Análisis Hardware: Teclado Razer Orbweaver

Razer nos ha dado la oportunidad de disfrutar de uno de esos pequeños caprichos que los muy jugones de PC siempre nos ha dado por tener o desear. Esta vez no hablamos ni de un ratón ni de unos auriculares, esta vez nos centramos en el pequeño teclado gamer, el Razer Orbweaver.

Una opción para aquellos que quieren ergonomía y concentración de opciones en el espacio más reducido, sin falta de teclados mastodónticos.

Así que si estáis interesados en saber un poco más sobre dicho periférico, no dudéis en seguir leyendo este análisis, eso sí, id preparándoos ya que es un periférico de gama alta no al alcance de todos los bolsillos actualmente.

NUESTRO PRIMER ENCUENTRO

Como ya viene siendo habitual en toda la gama de productos Razer, y en especial en la gama más alta, la presentación de todos sus productos es verdaderamente admirable. Con una caja donde se nos describe al milímetro el producto, e incluso dejándonos ver parte de él, para todos aquellos curiosos que quieran observar antes de comprar.

Una vez llegado a su interior, encontrarnos el susodicho teclado, junto al libro de instrucciones y alguna que otra pegatina. Echamos en falta una pequeña funda, para poder guardar el teclado o poderlo transportar, ya que no suele estar fija encima de nuestra mesa, especialmente debido a ser un teclado para lo que está hecho… jugar.

VAMOS A PROBARLO

Desembalado y sostenido sobre nuestras manos, decir que nos encontramos ante un teclado con unos terminados bastante buenos, y al parecer bastante resistente. Siendo especialmente destacable ciertas partes metálicas de mayor resistencia para las zonas que son móviles.

El peso del producto tampoco es muy elevado (395 g), pero que hace que tampoco pueda llegar a ser por ello inestable. Lo que hace que podamos trasladarlo o plantarlo sobre la mesa, sin ningún problema tanto de peso como de estabilidad.

El teclado posee además 20 teclas de tecnología mecánica. Además posee un mando para pulgar que puede ser programable hasta para 8 direcciones, y una tecla que hace la función de reposa-pulgar a la vez de barra espaciadora.

Por último antes de conectarlo, nos damos cuenta de los ergonómicos y bien colocados reposamanos y reposamuñecas que posee, y los cuales podrán ser regulados, para así acomodarlo mejor a nuestra forma de la mano y muñeca.

SU INSTALACIÓN

El Razer Orbweaver posee un mismo estilo de instalación que pueda tener cualquier tipo de teclado usb, pero con la particularidad que si queremos tener la posibilidad de sacar partido a todas sus posibilidades, no habrá otra opción que instalar, el siempre criticado por nosotros software de gestión de periféricos de Razer, es decir, el Synapse 2.0. Este pese a sus actualizaciones, sigue teniendo grabes problemas de estabilidad. Así que como ya os hemos comentados otras veces, mucha paciencia.

En este podremos regular la luminosidad del teclado, ya que este es retroiluminado en las teclas, crear macros, o definir varias configuraciones grabadas de teclas preestablecidas. Siendo esta opción curiosa, ya que podremos crear perfiles para nuestros juegos favoritos sin tener que hacerlo desde el propio juego.

Por el resto, poco más que hablar de su instalación. Todo es conectar y prácticamente jugar.

TÉCNICAMENTE

Como ya os hemos comentado, nos encontramos con un teclado de un peso reducido al igual que sus dimensiones, las cuales serán de 154 mm de ancho, por 202 mm de largo por 55 mm de alto. Es decir un teclado bastante reducido.

Sus reposamuñecas y manos, son regulables, y posee una textura muy agradable a la mano. Haciendo de ellos una experiencia cómoda mientras jugamos muchas horas.

Por último hablar de las teclas. Estas como también os hemos comentado, son mecánicas, con una buena reacción a las pulsaciones, y que por desgracia para los que no conozcan las virtudes de este tipo de tecnología de teclas, tendrán ese sonido tan estruendoso y distinto a los teclados de membranas. Como decimos en todos los análisis de perifericos, esto dependerá de los gustos del jugador, más que de la opinión particular por gustos de cada uno.

NUESTRAS PRUEBAS

Tras probarlo con gran variedad de juegos, decir que el teclado destaca especialmente por su espectacular ergonomía y comodidad. Dejando por detrás a todos aquellos mini teclados que hay en el mercado. Una autentica gozada para nuestra mano y muñeca tras muchas y muchas horas de juego. Eso sí, alguna posibilidad más de regulación especialmente en el posamanos hemos echado en falta.

En lo que respecta a las teclas decir que su reacción a nuestra pulsación es perfecta y a una velocidad bastante considerable para ser un teclado mecánico, ya que como notaremos la presión que hay que ejercer es poca para activar la tecla.

En lo que respecta a la ruleta y al pulsador para pulgar pensamos que podrían estar más integrados dentro del propio teclado, ya que en la mayoría de las pruebas que hemos realizado con diferentes medidas estos hacen que el jugador tenga que variar en demasía la posición de su mano.

¿NOS LO COMPRAMOS O NO?

El teclado Razer Orbweaver, es un producto muy específico para un jugador muy especializado en jugar en PC, y que pese a sus buenas características y en especial por su magnífica ergonomía y acabado, echa para atrás por su muy elevado precio. Siendo muy importante que la persona que tenga decido comprarse uno antes de nada pueda probarlo, ya que es una compra de un producto que tiene un precio que ronda los 130€, y puede ser que nos encontremos ante algo que no es lo que buscamos.

Pese a todo, y hablando en general este Razer Orbweaver es un magnifico producto, muy a tener en cuenta en una posible compra dentro del corto mercado de este tipo de periféricos.

LO MEJOR

-Lo personalizable que es.

-Su acabado es muy bueno.

-La ergonomía es casi perfecta.

LO PEOR

-Probar antes de comprar por su diseño ergonómico.

-Los botones del pulgar pueden no estar todo lo bien colocados que desearíamos.

-Su precio.

“Nuestra forma de valorar el hardware

facebooktwitter

Deja un comentario