ANÁLISIS: Bound

Que confuso a la vez de bello se está volviendo el mundo de los videojuegos. Y es que comienza a saber sobradamente como utilizar su leguaje, cosa que a muchos aún le resultará algo fuera de lugar. Por ella, el juego que nos traemos entre manos hoy, ha de ser tratado con esos términos por delante de cualquier otro adjetivo o pensamiento.

Y es que describir experiencias es algo que nos encanta, pero sabemos sobradamente que es algo muy personal. Es algo que depende mucho tanto del momento mental del jugador, como de la capacidad de observación y absorción de todo lo que nos rodea durante la experiencia. Así que entenderemos que haya compañeros de la prensa que vean o no vean por el mismo prisma que lo hemos hecho nosotros, y este Bound cambie totalmente su opinión. Así que jugadlo e interpretadlo ya que más allá de particularidades generalistas, el resto del juego solo lo podréis sentir y disfrutar vosotros con vuestro yo.

ANÁLISIS

Bound Cab

.

VERSIÓN DISPONIBLE

PS4

VERSIÓN ANALIZADA

PS4

DESARROLLADOR

PLASTIC REALITY

DISTRIBUIDOR

SONY

.

.

.

VALORACIÓN

8

NUESTRA FORMA DE VALORAR LOS JUEGOS

Entrando en el turrón del asunto, lo primero de lo que tenemos que hablaros es de la parte narrativa de Bound. Lo cual, sin lugar a duda es uno de los grandes puntos a comentar del juego. Lo primero es decir que es de esas experiencias que son capaces de trasmitir sin decirnos ni la más mínima palabra. Todo es visual y sonoro. Y cada detalle que aparece en pantalla es capaz de evocarnos algo que tiene una interrelación directa con esta preciosa a la vez que tristísima historia.

Y es que no queremos entrar demasiado en ella, especialmente por la importancia de vivir la experiencia, ya que el más mínimo destripe conlleva una pérdida de muchas sensaciones. Solo deciros que esta creará una preciosa metáfora entre dos mundos, mediante los cuales nos irá contando los devenires de una familia tanto para bien como especialmente para mal. Así que estad atentos a cada segundo de este juego, porque será necesario tener puesto todos nuestros sentidos para llegar a un final que nos sorprenderá.

analisis Bound img 001

Pasando a la parte jugable, hay que decir que principalmente el juego nos lleva a un precioso paseo, que entremezclara de forma muy simple a la vez que bella, un juego de plataformas y de exploración. Donde el disfrute de ver cada rincón de todo lo que nos rodea es el principal concepto jugable.

Un juego que verdaderamente no resulta ningún desafío  para el jugador, y es que incluso morir (que no lo haremos mucho) es especialmente bonito. Y es que para más inri no hay ni enemigos propiamente dicho, solo habrá objetos molestos que nos ralentizarán y molestarán en los saltos, pero no será un problema quitárnoslo de encima.

Cuando os hemos comentado que hay exploración, es cierto que existe, aunque cuando juguéis os parezca que nos hemos quedado con vosotros. Y es que el juego nos propone en muchos casos caminos alternativos que verdaderamente será difíciles de encontrar tras un escenario con tanta vida y la vez de simple. Así que una segunda vuelta, además de por alguna que otra decisión, seria interesante.

Por cierto, deciros que nos encontraremos con unos sencillísimos puzles de escenario, donde la pulsación de interruptores será el mero fin de ellos. Muchas veces nos pensamos que si es necesario introducir puzles para darle ese toque inteligente al juego, pero es que para esto, mejor nada.

analisis Bound img 002

En cuanto a mecánica jugable y el control; deciros que nuestro personaje basará todo en su movilidad, la cual la han sacado directamente de la danza clásica. Cosa que hará que todos y cada uno de los movimientos que este realice tenga esa connotación, la cual por cierto no influye en el juego, pero que le da un toque totalmente especial. Por ello, el control, aunque parezca que vaya a ser distinto, nos hemos encontrado que el de cualquier otro juego, eso sí, en este caso bastante suave y preciso en la mayoría de los casos.

Y es que podremos salta, correr, dar volteretas… e incluso podremos utilizar unas cintas de gimnasia artística que nos servirán como protección de los ya nombrados molestos “enemigos”.

Por cierto, os tenemos que criticar varios puntos. Por un lado, el que a lo largo de las pocas horas que dura la aventura nos encontremos que se nos está volviendo monótona, y es que impresiona en los momentos iniciales, pero te acostumbras a ellas con una facilidad pasmosa. Y por otro lado, que habrá momentos algo confuso a la hora del plataformeo e incluso de la exploración, ya que el color homogéneo del mundo que nos rodea podrá ponernos en algún apuro.

Como punto curioso, deciros que una vez terminado el juego, desbloquearemos un curioso modo Speedroom, donde podremos e intentaremos recorrer las diferentes fases en el menor tiempo posible. Cosas que nos ha sorprendido en un juego que es tan de disfrute y tranquilidad… pero bueno… será por meter modos de juego. Además, a este final se le añade la posibilidad de jugar de nuevo la aventura con una serie de filtros visuales, que poco más aportan que esa parte estética.

analisis Bound img 003

Entramos sin lugar a duda, en uno de los puntos más importantes del juego, y este no es otro que su apartado visual y sonoro. Sobre los cuales se sustenta casi todo el poderío del juego.

Lo primero de lo que os queremos hablar es del impresionante apartado artístico del juego. Un apartado visual minimalista, con un increíble trabajo de partículas y de fluidos, a lo que hay que unirle una iluminación que tampoco desmerece al resto. Además, el diseño visual de escenarios es una autentica gozada, y nos por su color tan puro que puede llegar a confundir, si no por su vida que tiene, es decir, todo se mueve a nuestro paso, todo se deforma a nuestro caminar, y todo da esa sensación de que nos siente que pocas veces hemos vivido en un juego.

Por cierto, dejamos a parte como mención especial, las impresionantes animaciones de nuestra protagonista. Una autentica gozada verla moverse cual bailarina pese a cual sea la situación que nos rodee.

Por otro lado, también hay que quitarse el sombrero ante la parte sonora del Bound. Destacamos por un lado la preciosa banda sonora a piano, que se implementa a la perfección con cada uno de nuestros movimientos y de lo que nos rodea. Un por otro lado, el muy buen trabajo realizado con el sonido ambiente, y esos silencios que tanto nos inquietarán. Un trabajazo que solo nos queda alabar.

analisis Bound img 004

NUESTRA OPINIÓN FINAL

En definitiva, solo nos queda da la enhorabuena por el increíble trabajo que han realizado la gente de Plastic Reality, junto a Sony Santa Mónica. Un juego que vive de su narrativa made in videojuegos, vive de su apartado visual-artístico, de su ambientación y música, pero ante todo vive de la belleza que nos rodeará desde que tomemos el mando en el primer segundo, y es que si tuviésemos que definir este Bound con un adjetivo justamente seria Bello en todos los sentidos.Un juego para aquellos que quieren ir un poco más allá, que pese a que tiene fallos, es capaz de borrar esos fallos a bases de amor y belleza. Por ello os lo recomendamos si sois gente de mente abierta y de corazón puro, ya que sabemos que lo vais a disfrutar.
Facebooktwitter

Deja un comentario