ANÁLISIS: Raven’s Cry

El juego que nos traemos entre manos, es uno de esos claros ejemplos de cómo el marketing es capaz de hacernos que nos interesemos por cualquier cosa, y ser capaz de hacernos ver que necesitamos algo si saber racionalmente porque de ello.

Y es que Raven’s Cry es un ejemplo claro de producto que no debe ser comercializado o por lo menos castigado por lo que ha terminado saliendo al mercado. Ya que todos aquellos que se hagan con él con esa ilusión que nos infundió, se llevará uno de los peores chascos de los que hace tiempo no sufríamos. Así que advertidos quedáis, y si no, seguid leyendo nuestro análisis que ahí os lo destripamos con todo el placer del mundo.

ANÁLISIS

Ravens-Cry

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PS4 – XBOX ONE – PS3 – XBOX 360 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

REALITY PUMP

DISTRIBUIDOR

REALITY PUMP

.

.

.

VALORACIÓN

3

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

UNA DE PIRATAS COJOS, MANCOS, TUERTOS… Y VENGATIVOS.

Empezar debemos metiéndoos un poco en la historia que desde Reality Pump nos han querido contar, y la verdad que como será el resto del juego, que quizás sea lo más interesante pese a ser muy del montón. En ella controlaremos al pirata Christopher Raven, el cual tendrá solo el afán como cualquier pirata de hacer fortuna a costa de los demás, pero por designios del futuro nos toparemos con un turbio pasado en el que nuestra familia fue aniquilada, y ahora tendremos la posibilidad de deshacer de nuestra mente esa pesadilla que nos persigue desde pequeño. Interesante aunque poco novedosa y con una evolución de esta de lo más tópica y esperada.

PIRATEANDO POR MAR Y TIERRA

Pasando de historia, nos toca entrar en la parte jugable, la cual por desgracia sufre y nos hace sufrir mucho desde el primer momento que nos ponemos ante esta.

Lo primero es aclarar que nos encontramos con un juego de aventuras, con libertad de movimientos, donde las misiones y el buen recaderismo serán parte principal de lo que nos encontraremos en esta aventura.

analisis ravens cry img 001

Esta nos hará realizar misiones en los diferentes puertos y ciudades, siendo por desgracia casi copia la una de la otra, consiguiendo que la monotonía jugable llegue a nosotros cuando llevemos una docena de ellas. A lo cual hay que unirle el resto de puntos de apartado jugable que como leeréis a continuación hacen que estas encima sean más sufridas.

El control de este Raven’s Cry en general es una desdicha, ya que como ya os comentamos las físicas, la brusquedad en cada situación y una imprecisión increíble nos hará que nos lleguemos a desesperar tanto en el deambular de un recado a otro, como en los combates en tierra y navales.

El combate es otro de esos puntos que nos ha dejado dolido, ya que no tiene sentido ver como dos combatientes se pegan de mamporros a tres metros, con goles al aire, con movimientos sin sentido, y con una inteligencia a la hora de afrontar este que no tiene ni pies ni cabeza. Así que el combate puede ser un autentico tedio sin sentido.

Y ahí no queda todo a la hora de manejar objetos o personas en el juego, ya que la navegación por desgracia también forma parte de este. Y que podemos decir de ella, pues que es tosca, con una velocidad de movimientos insufrible y con una imprecisión en cada acción digna de denunciar. Dentro de estos barcos podremos realizar varias acciones como puede ser la mejora del barco o de la tripulación, reparaciones, o las ya clásicas batallas navales, las cuales son lastrada por todas las deficiencias que posee la navegación haciéndose de ellas unas situaciones que intentaremos evitar.

analisis ravens cry img 003

En cuanto a la duración del juego, la verdad que puede ser interminable por la cantidad de bug que nos hemos encontrado, siendo la real unas treinta horas, si somos de los que nos adaptamos lo mejor posible a todo lo que se nos viene encima con este juego, y a la dificultad que por culpa de las imprecisiones nos veremos abocados a sufrir.

A ESTE JUEGO LO HA MIRADO UN TUERTO

A nivel técnico, nos ha parecido mentira que a la altura de la vida técnica que tenemos todos los equipos, nos encontremos con un producto que parece que retrocedemos 10 años técnicos en cada uno de sus apartados.

A nivel gráfico, nos hemos topado con un juego con un aspecto visual triste y poco llamativo. Donde unos bastantes simplones diseños de personajes como de escenarios, son mal acompañados por unas animaciones en cada uno de los personajes que los recorren… verdaderamente dañinas y atrasadas para nuestro cerebro gamer. Y es que ver como se mueve nuestro buen amigo Christopher por el escenario es tedioso, ya que no es solo el problema de las animaciones, si no que las propias físicas y problemas técnicos en general serán un lastre para muchas acciones, ya que no será raro quedarnos bloqueado y tener una imprecisión en movimientos desquiciante. A lo cual se le une algunas bajadas de framerate bastante acuciante… así que la mezcla es explosiva.

analisis ravens cry img 002

Poco podemos decir bueno, más allá de algunas texturas y algunos paisajes, ya que por el resto ya veis.

A nivel sonoro, la cosa sencillamente cumple a nivel de música y efectos. Eso sí sus diálogos tienen una calidad de doblaje nefasta, y a ello hay que añadirle que el juego nos llega totalmente en ingles tanto en voces como en texto.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Y es que desde el minuto cero del juego, ya nos hemos topado con un producto extraño y confuso, y que no nos deja el más mínimo resquicio de esperanza en que pueda a la larga pueda ser mejorado mediante actualizaciones, ya que el juego debería ser rehecho desde un principio.

Poco podemos salvar de este, y sin lugar a duda no os lo recomendamos por nada del mundo. Un producto fuera de lugar, fuera de época, y con una falta de conciencia hacia el pobre jugador que consigan vendérselo digna de ser denunciada.

LO MEJOR

La historia, por salvar algo.

LO PEOR

Casi nada funciona como debería

Técnicamente es muy triste

Repetitivo y aburrido

facebooktwittermail

Deja un comentario