ANÁLISIS: Romance of the Three Kingdoms XIII

Muchos os preguntaréis de donde ha salido este Romance of the Three Kingdoms XIII. Y es que es cierto que es una saga, si saga, que es poco conocida por nuestras tierras. Pero os tenemos que decir que estamos hablando de una franquicia que cumple ahora nada más y nada menos que treinta años, trayendo estrategia a todos los amantes de las historias orientales y de la grandes batallas.

Así que tened en cuenta que nos enfrentamos ante un producto con un nicho de seguidores fieles y agradecidos a una Koei Tecmo, que tras trece entregas, sigue manteniendo este Romance a un nivel y frescura qué más quisieran otras franquicias que hayan vivido desde la época de MSX, Amiga o las mismísima NES.

ANÁLISIS

 Romance of the Three Kingdoms XIII cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PS4 – PC

VERSIÓN ANALIZADA

PS4

DESARROLLADOR

KOEI TECMO

DISTRIBUIDOR

KOCH MEDIA

.

.

.

VALORACIÓN

8

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Entrando en vereda… Para el que no sepa la base jugable de este Romance of the Three Kingdoms XIII, hay que aclarale que nos encontramos ante un juego de estrategia por turnos, que nos recordará en muchos momentos a lo que hemos podido ver en los Civilization o Total Wars, es decir, una parte centrada en la parte más económica y política, y por otro lado la parte meramente bélica.

La parte política y de gestión de centra muchísimo en el cargo que elijamos al principio de la partida, ya que de este dependerá la influencia y las posibilidades de gobierno y control que tengamos sobre los diferentes puntos de nuestro reino. Los cuales por cierto no serán pocos, ya que tendremos que centrarnos tanto en la parte de comercio, cultura y gestión de recursos, como por otro lado, en la creación gestión y despliegue de tropas. Así que tomároslo con tranquilidad, y estad muy atentos a los diferentes tutoriales, porque el camino en las primeras horas, como ya os hemos dicho, va a ser muy duro.

analisis Romance of the Three Kingdoms XIII img 002

Como ya os decimos, esos dos puntos bien diferenciados entre gestión y batalla es importante saberlos controlar y diferencias con claridad ya que son dos partes totalmente diferentes entre ellas. En la parte de gestión, más allá de alabar la cantidad de posibilidades que posee, hay que dar un punto a favor al muy buen interface para gestionar que posee, viéndose en el los años de trabajo que lleva ya detrás de él.

En la parte de batalla, ya es otra cosa la que tenemos que centrarnos. Ya que todo será reclutar soldados, el saberlos desplegar, y el saber cómo gestionar los mandos superiores. Y todo en un gran mapeado en forma de tablero donde contralaremos grandes batallones, y  donde el pausado y su respectiva gestión cuando este esté activo, será el punto esencial a tener muy en cuenta. Por cierto, esta posee un toque algo rolero, ya que tendremos que estar muy pendiente de las características de defensa, ataque, e incluso moral, de cada uno de estos grupos de guerreros.

Hay que decir, que es curioso como la finalización de los conflictos y batallas, nos puede llevar por muchos caminos, ya que podremos terminar viéndonos inmiscuidos en capturas de ciudades tras un asedio, pasando por grandes batallas navales, o incluso con la sencilla toma de prisioneros para una posible utilización a nuestro placer.

Respecto a los modos de juego hay que destacar especialmente dos. Por un lado, el modo Heroe, en el que centraremos la historia de nuestras hazañas en unos solos héroes que nos irán llevando por los derroteros del tiempo y de la historia. Y por otro lado el modo campaña, en el que podremos jugar en una partida donde impondremos nuestras características de juego siempre manteniéndose fiel a la clásica historias de estos reinos.

Es cierto que hay un grave problema con el idioma, ya que un juego donde el entendimiento tanta a nivel jugable como histórico depende de texto, puede que termine echando para atrás a mucho jugadores que se quisieran enfrentar a un aprendizaje especialmente engorroso. Eso sí, hay que agradecer en la ediciones de consolas el muy buen trabajo que han realzado con la adaptación del mando al juego, funcionando y siendo controlado con una perfección que pocos juegos de este género han conseguido en consola… ya que la versión PC ni la nombramos en este punto ya que es de imaginar lo bien que se gestiona.

analisis Romance of the Three Kingdoms XIII img 001

Por cierto, a nivel histórico hay que decir que nos encontramos ante un producto complejo, ya que la unificación de China es un punto que a nivel histórico a nosotros se nos sale un poco de nuestros entendimientos culturales generales. Pese a ello, es interesante ver como se nos explica y como se nos da a conocer cada uno de los frentes y sus evoluciones.

A nivel técnico, nos encontramos con un producto que no destaca especialmente a nivel visual, y es que siendo un juego de estrategia el cual tampoco lo requiere en demasía, solo siendo destacable algunos momentos cinemáticos que posee una muy buena calidad.

Por otro lado, la parte sonora es bastante notoria, ya que además de una buena banda sonora, hay que destacar lo potente del sonido de batalla que nos acompañará en ciertos momentos del juego. La única pega es la parte del idioma, como ya os hemos dicho anteriormente, destacando que la parte de voces se pueden poner en inglés y japonés… y con esos dichosos textos en ingles bastante duro.

NUESTRA OPINIÓN FINAL

En definitiva. Nos hemos quedamos muy sorprendidos con este Romance of the Three Kingdoms XIII; tanto por su depurada gestión, por buen acabado, como por su buen funcionamiento. Por desgracia, este será lastrado por dos puntos… el idioma, y la dureza en el aprendizaje que este posee. Eso si, sois capaces de superar esos problemas os aseguramos que os vais a encontrar ante un muy buen juego de estrategia que os meterá de lleno en una trama de lo más interesante.
Facebooktwitter

Deja un comentario