Análisis: Saints Row IV

Saint’s Row vuelve con su cuarta entrega. Un sandbox en el que Volition y Deep Silver han intentado cambiar de rumbo argumental para ya volvernos locos al intentar etiquetar su juego. La jugada si bien parece buena en marcos de diversión y libertad, queda deslucida por una falta de innovación flagrante en el campo tecnológico de Saints Row IV. Jugablemente también pero esto queda maquillado. Veamos a que me refiero.

HISTORIA

Este sandbox tiene una identidad propia labrada entrega tras entrega. Todo bajo un sentido del humor muy marcado y especial. Todo con tal de desmarcarse de los grandes y serios del genero. Cada vez la cosa ha ido pasando a ser cada vez mas bizarra hasta llegar al culmen, de momento, con esta entrega.
Nunca fue el argumento su punto fuerte, pero se agradece el esfuerzo en volver a la saga todavía mas irreverente y potenciar su lado humorístico al extremo. Todo presentado rápido y sin atajos, para que la acción y la locura ocurra lo antes posible. La exageración, la parodia y el humor en su máximo exponente. Evidentemente esto cae como una losa en el ritmo de la trama.

Después de los acontecimientos de su antecesor, nos vemos elegidos como Presidente de los EEUU. Como veis empieza la cosa fuerte, nada de gangsters o bandas. A modo de tutorial comenzamos en una misión de espionaje en la que salvamos el mundo al mas puro estilo Hollywood, para pasar de lleno a la Casa Blanca y dar una rueda de prensa por lo acontecido. En esos momentos ya podemos percibir el ambiente desenfadado y como han adaptado el lugar a nuestra banda, strippers, fiestas, arsenales, etc. Pero cuando nos dirigíamos al estrado rOesulta que la tierra ha sido invadida por extraterrestres. En concreto con Zyniak, su líder de forma humanoide del imperio Zin que ha decidido someter a la raza humana. A partir de ese instante en que el terror llega, seremos la única esperanza para salvar la tierra pero nos veremos recluidos en un mundo virtual. Desde ahí lograremos escapar con nuestros compañeros en una nave espacial para acto seguido acceder cuando queramos al estilo The Matrix a la realidad virtual previa, donde lucharemos contra los aliens, que da pie a que tengamos los famosos superpoderes de los que tanto se ha hablado. La realidad rara vez la pisaremos pero no estará exenta de su ración de parodia.

JUGABILIDAD

  • Tipo de juego

Un sandbox diferente, que desde sus inicios ha querido ofrecer algo fuera de lo común y lo ya visto en el amplio mundo de los sandbox.. Esta vez al limite de la locura pero reciclando el mapa y con algunos fallos que lo hacen palidecer ante su predecesor.

  • Mecánicas de juego

Si hablamos de mecánicas nuevas la cosa entra en punto de buenas intenciones, pero que finalmente nos llevan al mismo lugar. Gracias a que la trama argumental permite introducir un elemento tan disparatado como los superpoderes, hace que podamos contar con varias novedades desde el espectro jugable, pero podría haberse explotado mas. De todas formas el juego no ofrece mucha mas novedades que su antecesor.

Nuestro objetivo no cambia de lo ya visto en la franquicia pero con otros protagonistas. En vez de bandas rivales, aquí tendremos que eliminar los puntos de control de los enemigos alienigenas. Y todo para que la realidad virtual donde nos encontramos libere ese sector. Los superpoderes conllevan una serie de efectos en el juego muy directo como por ejemplo el tipo de misiones o el desarrollo de las mismas. Arrasaremos por doquier con nuestro descontrolado personaje. Esto hace que Saints Row siga siendo continuista pero a la vez no haya nada a nuestra disposición algo parecido. La hipérbole de todo lo mostrado anteriormente es el resultado en el que se ha convertido este producto, y eso no es malo.

Hay momentos en la trama argumental que funcionan como tutorial, como el momento en el que nos vemos en vueltos en los años 50. Pero el juego sufre aquí, pues después de saber tanto de lo que vamos a poder hacer, nuestra ansia hace que esto parezca aburrido y sin ritmo y nos veamos sumidos en la inutilidad del personaje a sabiendas de lo que esta por venir. Otro fallo son lo momentos paródicos que desencajan y se aprovechan de la excusa de” oye que esto es Saints Row, no busques normalidad!”, pero que realmente nos descolocan y no aportan nada mas que una mera sonrisa del jugador en momentos puntuales, sin nada jugable aprovechable.

Teniendo en cuenta estos fallos y aciertos, hay que valorar muy positivamente que el juego es un no parar de diversión y entretenimiento. Gracias como ya os he comentado a los superpoderes y al arsenal absurdo en concepto, que tenemos a nuestra disposición. Siendo muchas veces mas entretenido hacer el loco por ahí, que realizar una tras otra las misiones principales. Y por raro que parezca es algo muy importante en un juego de estas características, el que nosotros una vez terminada la historia el mayor aliciente sea andar por ahí haciendo el bobo.

  • Control

Hacer todo lo que nos propone por raro que resulte, es bastante sencillo. Una vez adquiramos los poderes solo tendremos que pulsar los gatillos para activarlos. El resto de opciones se manejan igual que un shooter en tercera persona clásico, sin ninguna variación. Si acaso cuando volamos o saltamos que resulta novedoso por lo inverosímil, y aveces molesto porque la cámara requerirá que la reconduzcamos en algún instante. Los automóviles no requieren destreza alguna dada su insignificante dificultad de manejo.

El control esta pensado para producirse en escenarios enormes. ¿Adivináis por qué? Pues si, por los superpoderes. Se ha tratado que se saque el mayor partido a los mismo y resulten a su vez muy fáciles de controlar. Eso en los espacios cerrados no ocurre, y comprobamos como nuestro presidente es un poco torpe. Aun así lo saltos y nuestra asombrosa velocidad no es lo precisa que esperábamos.

  • Misiones

Las misiones principales no son muy variadas como decía, pero si bastante divertidas. Pero que muchas veces con tal de hacer reír pierden intensidad jugable. Y es que al final muchas acaban en tiroteos, y rara vez combate cuerpo a cuerpo. Debido en parte al lastre que originan los superpoderes es que hace que olvidemos que se puede conducir, o que los poderes de control o destructivo hagan que sea estúpido buscar ataques de melee.

Si pasamos a las secundarias como todo buen sandbox, en Saints Row IV tenemos un buen puñado de misiones diferentes para perder el tiempo. Para empezar están las misiones en las que nuestro objetivo es destruir gratuitamente. Otras serán las basadas en la telekinesis que serán simplemente concursos de puntería, pero de lo mas divertidos. O las contrarrelojes anodinas que valdrán para que practiquemos el salto y las carreras a hipervelocidad. Las batalla con tanques son dignas de mención, y como su buen nombre indica tenemos que emular a Patton. Las misiones de fraude retornan. Forzar accidentes de trafico para engañar a las aseguradoras nunca fue tan divertido.

Aun así justos de ideas a la hora de crear misiones secundarias. Pues sin bien algunas funcionan hay algún montante que son repetitivas, que por mucho que cambien de nombre, los encargos son los mismos, y acaban siendo masacre de enemigos tras masacre. Sin contar las que son un refrito de lo visto en la tercera parte. Finalmente se queda uno con la impresión de que las misiones mas entretenidas son las que equilibran nuestros poderes con lo que tenemos que llevar a cabo.

  • Caracterización

Nuestro personaje vuelve a adaptarse a nuestros deseos, por lo que tendrá la pinta que nosotros queramos, ya sea normal o un desquiciado. El motor de diseño de personaje propone infinidad de opciones para que pasemos el tiempo que veamos necesario en dejarlo a nuestro gusto, con gran cantidad de detalles. Pero volvemos a caer en la misma trampa. No varia en exceso del ya mostrado en The Third. Podremos eso si, mejorar nuestro personaje a través del dinero o de la recogida de paquetes de datos que se encuentras por toda la ciudad, desbloqueándose así gran cantidad de habilidades y características diferentes.

  • Superpoderes

Seccion aparte necesitan los superpoderes. Y esto es normal no solo por la expectación, si no porque el juego se vuelve muchísimo mas divertido cuando los obtenemos. Si los primeros son el aumento de velocidad y de salto, a estos se unen unos cuantos mas que harán que todo el juego cambie y no sea ya un gta gamberro. Y es que la perspectiva de sandbox cambia. Empezaremos siendo semi dioses humanos para convertirnos en dioses virtuales.
Estas mecánicas harán que nos pasemos gran parte del tiempo saltando y corriendo de un lado a otro, tanto horizontalmente como verticalmente por los edificios. Como decía esto será mejorado con los clusters o paquetes de datos, con lo que las nuevas habilidades se verán innovadas. Por comentar me queda enumerar algún poder, como por ejemplo la telekinesis, puñetazo heroico, o escudos de fuerza. Otros mas enfocados al combate directo sería la descarga pudiendo elegir el elemento que prefiramos, ya sea de frío congelándolo todo, fuego derritiendo lo que nos rodee y finalmente de control mental para que los ciudadanos nos ayuden.

  • Duración

Como buen sandbox nos ofrece un sin fin de horas jugables. Tantas que da tiempo hasta de cansarse con la infinidad de tonterías que podemos hacer con nuestras armas y superpoderes. Porque fuera aparte de las misiones principales tenemos mas de 60 desafíos que podemos realizar.Tenemos coleccionables claro esta, saltos, peleas callejeras, misiones de fraude, misiones de destrucción, misiones basadas en superpoderes, etc. Multitud de opciones diferentes.

  • Multijugador

El componente multijugador se ve limitado a jugar la campaña con un amigo. Pero mas allá de jugar las misiones principales, don realmente se saca partido a la experiencia es en las misiones secundarias que permiten la competición y la vivencia de momentos absurdos. Los mas proclives a esto son los modos de Marca de la Muerte y el Gato y el ratón.

APARTADO TÉCNICO

  • Apartado Visual

Aquí se va a llevar otro palo por la falta de evolución de una entrega a otra. Su nivel es aceptable casi notable, pero el continuismo es evidente. Lógicamente la tasa de imágenes por segundo es de lo mas estable. Pero hay momentos que da vergüenza ajena lo poco trabajados que están los detalles. Son los menos pero están ahí. Hay mil y un detalles fallidos como pueden ser errores de físicas de choque, o destructibilidad del entorno

El diseño de los vehículos esta trabajado y muestra unas maquinas que encajan al dedillo. En cambio el diseño de nuestros enemigos no posee originalidad ninguna, con detalles muy poco novedosos. Nuestro personaje posee unas animaciones superiores al resto y eso se nota sobre todo haciendo el gamberro con los superpoderes. De hecho se ven bien poco al jugar en una realidad virtual. Sus texturas como las del entorno rozan el aprobado en algunos momentos, y en otros llegan a ser notables. Este desequilibrio lastra la sensación final.

No ayuda a todo esto que Steelport no haya cambiado. Y eso no es bueno. Meros detalles no hacen que la ciudad pegue un cambio radical y eso que le hacia falta. No podemos dejar de sentirnos un poco engañados en este aspecto pero el acabado que deja la falta de innovación en su aspecto artístico es claro. Si acaso cambia, será con motivo de la trama principal que añade algo de variedad a la ciudad, así como otros escenarios que nos iremos encontrando. Son gotas de aire fresco que necesita el titulo mientras lo jugamos para no acabar en el tedio. Ese constante atardecer es un claro ejemplo.

  • Apartado Sonoro

Sin duda es de los aspectos mas destacables. La banda sonora es un compendio bastante amplio de temas relacionados con la temática, ya sea el sempiterno actual Dubstep, Rock o Hip Hop por poner un ejemplo de la gran variedad de canciones. Los temas escogidos para determinadas secuencias tienen un efecto bastante gracioso y se adecuan a la perfección con lo que esta ocurriendo. Las seguiremos gestionando con la emisora pero como si fuera arte de magia cuando salgamos de los vehículos esta seguirá sonando.
Es un juego totalmente traducido si nos referimos a los textos, pero que su audio está completamente en ingles. Aunque a un nivel muy alto. Voces famosas y que interpretan y enfatizan como es debido la locura Saint. Además es un detalle que podemos elegir nuestra voz entre un numero de propuestas bastante llamativo, destacando el doblador de Drake en Uncharted.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Un juego que puede ser el máximo exponente de juego hecho para un publico en concreto muy definido. La valoración global de Saints Row 4, es que es un juego para los fans mas acérrimos de la saga sin duda. Un juego que cumple sonoramente pero que visualmente deja una sensación negativa. No por como lo muestra, que es decente, si no por lo que muestra a estas alturas donde los consumidores están ávidos de gráficos de ultima generación. Un todo o nada a la locura. Con pocas novedades, pero las que hay ayudan a mejorar mucho la impresión que deja el juego, como las armas o los superpoderes por poner un ejemplo. Volition y Deep Silver lo dejan todo en manos de la diversión y el desenfreno, obviando todo lo demás.

LO MEJOR:

-Los superpoderes.

-El sin sentido que en si es todo el juego.

-La personalización y las armas.

LO PEOR:

-Falta de argumento.

-Gráficamente poco evolucionado

-Innovación limitada jugablemente.

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario