Análisis: Lilly Looking Through

Una nueva aventura gráfica de corte independiente ha llegado estos días a nuestro poder sin hacer mucho ruido a nivel mediático, y con ello nos ha vuelto a demostrarnos los maravillosos cerebros creativos que hay en este mundo y que no conocemos nada sobre ellos.

El nombre de esta es Lilly Looking Through, y ha sido desarrollada por el estudio Geeta Games. Un pequeño grupo lleno de gentes venidas del cine de animación y de otros sectores cercanos a la gran pantalla. Un juego que os sorprenderá y que os enamorará a primera vista, así que no dejéis de leer este análisis.

HISTORIA

La aventura nos cuenta como en un día de lo más normal mientras Lilly jugaba con su hermano, este desaparece tras la estela de un trozo de tela roja, por lo que ni corta ni perezosa, se encaminará a través de mágicos entornos, en busca de su desaparecido hermano.

Una historia que nos trasmitirá cantidad de sensaciones, y que nos mostrará el camino hacia poder borrar o reescribir un pasado algo más turbio del que nos imaginamos. Una historia con muchos matices, y que nos enseña cómo hay gente que puede dar todo por conseguir rescatar a un ser querido.

Lilly Looking Throught como ya os decimos, esconde tras de sí mucho más de lo que parece. Y pese a que la historia es corta, nos deja ensimismados de principio a fin, consiguiendo estar deseosos de volver a saber un poco más de estos particulares personajes, y del mundo que los rodea.

JUGABILIDAD

Lilly Looking Throught nos propone una clásica aventura gráfica de toda la vida con el mecanismo point and click, el cual nunca pasa de moda. Así que poco tendremos que estudiar para saber manejar a todos los niveles esta preciosa aventura. En definitiva,  será ejecutar y jugar.

El control como ya os imagináis, se realiza al completo con el ratón. Así que tan solo tendemos que marcar el objeto o la parte de la pantalla que tengamos alguna interactuación y pulsar sobre ella. Y aquí entramos en uno de los puntos que pueden que no gusten a los más puristas del género, y que a otros les arregle la vida dentro de estos. Si nos fijamos en la parte de abajo a la derecha del la pantalla de juego, encontraremos un símbolo de interrogación, mediante el cual, y tras su pulsación, parpadearán todos los puntos de interactuación del mapa, haciendo con ello que la exploración sea casi nula, aunque siempre queda el no pulsarlo.

Entrando ya de lleno en la aventura, os tenemos que hablar de que esta se irá dividiendo por pantallas, las cuales deberemos de completar para poder pasar a la siguiente. Muy pocas situaciones se nos hará necesario interactuar con dos o tres pantallas a la vez, por lo que la complejidad de las situaciones se reducirá bastante.

Uno de los puntos más interesantes de la aventura será la utilización de las gafas que lleva Lilly consigo. Unas gafas que nos dará la posibilidad de viajar entre dos dimensiones, en las cuales sin movernos del mismo lugar encontraremos dos mundos totalmente diferentes. Una situación que le da más interés y juego a la situación.

Por el resto decir que nos encontraremos con una dosis interesante de puzles y de situaciones que nos harán pensar. Pero por desgracia estas no nos  harán comernos la cabeza demasiado, ya que el nivel de dificultad del juego, excepto en contadas ocasiones, es bastante simple. Además la duración de la aventura se nos antoja corta, ya que esta ronda las dos o tres horas, las cuales nos dejan con muchas más ganas de jugar.

En definitiva, una aventura clásica, sencilla y corta, pero que todo lo que hace lo hace bien y con cariño.

APARTADO TÉCNICO

Entramos de lleno en la parte más técnica. Con lo que nos metemos en uno de los apartados más interesantes y carismáticos del juego.

Empezando con el apartado visual, el cual mezcla con gran sabiduría unos preciosos fondos pintados a manos, con unos personajes principales tridimensionales y provistos de unas preciosas animaciones, que lo acercan mucho a las vistas en los dibujos animados.

Desde el punto de vista sonoro, la cosa tampoco desmerece con unas melodías tranquilas y apacibles, que acompañan de una forma mágica a las diferentes situaciones, implementándose y ambientando este mundo tan preciosista que nos han querido mostrar.

Por otro lado decir que el juego nos llega con textos en castellano, cosa que tampoco influye demasiado ya que apenas hay más allá de los menús.

En definitiva, un apartado técnico que hace de este Lilly Looking Through una de las aventuras gráficas más bonitas que hemos visto hace tiempo.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Lilly Looking Through es una interesante a la vez que preciosa aventura gráfica. De estas que nos entran por los ojos y el odio, y nos tocan un poquito el corazón, pero que por desgracia poseen una serie de factores como pueden ser la duración y o la simpleza, que puede hacer recular a muchos de los amantes de las aventuras gráficas.

Pese a ello, es una preciosa aventura, con unos toques que muestran el amor que se ha puesto en su creación, y con esa capacidad de trasmitir sensaciones que no todos los juegos pueden conseguir.

LO MEJOR

-Su diseño artístico

-Preciosa banda sonora

-Lo que trasmite emocionalmente

LO PEOR

-Su corta duración

-La simpleza de sus puzles

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittermail

Deja un comentario