Análisis: SimCity

La franquicia de Maxis regresa al mercado diez años después de su genial anterior entrega es decir, SimCity 4 y su expansión, el cual demostró a todo el mundo como se hacía un buen juego de gestión y creación de ciudades, siendo hasta la actualidad el referente a seguir dentro del género.

La llegada de este nuevo SimCity estaba llena de ilusión por parte de los jugadores de la saga que hemos podido disfrutarla desde sus inicios allá por el 1989. Pero algunos problemas por parte del servicio, y de un sistema de protección abusivo han hecho mucho daño a un lanzamiento que se esperaba con unas ansias tremendas.

Pese a todo, y tras solucionar dichos problemas, nos hemos encontrado con un muy buen juego el cual en las siguientes líneas os vamos a destripar.

CONTRUCIÓN A TOPE

¿Qué se puede decir del constructor y gestor de ciudades por excelencia?  Pues que regresa con novedades jugosas, y por otro lado con bastantes modificaciones en lo que a la hora de gestionar nuestra ciudad se refiere, tendiendo todo a ser más visual y simplificado que lo que pudimos ver en su anterior entrega.

A este nuevo SimCity, se le nota desde la lejanía que ha sido hecho para que sea más accesible a todos los jugadores que nunca hayan jugado a la franquicia. Desde el primer vistazo veremos que todos los menús, tantos los de construcción como los de gestión, están muy al alcance la mano. Ya que su interface es claro y conciso, además de minimalista.

Además de los menús y su simplicidad visual para llegar a cada uno de los rincones, también por desgracia se ha simplificado la personalización y gestión de recursos monetarios respecto a la anterior entrega, en la cual podíamos indicar lo que queríamos gastar en cada servicio de la ciudad y los impuestos que ponerle a estos. Habiendo quedado reducido a los impuestos de viviendas, comercios e industria. Por tanto el juego pierde profundidad de gestión de recursos, siendo una pega bastante grande para los puristas de la franquicia.

Esta nueva entrega, se basa ante todo en la buena organización de la ciudad, la implementación de servicios y las diferentes mejoras de las zonas. Ya no existirán las míticas organizaciones de zonas por su densidad, las cuales debíamos de indicar nosotros. Ahora las zonas serán de mayor o menor densidad cuanto más cerca tengan médicos, seguridad, zonas de ocio, trabajo o zonas culturales. Pareciéndonos un cambio interesante.

Esto será nuestra principal fuente de ingresos y de crecimiento. Ya que a mayor densidad, más habitantes, conllevando con ello una mayor recogida de impuestos.

Hablando de impuestos. El juego es bastante más generoso a la hora de la recogida de ellos, siendo verdaderamente difícil quedarnos sin fondos y no poder salir del agujero de las deudas. Muy mal gestor hay que ser para ello. Por lo que el nivel de dificultad del juego debido a esto, hace que sea bastante más sencillo que los anteriores.

Regresando a la construcción, ya que es el merme del juego hay que hablar otras zonas distintas a las zonas industriales, de viviendas y de comercio, las cuales llamaremos zonas especiales, pero que serán totalmente necesarias para el buen funcionar de nuestra ciudad. Zonas como; suministro eléctrico, suministro de agua, depuración de agua o basura, serán totalmente necesarias. Eso sí, también han sido simplificada, como puede verse por ejemplo con el tema de la electricidad o el agua, cuyas redes no tendremos nosotros que montar si no que se instalarán automáticamente debajo de las carreteras.

Por otro lado encontraremos los servicios municipales, como son; los bomberos, la policía y los edificios administrativos como los ayuntamientos. Teniendo estos la función de limpiar las calles de delincuencia, incendios, y de gestionar la ciudad y ver lo que los ciudadanos reclaman.

Por último en cuanto a las edificaciones y servicios, os tenemos que decir que su variedad será enorme, yendo desde colegios, universidades, centro de salud o zonas deportivas, hasta aeropuertos, estadios deportivos o monumentos famosos.

Pasando a más novedades, hay que resaltar la posibilidad de potenciar cierto sector económico para nuestro beneficio. Por ejemplo, potenciar el sector turístico, el cual nos desbloquea edificios especiales para que lleguen turistas a la zona. O por ejemplo potenciar la industria tecnológica. Aunque no muy profundo le da un toque de personalización a la ciudad.

Uno de los  puntos más negativos puede ser los terrenos de construcción, ya que estos poseen un tamaño a nuestra opinión demasiado pequeño, siendo habitual que en poco tiempo nos quedemos sin espacio donde construir. Esperemos que en futuras actualizaciones nos den un poco más de cancha.

Antes de pasar al último puntos, os tenemos que hablar de los desastres naturales y no tan naturales. Estos serán desde un terremoto o un tornado, hasta un ataque alienigina. Los cuales nos harán sin venir a que ni cuando el que tengamos que recostruir una parte de la ciudad por los destrozos que estos nos harán… estando simepre con miedo a que algo de estos suceda y destroce la armonia normal de nuestra ciudad. Originales y poco frecuentes…

Por último hay que hablar de las regiones. Estas han sido como el punto que más importancia le ha dado Maxis a este nuevo SimCity. Estas regiones podrán ser jugadas tanto en solitario como con otros jugadores que invites o se unan a tu región. Y en la cual deberemos de escoger un terreno entre los varios que estarán a nuestra disposición, quedando los demás para otras personas que quieran participar.

Estas demás personas y tú, tendréis que gestionar la región para el buen funcionamiento de toda ella, teniendo que interactuar inclusive para intercambiar servicios y recursos para poder ayudar a nuestros vecinos. Todo de muy buen rollo, pero que no es demasiado profundo respecto a lo que se podría haber creado en cuanto a negociaciones se refiere.

Pese a todo lo que se le pueda criticar y alabar a este SimCity, jugablemente es un juego muy sólido y completo. No tan profundo como su anterior entrega, pero adictivo y variado como siempre.

LOS PROBLEMAS DE SU INICIO

Muchas vueltas le hemos dado a la valoración del juego por culpa de los problemas que ha tenido el juego en sus inicios, pero hemos decidido no castigarlo por ello, ya que el juego es un buen producto, y nosotros analizamos juegos, no servicios, que es lo que ha dado problema.

Para todos aquellos que no lo sepan,  el juego ha llegado con un DRM, que nos hace tener que estar todo el tiempo conectado a internet. Y debido al colapso de los primeros días, este ha tenido cientos de problemas que han hecho que no se pueda jugar, que se pierdan partidas o que hayan tenido que quitar opciones del juego. Un despropósito que ha castigado al jugador que paga religiosamente su dinero por un juego original, por culpa de las medidas antipiratería… una pena.

Pese a todo, días después mediante actualizaciones Electronic Arts ha subsanado gran cantidad de los problemas, haciendo el juego más estable. Y permitiendo disfrutar de la experiencia como todo aquel que pague por un producto debe de recibir.

Esperemos que aprendan la lección, y que se les empiece a borrar de la cabeza tan restrictivas y absurdas  medidas, que no traen nada bueno y lo que hace es hacerles perder compradores.

APARTADO TÉCNICO

  • Apartado Visual

Desde el punto de vista gráfico Sim City alcanza un buen nivel, no porque sea un espectáculo poligonal sin sentido, si no porque su rendimiento y estabilidad es muy bueno. Es decir, el juego está perfectamente optimizado, funcionando en ordenadores de todas las clases y colores, y todo ello sin dejar al lado un ápice de detalles.

La ciudad tiene un aspecto verdaderamente bueno. Cientos objetos de moverán por la pantalla, desde coches y personas, pasando por obras, hasta llegar a explosiones, humos, fuego, y efectos de clima. Pero entre todos estos, hay que destacar los muy buenos efectos de día y noche, y los efectos de luces y sombras, los cuales le da un aspecto de vida aun mayor a el que tiene.

Los diseños de los edificios también es notable, siendo variados, y si hacemos zoom sobre ellos se nos mostrarán cantidad de detalles que tiene cada uno de ellos, que lo hacen diferentes entre ellos. Siendo además destacables que la variedad de estos será mucha, dándole ese toque de variedad que se espera de una ciudad.

Otro punto reseñable, es la cantidad de filtros y modificaciones del colorido del escenario que nos pondrá frente a ciudades de postales de cine negro o con coloridos de lo más particular. Hay que destacar antes de terminar un interesante efecto de difusión en la lejanía de los objetos, el cual crea un efecto de miniatura verdaderamente espectacular, siendo quizás este el más influyente a la hora de dar vida a nuestras ciudades, por el realismo que le da.

Como punto más criticable tenemos que comentaros que cuando el zoom esté muy cerca de los pobladores de nuestra ciudad, estos podrían ser algo más detallados, ya que su falta de definición y de polígonos hará que queden un poco mal respecto al resto del escenario.

Por último no podemos dejar de hablar del buen diseño que tienen todos los menús y las zonas de gráficas, las cuales unen el minimalismo y la simpleza, con una estructura esquemática con barras muy bien llevada y completa.

En definitiva, un apartado visual que cumple con creces, y que permite poder jugar a Sim City en muchos ordenadores sin perder con ello lo más mínimo de calidad y de su belleza, la cual como os decimos no se deja a un lado. Eso sí, el toque made in sims se verá patente en todo el diseño, lo cual a algunos detractores puede no gustar.

  • Apartado Sonoro

El juego nos acompaña en todo momento con melodías muy agradables, las cuales nos darán ese toque de tranquilidad y de acompañamiento que en un juego que se le puede echar tantísimas horas necesita.

También el sonido ambiente será algo importante, ya que cada zona de la ciudad a medida que nos acerquemos a ellas poseerá su sonido que le dará vida, como puede ser el sonido del tráfico, el de una obra o el de un estadio de futbol… variados y muy bien implementados.

Por último decir que el juego nos llega en perfecto castellano, menos lo que a las voces de la gente de la calle se refiere, ya que estás vienen dobladas al simlish, o lo que es lo mismo el idioma de Los Sims.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Maxis ha hecho un trabajo notable con su nueva entrega de SimCity, intentando dejar contento tanto a los nuevos jugadores como a los clásicos, quizás siendo más los nuevos los que se impresionen con las posibilidades y la facilidad para llevarlas a cabo que tiene este simulador.

Uno de los juegos más divertidos y adictivos que uno se puede echar a la cara. Con un acabado técnico muy bueno, y accesible para todos los ordenadores.

Por desgracia para los más puristas del género echarán en falta partes de gestión económica, ya que aquí todo es mucho más mecanizado, o mapeados más grandes. Pese a ello lo disfrutarán  y no se podrán despegar de él en una buena temporada.

El mejor simulador de creación y gestión de ciudades del mercado con diferencia, siendo una compra obligada para los amantes del género.

LO MEJOR

-Adictivo a más no poder

-Buen apartado técnico

-Cantidad de posibilidades de construcción

-Su interface

LO PEOR

-Su maldito DRM

-Simplificación de gestiones económicas

-Sus mapas son pequeños

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario