca de la muerte o de el golpe definitivo cuando más llena esté esta.

Pasando a los enemigos, nos encontramos ante grupos de diferentes especies no demasiados inteligente, y bastante mecanizados, en los que podemos destacar alguno de mayor tamaño, o más poderosos, que serán jefes de final de fase, y los cuales para acabar con ellos tendremos que entender su mecánica de movimiento. Eso si hay que decir que si hablamos de los personajes principales y los combates contra ellos, hay que decir que la espectacularidad y la belleza de estos, hará que se tapen todos los posibles defectos.

En general la dificultad del juego es bastante asequible, siendo aconsejable el jugar a un nivel de dificultad algo mayor de lo normal, para poder disfrutar así de un reto más complejo.

Por el resto poco más se puede hablar de su jugabilidad y su rejugabilidad, solo destacando que tardaremos en pasarnos el juego entorno a las seis o siete horas, pudiendo rejugarlas y con ello mejorar las puntuaciones las veces que nos venga en ganas, pudiendo además desbloquear imágenes, artes, videos e incluso una fase extra.

Asura’s Wrath nos presenta un apartado artístico tremendamente vistoso y bien realizado, en el que utiliza a la perfección el Unreal Engine, sacando un partido de él como pocos juegos han sido capaces de conseguir.

El diseño de personaje es magnífico, dando la sensación de película de animación, llenos de detalles, y realizados con una técnica que parecen en muchos casos que están dibujado a mano, ya que sombrean y rayan cual carboncillo cada una de las partes que forman tanto a los protagonistas como a los enemigos, dando una sensación tremendamente bella. La movilidad de los personajes es tremendamente veloz y sus movimientos están perfectamente recreados, siendo quizás unos de los diseños de personajes más llamativos de los que recordamos de generación.

En cuanto a los decorados, aunque alcanzan un buen nivel, no llegan al nivel de detalles que los personajes alcanzan, siendo de todos modos vistosos y amplios. En los que podremos ver gran cantidad de explosiones y efectos de luz a una velocidad pasmosa.

Porque la verdad que para tener la rapidez de movimientos y de fotogramas en pantalla, el juego en casi todo momento se mantiene estable, solo resintiéndose en momentos de verdadero caos luminoso y explosivo. Además como mal endémico en todos los juegos realizados con Unreal Engine, la carga de texturas suele ser lenta en algunos momentos.

Por el resto el diseño visual del juego en todo momento es increíble, todas y cada una de las cinemáticas está realizadas con el mismo motor de este, y como ya os hemos dicho la calidad es soberbia.

[nggallery id=145]

En cuanto a el sonido, tenemos que destacar principalmente dos cosas, por un lado la increíble banda sonora del juego, con ciertos momentos verdaderamente increíbles, donde disfrutaremos de unas música perfectamente colocadas en los momentos de acción, de conversación o emotivos, con unos temas que pasan desde los orquestales a los más eléctricos de una forma increíble y una calidad de montaje muy lograda.

Por otro lado, destacar el doblaje, que aunque no nos llega doblado al castellano, hay que decir que tanto con las voces en ingles como en japonés, alcanza un muy buen nivel de calidad, teniendo gran importancia en la ambientación de la historia ya que nos hará conocer con ellos muchos de los sentimientos que los protagonistas expresarán, donde un llanto, un suspiro o un momento de ira serán perfectamente reconocibles y bien trasmitidos.

Pasando a los efectos de sonido, decir que son muy potentes, y en todos momentos las explosiones y los gemidos están en el aire. Además hay que hablar de la buena ambientación, e incluso algunos momentos de silencio tremendamente bien llevados.

Asura’s Wrath es un producto verdaderamente especial, y que seguramente no llegue a todo el mundo, pudiendo ser catalogado como un juego de que lo amas o lo odias, si tener término medio en él.

El juego se centra muchísimo en su narrativa y en su estética, siendo como ya hemos dado a entender más una experiencia visual que jugable, donde nos encontraremos con un notable apartado visual y un magnifico apartado sonoro, el cual puede chocar de lleno con la excesiva utilización de los Quick Time Event, la extraña forma de narra la historia, y la estética tan tan oriental que el juego posee.

Asura’s Wrath, es especial, es bello, esta cuidado y causa cantidad de sensaciones, pidiendo desde aquí que le deis una oportunidad, y con ello disfrutéis de una experiencia distinta a lo que solemos ver en este mundillo.

Pros

  • La historia brilla con luz propia
  • Buen apartado artístico
  • La banda sonora es magnifica

Contras

  • Algunos fallos gráficos
  • La dificultad es baja
  • El uso excesivo de los Quick Time Events

Facebooktwitter

Deja un comentario