Los proyectos curiosos dentro de la escena indie aparecen todos los días, y con ello nos damos cuenta que en este mundillo no se ha visto nada de lo que la retorcida imaginación humana puede llegar a dar.

En esta ocasión nos encontramos ante un juego que nos llamó la atención hace unas semanas por su bizarro, e incluso algo inquietante concepto. El juego en cuestión lleva el nombre de Incredipede, y ha sido creado por el estudio Northway Games, y no ha dado una buena cantidad de horas de diversión y de pensamiento, las cuales ahora os pasamos a contar.

EXTREMIDAD AQUÍ, EXTREMIDAD ALLÁ

El concepto jugable de este Incredipede es de lo más extraño y arriesgado, ya que si nos ponemos muy generalista nos estamos poniendo ante un juego de inteligencia, pero llevado de una forma que pocas veces hemos podido ver.

Nuestra misión principal será superar una serie de diferentes fases en busca de nuestras hermanas, en las cuales se encuentra uno o varios objetos, y una línea de luz en forma de meta. Para completar correctamente una fase deberemos hacer que nuestro amigo Quozzle, el cual sencillamente es una bola verde con un ojo en medio, consiga el objeto y llegar a la meta.

Y os diréis, pues lo empujas rodando y listo, pues no. Los chicos de Northway Games, han decidido jugar a ser dioses, y nos han dado y obligado a que nuestro personaje deba de ser movido a base de extremidades, y sus respectivos músculos, los cuales las hagan moverse. Es decir, crearemos un ser esperpéntico de la forma que nos dé la gana, pero que mediante las extremidades que creemos sea capaz de superar las diferentes fases… es decir un simulador sistemas locomotores de un ser.

La libertas será casi absoluta, podremos sacar extremidades de otras extremidades, hasta crear un engendro que sea capaz de moverse, ya sea rodando, reptando,  saltando, andando, etc, y la verdad, que conseguiremos autenticas obras de motricidad de lo más variopintas.

La inserción de extremidades y músculos en el ser, funcionan con una coherencia increíble, y las físicas implementadas nos dejarán perplejos, pudiendo ver como nuestro ser hace movimientos coherente ante la motricidad pero cómicos a la vista.

El juego nos llevará a través de sesenta fases, las cuales serán necesarias completar con todos los objetos, ya que para pasar al siguiente número se nos requerirá un numero de estos, pudiéndose elegir la fase que queramos dentro de estos, pero con la necesidad de conseguir los objetos por obligación.

El control del juego es sencillo, ya que se realizará con el ratón, el cual nos permitirá señalar con relativa precisión, donde colocar la extremidad, para posteriormente moverlas con las teclas de izquierda y derecha. Además ciertas cosas como puede ser los fluidos, las rocas o el aire, influirán también en la movilidad del ser Quozzle.

Por último decir que el juego cuenta con un interesante editor de fases, en el cual podremos compartir todas nuestras creaciones con nuestros amigos, y ponerles auténticos retos, ya que el editor es bastante completo y sencillo de utilizar.

APARTADO TÉCNICO

  • Apartado Visual

Pese a lo sencillo del apartado visual, hay que decir que el juego posee una estética con un diseño artístico el cual se asemeja a las pintadas en un cuadro, en el que la utilización de colores difuminados, trazos especialmente destacados y unas tonalidades verdosas y marrones, las cuales les dan al juego un aspecto bastante especial.

En lo que al personaje principal se refiere, posee un aspecto simple pero con un toque de vida que nos hará cogerle simpatía, y en el cual destacamos principalmente sus físicas bastante logradas.

  • Apartado sonoro

El sonido es muy simple y minimalista, centrándose más en los efectos sonoros y de ambientación que en las melodías en sí, ya que es un juego que nos interesa tener esa tranquilidad sonora que el sonido los pájaros, del viento y las hierbas mecidas por este nos puede dar.

Por el resto nos encontraremos con una melodía con toque tribales en cada unos de los menús, la cual destaca por su esperpénticos y raros sonidos, que hacen de este juego algo más extraño si ya cabe.

Por último decir que el juego nos llega totlamente en ingles, pero no os precocupeis que no será dificil de entender las mecánicas, ni la historia.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Incredipede, os puede resultar en principio un juego abstracto y raro, pero os iréis dando cuenta a lo largo que vais aprendiendo las mecánicas, nos encontramos ante unos de los juegos de inteligencia más originales y entretenidos de los últimos meses, y que no os deberéis de perder si sois fans de este género, ya que os podrá muchas horas de diversión.

Así que si queréis dar rienda suelta a vuestra imaginación a la hora de superar retos, este es vuestro juego, al cual no prejuzguéis si probarlo antes ya que os podéis arrepentir.

LO MEJOR:

-Originalidad en estado puro

-Las físicas de nuestro prota

-La variadas de situaciones que nos pondrá

LO PEOR:

-Su aspecto visual puede no llegar a todo el mundo

-Algunos problemas a la hora de colocar ciertas extremidades muy cercas unas de otras

Facebooktwitter

Deja un comentario