Análisis: Bleed

De la mano de los estudios independientes Bootdisk Revolution, llega mediante descarga digital tanto a la plataforma de Pc como de Xbox 360, un nuevo y frenético juego de acción que lleva el nombre de Bleed, y el cual llega para hacernos sufrir durante las horas que nos lleve terminarlos, ya que nos encontramos ante uno de esos juegos de dificultad endiablada.

Así que si os van los retos y lo retro, este es uno de los juegos que tenéis que tener muy en cuenta, ya que os dará todo lo que os gusta enderezado con una bizarra historia.

HISTORIA

Bleed nos cuenta una historia, como ya decíamos anteriormente, de lo más bizarro que os podáis echar a la cara, pero que tanto nos gustan. En esta tomaremos el papel de una joven llamada Wryn, la cual tenía como sueño ser elegida como una de los grandes héroes de todos los tiempos, pero por cosas de la vida estos ya han sido elegidos, y Wryn no está muy de acuerdo. Por lo que nuestra heroína se pondrá manos a la obra para acabar uno por uno con todos y cada uno de los elegidos como mejores y más grandes héroes de la historia.

Una historia simpática, rara y que sencillamente cumple la misión de meternos en la acción frenética, no evolucionando demasiado a lo largo del juego.

JUGABILIDAD

Bleed es un juego de plataformas y mucha acción verdaderamente frenético, es un no parar, recordando muchísimo a la época de los 16 bits, donde los juegos no nos dejaban ni un segundo de respiro, ya que la más mínima distracción hacían que nuestra muerte llegara prematuramente.

Como es de esperar en un juego de estas características, el control ha de ser muy preciso, ya que la rapidez de movimientos lo hará esencial, y la verdad que Bleed posee dicha característica, solo pudiéndose criticar la mala colocación de los botones de las diferentes acciones y elecciones en lo que es el mando, lo cual por cierto os recomendamos que lo juguéis con él, ya que jugar con teclado es verdaderamente para muy hombres en este juego, pese a ello funciona también bastante bien.

Las habilidades que poseerá básicamente nuestra heroína serán tres; en primer lugar el saltar y dirigir los saltos a donde nos plazca, utilizando las paredes para ello. Por otro lado las posibilidades armamentísticas, las cuales podremos variar rápidamente para utilizar la que más nos interesen. Y por último y como más importante en muchos casos, es la posibilidad de utilización de un tiempo bala, el cual nos permitirá durante unos instante apuntar con mayor precisión, además de darnos unos segundos de respiro para plantear mejor la acción.

En cuanto a los modos de juego que posee, estos están compuesto por un modo historia, y otros dos que desbloquearemos una vez terminado dicho modo, y que serán más arcade, pudiendo escoger ciertas partes del juego para realizar mejores puntuaciones, o realizar algunos retos contra grandes enemigos.

El armamento que podremos utilizar es variado, ya que contaremos desde las clásicas pistolas, hasta lanza misiles, siendo importante elegirlo bien para cada enemigo.

El diseño de los escenarios es correcto, con variedad de situaciones en ellos, pasando de las simples plataformas  a parte de frenéticas huidas, lo que hará que nos sorprenda en cada uno de ellos.

En lo que a los enemigos se refiere, encontramos variedad de ellos, con mecánicas bastante definidas, siendo especialmente destacables los enemigos finales de fase, los cuales son un reto aún mayor.

Hablando de reto… el juego es un verdadero reto para cualquier jugador, ya que incluso a niveles bajo de dificultad este es bastante difícil, ya que la cantidad de enemigos, trabajas que nos pondrá el mismo escenario y el frenetismo de la acción, nos hará morir cientos de veces antes de llegar al final del juego, lo que hará que tengamos juego para rato, pese a no ser muy largo.

APARTADO TÉCNICO

Visualmente hablando, Bleed, presenta un apartado visual que nos hará recordad, al igual que las mecánicas jugables, a los juegos que pudimos disfrutar en la generación de los 16 bits, es decir, coloridos pixeles y un scroll lateral suave y bien realizado.

El diseño de los enemigos es de lo más clásico, con muchos de ellos homenajeando a los que podíamos ver en aquellas épocas, encontrándonos desde robots, animales, hasta grandes seres deformes, todo con un toque de simpatía y bizarrismo bastante considerable.

En lo que a los escenarios se refiere, aunque bidimensionales, poseen detalles interesantes, pero en general son bastante simples, y no alcanzan todo lo que podíamos esperar.

Por último destacar la estabilidad del juego, ya que posee una velocidad de acción bastante alta, y esta no se resiente en lo más mínimo, cosa que si hubiese sucedido hubiese mermado la calidad de la experiencia.

En cuanto al apartado sonoro, nos encontramos con una banda sonora midi bastante conseguida, donde además destacan los constantes efectos sonoros de explosiones y el frenético sonido que ambienta mejor la acción.

NUESTRA OPNIÓN FINAL

Bleed es un juego de toque muy clásico, que llamará la atención especialmente a los jugadores de principios de los años noventa, y a todos aquellos que busquen un verdadero reto dándole igual la estética del juego.

Un producto notable, con gran cantidad de horas de juegos debido a su dificultad, que hará que no dudemos en tirar el mando contra la pantalla, cuando nos maten momentos antes de terminar la fase y nos envíen muchos metros más hacia atrás. Ayyyy… como nos gusta eso…

LO MEJOR

-Su control funciona bastante bien

-El frenetismo de la acción

-Visual y sonoramente a los viejunos nos gusta bastante

LO PEOR

-La dificultad puede llegar a exasperar

Facebooktwitter

Deja un comentario