Cuando las cosas van bien, es preferible mantener dicho nivel que empeorar las cosas por querer hacer algo mejor o novedoso. El hacer algo bien no quiere decir que siempre tengamos el mismo resultado en nuestras cosas y eso lo ha aprendido bien Harmonix, la desarrolladora que está detrás del título que hoy tenemos la oportunidad de presentaros y que se llama Amplitude. La verdad que Harmonix inició sus andaduras en el mundo de los videojuegos sin hacer mucho ruido con Frecuency y, tras el éxito lanzó Amplitude, para PlayStation 2 y es gracias a todo esto cuando crece para trabajar con los juegos de Rock Band y, entre otros, Guitar Hero. Sí, tiene predilección por la música,  es innegable y el resultado, a decir verdad, siempre notable. Este Amplitude no innova demasiado ni es tampoco uno de esos “must have” que todos estamos deseando tener, pero tiene ese algo que hace que le queramos dedicar, al menos, unas horas en tardes que no tenemos prácticamente nada que hacer.

ANÁLISIS

 Amplitude cab1

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PS4, PS3

VERSIÓN ANALIZADA

PS4, PS3

DESARROLLADOR

HARMONIX

DISTRIBUIDOR

HARMONIX

.

.

.

VALORACIÓN

7

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Es imposible meter una historia o trama en un juego de este tipo, pero la verdad que a la hora de jugar, podemos seleccionar entre campaña o partida rápida. La campaña nos invita a curar la mente de un paciente mediante la música, realizando unos objetivos por cada sesión o pista, como quieran llamarlo, e ir viajando para ayudar a superar tal enfermedad. Como veréis la campaña no cuenta con una historia alguna, ni tampoco vamos a aprender nada, pero es importante para poder desbloquear los temas con los que Amplitude cuenta, que son hasta 30 canciones.

La partida rápida, como imaginaréis, consiste en seleccionar una pista y jugar a ella, que ahora os explicaremos el control y la mecánica.

Por si aún hay algún despistado entre los lectores de este análisis, Amplitude es un juego musical y que abarca, en este caso, composiciones electrónicas y variadas entre los distintos tipos dentro del género musical mencionado.

analisis Amplitude img 003

Hora de hablar de la mecánica de juego. Cada música viene a ser un circuito con varios carriles. Cada carril viene diferenciado según un tipo de instrumento o la voz en caso de que las hubiera, que prácticamente en todas las canciones hay una composición fonética por corta que sea. Cada carril está ahora delimitado por una frontera que cuando llega su fin podemos o seguir en el mismo, o si se acaba, cambiarnos de carril, con la finalidad de seguir pulsando los botones apropiados para conseguir sumando puntos y superar el objetivo de la fase. Ahora bien, como decíamos, a la hora de pulsar los botones solo tenemos que tener en cuenta tres gatillos, para pulsar los botones que vienen en el extremo derecho, en el izquierdo o en el centro y por último, la dirección derecha o izquierda para cambiarnos de carril en el momento que deseemos habiendo o llegado a la delimitación, destacando que haciendo esto, se nos penaliza el multiplicador de puntos.

Un control que como veréis, no tiene más que pulsarlo en el momento oportuno e ir acumulando puntos y combos. Correcto.

La dificultad en sí no es muy elevada si hablamos de superar cada pista. Ahora bien, a la hora de querer sacar la máxima puntuación, ya es otra cosa. El juego requiere sus horas de juego,  primero para hacernos con el control aunque sea simple, y después, para dominarlo. Con todo esto, y ahora con la intención de conseguir esa máxima puntuación, podemos estar en torno a unas quince o veinte horas jugando individualmente a Amplitude.

analisis Amplitude img 002

A esta duración le vamos a sumar un modo multijugador que puede ser competitivo y darnos horas de piques con los colegas, o cooperativos para ayudarnos unos a otro.Sin duda, y sobre todo por el competitivo, el mayor atractivo del juego con creces y que nos ofrecerá muchas horas.

Tenemos que decir que el apartado técnico es mejorable. Por un lado y sin extendernos más de lo necesario porque no hace falta, es el apartado visual. Algo abstracto ya que representa lo que quiere representar y no hay mayor pega, además, lo que podemos ver y el diseño de los diferentes vehículos ni son brillantes ni dejan nada que desear.

En lo que sí que nos hubiera gustado un mayor esfuerzo, es en el apartado sonoro, ya que consideramos insuficientes las treinta canciones que tenemos a nuestra disposición, y casi con toda seguridad podemos asegurar que no habrá ningún contenido adicional de descarga mediante y mucho menos gratuito. El género que abarca las treinta pistas es música electrónica accesible para cualquier oído sin ser demasiado pesada para aquellos que no sean santo de su devoción este tipo de música. Algo que, a diferencia de otras cosas, sí han sabido hacer bien ya que la selección ha sido pensando tanto para los amantes del género como los que no, y es de agradecer y más si el objetivo es que el juego llegue al mayor número posible de jugadores.

analisis Amplitude img 001

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Como opinión final, no estamos ante lo que supuso en su día el Amplitude de PlayStation 2 (teniendo en cuenta la relación calidad – tiempo) ni tampoco es un juego que merezca ser caído en el olvido. Si te gustó ese Amplitude, te gustará este, y si te gusta en general los juegos de música, Amplitude es una muy buena alternativa al género, que no la mejor.
Facebooktwitter

Deja un comentario