Desde Rusia, y con amor, mucho amor, nos llega un juego en el que han trabajado Oleg Sergeyev  y Andrey Rumak. Un juego que no aporta nada nuevo, pero que sí ofrece adicción. Que tiene cosas que mejorar, sí, pero que con lo que ofrece es completamente jugable. El nombre del juego que nos traemos hoy entre manos se titula The Final Station, y ahora mismo os vamos a contar lo que encontraréis si decidís comprar, tarde o temprano, este juego, el cual adelantamos que nos ha gustado.

ANÁLISIS

 The Final Station

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PC

VERSIÓN ANALIZADA

PC

DESARROLLADOR

TINYBUILD

DISTRIBUIDOR

TINYBUILD

.

.

.

VALORACIÓN

7,5

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

The Final Station no cuenta con una historia con argumento ni nada parecido, pero sí que nos ofrece al menos una situación. Como bien puede ser imaginado, el juego trata de ir en un tren (por aquello de las estaciones) y de ir avanzando por una ciudad infectada de, por llamarlos de alguna manera) zombies, o sino quedáis contento con este término es algo así muy parecido a esos seres. La cuestión es que nosotros debemos huir de este mundo infectado.

analisis The Final Station img 001

Con The Final Station estamos ante un juego bidimensional que ofrece un buen puñado de acción, la misma cantidad de adrenalina, y una obligada exploración. Dicha exploración puede ser suficiente hasta que encontremos un código de cuatro dígitos en cualquier rincón del escenario. El código sirve para poder acceder a la siguiente estación o, lo que es lo mismo, hacia el próximo nivel. Una vez tengamos conseguido este código, podemos poner rumbo de nuevo hacia el tren, y así avanzar. Pero lo que también podemos hacer, y es lo que nosotros os aconsejamos, es seguir peinando el nivel de “pe a pa”, puesto que encontraremos supervivientes, munición, alimentos… y demás objetos de interés y sobre todo de utilidad para poder usar en los niveles. Decir también que la munición escasea, que no es un juego que permita disparar balas como si nada y que los enemigos no serán fáciles de derrotar, sobre todo, algunos en concreto con una habilidad mejor, como por ejemplo la rapidez, y que nos pondrán en un aprieto.

Aprovechamos esta información para decir que The Final Station no es un juego para nada fácil, aunque tampoco es ni difícil ni imposible. Es un juego al que hay que dedicarle su tiempo, en el que tenemos que ir como ya hemos dicho explorando todo y recogiendo toda la información que esté a nuestro alcance, y conozcamos también gracias a las notas el por qué de la situación que vivimos en el propio juego.

analisis The Final Station img 002

Para adentrarnos en el siguiente nivel, cuando se requiera, debemos resolver un pequeño puzle dentro del mismo tren para darle la energía suficiente y la electricidad para que avance por las vías. Un puzle que no tiene la mayor complicación y que será fácil de resolver.

Controlar a nuestro personaje es adaptable al jugador, puesto que no requiere la mayor complicación en cuanto a los botones del teclado ni tampoco hay problema alguno con el sistema de apuntado, el cual se maneja mediante nuestro ratón. Fallar un tiro es más que probable, que sea por culpa de un mal sistema de control, improbable.

Técnicamente, tanto a nivel visual como a nivel sonoro, The Last Station cumple con lo esperado en un juego independiente. Escenarios limitados, con algo de reciclaje, pero que siendo sinceros no necesita mucha variedad. Que si la tiene sí, mejor, pero que no se necesita.

analisis The Final Station img 003

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Poniendo punto y final a este juego titulado The Last Station, lo recomendamos y más en la época que sale, ya que puede hacer que una tarde calurosa y aburrida de verano sea solo calurosa, y que al menos, algo de diversión podamos vivir. Y en cierto punto, es un juego rejugable ya que aunque no varían mucho los escenarios, sí es verdad que a más juguemos, mejor será nuestra puntería y por tanto, menos prisa tendremos de abandonar el nivel.
Facebooktwitter

Deja un comentario