Análisis: Playstation All-Stars Battle Royale

Los pesos pesados de la compañía nipona con algún que otro invitado especial se ven las caras en los rings más espectaculares del universo Playstation.

Sorprendió a propios y extraños este anuncio de Playstation All-Stars Battle Royale, donde la clara copia de uno de los buques insignias de Nintendo con su Super Smash Bros Brawl suponía el aluvión de críticas hacia Sony.

Dejando a un lado los temas políticos y códigos de honor entre compañías de la industria, la clara realidad es que Playstation All-Stars Battle Royale debía rayar a un grandísimo nivel para no quedar en eso, una mera copia del universo Mario y sus amigos a piñas.

Las novedades como conexión entre sistemas PSVita y PS3 establecía de salida un punto a favor con el título, y en este caso concreto da igual machacarlos en la portátil o en sobremesa, el trabajo de optimización en ambas plataformas ha sido titánico.

GOLPES SIN RESPIRAR

Para los que conociesen la dinámica de este juego por extensos vicios en las consolas Nitendo, donde lo único que peligraba era la vida del jugador tras tantísimas horas de enganche pegado a la pantalla, poco más hay que contarle, pero para los novatos que no sepan de que va muy bien este nuevo rollo procedemos a contárselo con todo lujo de detalle.

En un plantel de tropecientos millones de personajes, un poco exagerado sí, pero desde luego al final todos acabamos eligiendo al mismo personaje una y otra vez, ya sea por nostalgia o por forma de combate, pero la realidad es que el resto del cuadro de jugadores nos sobraran. Dentro de la selección de personaje hacemos eso, elegir con quien tenemos ganas de dar mamporros, ya una vez dentro del escenario es otra historia, lucha por golpear y que no te golpeen.

Cuatro personajes en un fondo de algún juego de la fábrica de Sony el cual no es un simple fondo, interactuará con nosotros y no precisamente de la manera que nos apetecería, más bien nos joderá vivos, ya sea la famosa piraña de los mundos de Jak And daxter o algún gigante que debimos matar por algún rincón del Olimpo. Ya una vez comprender que debemos evitar los peligros del escenario, ahora queda comprender que los principales problemas son los contrincantes.

La premisa es sencillita, golpea todo cuanto puedas e intenta esquivar o bloquear golpes, esto no es un juego de lucha al uso, aquí no hay barras de vida ni perfectos, aquí tratamos de derribar a los rivales la mayor cantidad de veces posible. Esto solo puede lograrse de una manera, realizando el golpe de gracia que traerá cada jugador de manera característica.

Los golpes de gracia solo pueden conseguirse golpeando de distintas maneras a los rivales para poder subir nuestra barra de nivel, hasta poder alcanzar el nivel 1, donde podremos realizar nuestro primer golpe de gracia sencillo, si jugamos bien nuestra baza y somos inteligentes podemos derribar a los 3 contrincantes a la vez, pero es algo más complicado, para ello están otros dos niveles más. El segundo golpe de gracia nos da un poco más de poder y alguna que otra posibilidad más de llevarnos a alguien por delante. El tercer nivel en este caso nos da una super habilidad dependiendo del personaje que hayamos seleccionado, y este devasta el mapa siempre con una animación previa que anima mucho el cotarro.

El ganador de la batalla se determina dependiendo quién haya derribado más oponentes, si hay un empate en este caso se lo llevará quien menos veces haya caído en la batalla, y si por un casual muy poco dado, hay doble empate en ambas cifras, al acabar el tiempo de la pelea se nos da una prórroga.

LA BATALLA ESTÁ SERVIDA

Las opciones que nos ofrece el juego no son muy extensas pero poco más nos puede ofrecer un juego de estas características, ya que su baza principal está en lo que nos ofrece en cada pelea, la clave del vicio que ofrece una y otra vez no da opción a ofrecer algún que otro modo raro.

Pese a todo, el juego nos ofrece un modo principal que sería el modo arcade, para un jugador y con modo historia individual para cada personaje del juego, un poco ridícula a decir verdad, ya que la historia de cada personaje se basa en un pequeño vídeo sin movimiento, mostrando artworks de los personajes y narrado por los mismos, a partir de ahí comenzaremos a luchar de manera creciente, enfrentándonos a un solo rival en el primer combate hasta llegar a los tres rivales posibles en una misma batalla.

Combates seguidos unos de otros que no muestran un avance en historia de ningún tipo, hasta que llegamos a un enemigo único conocido donde veremos un pequeño vídeo introductorio y para finalizar la batalla final contra el jefe de jefes. Al finalizar dicha batalla se vuelve a mostrar un vídeo de imágenes que da por finalizada la historia.

Como no iba a ser menos, todo juego de pelea que se precie tiene su modo de desafíos, donde deberemos superar determinadas pruebas para ir consiguiendo mayor porcentaje en este modo, ya sea en la faceta general o en la de personaje que elijamos. El modo entrenamiento o el tutorial tampoco puede faltar, mucho menos en un juego de estas características.

Alejándonos un poco del modo para un jugador, en la pantalla principal tenemos la opción torneo, donde un cartel informativo nos dice la cantidad de días restantes para finalizar la temporada que transcurre. Al entrar en el modo torneo tenemos las opciones de combate clasificatorio, combate rápido y clasificación. Dependiendo de si queremos jugar con conocidos, partidas con rango, etc… El modo versus nos ofrece la opción de jugar partidas tanto via wifi como ad-hoc para destrozar amigos de la manera más cruel y rápida posible.

La parte más relajada y calmada, único sitio donde no tendremos peleas, nos encontramos en la personalización del personaje y los extras. En este apartado podemos tanto vestir a nuestro personaje con ropas conseguidas en la batalla, como personalizar nuestro perfil que será el que verán nuestros rivales en línea. Además con los extras tenemos la opción de leer las biografías de los 20 personajes a nuestra disposición, algo siempre interesante sobre todo para los que sean conocidos para el público.

APARTADO TÉCNICO

  • Apartado gráfico

En este análisis tratamos dos versiones con algunas leves diferencias técnicas, especialmente a debido a la diferencia de potencial, pero pese a ello el parecido entre ambas es verdaderamente increíble, tan solo diferenciándose en lo que algunos efectos de iluminación y filtros se refiere.

Ambas muestran unos frames solidísimos en combate, incluso cuando se reúnen 4 personajes dando castañazos a la vez que el escenario intenta interactuar a “su manera” contra nosotros. Se agradece también este nivel de detalle en los personajes en Vita, que aunque no tengamos mucho tiempo para disfrutarlos en plena batalla se observan bien recreados y fieles a las figuras de las que provienen.

Los escenarios muestran también un gran nivel de detalle, sorprendiendo alguno que otro por los enemigos que nos pondrán  en pantalla para intentar aturdirnos, y el colorido e iluminación es bastante bueno, dependiendo claro del lugar en el que nos encontremos, no pidas luz en el mismísimo infierno.

  • Apartado sonoro

Uno de los puntos fuertes del juego, jugar a la misma vez que oímos todas las musiquitas míticas de cada juego de Sony, ya sea moderno o antiguo, dependiendo del escenario en el que juguemos, y sobre todo, el doblaje al castellano de los protagonistas mostrando por supuesto sus voces dobladas originales en el juego del que provienen.

Todo un lujo para los amantes de la familia de Sony que sin duda ha logrado sacarnos esa sonrisilla con la nostalgia que producían ciertos ritmos o melodías.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Más que copia podemos decir que Playstation All-Star Battle Royale ha tomado como inspiración uno de los vendeconsolas de Nintendo, el cual tomando como ejemplo la saga Smash Bros, nos han brindado la oportunidad de jugarlo pero esta vez con los protagonistas de los juegos de Sony e invitados, todo un acierto sin duda.

El juego además posee esa misma virtud que poseía el de Nintendo, horas y horas de diversión ya sea solo, en línea o en casa con amigos, que en muchas ocasiones nos harán perder la noción del tiempo.

LO MEJOR

-Adictivo hasta decir basta

-El apartado sonoro todo un lujo

-Juego adaptado a la perfección

LO PEOR

-Se echan en falta algunos personajes

-La máxima dificultad no supone demasiado riesgo

Facebooktwitter

Deja un comentario