Análisis: Gateways

Gateways ya lleva unos cuanto días entre nosotros, y nosotros nos encontramos satisfechos a más no poder con daros nuestras impresiones de este independiente con estética retro, creado por el estudio de desarrollo Smudget Cat Games, y el cual ha tenido la desfachatez y el buen hacer, de mezclar los escenarios al más puro estilo Metroid o Castlevania, junto a lo que pudimos ver en el juego de Valve, Portal… y tras meterlo en una coctelera, ha salido este experimento, el cual, nos ha conseguido llegar a los corazoncillos gamer.

Así que seguid leyendo y disfrutad del análisis, de este curioso Gateways.

HISTORIA

Mera y sencillamente es para meternos en situación, y pese a algunas frases ingeniosas, pasa totalmente desapercibida.

La historia de por sí, nos mete en el papel de científico algo chiflado Ed, el cual tras meter la pata en uno de sus experimentos hace de que un escape haga aparecer extrañas criaturas de las que deberemos escapar, acabar con ellas y salir de dicho lugar.

Simple, claro y conciso, historia a lo más puramente ochentera, donde lo importante será la jugabilidad, la originalidad y el manejo, dejando a un lado tanta parafernalia literaria.

JUGABILIDAD

Plataformas y portales… mezcla perfecta. No hay dos palabras que definan de mejor forma el apartado jugable de este Gateways, ya que deberemos superar el amplio y enrevesado mapa, básicamente con estas posibilidades.

Por un lado los portales nos darán la posibilidad de llegar a lugares que jamás llegaríamos en condiciones normales, por otro lado podemos encontrar los diferentes objetos que encontraremos o deberemos de activar, como pueden ser botones, láser, luces, etc, lo que hará que aunque sea de una gran importancia, los portales no serán todo, dándole con ello un toque de variedad.

Estamos rodeados de un escenario bastante laberinticos, con cantidad de zonas por descubrir, plataformas y lugares que nos parecerán imposibles de alcanzar en un principio, y que gracias al buen planteamiento y diseño de los escenarios, lo que nos llevará de la mano para que vayamos logrando desbloquear y llegar hasta ellos de una forma bastante coherente y bien guiada.

Eso sí, no estaremos solo, la que en ellos encontraremos decenas de enemigos, los cuales poseen unos movimientos predefinidos, y que la verdad sea cierta, no será excesivamente difíciles terminar con ellos a base de un buen pisotón.

Hablando de dificultad, en el juego ya no es solo que los enemigos no sean muy poderosos, si no que además, su nivel de dificultad no es muy difícil pese al buen diseño de los puzles. Y si además le unimos, que tendremos la opción de unos pulsadores los cuales, nos resolverán el puzle, o nos dan una pista demasiado evidente, terminaremos quedándonos un poco falta de esa emoción que dan los grandes retos.

A este punto anterior se le une los constantes y continuos puntos de control, los cuales nos dejarán a poca distancia del lugar donde muramos, por cierto, solo contaremos con tres puntos de vida, los cuales podrán ser aumentados avanzados el juego.

En lo que al armamento se refiere uno, no podemos dejar de decir que no solo poseeremos el laser de portales, si no que este también sufrirá modificaciones, ya que encontraremos modificadores de gravedad, tamaño o de viaje en el tiempo, una variedad que nos hará tomarnos los puzles de otra forma.

El juego es tremendamente entretenido, y posee un control bastante correcto, pese a encontrarnos moviendo a un personaje que se mueve de unas maneras bastante bruscas para lo visto actualmente, pero que todas las virtudes anteriores prácticamente tapa esto, lo cual por otro lado decir que no influye demasiado en la jugabilidad.

APARTADO TÉCNICO

Gateways chorrea y gotea retro por todo y cada uno de sus costados, ya que tanto a nivel visual como sonoro, las grandes influencias de juegos de los ochentas están claramente influenciando al producto.

Por un lado visualmente, nos encontramos ante la utilización del bello arte del pixel, en un mundo de scroll lateral y vertical, y donde el colorido destaca en cada parte del escenario por donde vayamos pasando.

Los escenarios de por si, pese a las pocas posibilidades que puede dar este tipo de forma de trabajar, cuentan con gran cantidad de detalles, y con efectos de luces y de partículas, que le viene que ni pintado, dándole esa sensación de vida, que en juego de la misma estética no se les suele dar.

En cuanto al diseño de los personajes, poseen uno apartado con buenos detalles, y con unas animaciones bastante simples, pero que no desentona para nada con la estética global del juego.

En cuanto al apartado sonoro, este cuenta con una banda sonora con bastantes temas electrónicos y llenos de misterio. A esta banda sonora se le une unos efectos de sonido correcto, y por desgracia, ni un texto o voz en castellano, pese a que no sea totalmente necesario, pero como es normal solemos agradecer, el cual no es el caso.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Nos ha gustado, nos ha hecho disfrutar y ante todo nos ha metido a los más viejos del lugar, en el disfrute de experiencia de otras épocas pero en las plataformas de hoy. Una mezcla bastante original y divertida, la cual pocas cosas se le pueden achacar, y alabar, ya que ha logrado lo que buscaba.

A los jovenzuelos decirles, que nos les eche para tras el aspecto visual del juego, ya que tras de él hay algo que otros juegos no les hará vivir pese a que posean increíbles mejoras técnicas.

LO MEJOR:

-Muy divertido y entretenido

-Visualmente nos hará saltar una lagrimilla a los viejunos

-La mezcla de ideas que se ha creado en este juego

LO PEOR:

-La dificultad no es muy elevada

Facebooktwitter

Deja un comentario