Análisis: Splinter Cell Blacklist

Todo lanzamiento de Splinter Cell es una llamada importante para los amantes del sigilo y las historias de espías. Pero ahora con Splinter Cell Blacklist, se ha tratado de ofrecer también a otro tipo de jugadores mas cercanos a la acción la posibilidad de acceder y disfrutar de la saga. Ubisoft con este movimiento crea un juego que no culmina su modo de juego al tener un pretensiones tan amplias. Aun así Sam Fisher vuelve cargado de energía y más letal que nunca. Capaz de arrastrarse a través de todo un mapa por las sombras con tal de conseguir su objetivo de salvar EEUU, o de eliminar sin pausa a todas las tropas que se pongan por delante. Analicemos pues como consigue plasmar esto el gigante francés.

HISTORIA

La historia de Sam Fisher esta vez se aleja de su lado mas personal para acabar inmerso en una trama internacional de conspiraciones globales. Un grupo terrorista amenaza EEUU como antaño con ejecutar una serie de objetivos, sin que el gobierna tenga tiempo de solventar o tiempo para negociar, ya que no esta dispuesto a retirar las tropas de los países ni acceder a los términos de este grupo llamado Los Ingenieros. Ahí es cuando entra en acción Fourth Echelon, grupo de espías de elite expertos en estas situaciones limite, preparados para entrar en acción al instante. Pero esta vez el grupo es dirigido por el mismísimo Sam Fisher, al que el presidente ha otorgado la potestad.
Contextualmente un gran acierto ha sido que, para hacernos ver que todos se mueve con un único objetivo se han eliminado las interfaces, y todo parte de la base operacional volante que se ha proporcionado al grupo que cuenta con presupuesto ilimitado. Que vuele no es un capricho, ya que gracias a esta capacidad los agentes son transportados a las misiones por el mundo. Aquí realizaremos toda la gestión de mejoras que mas adelante explicaremos, o la elección de misiones, etc. Podremos movernos a nuestras anchas.

Finalmente nos vemos inmersos en un campaña con bastantes altibajos y de la que se presume podría haber sido mas exprimida. Llena de estereotipos y clichés de la firma Clancy muchas veces vistos por el personal, moral y filosofía sobre las agencias Estadounidenses. El juego trata de dotar de personalidad a sus personajes pero se ven arrastrados por la falta de inspiración o novedad. Argumentalmente se defiende a capa y espada el bien mayor, el fin justifica los medios, doctrina que en América tiene mayor aceptación que en Europa, por lo que allí será mejor recibida y/o comprendida. Llama la atención como meten a presión conversaciones con la hija durante las misiones o momentos por el estilo que no tienen nada que ver, y no ofrecen profundidad, si no que ademas nos sacan de contexto.

JUGABILIDAD

  • Tipo de juego

La saga Splinter Cell siempre fue de juegos de infiltración pero desde Conviction cambio la cosa, y Ubisoft quiere contentar a propios y extraños dotando también de la posibilidad de pasar a la acción pura y dura. Y esto tiene sus pros y sus contras. Ahora las misiones están mas pobladas y esto dificulta y entorpece muchas veces la dinámica de sigilo teniendo que aunque no queramos eliminar a algún enemigo. De hecho se nota que los escenarios tienen mas enemigos para poder matar mas gente si es que decidimos liarnos a tiros. Luego hay momentos que jugaremos en las misiones mas tipo de juegos como Call of Duty, que de un Splinter Cell, llenos de explosiones y persecuciones por poner un ejemplo. La diversión que alcancemos será proporcional al diseño del nivel y que este coincida con nuestro modo de juego preferido.

  • Mecánicas de juego

Las misiones que nos encontraremos tratan de aglomerar todos los posibles estilos de juego. Un diseño de mapas amplio y grande que permite que todas formas diferentes de afrontar las misiones sean posibles. Se prometió que se podía terminar el juego sin pegar un solo tiro, y es posible, como tan posible es eliminarlos a todos.
Hay tres formas generalizando de afrontar las misiones. Voy a explicarlas una a una. Phantom es el estilo donde no ser visto es algo primordial. Panther es el modo de juego en el que matamos pero lo hacemos en las sombras. Un asesino silencioso. Y Assault es la forma de juego que elegiremos si nuestro deseo es arrasar con todo sin preguntar primero. Gracias a la mecánica de Marcar y Eliminar esto se vuelve mucho más sencillo que antaño pero sin excedernos ya que necesitamos cumplir el requisito de ejecutar cuerpo a cuerpo previamente.

Sam Fisher vuelve a contar con gran cantidad de cachivaches varios para acometer sus misiones. Granadas de todo tipo, armas super evolucionadas, cascos de visiones varias,etc. Estrena traje y multitud de accesorios que confieren a Splinter Cell su clásica característica tecnológica. Todo este tipo de cosas incentiva la repetición y práctica de distintas vías para lograr los resultados que se nos piden en las misiones.

Que se permitan estos estilos de juego no significa que no se puedan intercalar a placer por el jugador según le interese o interpretemos que la misión así lo pide. No estamos obligados a seguir un patrón una vez realizado. Pero sin duda el modo en el que mas se disfruta del juego y todas sus características o novedades es el modo Panther. El más clásico que seria el Phantom y por el que la saga se hizo famosa, y seguramente por el que jugamos a este juego no siempre satisfacerá su experiencia, como ya digo debido al planteamiento de las misiones para albergar al resto. Por lo que llegamos a la conclusión de que este juego adolece en su intento de armonizar y buscar la eclosión perfecta de todos estos estilos durante cada misión. Cuando lo consigue disfrutamos bastante , pero el problema reside ahí, no siempre sucede y eso lastra el resultado.

  • Caracterización

Otra novedad es la nueva personalización. Se nos proporcionan todos los medios necesarios para mejorar y adaptar a nuestro Sam Fisher a nuestro estilo de juego. Esto será asignado mediante compras que realizaremos con el dinero que nos da el sistema por realizar las misiones de turno. Poco a poco nos haremos con un arsenal envidiable lleno de armas, y gadgets diferentes. También habrá skins nuevos para cambiar el aspecto de nuestro espía preferido. La personalización siempre es buen añadido porque confiere de profundidad al juego.

  • Duración

Gracias a las variantes de juego que ofrece, que podemos acabar las misiones de diferentes formas, el juego obtiene un plus en cuanto a opciones y tiempo de juego. Terminarlo una vez llevará 8 horas como muchísimo. Un incentivo clásico pero que funciona a las mil maravillas es el siguiente. Gracias a un tablón de puntos nos retaremos a nosotros mismos a superar misión tras misión de todas l maneras posibles.. Ademas contamos con una gran cantidad de misiones secundarias. Misiones que no permiten el mas mínimo error. No olvidemos el modo cooperativo que comentaremos mas adelante. Y el modo horda correspondiente que jugaremos con nuestros compañeros. Gran cantidad de contenido adicional a la campaña y al multijugador que nos depararan multitud de horas de juego.

  • Dificultad

No es un juego excesivamente difícil. Esto se debe a determinadas mecánicas que si bien en Conviction eran mas exageradas, ahora en Blacklist están retocadas y adaptadas para no condicionar un sistema de juego. Hablo de Marcar y Ejecutar, que repite en concepto y forma rellenando la barrita de ejecución con las muertes cuerpo a cuerpo que vayamos consiguiendo para en el momento que decidamos activarla y que Sam acabe en breves segundo con todos los objetivos que seamos capaces de marcar y el contador lo permita. Es muy útil en dificultades altas, pero en dificultades normales se ve que imprime de demasiados automatismos y realmente no es necesario para progresar.
La IA enemiga podría estar un poco mas pulida, aunque es un gran acierto la reubicación de los enemigos en el mapeado tras caer eliminado y regresar en un checkpoint. Con esto conseguimos que la experiencia sea mucho mas entretenida y menos repetitiva.

  • Multijugador

La principal novedad del apartado multijugador es el regreso del modo de juego Espías vs Mercenarios, un clásico de la saga. La idea es la misma que antaño, un grupo de Rainbow Six que jugaran en primera persona con un arsenal bastante amplio, contra un equipo de espías como Sam Fisher que disparan en vista de tercera persona que utilizaran su agilidad para acabar con el enemigo. Lo podemos disfrutar en dos formatos, dos contra dos o por equipos de cuatro. Mientras el primero requiere una acción mas táctica y planificada, el segundo es mas caótico, y mas si se le añaden los bonus de personalización que aportan un fuerte componente desnivelador.

Otra opción para disfrutar del juego multijugador es la opción cooperativa, donde adoptamos uno de nosotros el rol del compañero Sam en Fourth Echelon. Tendremos que realizar misiones breves especialmente diseñadas para jugar dos jugadores. Aunque definitivamente no llega a las cotas de entretenimiento que alcanza el modo Espías vs Mercenarios.

APARTADO TÉCNICO

  • Apartado Visual

Nos queda una sensación a estas alturas de la generación de que algun juego podría dar muchísimo mas de lo que ofrece y mas siendo un triple A como es Splinter Cell. Como conjunto el juego no desencaja, pero si valoramos por separado determinados aspectos, nos damos cuenta de los errores presentes. Esto se debe a que su usadisimo motor grafico Unreal Engine no da para mas, y para bien o para mal su capacidad ya es limitada y se va quedando obsoleto. Por lo tanto su tasa de imágenes por segunda es estable y fluida. Los escenarios si están bien diseñados pero adolecen ante los filtros de Ps3 y la versión analizada notábamos bajones en el resultado gráfico del conjunto.Si bien el protagonista principal tiene unos modelados y unas animaciones de movimiento envidiables. Tanto el diseño como las texturas ofrecen un resultado bastante decente. Pero si hablamos de los NPCs la cosa cambia y nos encontramos ante una amalgama de errores no forzados en el diseño y trabajo del creador. Ya sea en texturas como en el tratamiento de rostros. Pero donde realmente destaca y lo hace, porque es lo menos exigible en un juego de infiltración, es en el dominio de las luces y sombras. Estas hacen que la experiencia se maquille muchísimo, resaltando los escenarios y dotando al resultado para que sea suficiente en un triple A.

  • Apartado Sonoro

El juego en este apartado no deja lugar a dudas, y logra un nivel excelente. La banda sonora se mantiene en un perfil bajo para así destacar en lo momentos de mayor dramatismo de manera acertada e inspirada. Los efectos de sonido son variados y de calidad para representar como es debido todos los utensilios nuestro alcance por ejemplo. El trabajo de doblaje vuelve a ser de categoría con voces de actores por todos conocidas, que vuelven a ser los mismos de siempre, que imprimen a los personajes de una actitud y una personalidad propia. Si preferimos jugar en versión original comprobaremos que la voz del protagonista ha sido modificada. Si antes era una voz imponente y sin paliativos de Michael Ironside, ahora es un actor joven que sin ser su intención, no imprime la misma calidad que su antecesor y nos vemos abocados a escuchar una interpretación de menor calidad.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Splinter Cell Blacklist por lo que habéis leído parece que se ha podido llevar mas de un palo que otro pero no quita que sea un gran juego. Se ha criticado esos detalles que no lo hacen llegar a la máxima excelencia y ha decisiones de desarrollo que por falta de claridad y determinación no terminan de calar. Una historia con muy buenos momentos que agradara, pero no se quedara grabada en nuestras retinas, y un apartado tecnológico notable confieren de empaque a este titulo. Ubisoft ha creado un juego muy digno y que respeta la saga, inclusive llegando a mas publico, pero sin faltar a sus mas acérrimos seguidores.

LO MEJOR:

-La gran cantidad de armas y trastos diferentes.

-El modo de juego Spies Vs Mercs.

LO PEOR:

-El apartado gráfico es mejorable

-La infiltración no siempre es posible.

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittermail

Deja un comentario