No todo estaba acabado para la antigua sobremesa de Microsoft, ahora viene lo que los usuarios de Xbox One llevan ya disfrutando un tiempecillo, Titanfall, con una lucha titánica a menos frames de los que se muestran en la sucesora, algo totalmente obvio, como también es obvio que no será lo único que se verá mermado debido a la escasa potencia de la consola en los tiempos que corren.

Aún así, Xbox 360 sigue aguantando como una auténtica campeona, y se ve claramente como aguanta el tipo para la ocasión.

Facebooktwitter

Deja un comentario