Análisis: Retro City Rampage

Cab Analisis 2014 Retro City Rampage

Lo retro está de moda, y el jugar con el corazoncito videojugador de muchos es algo que las compañías independientes están sabiendo hacer de una forma maravillosa. Y justamente el juego que os proponemos hoy es un claro ejemplo de ello, su nombre es Retro City Rampage, el cual nos llega de la mano del estudio Vblank Entertaiment.

Un juego que por su estética puede echar para atrás a mucha gente, pero que consigue demostrar que si en los años 80 hubiesen existido ciertas ideas, el mundo de los videojuegos podría haber cambiado de una forma increíble.

Seguid leyendo las siguientes líneas, y podréis descubrir uno de los juegos más curiosos de la última hornada de juegos indie, ya que trata a los pc y consolas de hoy en día, por lo que pudo ser un sandbox al más puro GTA en una NES.

HISTORIA

La bizarra y original historia de este Retro City Rampage, nos pone en el papel de Player, un criminal a sueldo, el cual vivirá de las historias y de las diferentes situaciones que bajo encargo deba de llevar a cabo en la ciudad de Theftropolis.

No os vamos a destripar ninguna de las misiones ni situaciones que esta historia nos dará, ya que si tiene una cosa interesante esta historia justamente es eso, el increíble homenaje que se la hace a historias de los videojuegos de los año 80 como puede ser; Mario, Paperboy o Mega Man, sin dejar de lado serie o películas de la época… una autentica pasada para todos aquellos que hemos vivido esa época, para el resto… también.

Y donde el humor, y un guión perfectamente enlazado nos dejarán con la boca abierta en muchos momentos.

JUGABILIDAD

Pese a lo que pueda parecer el juego, nos encontramos ante un sandbox de una profundidad bastante increíble, con cantidad de posibilidades y originales misiones las cuales homenajean a juegos de los años 80 de una forma totalmente increíble, y que nos harán esbozar alguna que otra sonrisa tanto por melancolía como por simpatía.

Lo que al manejo del juego se refiere, controlaremos un diminuto personaje, el cual poseerá variedad de posibilidades, la cuales se llevarán a cabo de una forma tremendamente simple. Mediante los stick o el ratón, apuntaremos hacia la dirección que queramos caminar o disparar, y con los botones tendremos las opciones de interactuar o disparar, y de cambiar entre las diferentes armas y objetos.

Como opciones curiosas a la hora del control del personaje, encontrarnos la posibilidad de cubrirnos o parapetarnos contra paredes, además de poder coger objetos e incluso personas para ser lanzados contra los demás.

Las mecánicas de juego es la misma que podríamos encontrar en cualquier sandbox de corte actual, es decir, deberemos llevar a cabo una misión principal en una gran ciudad, la cual sigue el hilo argumental de la historia. Pero eso no será lo único que podamos realizar, ya que encontraremos cantidad de misiones secundarias, pruebas y minijuegos extras e incluso tiendas donde cambiar nuestro aspecto.

Eso sí, no os penséis que las misiones son enrevesadas historias, si no todo lo contrario, la simpleza de ellas será destacable, ya que lo importante de este juego será la velocidad de realizarlas, el cambiar de situación constantemente, y el ser capaz de mostrar la mayor variedad de situaciones en el menor tiempo posible, haciéndose todo muy frenético a la vez que ameno de jugar.

Es decir, nos encontraremos un mundo abierto en el que podremos decidir realizar cuanto queramos en el tiempo que queramos, con una variedad de situaciones impensable en un juego de este corte.

Además la cantidad de ítems especiales y armas que encontraremos será una autentica pasada, ya que podremos disfrutar desde un simple palo de beisbol, pasando por pistolas, hasta llegar a lanza misiles, y todas y cada una de ellas con sus características y sus capacidades.

Pero la cosa no queda ahí, ya que como estamos acostumbrados en estos juegos, el robo de vehículos estará a la orden del día, encontrándolos de todas las características y tamaños, y en el que podremos controlar desde una bicicleta hasta un tanque, sin dejar al lado vehículos de gama alta de una velocidad increíble. Eso sí paciencia a la hora de controlarlos, ya que el control de vehículos no es demasiado fino.

El juego nos durará entorno a las seis horas si nos centramos en la misión principal, siendo bastante más largo si nos ponemos a realizar cada una de las secundarias y todos los minijuegos. Además hay que decir, que el juego no posee una dificultad demasiado elevada, a acepción de ciertas misiones, pero las cuales podremos repetir hasta la saciedad, hasta conseguir superarlas.

En definitiva un increíble sandbox con toque retro, que posee cantidad de opciones y misiones, además de detalles que nos llegan directo a nuestro corazoncito videojueguil.

APARTADO TÉCNICO

Técnicamente nos encontramos ante un juego con una estética pixelada y colorida, que nos recuerda a lo que pudimos ver a finales de los años noventa, pero con una cantidad de detalles impropio de la época, no por las posibilidades, si no por el diseño artístico que se poseía por entonces, siendo este mucho más adulto y adaptado a la tendencias más actuales.

El escenario, representa una gran ciudad, llena de edificios, rincones y demás lugares llenos de curiosas referencias y detalles de lo más divertido. Las calles están llenas de vehículos y gente, haciendo que la sensación general sea de encontrarnos ante una ciudad llena de vida.

En cuanto a las animaciones de los diferentes personajillos, es de elogiar, ya que incluso siendo tan pequeños, encontraremos como tendrán animaciones diferentes, y como serán capaces de trasmitir con tan poquitos pixeles.

Una autentica “pasada gráfica”, ya que si hubiésemos jugado esto hace 25 años hubiese sido un autentico portento visual.

En cuanto al apartado sonoro, al igual que el gráfico, nos encontramos con variadas melodías, y cantidad de efectos los cuales en muchos casos homenajean a clásicos de los ochenta, haciéndonos disfrutar más aún de ellos.

El juego nos llega traducido al castellano, pero con una calidad de la traducción bastante lamentable… pese a ello es de agradecer.

Y AHORA EN 3DS

Con algo más de un año de retraso, y con lema “más vale tarde que nunca” siempre presente, nos llega mediante descarga digital su versión para la Nintendo 3Ds y 2Ds que, salvo las ligeras diferencias que vamos a indicar ahora, es el mismo juego que para las versiones ya lanzadas.

Utilizando las particularidades de la doble pantalla que posee la portátil encontraremos que n la pantalla superior tendremos a nuestro personaje, Player, y su barra de vida, además de una indicación móvil que nos indicará el lugar de nuestra misión. Y en la pantalla inferior, la táctil, veremos reflejado nuestra puntuación, el capital que disponemos, el mapa y el arma que llevemos encima en ese preciso momento.

Como novedad, indicamos que la pantalla táctil solo funcionará para tocar el mapa y ampliarlo para ver el plano de Theftropolis. También podemos tocar el icono del arma para que se abra nuestro inventario de artefactos y seleccionar el que veamos más oportuno o prefiramos, con el inconveniente de que si estamos en un tiroteo, no se nos pausará la partida y recibiremos, por tanto, daño si las pixeladas balas de nuestros enemigos impactan entre nosotros.

Como punto negativo de esta versión para portátiles, por ponerle algo, es que no cuenta con la función de tres dimensiones, algo que si se piensa detenidamente, es algo totalmente lógico porque imaginaos el caos que puede causar para nuestros ojos y mente Theftropolis en tres dimensiones. Ya no hay excusas para adquirir Retro City Rampage.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Retro City Rampage, como ya os hemos dicho, es un homenaje a todo lo que tenga que ver con la Cultura Pop de los años 80, y ante todo una demostración de lo que con grandes ideas se puede realizar sin falta de espectaculares apartados técnicos.

Un juego lleno de situaciones, con cantidad de posibilidades, largo, entretenido, simpático, divertido, todo lo que los años de aquellos 8 bits nos podían aportar, pero con un concepto jugable que no apareció hasta muchos años después.

Así que si sois de los que vivisteis esa época, sin lugar a duda tenéis que haceros con Retro City Rampage, el resto os recomendamos que le deis una oportunidad por qué os vais a llevar una sorpresa con mayúsculas.

LO MEJOR

-Un homenaje increíble

-Su apartado visual y sonoro, pese a su imagen retro

-La cantidad de referencias a los años 80

LO PEOR

-El control puede resultar duro al principio

-Que seas posteriores a los años 80… no pillando la mayoría de los detalles

Valoracion Retro City Rampage

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittermail

Deja un comentario