ANÁLISIS: Alone in the Dark Illumination

Hubo un tiempo en el que una desarrolladora francesa denominada Infogrames lanzó un título calificado para mucho como juego de culto y que fue pionero en las cámaras fijas, dando así una nueva definición de terror virtual al que no estábamos acostumbrados y del que sinceramente, hacía pasar mal al jugador. Hablamos de Alone in the Dark, y sus tres primeras entregas fueron (y lo son a día de hoy pese a ser prácticamente injugables ya) una maravilla. Con Alone in the Dark: The New Nightmare se abrió una división de opiniones entre los foreros que, sin revisar datos ni nada, nos atrevemos a decir que dejó la balanza medianamente equilibrada (quizás tirando un poco más al no que al sí). Y fue en 2008 cuando Atari quiso que esa balanza se decantara hacia unas opiniones de lo más negativas e insultantes que ha podido tener un juego de la pasada generación, titulado Alone in the Dark (así, a secas). Y ahora, Atari vuelve con lo mismo que ofreció por aquel 2008, o incluso superándose así mismo, ya que nos atrevemos a decir que estamos ante un juego peor. Hablamos de Alone in the Dark Illumination, y os presentamos, de la mejor forma posible, nuestra opinión sobre este juego.

ANÁLISIS

 aloneinthedarkillumination

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

PURE FPS

DISTRIBUIDOR

ATARI

.

.

.

VALORACIÓN

3

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

La historia es inexistente, pero hay un modo para un jugador sin sentido alguno, sin diálogos, sin apenas cosas variadas que hacer… un modo que, pese a lo malo que es, es de lo único que puede sobrevivir el juego.

Alone in the Dark: Illumination es un juego centrado en la cooperación entre jugadores, cosa que sustituye al Survival Horror, inexistente, y con una tendencia a la acción de lo más cercanos a sagas como Call of Duty, en donde la munición y curas nos la encontraremos en casi cada paso que damos.

analisis Alone in the Dark Illumination img 004

Hablando de la mecánica, simula (no nos gusta usar el verbo imitar) al reconocidísimo Alan Wake, en donde la luz es clave para eliminar a los enemigos. Una vez dañados con la luz, hay dos opciones, vaciar una infinidad de balas en su cuerpo, o quemarlo vivo hasta morir. Y así, avanzar y avanzar. Sin más. Y una pena porque no es algo que encaje bien en este juego, por lo que ha sido, y no por lo que han plasmado en el título final. Además de ello, hay que ir cogiendo cables eléctricos, baterías, pilas, y cosas similares para poder iluminar unos focos y poder ayudar al transcurso del juego, casi siempre, de punto A hacia punto B. Esto hace muy pesado a decir verdad la mecánica de juego y el echarle demasiadas horas seguidas (y en general).

El control, no es que sea bueno, porque no lo es, pero nos atrevemos a decir que el lo único salvable del juego. La precisión del apuntado medianamente es aceptable, nuestro personaje responde medianamente bien a nuestras órdenes y la cámara, algo cercana (ya ahí estamos metiéndonos en temas de gustos), cercana pero no molesta en ningún momento las partidas jugables.

¿Qué sería de un CoD o un FIFA sin gente jugando en sus servidores? Pues la respuesta que tenéis en mente, es lo que le pasa a este juego. No, no podemos decir palabrotas en nuestros análisis. Quizás la culpa de ello lo tiene ahora la tan polémica decisión de poder devolver juegos en Steam. Gracias a ese modo historia, por así llamarlo.

analisis Alone in the Dark Illumination img 002

La dificultad es tan fácil como pasarse un juego sin enemigos y sin caminos a seguir, salvo el de una línea recta. No hay más. Y no, no se puede cambiar. Algo que hace que la inteligencia artificial de los enemigos tampoco sea nada destacable.

Técnicamente Alone in the Dark: Illumination presenta un altibajo curioso. Por un lado, el apartado gráfico no es lo último ni lo mejor, pero más o menos estamos conforme con lo presentado, aunque el abuso por la oscuridad a veces es hasta incluso innecesario. Dijimos antes que lo poco salvable del juego era el control, y seguimos pensándolo, pero si nos dieran a elegir con qué otra cosa más podemos quedarnos, diríamos, porque no hay más, con este apartado gráfico, del que destacamos negativamente fallos de textura, la física deja mucho que desear. Algo que no haríamos bajo ningún concepto con el apartado sonoro, el cuál dota a un personaje sin voz en ningún momento. Nuestro protagonista no se va a poner a hablar con los enemigos, estamos de acuerdo, pero podría mostrar voces de dolor cuando recibe daño, o algo similar. Además tenemos que destacar que los efectos de sonido de las armas, de los impactos y demás tampoco están plenamente conseguidos. No hemos acabado muy contento a decir verdad con el apartado sonoro, quizás porque es uno de los apartados que a nosotros más nos gusta.

analisis Alone in the Dark Illumination img 001

NUESTRA OPINIÓN FINAL

-

Cuando cogimos Alone in the Dark: Illumination sabíamos perfectamente a qué no nos íbamos a enfrentar, pero no sabíamos que este iba, y es, el resultado final de un juego que nada más por el nombre, y con poco esfuerzo, hubieran conseguido algo medianamente aceptable. Nos cuesta mucho suspender un juego y cuando lo hacemos somos hasta incluso generosos, dando algunas décimas e inclusos algún que otro punto de más para valorar el trabajo hecho por otras personas. Pero creemos que por más que queramos, y desde nuestro respeto y humildad, Alone in the Dark: Illumination no se merece estar entre los juegos con nota superior o igual a cinco, es decir, aprobados.
-
facebooktwittermail

Deja un comentario