ANÁLISIS: Kirby y el Pincel Arcoíris

Kirby es sinónimo de éxito para la compañía nipona Nintendo, ya que es un producto que gusta por partes iguales tanto a niños como a adultos. Pero es que la nueva entrega de este carismático y tierno personaje, titulada Kirby y el Pincel Arcoíris, viene a mostrarnos lo que ya pudimos ver a finales de 2005 en Kirby y el Pincel del Poder, por lo que la innovación queda obsoleta y es esa quizás una de las razones por las que esta entrega pasará sin pena ni gloria por la sobremesa de Nintendo Wii U. No llega a ser un juego malo, pero tampoco estará en el top de juegos de la consola el día de mañana. Pasemos a analizar esta nueva entrega de nuestro amado Kirby.

ANÁLISIS

 Kirby y el Pincel Arcoíris

.

VERSIÓN DISPONIBLE

WII U

VERSIÓN ANALIZADA

WII U

DESARROLLADOR

NINTENDO

DISTRIBUIDOR

NINTENDO

.

.

.

VALORACIÓN

7

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

La historia, exenta de diálogos, ya que no le hace falta y es un arma muy utilizada por Nintendo, no es más que derrotar a quien ha querido eliminar el color del mundo de Kirby. Para ello, tendremos que recorrer siete niveles, con tres niveles cada uno más un jefe final.

La mecánica es algo que no llega en el mejor momento. Cuando Nintendo lanzó su portátil Ds, la mayoría de los juegos requerían funciones táctiles, con Wii , y su novedoso mando, pasaba algo similar, siendo esto las funciones de movimiento que presentaba el mando. Ahora, con Wii U, muchos de los juegos requieres de las funciones táctiles y de movimiento y, al igual que ocurría con las dos consolas dichas, en Wii U muchas veces estas funciones parecen estar forzadas también. Así es como Kirby y el Pincel Arcoíris reutiliza la fórmula que usó como ya dijimos en la entrega que llegó a Nintendo Ds, que no es más que trazar el camino en la pantalla para emular una senda y hacer que Kirby se monte en dicha línea, la cual tiene caducidad. No tendremos ni que decir que para avanzar, debemos ir marcando un camino libre de enemigos, y si los hay, o se nos cruzan a nuestro paso, tocando a Kirby daremos un impulso que eliminará en la mayoría de los casos a dicho enemigo. Como decíamos, en cada uno de los siete mundos hay tres niveles más uno adicional para el jefe, donde debemos encontrar el punto débil para eliminarlo.

analisis kirby arcoiris img 002

El hecho de tener un control táctil en la pantalla lo hace más exacto y preciso, además de que estamos ante un control en el que se ha trabajado a fondo, por lo que podríamos decir que es casi perfecto.

La duración que estimamos a Kirby y el Pincel Arcoíris es de unas seis o siete horas en el modo historia, pero para conseguir los coleccionables o completar en oro los niveles, harán que estas horas estimadas se multipliquen hasta llegar, perfectamente, alrededor a las veinte, aunque pensamos que difícilmente, alguien emplee este tiempo en conseguirlo.

Un punto a tener en cuenta es la inexistente dificultad. Es un juego hecho para disfrutar, sí, pero estamos completamente ante un auténtico paseo, en donde consideramos que no hubiera estado de más un pellizco más para al menos, morir alguna vez, ya que no es ninguna mentira decir que cualquiera se puede pasar el juego sin morir una única vez.

Una cosa que está a la orden del día y que puede que el juego ofrezca también más horas de juegos, es el poder jugarlo en cooperativo, manejando a nuestro amigo Waddle Dees que aparece al principio del juego.

analisis kirby arcoiris img 001

El apartado técnico ha pasado en gran parte desapercibido debido a la obligación de tener que jugar con el Gamepad de la consola. Hablando del apartado visual, el juego lo podemos ver tanto en la pantalla de nuestra televisión como en el Gamepad. En la televisión podemos ver, a mayor resolución, colorido y detallado, unos escenarios preciosos. Pero a la hora de jugar, es casi imposible el poder jugar sin tener que mirar el Gamepad, por lo que perdemos ese potencial para verlo en la pequeña pantalla que aunque no se hace injugable, pierde eso que decíamos y que tanto suele conseguir Nintendo, un apartado visual espectacularmente bonito. Esto ha sido otro de los puntos por los que el juego no ha gustado. En el apartado sonoro, en cambio, vuelve a mostrar calidad y potencial típico no solo de Nintendo, si no de la propia saga. Una maravilla.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

-

Como opinión final, y resumiendo, Kirby y el Pincel Arcoíris es un título más del catálogo exclusivo de Nintendo Wii U que si algún día encontramos a buen precio, no dudaremos en pillarlo, pero que pasará sin mayor revuelo en lo que a este año natural videojueguil se refiere. Ha gustado sí, pero queremos un título triple A en una de las sagas emblemáticas de la compañía nipona, ya que Nintendo, tiene potencial para ello y mucho más.

-
facebooktwittermail

Deja un comentario