Análisis: Gears Of War Judgment

Reminiscencias de un pasado mejor. Ya va finalizando la generación actual de consolas y con ella las grandes nuevas sagas que nacieron a comienzos de la misma. En el caso actual, Gears Of War, vino al mundo en forma de exclusividad de Xbox 360 y para demostrar a la industria cuanto se había evolucionado dentro del plano técnico. Aclamada por crítica y público esta saga no hizo más que forjar su leyenda como algunas otras para esta generación, el problema viene cuando  intentan exprimirse como a la gallina de los huevos de oro, llegan las prisas, los plazos de lanzamiento y los juegos para rellenar o inacabados, no digamos que sea este caso en concreto, pero si que comienza a ser sospechoso. A día de hoy y tras tres entregas espectaculares con un broche final muy completo, People Can Fly, responsables de Bulletstorm, heredan una precuela de la que se llevaba hablando durante largo tiempo. Veamos si el escuadrón Kilo está a la altura en Gears of War Judgment.

EL DIA DEL JUICIO FINAL

La trama de este Gears of War está basada en casi su totalidad en los recuerdos del escuadrón Kilo, equipo formado tanto por viejos conocidos como por nuevos componentes.

Baird está a cargo del equipo, acompañado por su inseparable amigo Cole Train. Ambos estarán siempre dispuestos a pelear juntos, pero sobre todo a pasarlo bien mientras revientan cabezas con comentarios a los que ya nos tienen acostumbrados y que gracias a estos se han hecho un hueco en los corazones de todos los gamers.

Las novedades en el equipo son dos integrantes de la URI, Unión de Republicas Independientes, cuyos integrantes fueron encarcelados por los CGO como prisioneros de guerra, Paduk y Sophía, y de ahí que no haya una relación cordial. Las desobediencias de Baird hacen en este caso pasar un momento amargo para el escuadrón, someterse a un juicio en plena guerra locust, supervisado por el coronel Loomis, perteneciente a las CGO. Cada componente contará parte de la historia reciente hasta el lanzamiento de la bomba de masa ligera autorizado por el sargento Baird ahora degradado, debido a las continuas desobediencias del mismo hacia el alto mando, insistente en no realizar en ataque.

Como anteriormente mencionábamos, el juicio es llevado a  cabo en pleno ataque, el general Karn con sus tropas de larvas está muy cerca, esto no hace más que empeorar la situación. Cada componente deberá contar su versión exacta de lo que ha sucedido en las horas previas, pero antes de comenzar a narrar los acontecimientos pueden elegir entre ocultar cierta información o maquillar la historia con las misiones desclasificadas.

El juego a parte de la campaña original trae otra desbloqueable, esta vez perteneciente directamente a Gears Of War 3, ya que narra la historia de cómo Baird con ayuda de Cole deben realizar el rescate de Marcus en Azura. No desvelaremos mucho en este apartado ya que no es un modo campaña que se pueda jugar desde el comienzo del juego, debemos desbloquear ciertas estrellas en el modo campaña original del juego para acceder a este. Si hay que decir que esta campaña tiene ciertas partes bastante espectaculares al más puro estilo Gears Of War 3, cosa que se ha echado de menos en la campaña original.

CAMBIANDO DE AIRES

Cuando hablamos de Gears Of War todos conocemos el sistema de coberturas tan bien implementado y que se ha repetido hasta la saciedad, mismamente nosotros hicimos hincapié a todo esta parafernalia en antiguos análisis. Realmente no hace falta hablar ni un ápice de todo esto, ese sistema de juego sigue intacto, mismos controles y mismo manejo del personaje, esta vez las novedades residen en el mero apartado de contenido.

En esta entrega se ha querido dar un plus más en su apartado jugable. Está claro que todo esto se hace con la mejor de las intenciones, tanto para que el juego evolucione y no se estanque como par que el jugador disfrute aún más a la hora de rejugarlo. La cruda realidad de todo esto es que los jugadores fieles a la saga desde la primera entrega no ven este tipo de cambios con buenos ojos, y mucho menos con el enfoque que ha cogido finalmente el juego. Ahora el juego para resumirlo a lo bestia y siendo algo injustos podemos decir que se trata de un “modo horda” a lo grande. Toda la campaña se centra en este tipo de juego, donde en gran parte de las situaciones que tengamos que resolver sea colocar trampas y mantener la posición, abusar de esto lo llega a convertir en desesperante. Tanto es así, que el juego realmente no cuenta una historia demasiado profunda ni demasiado personal, como venía siendo costumbre ya en la saga y que tanto se reclamó.

Otra de las novedades pero esta vez pueden considerarse un acierto, es la inclusión de las misiones desclasificadas, a cada comienzo de misión le acompaña en alguna pared el símbolo de la calavera, estas misiones son aleatorias y lo que hacen es añadirle algo más de dificultad a la misión. Este tipo de misiones pueden llegar desde poder jugar solo con un tipo de arma o escudo, a tener cuenta atrás hasta el siguiente punto de control. El fin de estas misiones desclasificadas no es otro que permitir al jugador sumar puntuación con mayor facilidad, y con esta puntuación intentar conseguir las 3 estrellas de misión, que es el mayor logro. Sumando una cantidad de estrellas considerable se desbloquea armamento, skins, el modo campaña adicional…

El nuevo armamento y enemigos también es un soplo de aire fresco. Armamento locust como el Breecshot, un rifle francotirador semiautomático sin mira, que proporciona unas muertes espectaculares a medio y largo alcance. El Markza, otro rifle francotirador con mira de una sola ampliación, muy al estilo del breecshot pero con un poco menos de potencia y mayor cadencia de disparo. Por último nos encontramos con el Booksha, un lanzagranadas con mayor numero de balas que el ya conocido y algo menos de precisión, el lanzagranadas de los pobres.

  • Multijugador

El multijugador de esta saga se ha convertido con el tiempo en una de las leyendas del sector. Un modo adictivo y directo que mantenía a los jugadores enganchados en ocasiones hasta la salida del siguiente juego. Los modos zona de guerra y ejecución se hicieron estandartes, y posteriormente fueron acompañados con modo pilotos por parejas, rey de la colina…

En esta entrega se ha buscado un cambio más hacia la estrategia, dejando los modos por excelencia algo más de lado para dar mayor bombo a modos  por objetivos. El nuevo armamento disponible como el uso de granadas localizadoras nos da a entender que ya no gusta el perfil de jugador de escopeta en mano y a correr. Para el modo campaña tenemos nuestro cooperativo a 4 jugadores, que con el nuevo planteamiento de puntuaciones ayuda a darle un toque más competitivo.

APARTADO TÉCNICO

  • Apartado Visual

Si algo era en lo que destacaba Gears of War era en su plano técnico, un apartado donde siempre ha brillado con luz propia y que ha permitido demostrar a la industria no solo de lo que la consola de Microsoft era capaz de hacer, también a cómo debe usarse el motor Unreal Engine , creado por EPIC para la comunidad y que han sabido utilizar a las mil maravillas con esta saga.

Cada paso en la trilogía suponía un cambio generacional en lo técnico, hasta llegar a Jugdment, que siendo el más poderoso de todos, no es más que un Gears Of War 3 algo vitaminado en ciertos aspectos como el AA, el texturizado es más suave y se notan algo menos los dientes de sierra, casi inexistentes ya en la tercera entrega. La iluminación vuelve a ser asombrosa, pero nada fuera de lo común a estas alturas de generación.

  • Apartado Sonoro

El sonido por su parte, siempre llegando al buen nivel al que nos tienen acostumbrados, tanto efectos como banda sonora. Quizás en esta entrega no quede en algo tan épico pero si cumple sobradamente su cometido. Lo que da vida al juego en realidad son las voces de los personajes, que cada vez iban tomando más protagonismo y personalidad en la saga. En esta ocasión y para ser totalmente francos se han echado de menos muchas charlas entre Baird y Cole, una de las parejas más carismáticas de la industria, aunque todo ello es consecuencia de un modo historia muy poco profundo en comparación con la segunda y tercera entrega.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

El fin no siempre justifica los medios, y en esta ocasión querer alargar más una saga que había acabado de una manera decente por el simple hecho de llevar un nombre que haga dinero no es de lo más acertado. Quizás con otras sagas diesen en ese punto concreto y les saliese bien la jugada, pero con Gears Of War, uno de los bastiones de calidad de la generación no es totalmente justo, con más razón si hablamos de ceder la saga a otra compañía, en este caso People Can Fly, que se haga cargo de ella sin conocer la evolución a la que ha tenido que someterse sobre todo en lo argumental para acabar agradando a los seguidores.
En definitiva, Gears Of War Judgment es una entrega que a pesar de ser en lo general un buen juego y sigue manteniendo las mecánicas que hacen de Gears of War algo único, no se recordará como algo grandioso en comparación con la trilogía original.

LO MEJOR:

-Novedades armamentísticas curiosas.

-Misiones desclasificadas.

-El fragmento de la historia de Gears Of War 3 adicional.

LO PEOR:

-Modo campaña poco profundo.

-Esquema de juego muy basado en la horda.

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario