La compañía Razer nos ha dado la posibilidad de probar y disfrutar su teclado Razer Blackwindow. Un teclado especialmente diseñado para los amantes de los juegos. Con la principal característica de que nos encontramos con un teclado retro iluminado con teclas mecánicas, cosa que desde un principio deberemos tener muy en cuenta.

NUESTRO PRIMER ENCUENTRO

Como ya estamos acostumbrados con otros productos de Razer, el teclado viene perfectamente embalado y recubierto. Esta vez con un parte trasparente, a través de la cual podemos ver una porción del teclado desde el exterior.

Nada más abrir la caja, encontramos el teclado junto a sus conectores, además del manual de instrucciones, un catalogo y algunas pegatinas con el logo de Razer. Todo perfectamente embalado como bien nos tiene acostumbrado la marca.

VAMOS A PROBARLO

Una vez frente a él, nos encontramos con un teclado mecánico con unas dimensiones en cuanto a largura bastante estándar para ser el tipo de teclado gamer que es. En cuanto a su grosos este si es grande, pero al ser un teclado mecánico estas se las perdonamos ya que suelen tener este grosor debido a su mecanismo de pulsación de teclas. Eso sí, a los acostumbrados a los teclados de membranas esto le podrá chocar un poco.

El tacto que este posee es magnífico. Su pulsación es muy precisa, especialmente debido a las características intrínsecas en los teclados de dicha tecnología, este viene siendo una autentica gozada escribir con él, y si eres de los que aman esta tecnología no os separareis de él.

Por otro lado hay que destacar la retro iluminación que este posee, y que se nos permitirá regular.

SU INSTALACIÓN

Su instalación es algo más especial de lo normal, ya que el teclado viene acompañado de varios conectores, para poder con ello realizar las varias posibilidades que este nos da, así que id despejando la parte trasera del ordenador.

Por un lado este posee dos conectores usb. Uno que se encarga de la conexión normal del teclado al ordenador, y otro que es encargado de alimentar el puerto usb que el propio teclado trae integrado.

Por otro lado deberemos de conectar también, los dos conectores de audio, los cuales harán que tengamos la posibilidad de conectar nuestros cascos y micrófonos al propio teclado.

Pese a la supuesta maraña de cables, todo viene muy bien agrupado para que nos ocupe el “mínimo” espacio posible.

Lo que es físicamente el teclado se conecta de una forma fácil. Pero si queremos entrar en personalizaciones y sacar el máximo rendimiento al ratón nos la tendremos que volver a ver  con Synapse 2.0. La cual pese a su buen y simple interface, sigue teniendo fallos de estabilidad.

TÉCNICAMENTE

Nos encontramos ante un teclado que destaca técnicamente por su buena reacción de las teclas mecánicas. Estas reaccionan a una fuerza de presión de 50 g en una distancia de pulsación de 2mm. Esto hace que la velocidad de pulsación sea muy alta. Cosa que es poco habitual en los teclados mecánicos.

Además en cuanto a las teclas se refiere estas posee un sistema de muy leve vibración, el cual hará que sintamos con claridad la pulsación de la tecla.

Como ya os hemos comentado el teclado es USB con un cable trenzado para que no se enrolle, ya que debido a la conexión de corriente y transferencia de datos más las de sonido, la posible malgama de cables podría ser un incordio. Cosa que no pasa.

Por último hay que hablar del grosor del teclado el cual como es de esperar es amplio, cosa que no pasa en las medidas de alto y ancho, las cuales están por debajo de un teclado de estas características.

Por último hay que hablar del peso de este, el cual es alto llegando alcanzar 1500 g. Lo que lo hace que no sea lo más trasportable del mundo. Eso sí estable sobre la mesa es como nada.

NUESTRAS PRUEBAS

Tras probar el teclado con diferentes juegos, además de para funciones de ofimática  y multimedia, tenemos que decir que el teclado es muy especial, y eso no conlleva bueno ni malo. Eso conlleva que deba de ser del gusto del comprador. Principalmente decimos esto porque el tacto de un teclado mecánico puede no gustar a todo el mundo. Y no solo el tacto, si no que sonido de las teclas es alto, lo cual nos recordará mucho a tiempos pasados.

Pese a ello, y si eres de los que le va el tacto mecánico, no os podemos decir otra cosa de que es un magnifico periférico. Con unas calidades increíbles y con un terminado muy bueno. Siempre sin dejar de lado que el diseño es una verdadera chulada.

Como ya decimos a la hora de jugar con él, todo ha funcionado a las mil maravillas. Pudiendo realizar personalizaciones en cada una de sus teclas, y teniendo un tacto exquisito. Eso sí por desgracia cierto posicionamiento de las teclas hará que nos tengamos que acostumbrar a este antes de sacarle todo el rendimiento.

¿NOS LO COMPRAMOS O NO?

Este Razer Blackwindow Ultimate es un buen teclado mecánico. Con una calidad en sus materiales y especialmente en lo que son las teclas en sí, que hay que destacar mucho su precisión y calidad. Eso sí, como suele pasar con los teclados de estas características hay que tener muy claro en lo que nos estamos metiendo ya que su tacto es muy especial.

Una compra a tener en cuanto si somos fans de este tacto tan especial que posee los teclados mecánicos. Así que si nunca habéis probado uno os aconsejamos probarlos antes que tiraros a la aventura. Eso sí, comenzad a ahorrar ya que este sale por un precio que ronda los 120€.

LO MEJOR

-Sus teclas son una pasada (si os va lo mecánico)

-Muy robusto

LO PEOR

-Muy ruidoso

-Synapse 2.0. sigue dando problemas


“Nuestra forma de valorar el hardware

Facebooktwitter

Deja un comentario