ANÁLISIS: State of Decay Year – One Survival Edition

Hace casi dos años, Undead Labs, una desarrolladora americana que fue ahí cuando se inició en el mundillo, lanzó un juego que, pese a no brillar en nada, gusta. Hablamos de un juego, ojo, independiente, titulado State of Decay, y ahora, en este análisis que os presentamos ahora, hablaremos de su edición, llamémosle, remasterizada, para la nueva generación de consolas, que llega con el nombre de State of Decay: Year – One Survival Edition y que haremos este análisis como de un juego nuevo, ya que nuestros píxeles no tuvieron la oportunidad de haber podido jugar a su versión original. Una pena que, afortunadamente, no se ha vuelto a repetir.

ANÁLISIS

 state of decay

.

VERSIÓN DISPONIBLE

XBOX ONE – PC

VERSIÓN ANALIZADA

XBOX ONE

DESARROLLADOR

UNDEAD LABS

DISTRIBUIDOR

UNDEAD LABS

.

.

.

VALORACIÓN

8

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

La historia es lo poco que podemos recriminarle a este State of Decay: Year-One Survival Edition, ya que no aporta nada. Ir avanzando en una pandemia zombie sin más objetivo que el de sobrevivir.

State of Decay es un juego de supervivencia, en tercera persona, con pinceladas de aventuras. Como juego de supervivencia consigue lo mínimo que se despacha en este género hoy día tan confuso, pero no llega a profundizar para poder ser la esencia clave del juego. Y es una verdadera pena porque el juego, con un poco de mayor profundidad en todos sus aspectos, sería un juego bastante curioso. Y sí, hablamos de un independiente, que aunque hay que tenerlo muy en cuenta, no es ya hoy por hoy una excusa.

analisis state of decay img 001

Asociar State of Decay con un mata zombies, es un error, y muy grave, ya que esto va un poco más lejos. Consiste en guiar a nuestros compañeros, buscando en cada rincón, de cada campamento, utillaje para nuestra supervivencia. Medicinas, balas, herramientas, accesorios… y un abanico de alguna que otra posibilidad más. Además, la exploración llega a ser clave en ciertos puntos en los que echaremos más en falta no haber ido con una mayor tranquilidad y pausa.

El control de nuestro personaje flaquea en cierto punto una vez estemos en el combate, y es que con frecuencia no atinaremos bien a impactar con nuestro enemigo objetivo. Por el resto no habrá problema alguno, ya que avanzar, explorar e ir con sigilo si lo requiere, podemos hacerlo sin mayor problema.

La inteligencia artificial de nuestros compañeros de equipo, no llega a ser tan buena como la de los enemigos. Y aunque debería ser al revés, o así queremos pensarlo, destacamos que en ninguno de los dos casos, la IA es ni de un notable, ni de un insuficiente. Se podría decir que quedamos satisfecho con el resultado final, ya que de algún que otro modo, influye en la dificultad del juego, la cual no es elevada, pero sin dicha IA, el juego sería un auténtico paseo.

analisis state of decay img 002

Hablemos del aumento de la duración de este título con respecto a la de la versión de anterior generación, y es que el contenido extra de la edición State of Decay: Year-One Survival Edition es Breakdown y Lifeline, dos DLC que supone un mayor desafío para esos a los que le gusta la dificultad. Mientras que en Breakdown se nos complica las cosas en una reducción del tiempo y de los objetos que recoger, Lifeline ofrece una historia, digamos, paralela y sin relación alguna a lo ya vivido. En lugar de supervivientes, seremos un equipo táctico con el objetivo de evitar la catástrofe. Además de ello, y casi por obligación, se aumenta considerablemente el arsenal del equipo que manejamos. Es este DLC el que más peso hace en la compra o no con respecto a la versión anterior, ya que es lo que de verdad hace que el juego reciba un nuevo aire.

El apartado técnico, concretamente el visual, y es que el juego llega a 1080p (sí, a veces, Xbox One alcanza la tan deseada resolución) y a unos fps relativamente estables, estando fijada en 30. Pese a esto, y como juego de nueva generación que es, la presencia de luces y partículas (tanto en el bosque como en los interiores de los espacios cerrados) es notoria, además de unos escenarios cargados, aunque sea de vegetación, y muy variada entre ella, aunque a la larga, acaba repitiéndose y con un popping que hace acto de presencia muy de vez en cuando. El apartado sonoro está también cuidado y merece ser nombrado ya que influye, y de qué manera, el caminar con más o menos cuidado, hacer ruido a la hora de registrar una maleta… y un amplio abanico de efectos sonoros que nos brinda este juego del que aconsejamos jugar con cascos. (Disfrutable de igual modo en cualquier otra modalidad de sonido).

analisis state of decay img 003

NUESTRA OPINIÓN FINAL

-

Nosotros aconsejamos que quien no ha tenido la oportunidad de jugar o no lo tenga, State of Decay: Year – One Survival Edition es una alternativa más que recomendable. El problema viene para quienes han jugado o tienen ya la edición original, en la que si tenemos que mojarnos, también aconsejamos dado el contenido adicional del segundo DLC, más que notable. En resumen, y para quien ha jugado como para quien no, State of Decay: Year – One Survival Edition es una apuesta independiente muy llamativa.
-
facebooktwittermail

Deja un comentario