ANÁLISIS: Mirror’s Edge Catalyst

DICE ha contado con el apoyo de Electronics Arts para devolverle a los fans una continuación de una de las sagas que, dictando mucho de las mejores, sí que es una de las más emblemáticas que ha dejado la pasada generación. Hay que adaptarse a la tecnología, sí, y quien anda detrás del juego que hoy vamos a analizar, lo sabe y se ha aplicado el cuento a la hora de trabajar en este Mirror’s Edge Catalyst. Su primer, juego Mirror’s, gustó a una gran cantidad de jugadores, y a otros no tanto. Con la esperanza de querer llamar a más jugadores, y convencerlos, DICE ha hecho un movimiento que no ha sentado del todo bien ni al juego, ni lo más importante quizás, a sus fieles seguidores. Ojo que Mirror’s Edge Catalyst no es un mal juego, pero tampoco es el juego que se esperaba. Analicemos esta nueva aventura de Faith que, como en su primera entrega, quedará en boca de tantos y de tantas opiniones. Aquí la nuestra.

ANÁLISIS

 mirrors-edge-catalyst CAB

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PS4, PC, XONE

VERSIÓN ANALIZADA

PS4

DESARROLLADOR

DICE

DISTRIBUIDOR

ELECTRONICS ARTS

.

.

.

VALORACIÓN

8

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

La historia de Mirror’s Edge Catalyst se narra de una manera más que aceptable y en completo castellano, tanto en voces como con los subtítulos. Decir de ello, que el doblaje tiene pocas pegas por no decir ninguna. La historia viene a contarnos  un poco la vida de Faith, la protagonista, en modo de conversaciones, flahsback con su pasado y el presente en sí. No es una gran historia, pero tampoco nos resultará pesada, aunque un poco simple, quizás sí.

analisis Mirrors Edge Catalyst img 003

La experiencia y madurez que va adquiriendo DICE con el paso de los años y de sus trabajos, no ha cumplido las expectativas esperadas para este juego en concreto. Mirror’s Edge Catalyst vuelve a ser ese juego en primera persona repleto de acción y adrenalina. Y cómo no, Parkour, mucho Parkour.Hasta ahí bien, perfecto si queremos especificar pero con una novedad tan notoria como perjudicial: el mundo abierto. Muchos critican esta nueva generación de consolas como la generación de las remasterizaciones, refritos, remake o como cado uno de los que nos estáis leyendo queráis llamarla; y otros, en cambio, la llaman la generación de los sandbox. Y razón no les falta a estos últimos (ojo, que a los primeros tampoco) y la verdad que tantas entregas, tanto nuevas como franquicias consolidadas, buscan esta nueva forma de juego. Hacer un juego de mundo abierto obliga a aportarle al título nuevas cosas, y quizás es aquí donde ha fallado la gente de DICE. Nos sabe mal, porque Mirror’s Edge Catalyst no debió ser nunca, a nuestra humilde opinión, un juego de mundo abierto. Quienes se quejaron en s u día de que el primer Mirror’s Edge era un juego lineal, están en su debido derecho tanto de opinarlo (porque en cierto punto lo era) como de criticarlo, pero no es a ellos quienes debían haber echado cuenta la desarrolladora. Mirror’s Edge Catalyst debió ser también otro juego lineal, porque es como se le conoció, es como mejor le viene y es como el planteamiento de este jugabilidad mejor encaja.

No nos gusta nombrar juegos diferentes al que estamos analizando siempre y cuando no sea de la misma compañía y menos aún de otra saga, pero vamos a hacer una excepción. ¿Alguien se imagina un The Elder Scroll (clásico) que no sea un mundo abierto? ¿Os imagináis un Silent Hill repleto de luminosidad en todos y cada uno de los escenarios? Cada juego tiene su esencia y una de las que tenía el juego protagonizado por Faith es esa linealidad que presenta, aunque cuente con otras cosas esenciales que no solo las presenta también en esta entrega sino que las mejoras.

analisis Mirrors Edge Catalyst img 002

Que Mirror’s Edge Catalyst sea un juego de mundo abierto le otorga más horas de juego, en misiones secundarias algunas que influyen en la historia como manera aclaratoria y para obtener más información, y otras para ir adquiriendo más experiencia e invertirla luego en mejorar las habilidades de la protagonista. Además de este tipo de misiones, habrá otras que servirán para batir record en los registros online de EA y son muy divertidas y también muy adictivas.

Aclaramos ahora que el mundo abierto no ha destrozado el juego, porque aunque a nuestra manera de ver no es lo que mejor le viene, el juego es disfrutable y lo que han innovado dentro de la propia saga está realmente bien.

Pero lo que sí que nos ha parecido mal ha sido la escasa y nula inteligencia artificial que hace que los combates sean un poco aburridos y simples. Opinamos que Mirror’s Edge Catalyst no es un juego difícil porque esta IA hace que los enemigos sean torpes y no nos pongan casi en ningún momento en un aprieto. Esta ha sido, para nosotros, el gran problema que tiene este Mirror’s Edge Catalyst, porque pese al haber criticado el mundo abierto, insistimos, no lo hace mal por todo lo que aporta.

analisis Mirrors Edge Catalyst img 004

El control del juego sigue siendo exquisito, mejor que en su primera entrega, puesto que fue en su día muy criticado. Por lo que punto para la gente de DICE.

Y algo que va a generar también diversidad de opiniones, es su apartado técnico, en concreto el visual. Lo bueno está en esa estética que lo identifica, con abundancia del blanco, para que no resalten las cosas que no tienen nada que ver con la interacción del jugador, y los colores rojos que nos indica el camino a seguir. Hasta ahí, perfecto. Pero luego el problema viene esos escenarios vacíos, que no se notaba tanto en la primera entrega pero que en esta segunda sí que llama más la atención por ese mundo abierto del que tanto le hemos dedicado tiempo en este análisis. Pocos enemigos, pocos elementos, pocas cosas en un mundo no gigante pero sí grande. Lo que sí que juega un papel importante y que nos ha gustado, la iluminación tanto en los momentos de días como en los de noche. Cambios notorios en los escenarios que iremos viendo pasar y nos irán llamando mucho la atención.

En el apartado sonoro, echamos en falta una mejor banda sonora, llegando a estar en ocasiones sin apenas sonido en la pantalla quitando el de nuestros pasos en carrera y movimiento. En ciertos puntos, se nota mucha soledad, aunque sí es cierto que en los momentos que se precisa, hay una buena música detrás.

analisis Mirrors Edge Catalyst img 001

NUESTRA OPINIÓN FINAL

Mirror’s Edge Catalyst no es un mal juego, dejémoslo claro para quien se ha podido quedar con la duda. Tampoco es el juego que el fan estaba esperando, seamos sinceros. Lo que sí que es Mirror’s Edge Catalyst es un juego aconsejable, que aunque no marque un antes y un después, ni vaya a ser tan reconocido como lo fue su primera entrega, el jugarlo nos hará pasar horas de diversión, de entretenimiento, y de desafío, en varias de las muchas misiones secundarias. Lo recomendamos sí, pero también lo esperábamos mejor.
facebooktwitter

Deja un comentario