Neo Geo, el Rolls Royce de las consolas

Neo Geo, el Rolls Royce de las consolas

En la actualidad vivimos una encarnizada batalla entre Sony, Microsoft y Nintendo por llevarse el trozo más grande del pastel que representa un mercado que, a pesar de la omnipresente crisis económica occidental, sigue creciendo año tras año y reclutando a nuevos adeptos a un modo de entretenimiento que está llegando a cotas de calidad (visual al menos) extraordinarias.

Ahora, con la inminente llegada de la nueva generación de consolas, salen a la palestra los datos técnicos de cada uno de los sistemas apadrinados por estas grandes compañías. Los foros ya se empiezan a calentar con acaloradas discusiones entre seguidores de todos los bandos (especialmente Sony y Microsoft), sobre cual de las nuevas máquinas será la que ofrezca mejores prestaciones audiovisuales. Como es obvio una será más potente que la otra, pero ni por asomo habrá un sistema que, con respecto a sus contemporáneas, marcara una diferencia tan brutal, como aquella que en su día fue bautizada por los aficionados del sector como “La Rolls Royce de las consolas”.

Hacia finales de los años 80, una recién nacida llamada Sega Megadrive era la opción mas elitista para jugar a videojuegos en el hogar. Con sus 16 bits de potencia se había adelantado en fecha de lanzamiento a la que sabían de sobra iba a ser su rival durante toda su vida útil: La futura consola de 16 bits que lanzaría en poco tiempo Nintendo. En este estadio, y saliendo de las limitaciones de los sistemas de entretenimiento domésticos, el mundo de las máquinas recreativas se encontraban en el cenit de su existencia: Ofrecían una calidad gráfica, sonora y jugable a años luz de los sistemas domésticos. Ya en esa época existían las conversiones de Coin Op a consola, con la lógica y dolorosa pérdida de calidad en el camino. Fue SNK (“Shin Nihon Kikaku” o “Proyecto de un nuevo Japón”), una empresa que ya había hecho sus pinitos en el mundo de los arcades, la que tuvo una gran, arriesgada y excitante idea: Crear una placa recreativa que tuviera un sistema homónimo para los hogares; esto es, crear una consola que no recibiera ports o conversiones, sino que utilizara exactamente los mismos juegos que en su versión para salones de juego. Así, en 1990, nació Neo Geo.

LA CONSOLA

Neo Geo era una auténtica bestia de las prestaciones en su época. Contaba con un procesador de 24 bits, una paleta de 65.536 colores (doblando en número a Super Nintendo e insultando directamente a Megadrive, que contaba con una paleta de 512), y lo más sorprendente, una capacidad máxima teórica de almacenamiento en sus cartuchos de 220 megabits, y digo teórica porque, sus últimos juegos, lanzado el último en 2003, superan con creces los 1000 megas. A día de hoy no nos puede impresionar mucho, pero si tenemos en cuenta que tanto como Super Nintendo como Megadrive tenían el techo en 32, nos podemos hacer idea de la diferencia.

Y no sólo en capacidad de almacenamiento los cartuchos de “AES” eran gigantescos con respecto a los demás; en tamaño físico eran “Godzilla”. Cuando estabas acostumbrado a los cartuchitos de supernes y md con su único slot de pines, llegaba a tus manos un ladrillo de neo geo, con su dos placas de spines y un peso considerable, decías “What the…!”

Otra grata sorpresa que se llevaron los afortunados compradores de esta máquina fue encontrarse con un mando que lejos de parecerse a los pads convencionales, era todo un arcade stick, con un acabado en palanca y botones sólo igualado por los mejores productos que puedas encontrar de esa categoría hoy día en el mercado.

LOS JUEGOS

Pero lo que realmente interesa en una consola, mas allá de diseños y capacidades, son los juegos. Si no te dolía el corazón en gastarte los 300 euros que costaba cada juego y eras amante de los arcades, especialmente de los juegos de lucha, la Neo Geo era la opción más interesante en ese momento. Paso a nombrar los juegos y sagas que nacieron en ésta consola y que son aún hoy referentes en sus respectivos géneros:

The King of Fighters: Si existe una saga que le hiciera competencia en los 90 a Street Fighter, era sin duda ésta. Alcanzando el techo en la edición del año 98, el que cierta parte de los fighting gamers consideran el mejor juego de lucha 2D jamás creado, es un arcade con la friolera de 38 personajes elegibles desde el principio. Esta saga es además aplaudida por ser la que implementó la lucha por equipos en este tipo de juegos.

Garou Densetsu o Fatal Fury: Y si había dentro del inmenso catalogo de juegos de lucha de AES una saga que pudiera ser la alternativa a KOF, esa es sin duda Garou Densetsu o Fatal Fury, dependiendo del lado del charco en el que nos econtremos. Fatal Fury nos ha brindado personajes carismáticos como Terry Bogard (con su chaqueta y gorra rojas), la bella y curvilínea Mai Shiranui o el malvado hiper mafioso y genio de las artes marciales Geese Howard. A nivel personal, en cuanto a jugabilidad, no he conocido juego alguno que pueda comparar la sensación de extasis que resulta de ejecutar los combos posibles en esta saga. Es puro caviar para cualquier amante de los juegos de lucha; siendo Real Bout Fatal Fury Special y Garou Mark of the wolves los más altos exponentes de para mí, la mejor cosecha de juegos de lucha junto con Street Fighter.

Metal Slug: ¿Quién que tenga edad para haberse echado unas partiditas en las recreativas de su ciudad a mediados de los noventa no ha probado esta saga? ¿Se inventó el término “acción frenética” expresamente para poder arrojar algún calificativo a ésta obra maestra? Admírense ante uno de los juegos más divertidos, humorísticos y frenéticamente espectaculares que se han creado. Un must play que cualquier gamer debe probar antes de visitar a San Pedro.

Y muchos más: Windjammers, un juego 1 vs 1 de freesbee, que jugado con un amigo puede alcanzar cotas de diversión y risas que rayarán en lo absurdo; Neo Turf Masters, un juego de golf entretenidísimo y con una calibración en los golpeos y la física que te dejará atónito… Y muchos juegos más, especialemente de lucha (no quiero olvidarme de los geniales “Katana Battle Action Game” como The Last Blade o Samurai Spirits).

LOS EMULADORES SON VIDA

Gracias a la tecnología de dumpeo, ahora mismo disponemos de emuladores “píxel perfect” de todos los sistemas de videojuegos antiguos, y con Neo Geo se han esmerado muy mucho. Tenemos la oportunidad de tener una biblioteca virtual con el catálogo completo que a un ricachón (y a más de un coleccionista) le habría costado decenas de miles de euros tenerlos en su casa cuando la emulación no existía. A los que no habéis probado semejante manjar, os animo a que catéis los juegos de los que os he hablado. Todo aquel que lo haga por primera vez encontrará un sistema gráfico antiguo pero bello aún hoy, y sobretodo una jugabilidad y diversión escasas veces igualada a posteriori.

Facebooktwitter
2 comments to “Neo Geo, el Rolls Royce de las consolas”
  1. Muy buen artículo Don Manuel. M eha gustado muchisimo… y me ha hecho recordar esas epocas donde habia que echar cincoduros en una maquina recreativa, sabiendo que dentro tenia esta brutal consola, que jamás podrias llegar a conseguir.

  2. Me alegro de que te guste amigo! Fueron tiempos muy buenos aquellos, en los que en los salones recreativos se concentraban tantos y tantos juegazos que como bien dices sólo podias disfrutar allí; y luego cuando volvíamos a casa teniamos que conformarnos con las prestaciones mas discretas de la super y la megadrive xD
     

Deja un comentario