Los viejunos del lugar pudimos disfrutar allá por mediados de los años 90, de uno de los juegos de estrategia más influyente de la década, con unas mecánicas jugables bastante llamativas, y la posibilidad de crear una adicción pocas veces vista en un juego del género, os hablamos de XCom: Enemigo desconocido.

Al ver 2K Games, el interesante filón, y la gran cantidad de seguidores que  han pedido la vuelta de esta franquicia, pero como fue en sus comienzos. Por lo que puso su maquinaria interna a pensar, y lo ha encargado  a uno de sus grandes estudios con gran experiencia en el género, estos no son otros que Firaxis, los padres y señores de la saga Civilization… es decir no son unos cualquieras.

Así que como podréis ver nos encontramos ante un combo de los más interesante, y que en las próximas líneas os desgranaremos, para que podáis ver y leer sobre la maravillosa obra que ha realizado dicho estudio con la franquicia de XCom.

HISTORIA

La tierra ha recibido un ataque alienígena, pero la humanidad no está totalmente desprotegida, ya que un grupo secreto que no pertenece a ningún estado ni clero, posee un grupo encargado de defender a nuestro planeta de las más extremas situaciones, y esta, es sin lugar a duda una de estas.

Y esta es la sencilla y contundente historia del juego, deberemos repeler el ataque alienígena, y volver a ser el planeta el que fuimos.

A lo largo del juego se nos mostrarán nuevas situaciones, amenazas y objetivos, pero la historia no evolucionará en demasía. Pese a ello dudamos que la historia haya sido la baza por la que Firaxis se haya puesto manos a la obra con este juego, ya que como veremos a continuación el poderío de este lo poseerá su exquisito apartado jugable, convirtiéndose esta historia en una mera escusa para darle sentido al siguiente apartado.

JUGABILIDAD

Una de las grandes virtudes jugables que posee este XCom, no es otra que no ha perdido ni ha variado un ápice las mecánicas jugables de las que ya pudimos disfrutar en su primera versión. Mecánicas que lo hicieron ser uno de los grandes de la estrategia de todos los tiempos.

Para aquellos que no sepáis mucho sobre la entrega primigenia, os decimos que nos encontramos ante un juego de estrategia por turnos totalmente pausado, es decir, podremos estar todo el tiempo que nos apetezca pensando que movimiento vamos a realizar, sin la presión de que nada ni nadie vaya a variar su sitio o estado.

Las partidas se podrán dividir en dos partes bien diferenciadas. Por un lado deberemos gestionar nuestra base, y todos y cada uno de los recursos que en ella encontraremos, y por otro lado pasaremos a la parte de “acción” en el campo de batalla.

En nuestra base, llevaremos a cabo gran variedad de acciones, totalmente necesarias para lograr cumplir la misión de acabar con la invasión alienígena. En un principio diferenciaremos cuatro partes esenciales.

La primera será la sala de mandos, en la cual gracias a un mapamundi, podremos ver donde se están produciendo movimientos ovnis o extraterrestres, y con ello poder realizar la misión que sea necesaria para acabar con esta situación. Además en ella podremos gestionar los recursos, y los apoyos gubernamentales de otros países, los cuales serán necesarios para mejorar nuestra economía.

Esta última parte política será de gran importancia para el juego, ya que nos pondrá en la cuestión de ayudar a un país u otro, cosa que acarreará mejor relación con este, y más dinero por ello, o que el pánico envuelva a dicho país y termine por retirarnos la ayuda y su apoyo con ello. En esto decidimos nosotros, y no nos va a quedar otra que hacerlo, ya que el estar bien con todos conllevará nuestra perdición.

Para la localización o eliminar eventos alienígenas deberemos destacar dos elementos importantes, por un lado los satélites, los cuales barrerán zonas y nos ayudarán a localizarlos con mayor prontitud. Y por otro lado los cazas, los cuales nos permitirán derribar naves alienígenas, las cuales posteriormente deberemos revisar.

Pasando a otra parte importante de la base, nos vamos a centrar en la zona de investigación, en la cual podremos analizar o investigar los diferentes objetos que encontremos en las misiones que realicemos, con cuyos resultados se nos permitirá adaptar nuevas tecnologías a nuestros equipos, y con ello poder ser más efectivos antes los extraterrestres.

Además en esta zona, también se llevará acabo autopsias e incluso interrogatorios, lo cual nos dará a conocer más de cerca las estructuras y los puntos fuertes o débiles de nuestros enemigos.

En otra de las zonas que forman la base, nos encontramos con los ingenieros, los cuales tendrán como misión, el crear nuevos armamentos, armaduras, utensilios, y demás objetos que hayan sido estudiados en la zona de investigación.

A esta zona también le uniremos la zona de fundición, la cual nos dará la posibilidad de mejorar la base, creando nuevas salas que nos den nuevas capacidades.

Por último hemos dejado el barracón de soldados, en el cual podremos ver nuestro equipo de hombre y mujeres, que pondrán su vida en peligro por defendernos de la invasión. En ellos podremos contratarlo, personalizarlos, mejorarlos, armarlos, y muchas cosas más, que hará que lleguemos a cogerle hasta cariño, y la muerte de uno de ellos nos acarreará una desilusión videojugona.

Los soldados se diferenciarán entre soldados de apoyo, pesados, francotiradores, etc, y cada uno de ellos tendrá una función más específica, como pueda ser el sanar, o el ser la primera línea de ataque.

A la hora de personalizar a nuestro personaje, además de cambiar el aspecto, e incluso su nombre, tendremos la posibilidad de personalizar su equipo de batalla, en el cual podremos poner armaduras, armas, granadas, etc, que consideremos que sean ideales para él.

Por último en lo que a soldados se refiere, hay que decir que estos subirán de niveles, con lo que desbloquearán además de mejoras de salud, armadura y puntería, habilidades que se verán en un árbol, y las cuales nos darán a elegir cada vez que ascendamos de rango.

Por último hablar de un rinconcito de la base el cual nos ha gustado especialmente, y el cual llamamos el altar, en el cual podremos ver las fotos y los logros de los caídos en batalla, los cuales por cierto si mueren morirán para siempre.

Como veis los detalles son muchos, y nos llevaría cientos de páginas entrar a destripar cada uno de los rincones de esta base, y cada una de las posibilidades que se nos dan, por lo que por ello os hemos hablado de las zonas más importantes.

Pasando ya de lleno al campo de batalla, tras elegir a nuestro equipo en un máximo de seis componentes, aterrizaremos en el sitio indicado en la misión, las cuales nos llevarán a varios tipos de ellas, las cuales van desde destruir todos los enemigos, pasando por salvar personas, hasta llegar a capturar alienígenas u objetos importantes, las cuales pese a ser en la mayoría repetitivas, su increíble jugabilidad y buen diseño harán que nos dejen siempre con ganas de más.

En el campo de batalla, como ya os hemos comentado, nos encontramos ante una zona, la cual posee varios niveles de altura, y una serie de cuadriculas virtuales (la cuales no se ven), por las que podremos mover y posicionar a nuestros soldados, los cuales poseerán unas capacidades de movimientos limitadas.

Destacar la importancia que se le ha puesto a el tema de las cobeturas, las cuales serán de una importancia bastante grande para superar el juego, ya que sin ellas, las batallas serian imposibles.

En estos momentos de movimiento de nuestro equipo se basará en varios puntos importantes. Las principales posibilidades que poseeremos serán; atacar, resguardarnos, estar atentos a los movimientos enemigos, recargar el arma, o utilizar objetos especiales, gastando con la utilización de ellos nuestros puntos de movimiento.

Debido a esto deberemos de elegir muy correctamente que realizar en cada momentos, ya que una mala elección conllevará un posible baja en nuestro equipo.

Una vez decidida la acción pasará al momento donde se comenzarán a mover la fuerzas enemigas, las cuales no veremos hasta que no estén en nuestro campo de visión, siendo aun más inquietante el no saber si vamos a cruzar la esquina y nos vamos a encontrar con un grupo de alienígenas enfurecidos.

Las posibilidades jugables y estratégicas de esta parte del juego son increíbles, ya que las situaciones las deberemos de afrontar de mil y una formas posibles, ya que el que el enemigo es impredecible, además de poseer una inteligencia artificial bastante lograda, sabiendo lo que hace y donde hace más daño en cada momento del juego.

Al comenzar cada una de estas fases de batalla, se nos expondrá a parte de la misión principal, una serie de datos los cuales nos indicarán la dificulta de dicha misión, y la recompensa que se nos dará al completarla, siendo estas dinero, ingenieros o científicos, todos necesarios para mejorar nuestra base.

En lo que a variedad de enemigos que encontramos, puede resultarnos en algunos momentos escaso, pese a ello, no lo criticaremos demasiado, ya que la evolución del juego, y la aparición de las diferentes tipologías de forma muy escalonada, nos dejarán sorpresas hasta bien avanzado el juego, y parecerá que siempre hay nuevos seres por descubrir.

Respecto a la dificultad del juego, no podemos decir otra cosa que alcanza un nivel en ciertos momentos considerables, teniendo que tomar decisiones bastante relevantes en lo que en la parte de gestión se refiere, para también encontrarnos con batallas casi imposibles, las cuales no nos quedará otra que retirarnos. En lo que respecta a la unión de los dos grandes bloques, deberemos gestionar esa fusión de una forma tremendamente coherente, ya que comenzar a realizar locuras o sencillamente gestionar mal los recursos nos hará que tengamos que empezar desde cero una partida de muchas horas… así que paciencia.

Por último hay que hablar del modo multijugador, el cual nos permitirá competir de forma online contra otra persona, en un campo de batalla, donde podremos elegir nuestro equipo tanto de humanos como de alienígenas, e incluso mezclarlos, siendo una experiencia bastante gratificante y entretenida.

En definitiva, la experiencia jugable que ha conseguido Firaxis es totalmente calcada, a la que pudimos disfrutar hace ya varios años, por lo que a los amantes del primero nos agrada por su fidelidad, y a los novatos en la saga le agradará por el perfecto e interesante equilibrio de las mecánicas de juego.

APARTADO TÉCNICO

  • Apartado visual

Quizás nos encontremos ante uno de los apartados más flojos del producto, que con ello no queremos decir que sea malo, ya que principalmente tenemos que pensar que nos encontramos ante un juego de estrategia.

Los escenarios de las batallas poseen un diseño bastante bueno, con cantidad de detalles,  y una tonalidad bastante oscura, que le darán un toque de ambientación muy logrado. EN lo que a la base se refiere, podremos ver cada una de las salas, en las cuales haciendo zoom se nos mostrará lo que está sucediendo en ellas lo cual le dará bastante vida a estos escenarios.

En lo que a los personajes, tanto aliados como enemigos, nos encontramos con un buen diseño artístico, siendo especialmente destacable el de los alienígenas. Los diseño de los soldado a su vez también son correctos pero no sobresalen por nada en especial, simplemente cumple sobradamente.

Pasando por último al interface visual, este está perfectamente bien implementado tanto en la versión PC como en la de consolas, siendo muy cómodo y amigable jugarlo en las dos versiones.

  • Apartado sonoro

Si destacamos en este apartado algo, quizás sea la buena banda sonora que posee el producto, ya que nos encontraremos con melodías épicas y de tensión, las cuales se complementarán perfectamente con la acción.

En cuanto a los efectos de sonido, son bastante variados, ya que cada extraterrestre poseerá algunos muy especiales, sin dejar de lado las explosiones, disparos y demás ruidos que ambienta la acción.

Por último hay que decir que el juego nos llega doblado y traducido al castellano, con un doblaje de cumple a la perfección, en el cual solo se le puede achacar la descoordinación labial que tendrá los diferentes personajes.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

XCom: Enemigo Desconocido, nos ha maravillado, nos ha dejado con un sabor de boca maravilloso, tanto a los que veníamos de jugar del anterior, como a los nuevos jugadores que se enfrentan a la saga.

Un juego que ha captado, e incluso calcado los puntos fuertes de su predecesor, mejorando solamente lo que en sus momentos no llego a gustar, que por otro lado era poco.

Por los que nos encontramos ante un juego, tremendamente adictivo, con una jugabilidad casi perfecta, donde no hay muchos fallos que encontrarle jugablemente hablando, ya que se nota que lo han pulido, compensado y dejado listo para ser querido y amado por todos los amantes de la buena estrategia.

Un magnífico trabajo por parte de Firaxis, el cual sorprenderá a todos y nos hará no despegarnos del ratón o el mando durante días y días con el único fin de salvar la tierra.

LO MEJOR:

-Esto es un remake y lo demás es un cuento

-Tremendamente adictivo

-Sus mecánicas jugables están perfectamente pulidas

-Juego para días y días

-Su sistema de control y la gestión

LO PEOR:

-Es mejorable a nivel visual

Facebooktwitter

Deja un comentario