Análisis: Mortal Kombat Vita

El género de la lucha virtual está de enhorabuena tras recibir un título antaño deseado por todos, la saga Mortal Kombat.

Tras recibir su entrega correspondiente en las plataformas mayores, da un pequeño paso hacia el mundo portátil, más concretamente hacia la nueva portátil de Sony. El encargado, Nether Realm Studios para hacer la experiencia de juego lo más gratificante posible dentro del campo de cercanía con las sobremesas.

El resultado es un gran producto en los primeros meses de vida de la consola, con ciertos aspectos a pulir pero que con el tiempo serán obstáculos superados con facilidad a nuestro parecer.

 

Una invitación para el torneo de Mortal Kombat, donde muchos se enfrentarán entre sí para conseguir el trofeo de ganador.

En un primer momento parece ser que ese es el fin de nuestra historia, pero realmente las visiones de Raiden, el Dios del rayo, hacen presagiar que realmente nuestro camino se truncará a menos que hagamos caso de estos vaticinios.

El líder del mundo exterior, Shao-Kahn, quiere apoderarse de la tierra, para ello tendrá a su disposición una fuerte alianza con el infierno más abrasador, con un representante como Quan Chi. La alianza conlleva un coste adicional que supondrá un precio demasiado elevado.

Para impedir todo esto, Raiden junto a su grupo de luchadores guiarán sus pasos dependiendo de las distintas visiones de futuro del Dios del rayo. Sin tiempo que perder lucharán en una batalla contrarreloj contra los secuaces de Shao-Kahn, aunque para hacer la lucha un poco más llevadera siempre quedará escuchar un rato al fanfarrón de Johnny Cage.

Con una simple toma de contacto te da la sensación de estar ante algo que te va a dar muchísimo tiempo de juego, no hay más que ver los menús y observar la cantidad de opciones que nos dan a pulsar.

A modo de telonero de la historia tenemos el Kombate, donde tendremos que escoger a uno de los personajes que nos dan de principio, combatir e ir venciendo a todos y cada uno de los contrincantes que nos pondrán una dura resistencia en el nivel experto. Nuestro objetivo es enfrentarnos al jefe del mundo exterior, el más poderoso de todos y realmente un enemigo común, Shao- Kahn. Dentro del mismo modo Kombate poseemos dos tipos de torneos diferentes, el individual, y el de parejas. También poseemos una variedad de desafíos, que a su vez es uno de los puntos muy fuertes del juego y lo que es mejor, en exclusiva para el uso de las posibilidades de Vita.

El modo historia, un modo que a su estilo también es realmente rápido y fácil de jugar. Presenta un esquema jugable que consiste en vídeo y combate sucesivamente, con el vídeo nos sitúan en la historia, contra que personaje vamos a combatir y por qué. El modo es realmente extenso para tratarse de un juego de lucha y posee una dificultad ascendente, no siendo opcional desde principio, bastante acertado sobre todo para nuevos jugadores de la saga.

A modo de preparación para la batalla tenemos un modo entrenamiento, que nos permitirá conocer las mejores artimañas de cada personaje así como sus movimientos de Fatality y especiales.

Otra de las claves que posee el título es la inclusión de modo multijugador, pudiendo enfrentarnos vía ad-hoc en 1 vs 1 o por equipos. Tranquilos, dispone a su vez del mismo modo on-line que la sobremesa, disfrutando así del título en su máximo esplendor, además de darle una gran vida al juego. En el podremos tanto jugar partidas igualadas como de jugador de manera individual o por equipos, a su vez podremos crear partidas privadas para invitar amigos, ver nuestras estadísticas globales y comprobar los marcadores, todo un lujo.

La torre de los retos, una de las mayores delicias para el tipo de consola que tratamos. Mil y una veces y en distintos análisis, hemos hecho hincapié que con PS Vita tenemos la suerte de poder contar con juegos del tipo sobremesa, es decir, extensos y con historias complejas, y a su vez podemos contar con lo que es tradicional para una portátil, un estilo de juego rápido para partidas que no ocupen demasiado tiempo.

El modo de juego en cuestión trata de una torre como bien indica su propio título, donde deberemos pasar una serie de pruebas que irán en una escala ascendente de dificultad, todo esto hasta llegar a su máximo nivel y superarla.

Los distintos tipos de pruebas van desde golpear en distintas partes del cuerpo al rival determinadas veces, hasta intentar romper un número de tablillas de madera con el personaje al azar que nos toque. Aunque solo hayamos mencionado estos dos tipos cabe destacar que el modo torre de los retos posee una gran abundancia y a cada cual más divertido, un modo de juego que realmente nos quitará muchas horas dentro del título.

Dentro de la torre de los reto, nos encontramos otro mismo modo, pero ciertamente algo más jugosos para las capacidades de PS Vita, el modo torre de los retos extra, donde se compaginaran algunos modos del estilo normal con la gran mayoría que aprovechen la consola y sus novedades. Ejemplo como puedan ser cortar frutas asesinas que vuelan hacia ti, con un corte en la pantalla táctil o mantener el equilibrio en un minúsculo trozo de madera que evite que caigamos a un abismo abarrotado de sierras, pinchos y objetos punzantes, con el control de movimiento.

Hemos usado uno de los movimientos característicos de este nuevo título para comenzar a determinar cómo se comporta el motor gráfico con el juego, y si hace justicia.

Para ir abriendo bocas, el motor utilizado en el juego es el conocidísimo y manido Unreal Engine, y hay que comentar que el motor actúa perfectamente en la portátil de Sony, con unos 60 Frames constantes y sin bajadas en ningún momento. En su defecto y parte más criticable del título, la conversión de los gráficos desde la sobremesa a Vita que pese a estar a un nivel aceptable, el apartado gráfico que posee no está a la altura en absoluto de lo que puede mostrar la consola, que de hecho ya ha demostrado con otros títulos de lanzamiento.

El sonido del juego luce a un gran nivel, estando además de esto doblado al castellano, todo un detalle por parte de la productora Warner Bros, que nos ha permitido oír todas las cinemáticas del juego en nuestro idioma, eso sí, desconocemos la razón de porque las pequeñas introducciones a los combates son en un íntegro ingles.

Las melodías del juego siguen intactas con respecto a sus antecesores, con su música de fondo y graves incitándote a preparar el fatality de turno.

En definitiva, un apartado técnico y sonoro bien implementado a excepción del mero apartado visual, que desde nuestro punto de vista creemos que podría haber dado muchísimo más tratando de esta consola.

[nggallery id=262]

Vuelven los luchadores más sádicos para llenar de sangre la pantalla de tu PS Vita, una conversión muy buena de las hermanas mayores de sobremesa que puede hacer que pases muy buenos ratos delante de tu pantalla portátil.

La perfecta implementación de las capacidades de Vita hacen de Mortal Kombat un título aprovechable al cien por cien en el plano innovador.

A parte de todo esto, un apartado técnico muy bueno a pesar de sus pobres texturas y poligonaje en los personajes y escenarios, pero incluso sumando esa negatividad se observa un muy buen juego y con el que podrás disfrutar durante horas.

Pros

  • La experiencia de sobremesa en una portátil y con extras
  • Las nuevas características exclusivas de Vita
  • La torre de los retos

Contras

  • El apartado visual no está a la altura de la herramienta
  • Tardanza en encontrar rivales on-line

facebooktwitter

Deja un comentario