Análisis: Dark Souls II

Cab Analisis 2014 Dark Souls II

Los juegos para auténticos hombres y mujeres curtidas en mil batallas y con ganas de sufrir, dejaron de existir hace mucho tiempo, por ello, cuando se anuncia un juego como el que nos traemos hoy entre manos donde su principal reclamos para venderse es que vamos a morir cientos de veces, pues nuestro cerebro videojueguil entra en un bucle de amor por lo que ya no existe, y ansiedad por haber perdido la virtud de aguantar tan alto sufrimiento. Por ello y tras horas y horas de dicho sufrimiento extremo, os traemos el análisis de lo nuevo de From Software o lo que es lo mismo… Dark Souls II.

La historia de nuestro noble caballero nos traslada a Drangleic, una tierra maldita y lleno de sufrimiento en cada rincón, que ha quedado totalmente desolada y corrompida tras una gran guerra en la que unos gigantes tuvieron mucho que ver, y en la que nos encontramos sin saber muy bien el porqué. Y esta es una de las primeras características que hacen especial a Dark Souls, su historia y su forma de dárnosla a cuentagotas. Ya que este es capaz de crear en nosotros una incertidumbre verdaderamente inquietante, ya que sin apenas contarnos nada y apenas ponernos en situación, es capaz de trasmitir y obligarnos a seguir un camino del cual intuimos su desenlace final.

Es cierto que nos gustaría que nos dieran muchos más detalles sobre el mundo que nos rodea, y él porque estamos allí, quienes somos, de dónde venimos, y hacia dónde vamos, pero en este juego todo es enigmático y muy raro, por lo que la forma de contárnoslo, y más viniendo de la anterior entrega no nos tiene que sorprender, eso sí, a los nuevo dejará dudas por doquier.

Pero dejémonos de historias y más parafernalia barata… vamos a lo que todos queremos… morir, morir y morir.

Como ya os imagináis, este nuevo Dark Souls bebe muchísimo de lo que pudimos ver en su primera entrega, por lo que los que fueron capaces de sobrevivir a ella se encontrarán que este posee muchas cosas familiares que hicieron único ese título de From Software, que a su vez bebía de Demons Souls. Por ello, para todos aquellos que vengan de allí, los primeros compases del juego, tras haber pasado un bastante feo editor de personajes, nos resultarán familiares y bastante “simples”, por lo que el tutorial en forma de cuevas que nos encontraremos será más importante de realizar por los novatos en la franquicia.

Dark Souls II analisis img01

Una vez pasado este trámite, nos toca dirigirnos a lo que todos esperamos… la muerte. Porque como ya os decimos este Dark Souls como su predecesor se centra en la bastante alta dificultad que posee para lo que estamos acostumbrado hoy en día con juego que prácticamente nos guían hasta un final si apenas sufrimiento. Por ello, y por unas mecánicas jugables verdaderamente bien llevadas será recordado este juego, trasladando a muchos que vivimos aquellos años a la sensación constante de ensayo y error, unidas a una evolución constante en nuestra capacidad jugona.

Los primeros compases del juego nos intentará mostrar algunos de los puntos que tendremos que tener muy en cuenta a la hora de seguir adelante en la aventura, el primero y quizás más importante, es el que no deberemos ir en ningún momento a lo loco, correr sin sentido y atacar sin cabeza, ya que todo ello nos acarreará una muerte segura, por lo que como es de esperar, hay que ser pausado, sabiendo llevar muy bien los tempos y si es necesario será obligatorio regresar cuantas veces haga falta.

Una vez entendido el concepto básico de juego, no nos queda otra que comenzar a disfrutar del extenso mapa que nos traen estas tierras. Un nuevo mapa lleno de secretos, y el cual deberemos de disfrutar con paciencia, y ver como hasta que en el más mínimo rincón nos puede estar acechando la muerte, eso sí, esta vez es algo menos tramposa que la anterior entrega pero sin dejar de lado las muertes gratuitas como aquellas que sufrimos por ejemplo por ver como se nos despecha una enorme piedra sobre nosotros.

La mejora de nuestra forma de jugar no será lo único que el juego nos obligue aprender por nuestra propia evolución, si no que las posibilidades son muchas, y por desgracia la explicaciones pocas. Eso sí, para los que venimos de la anterior entrega, poco deberá explicarnos el juego, pero siempre sería de agradecer que las novedades nos fuesen explicado y no entendidas a base de palos… como la vida misma…

Dark Souls II analisis img02

Como ya hemos comentado, los primeros instantes del juego son sencillos aunque parezca mentira, ya que la verdad no llegará ante nuestros ojos ante que no nos encontramos en la hoguera de Majula. Este sitio nos servirá casi como nexo para disfrutar tanto de mejoras y de subidas de nivel, como de la simple y reconfortante paz que nos da las hogueras. Por lo que a estas cálidas hogueras respecta, nos encontramos con varias novedades que hace único este juego.  Os recordamos que estas nos servían como punto de guardado, cosa que vuelve a suceder, pero en esta ocasión no sufriremos de los respawn de todos los enemigos ya que tras conseguir matarlos unas diez veces estos comienzan a desparecer, así que adiós al levear sistemático de la anterior entrega, cosa que gustará a algunos y odiarán otros.

Por otro lado también son un punto importante de movilidad por el mapa, ya que a través de ellas podremos teletrasportarnos a otras zonas, lo que nos hará librarnos de los sufridos y largos caminos de la primera entrega.

Pasando de largo de las hogueras, nos tenemos que fijar en dos puntos principalmente. Por un lado este vuelve a tenernos unidos a la obligación de recoger almas para poder subir de nivel, así que las volveremos a guardar como oro en paño si somos capaces de llegar sano y salvo a la hoguera.

Y por otro lado, nos tenemos que fijar en el armamento y los ítems. En cuanto al armamento vuelve a ser variado y adaptable a cada tipo de personaje que escojamos. Y por otro lado la incursión de dos novedades destacables respecto a los objetos que podremos consumir y llevar puestos. Una de estas novedades serían los anillos, los cuales serán de gran utilidad ya que podremos llevar hasta cuatro. Y por otro lado y más criticable, las piedras de curación, las cuales reducen un poco la dificultad de la situación ya que nos dará bastantes, y para los amantes del sufrimiento esto no será de su agrado.

Dark Souls II analisis img03

En lo que a los enemigo respecta, siguen diferenciándose entre enemigos comunes y los brutales enemigos, los cuales posee una interesante y maquiavélica inteligencia artificial, consiguiendo en todo momento ser capaz de darnos las vueltas hasta ensartarnos en su espada. Eso sí, olvidaros de monstruos inmensos y en algunos momentos torpes, aquí pueden ser agiles como nosotros, y con unas capacidades tan destacables que aprovecharnos de las posibles lagunas del juego no será posible. Por desgracia, los combates más allá de su dificultad se pueden volver bastante monótonos y ante todo simples, ya que machacar y saber cómo los diferentes botones de ataque y defensa será lo habitual.

Y llego uno de los puntos fuertes del juego… su dificultad… ¿Qué que nos ha parecido?… pues la verdad que el juego es algo más sencillo que la anterior entrega, con puntos que si somos algo experto no nos llevarán más de morir treinta veces… ¿Muchas? No hijos e hijas mías, aquí morir aunque es más difícil, no desmerece las ganas de reventar el mando frente a nuestro televisor. Así que quedáis advertidos a qué tipo de juego os estáis midiendo.

Antes de llegar a la parte más técnica, no podemos dejar de hablaros de uno de los puntos más especiales de esta segunda entrega, y que continúa lo que ya disfrutamos, es decir, el modo multijugador. Este al igual que el resto del juego ha mejorado en algunos aspectos. Como ya sabéis este modo consiste más en estar ahí para ayudar a quien lo requiera  mediante la incursión en su partida. Pero la cosa esta vez llega más allá, ya que la incursión en otros mundos o la actuación de ciertos modos según a el tipo de grupo sectario pertenezcamos cambiará totalmente toda la forma de ser de nuestro personaje, y del mundo que nos rodea, ya que si no teníamos bastante con los enemigos, aquí los humanos también serán gente bastante cansina. En definitiva, un modo online original y diferente que es sello de la casa dentro de esta saga.

Dark Souls II analisis img04

A nivel técnico Dark Souls II no es que podamos hablar de él como la panacea de los juegos de acción y rol, pero se aguanta gracias a su estética y su ambientación tan especial. Es cierto que a nivel gráfico nos encontramos con un producto bastante limitado, e incluso en algunos momentos con problemas de estabilidad, eso sí, no tantos como en su anterior entrega ya que la utilización del Unreal Engine le ha venido bien para ello. Pese a todo, la gente de From Software nos presenta un juego con una clara estética de degradación y podredumbre, que consigue meternos en ese mundo tan denigrante y triste.

Los escenarios son amplios y con detalles, aunque sufren de unas texturas y efectos de luces bastante irregulares. Desde el punto de vista de nuestro personaje y demás enemigos decir que tampoco son una obra de arte, pero cumplen con crece lo que deseamos de ellos, solo echando en falta algunas mejores animaciones.

En lo que al apartado sonoro se refiere, decir que el juego vuelve a caracterizarse por ese sonido ambiente, que nos hace sentirnos solos en nuestro vagar por estas yermas y baldías tierras, siendo la música algo esporádico pero estando perfectamente bien implementado respecto al momento que tiene que aparecer. Por último decir, que el juego nos llega en ingles, pero con subtítulos y textos al castellano, cosa que siempre es de agradecer.

En definitiva, Dark Souls II mejora muchos de los puntos que ya pudimos vivir en su precuela. Consiguiendo que teniendo esas bases jugables que tanto nos hace sufrir, consiga llegar a más público. Es cierto que no es un juego perfecto, y que posee ciertos puntos terriblemente mejorables, pero no podemos dejar de pensar que este nos aporta algo que desde hace muchos años nadie nos aporta, así que disfrutad o maldecir este Dark Souls II pero sin lugar a duda nos encontramos ante uno de esos juegos que recordaréis de por vida, que crean escuela y que si eres masoca con sus más de ochenta horas os dejará con ganas de más y más sufrimiento.

LO MEJOR

-Su mapeado

-Sus horas y horas de sufrimiento

-La ambientación

-“El multijugador”

LO PEOR

-Su apartado visual es muy mejorable

-Sigue siendo tramposo en algunas muertes

Valoracion Dark Souls II

“Nuestra forma de valorar los juegos

facebooktwittermail

Deja un comentario