Análisis: Nexuiz

Durante el mes de Febrero, Microsoft puso a nuestra disposición una serie de juegos descargables a precio reducido, y entre ellos podemos encontrar el juego que hoy nos traemos entre manos, Nexuiz, un shooter futurista al más puro estilo retro. Por 800MP podemos descargarnos este frenético juego, en el cual nuestra misión será simplemente acabar con el mayor número de enemigos del equipo contrario, como todo buen shooter manda.

La historia del juego, como en todos los multijugadores no es algo realmente importante, pero tendré que dar una breve explicación.

La constante lucha de los kawassari y los forsellians por el control galáctico al final ha acabado en una tregua, pero esto no significa que no sigan luchando a su manera. La enemistad que sigue hirviéndoles en las venas solo puede ser saciada en una especie de torneo en el cual las dos razas extraterrestres pueden hacer lo que les venga en gana unos con otros, sin limitaciones.

Bienvenidos a Nexuiz.

 Antes de hablar del apartado gráfico de Nexuiz, tenemos que hablar de su pasado. Realmente este juego vio la luz en el año 2005 de la mano de Alientrap pero solamente para PC. Algunos de los intengrantes de este estudio, más tarde crearon Illfonic, que han sido los encargados de llevar el juego a las consolas.

En este estilo de juegos, no me gusta hacer comparaciones, pero al jugarlo pude rememorar los viejos tiempos cuando me pasaba horas viciando a un MOD del Half-Life llamado Adrenaline Gamer. Claro, que Nexuiz es muchísimo más avanzado gráficamente que AG, pero lo frenético que resulta realmente similar a la jugabilidad de este MOD.

Con el motor gráfico Cry Engine 3 de Crytek, al que nuestro cerebro automáticamente lo relaciona con Crysis 2, resulta todo muy fluido y sin fallos considerables. Al ser un juego de movilidad continua, necesitaba un motor gráfico capaz de poder llevar la fluidez del juego sin problema alguno, y el Cry le ha venido de lujo.

Aquí cada vez que nos hacemos con un mutador el aspecto visual del juego cambia. Desde mutadores que veamos la pantalla en blanco y negro, todo mas iluminado de lo normal e incluso mas colorido.

Pero todo se puede apreciar a la perfección y está muy conseguido, al igual que la ambientación de los mapas, unos en terreno natural y otros como en terrenos más cerrados mostrándonos como serían los edificios de ese planeta. Llenos de luz artificial, mucho azul, mucho rojo…

La música, esa música, si bien en el menú de inicio la escuchamos y decimos, que tranquilita, que bien… Claro, hasta que te metes en una partida y te das cuenta de cómo es la música de verdad.

Vale, lo frenético mola, pero ya ponerte una música la cual parece que estas en el Bershka o en una rave con un cubata en la mano, acaba dejándote loco. Al principio parece que motiva pero luego llega un momento, en el que no te queda más opción que bajar el volumen de la música porque si no acabas destrozando tu habitación entera.

Referente a los aspectos sonoros del armamento y demás, bien, como en cualquier shooter, de todas maneras aún no hemos escuchado como suena un arma del futuro, ¿no?.

La jugabilidad, esa parte que tanto me encanta de los juegos, y que sin una buena un juego nunca sería en condiciones. Vaya trabalenguas acabo de hacer yo sola aquí en un momento.

En Nexuiz esta parte sería la misma que otros tantos shooters si no fuese por los queridos mutadores. Digo que acabaría siendo lo mismo porque estamos ante un shooter básico, matar a los personajes del equipo contrario, o bien robarles las banderas para llevárnoslas a nuestra base. Ya que, los modos de juego que nos encontramos son estos dos, más el de jugar contra bots controlados por la CPU, del cual nos olvidaremos que existe ya que tras jugarlo un par de veces y ver lo fácil que resulta machacar a los bots nos llevará directamente  jugar el modo online.

Como dije, lo divertido de este juego son los mutadores. Nos los encontraremos a lo largo de cada mapa y nos permitirá obtener un tipo de poder especial durante un periodo de tiempo.

Estos mutadores pueden afectarnos solamente a nosotros, hacer que ayuden a nuestro equipo o que dificulten al enemigo. Ya que, cuando los cogemos nos da la opción de elegir entre tres de ellos. Todos estos acabarán acumulándose y pasando de uno a otro a medida que se vayan agotando si hay más personas que se han hecho con ellos.

Los puntos que acumulemos en cada partida jugada nos permitirán obtener unos modificadores fijos pagando en granos. Así saldrán preferentes los que tengamos adquiridos.

[nggallery id=175]

De armamento, podremos ir cogiendo las armas que aparezcan por todo el mapa, con la diferencia de que todas las armas quedarán acumuladas para hacer uso de cualquiera que queramos usar en el momento oportuno. Cosa la cual me parece perfecta, porque en un momento dado te puede venir mejor un arma que otra. Eso sí, a la hora de seleccionarlas en la rueda podemos acabar chalados si no sabemos el nombre del arma en cuestión.

Los mapas serán de varias alturas, con propulsores y demás para poder acceder a las diferentes alturas. Como hemos visto en otros juegos.

Estaríamos ante un shooter más si no fuese por esos añadidos mutadores que lo hacen divertidísimo, y nos multiplica las ganas de querer jugarlo. Un juego de acción muy frenético que hace que al acabar una partida queramos jugar otra, pero como ya hemos dicho, hay otros puntos negros como la música la cual tendremos que terminar quitando antes que termine taladrándonos el cerebro.

Nexuiz en sí es un juego bastante correcto, pero si no tuviese ese toque diferente acabaría siendo uno más de nuestra ludoteca de shooters del pasado.

 Pros

  • Velocidad everywhere.
  • Esos mutadores que hace que todo mole más.
  • Poder llevar todas las armas a la vez.
  • Muy fluido.

 Contras

  • Que sin todo lo anterior sería más de lo mismo.
  • En serio, ¿Hacia falta esa música? ¿Queréis volvernos locos? ¡Camarero! ¡Un cubata!
  • Que se quedará ahí en nuestros descargados al pasar el tiempo como olvidado.

Facebooktwitter

Deja un comentario