La obtención del trono: Como ser un PRO GAMER

Todos los usuarios de la industria videojueguil tenemos nombres, nombres que hacen referencia a nuestra cantidad de horas derrochadas delante de nuestros monitores o pantallas. Este término acuñado a cada perfil también viene dado dependiendo del tipo de juego del que se provenga, es decir, si tus juegos favoritos son Guitar Hero, Lips o Singstar ten la decencia y los cojones de callártelo, no eres bien recibido en la comunidad, los más veteranos de la guerra del péndulo o los que vienen de la región de Shadow Mosses te miraran mal y por encima del hombro.

Desde pequeñito ya la tiene bien grande, un chaval con futuro

Pero la cuestión aquí  es ayudarte, desde Generación Pixel vamos a intentar que puedas andar sin sentir vergüenza. Aunque acabemos destrozados debido a tal ignorancia e incultura videojueguil lo daremos todo por ti, nuestro fiel lector, para que algún día, cuando hagas tu primera baja en Call Of Duty o ayudes al Jefe Maestro en dificultad “legendaria” puedas decir con orgullo, “Yo antes era un mierda que buscaba la entonación perfecta en la canción de Fito, pero ahora ayudo a Nathan Drake, soy uno de los vuestros, SOY UN PRO GAMER”

Para comenzar a ser un buen pro gamer deberás iniciar un período que llamaremos rito de iniciación, este período será uno de los más complicados, pero es necesario para saber qué tipo de reflejos naturales tienes para este mundillo, tampoco queremos que seas un lastre para tu escuadra en tus futuras partidas on-line, no queremos que nos tachen de “La ONG del CASUAL”.

Bien, el rito de iniciación que te encomendamos es el de que deberás probar juegos jodidos de cojones, juegos que todo buen PRO Gamer que se precie ha probado al menos una vez. Estos juegos son: Clásicos como Ghosts´n Goblis o Battletoads, y actuales como Ninja Gaiden o Dark Soul en sus máximas dificultades. No es necesario que te los pases, es más no durarás ni un suspiro sobre todo en los clásicos, solo queremos comprobar que tipo de pasta tienes para esto.

Una vez haber pasado el infierno del ritual de iniciación viene otra de las fases que deberás de pasar, esta es más liviana, pero deberás pasarla si quieres dejar de ser chusma, para convertirte en alguien decente y de provecho en este mundo. La cata de juegos “bien vistos socialmente” en la historia de los videjuegos en un periodo reciente comprendido desde hace 15 años hasta la actualidad. Juegos como The Legend Of Zelda: Ocarina Of time, Metal Gear Solid, Half Life o Halo.

Mas vale prevenir que quedarte sin bateria en el mando

Tranquilidad, no es necesario que te acabes los juegos al completo, ni siquiera es necesario que juegues la mitad del juego, esto es simplemente para que tengas nociones básicas de lo que está considerado por la masa un buen juego, además de que no cometas pifias comunes de la talla de: Llamar Zelda a Link o Halo al Jefe Maestro, que aún existe mucho hardcore disfrazado por ahí, ya caerán cuando salga el DLC de los Jonas Brothers para el Rock Band con la excusa de: “Es para echar unas risas con los colegas”.

Otro de los puntos candentes para un buen Pro Gamer es el tamaño. El tamaño importa y mucho, no os dejéis engañar por frases como: “Para que la quiero más grande, con la que tengo lo hago de escándalo”, no muchacho, aquí lo que prima para llegar a estar en las altas esferas de la industria es tener una pantalla bien grande, si pudiésemos utilizar un proyector para tener algo tamaño cine sería lo ideal, pero comprendemos que no todo el mundo tiene espacio para el Kinect (artilugio indispensable para todo pro que se precie) y el proyector a la vez. El tamaño mínimo permitido en estos casos es de 32 pulgadas, y ya a partir de 40 está totalmente permitido presumir de pantalla en las partidas multijugador.

Punto indispensable y obligatorio para conseguir la hazaña del pro gamer, terminarse todos los juegos en su modo individual en la máxima dificultad… y sin decaer nuestros ánimos por mucho que muramos, luego en la corte de los pros deberás decir que no te costó más de dos intentos la zona chunga repleta de enemigos.

Las herramientas básicas que debe poseer un buen Gamer son, cualquiera de las sobremesa de Microsoft o Sony, a su vez podemos poseer un PC potente para disfrutar ciertos juegos en su máximo esplendor y soltar la coletilla de “Juas, ¿un shooter en consola?, yo juego en PC que está a otro nivel”. Recordatorio importantísimo, un buen gamer no puede poseer solo una Wii, exceptuando casos de tener hermanos o hermanas pequeñas en la casa, con lo cual puede usar la excusa de que la consola es para ellos, que tu solo juegas al Mario Galaxy hasta altas horas de la noche.

Los juegos de compañías independientes son pura basura, aunque luego a escondidas puedas disfrutar de algunas joyas que salen, pero recuerda, nadie debe saberlo.

la belleza de un buen gamer de PC es proporcional a su peso

Llegamos al momento cumbre de todo PRO GAMER, la piedra angular, el mundo on-line, que en realidad es donde se centra toda la vida del mismo, la necesidad de humillar al rival humano y encima vacilarle, esa es la pura esencia. Todos tenemos un Cristiano Ronaldo en nuestro interior a la hora de machacar y humillar al contrario, y para ello es necesario seguir unas pautas.

De primeras, los juegos más utilizados por los pro gamers son los de acción y disparos junto a los deportivos y de conducción, todo lo que se salga de ahí es mera pérdida de tiempo. En PC el abanico es un poco más amplio, su núcleo principal es la estrategia y RPG. En Wii… bueno siempre podrás usar el Wii mote como herramienta para romper algo cuando te destrocen en una partida de verdad en las otras plataformas.

Los mandamientos básicos para llegar al éxito absoluto son: Nunca admitir una derrota, el fin justifica los medios y el individual está por encima del equipo. Esto lo podemos aplicar a la propia vida y seremos unos ganadores natos (no se querrá arrimar a nosotros nadie, pero en nuestro mundo seremos ganadores)

En un partido en el FIFA 13 nunca deberemos reconocer el buen hacer del contrario, todo acierto del contrario viene dado por un fallo nuestro o fallo del propio juego, nunca, repetimos, nunca, deberemos admitir un buen gol o jugada de parte del rival, eso nos encasillaría en un gamer mediocre.

En los shooters nunca existe una partida mala, existe una partida de calentamiento, o varias, llegando el límite hasta las 15 partidas, si la número 16 vuelve a ser mala deberás acudir a la típica excusa de: “Ya mañana te demuestro lo bueno que soy, pero ahora tengo que irme”. Recuerda que lo principal es que quedes por encima de todos, da igual que tu equipo pierda todas las partidas, si quedas primero de partida será suficiente para alimentar tu EGO.

En los juegos de conducción al estilo Forza o Gran Turismo serás el más noble cuando todo vaya bien y vayas primero, si ves que alguien se acerca peligrosamente deberás sutilmente perder el control del coche y mandarlo a la cuneta seguido de un: “Perdona tío, estaba mirando el teletexto para ver la clasificación de Fernando

Cristiano Ronaldo reclama su balón de oro virtual

Alonso” Recuerda que tu no ganarás, pero el otro hijo de puta que se acercaba tampoco.

En PC la clave es obtener un peso medio de unos 123.5 KG, y ser un buen recolector de objetos importantes en cualquiera de los universos y páramos extensos. No dejarse engañar por algún personaje haciéndose pasar por fémina es importante, espabila.

Estás son todas las pautas y reglas que deberás de seguir para dejar de dar pena en este mundillo y codearte con los más grandes. Recuerda que nunca deberás recordar de donde viniste, y que tu primera consola debió ser alguna de SEGA o NINTENDO, todo lo demás vendrá rodado.

Desde Generación Pixel esperamos haberte ayudado, y quien sabe, quizás algún día cuando ganes algún torneo importante con pasta de por medio sabrás hacia donde debe ir dicho ingreso, pedazo de desagradecido.

Facebooktwitter

2 respuestas a «La obtención del trono: Como ser un PRO GAMER»

Deja un comentario