No decimos nada nuevo cuando afirmamos que Razer se supera así mismo. Y eso es lo que pasa con este producto que ha llegado a nuestras manos de la compañía americana, un teclado gamer Chroma que representa mucho más que una gama de colores; representa una variedad de 16.8 millones de opciones de color todas ellas personalizables.

ANÁLISIS

Razer Deathstalker

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

RAZER

DISTRIBUIDOR

RAZER

.

.

.

VALORACIÓN

7

NUESTRA FORMA DE VALORAR EL HARDWARE

analisis Razer Chroma Teclado img 002

En su día, ya analizamos el teclado Razer Deathstalker, y hoy os presentamos únicamente las novedades de este de Razer Deathstalker Chroma.

Si la iluminación fue un punto a favor en el Razer Deathstalker, en la edición Chroma lo es mucho más. La iluminación de Razer Deathstalker Chroma se divide en tres zonas y podemos configurarlas de manera independiente. Para este teclado de membrana, se utiliza una capa con tiras LED para dicha iluminación, pudiendo así autoajustar la intensidad de la luminosidad. Además de todo esto también vamos a destacar la uniformidad de la iluminación.

analisis Razer Chroma Teclado img 001

NUESTRA OPINIÓN FINAL

El Razer Deathstalker Chroma sigue teniendo esos defectos (ínfimos) y esas cualidades que tanto nos gustaron en su día. Como teclado gamer, aprueba con nota, al igual que como teclado para la ofimática. Un teclado ligero, liso a más no poder y que, pese a no ser mecánico, se amolda a cada uno de los usuarios por su sencillez. Al igual que ocurre en la anterior versión, costará asimilar la ausencia de la letra “Ñ”, que o bien podréis configurarla por vostros mismos en el ajuste del ordenador, o aprenderos que pulsando la tecla “Alt” y sin soltar pulsamos los números 164 podremos escribir “ñ”, y si lo queremos en mayúsculas, “Alt” más 0209. Pequeños truquillos de informática que no debe repercutir en la compra, ya que pese a la ausencia de esta letra, es un teclado completamente recomendable como también lo fue en su día.
Facebooktwitter

Deja un comentario