Análisis: Orc Attack: Flatulent Rebellion

El primer producto ofrecido por la casi recién nacida Casual Brothers Games, la desarrolladora londinense, es un título únicamente descargable, en el se nota la inexperiencia de el estudio que lo ha desarrollado, pero por otro lado se intuyen las ganas de seguir creciendo y mejorando dentro de este sector. Por lo que analizaremos con sumo cuidado este primer trabajo titulado Orc Attack: Flatulent Rebellion. Este interesante y curioso independiente que nos lleva a un mundo lleno de orcos.

HISTORIA

Quizás es la historia lo que más puede llegar a que nos motivemos a ver el desenlace final del videojuego, porque aunque se trate de una historia simple, gusta.

Nos metemos en la piel de un orco a elección nuestra; Doc Turd, Lord Poop, Friar Krap o Sir Sniff, con el único objetivo de salvar a la Tierra Prohibida, el lugar donde viven los orcos, el cual ha sido invadido por un grupo de humanos, dirigidos por Madman. Y como ocurre en la vida misma, los humanos deciden instalar unas máquinas fuera de su ciudad que desprenden contaminación al aire, la tierra y la vegetación, cosa que hace que los animales que cazan los orcos fallezcan, el agua no sea potable y el aire se vuelve tóxico. Por todo ello hace que nuestros héroes tengan que emigrar hacia los pantanos padeciendo vómitos, náuseas, y (nuestras dos mejores armas que podremos utilizar a lo largo de la aventura), eructos y flatulencia.

Guiados por Master Muck, nuestro líder, intentaremos volver a nuestro hábitat en un largo camino, montándonos en nenúfares, bloques de hielo y una serie de obstáculos que debemos superar, para así hacer regresar la paz y la limpieza a nuestras amadas tierras.

JUGABILIDAD

  • Tipo de juego

El género por excelencia de Orc Attack es el de Beat´em Up, aunque con una elevada dosis de acción y unas pequeñas pinceladas de rol.

  • Mecánicas de juego

Orc Attack presenta una mecánica de los videojuegos de antaño, es decir, distintas fases encajadas en un mundo, cada uno de ellos con sus características y particularidades. Algo que posiblemente se eche ya de menos en este tipo de videojuegos.

  • Control

El control de nuestro personaje es bastante cómodo y fácil de hacerse con él a lo largo de toda la aventura. Pero tiene un principal inconveniente que hemos sufrido bastante, este ha sido el no poder controlar la cámara. Algo que hace que el combate sea más difícil, ya que nos entorpece al realizar nuestros movimientos y acciones, en definitiva, algo que nos incordia. Por desgracia es un punto que no entendemos que este actualmente tan descuidado en la época en la que estamos, no habiendo excusa que lo justifique.

  • Las unidades

Como es de esperar, a lo largo de esta flatulenta aventura, seremos atacados por numerosas hordas de enemigos, cada uno de ellos con una habilidad que debemos descubrir para vencerles. Y no vale ir a lo loco, si no que debemos matar hasta el último enemigo de la hora para poder avanzar en la misma fase, donde al final de la misma nos encontraremos con un jefe final.

La inteligencia artificial de nuestros enemigos es simple, ya que todos vienen a por nosotros sin pensárselo dos veces, y sin demasiado sentido. No hay más. Eso sí, como curioso y raro detalle, si traspasamos su zona de influencia dentro de la misma fase, ninguno de ellos se nos acercará, acción que nos permite atacar al enemigo sin recibir algún daño de una forma  tan lenta como eficaz. Siendo un punto donde se nota lo que le queda por mejorar a este juego.

  • Duración

No necesitaremos mucho más de diez horas para conseguir el 100% del videojuego. Encontrar el dolmen sagrado y la runa negra que hay en cada nivel no es algo difícil de hacer a la primera, y si tenemos paciencia, es lo mejor que podemos hacer, ya que el juego se vuelve muy repetitivo en algunos puntos, y lo tendremos que sobrellevar durante dieciséis niveles más uno final.

  • Dificultad

El juego no posee un nivel de dificultad demasiado alto por lo general, solo siendo en momentos muy concretos algo más tedioso de superar. Destacar que esta dificultad en el modo cooperativo es aún menor, ya que la unión de varios orcos y el poco aumento de hordas enemigas nos hará que todo sea un camino rosas, siempre y cuando hay coordinación entre los participantes.

Por cierto, al elegir al principio un orco u otro, no da ventaja alguna, todos tienen la misma habilidad. Ninguno de ellos es ni mejor ni peor que el otro, por lo que no habrá escusa a la hora del escoger el personaje ya que la aventura será la misma.

  • Multijugador

Aunque posee modo multijugador este está desierto, siendo una lástima el no poder haberlo disfrutado, ya que parece interesante.

Eso sí, siempre nos quedará el divertido modo cooperativo, el cual nos dará horas de diversión con varios amigos.

APARTADO TÉCNICO

  • Apartado Visual

Entrando dentro del apartado gráfico, nos encontramos con que personajes principales son simples y sin complicación, con un buen acabado, aunque con falta de haber puesto un poco más de cariño en ellos. Los enemigos al igual que los personajes principales sufren de la dolencia de falta de detalles, la cual es incluso algo superior.

Pero la cosa no queda ahí, ya que los escenarios son también sencillos y no demasiado detallados, y poseyendo pocos efectos visuales, lo cual merma claramente la ambientación del juego.

En definitiva, un apartado gráfico simple y poco detallado, pero realizado correctamente. En el cual destaca especialmente la cantidad de sangre… litros y litros de sangre que será lo que se aprecie tanto de nuestros enemigos al recibir un golpe, como de nosotros mismos.

  • Apartado Sonoro

El apartado sonoro cumple con creces. Este encaja a la perfección con las acciones desarrolladas en los combates, en los movimientos de los personajes, y en las voces de los mismos, las cuales nos llegan subtituladas al castellano. En lo que respecta a la banda sonora, es escasa y repetitiva, echando en falta más variedad.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Finalmente concluimos el análisis con la opinión de que Orc Attack es un videojuego entretenido. La relación calidad precio es aceptable. No destaca en nada, pero es entretenido el tiempo que tardaremos jugándolo. No nos encontramos ante una joya indie, pero merece la pena probarlo y disfrutarlo junto a amigos.

LO MEJOR

El modo cooperativo siempre es divertido

Subtitulado al castellano

LO PEOR

Repetitivo en varios puntos del juego.

No poder controlar la cámara.

Apartado técnico bastante simple.

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittermail

Deja un comentario